Prostitución Política del Estado (Revista OH, LT, 2016)

base_imageNuevamente, el poder central pretende modificar -abrir, le llama- la Constitución Política del Estado. La apertura daría lugar a que -otra vez- se ponga en (millonaria) consulta popular la modificación de algún artículo (¿o del mismo Art. 168?) que habilite la reelección del binomio Evo-Álvaro.

Hace tres meses, solo tres meses, la mayoría de los bolivianos le dijo no a la modificación de la Constitución y con ello no a la posibilidad de una reelección de Evo-Álvaro. En aquel entonces, el presidente Morales dijo que si el pueblo boliviano se manifestaba con un no, él, calladito se iría a su casa. ¡Mentira! El pueblo dijo no y Evo insiste en ser reelegido para lo cual, al parecer, apelará a sus abogados metedores y al bolsillo del ciudadano para dibujar una nueva salida prostitucional que lo habilite porque dice, y dicen sus correligionarios, que la oposición jugó sucio y manipuló la aspiración del pueblo boliviano.

La Constitución Política del Estado ya no es la pretendida señora que decía ser aunque fuera parida de forma clandestina y con fórceps. Su propio padre la ha prostituido para su beneficio. Hoy es una damita de compañía a quien le abren las piernas para satisfacer la necesidad de poder del mandatario que nos dijo e insistió que gobernaba escuchando al pueblo. ¿Otra mentira? Seguir leyendo “Prostitución Política del Estado (Revista OH, LT, 2016)”

Lo fundamental versus Gabriela Zapata (revista OH, LT, 2016)

gabriela-zapata-en-una-imagen-de-archivo¿Por qué perdió el continuismo de la dupla Evo-Álvaro el 21 de febrero pasado? Unos dicen que fue consecuencia de un gobierno desgastado por la corrupción, el abuso de poder, el discurso vacío, el derroche de dinero en populismo, el entorno oportunista del Presidente y un largo etcétera de hechos reñidos con la lógica y la moral. Otros aseguran que Evo perdió porque 12 tuiteros, feisbukeros y posiblemente algún youtuber importados del imperio norteamericano (valga la aclaración dada la interacción de imperios) contratados para hacer guerra sucia en las redes sociales pusieron en el escenario no tan virtual a Gabriela Zapata, protagonista de una picante y exitosísima serie nacional.

Los hechos anteriores y posteriores al 21 de febrero, me llevan a confirmar que la dupla perdió el Referéndum porque al portador del voto decisivo, le emputó enterarse que el -hasta ese momento intachable Presidente- nos hubiera escondido un supuesto hijo con una señorita considerada “bien” para “el indio”. Tal fue el impacto del biotipo Zapata que las peluquerías han adquirido solvencia en el preparado del tinte de la apenas “cara conocida” que, según la mitad de la comisión investigadora, no es culpable de ningún tráfico de influencias ni incluso conociendo –todos- que la mujer se paseó durante años como Pedro en su casa por ambientes de Palacio de Gobierno, de la Vicepresidencia y de otros Ministerios de Estado. Seguir leyendo “Lo fundamental versus Gabriela Zapata (revista OH, LT, 2016)”

Evo-CAMCE-Zapata y el proceso de cambio

El MAS se cae por sus mentiras y sus actos de corrupción. Se cae porque no supo dejar de subestimarnos, porque no dejó de tratarnos como a una masa de “ignoritos” con amenazas de psicología barata mientras sus bases se empoderaban en el Business Center del Estado Plurinacional de Bolivia

El caso Evo-CAMCE-Zapata y el esfuerzo fallido por tratar de tapar la verdad por parte de Ministros, voceros y Fiscal, ha puesto en evidencia algo que los bolivianos no sabíamos cómo expresar pero que desde hace tiempo sentimos: el que se nos considere una bola de tontos e ignorantes.

Los agravios –en estos diez años de gestión- han sido muchos. La lista se inicia con algo que en su momento sonó convincente pero que hoy, y solo gracias a las acciones del propio MAS, nos suena a puro eslogan “marketero”: el mentado proceso de cambio. ¿Qué se esperaba que cambie? ¿El camino de tierra por el de asfalto? ¿El bono A por el bono B fraccionado en 12? ¿La corrupción puesta en un banco del caribe por la corrupción puesta en una planta que opera al 15% de su capacidad? ¿Los contratos gringos por los contratos chinos con plata nacional? ¿La ley 1565 por la ley 070 sin reglamentación y norte? ¿La ausencia de ley por 879 leyes que no se respetan? ¿El insulto de un k`ara por el de un indígena? Seguir leyendo “Evo-CAMCE-Zapata y el proceso de cambio”

“El Evo perdió por culpa del feis”

Las Redes Sociales son incapaces de algo sin el empute de quienes le dan vida. Entonces, lo que el gobierno debería asumir es el empute que transmitieron las Redes.

El imperio, el colonialismo, los partidos tradicionales, la oposición, la Iglesia, la media luna, el separatismo, los chilenos y el Mesa, el Petardo, los de derecha, y ahora las Redes Sociales son parte –a veces cada uno a su turno; a veces todos juntos- del discurso que emplea el oficialismo para tratar de ocultar sus debilidades y falencias, sus errores e incluso -por supuesto- sus derrotas.

Espero que sea una estrategia de retórica política porque si le mienten al Presidente y él se lo cree, sería asunto muy triste y preocupante. Es que a momentos uno no sabe qué creer: o es o se hace. Quiero pensar que se hace.

No dudo, sin embargo, que sus colaboradores se esmeran por disimular la realidad con altas dosis de culpa ajena pues asumir los propios errores es vergonzoso y no político, aunque, irónicamente, sea lo políticamente correcto pues la gente, la sociedad, el pueblo desea honestidad.

El MAS perdió el Referéndum y bien perdido, aunque algunos entusiastas insisten en que fue apenas por un estúpido e insignificante 2% como si fuera poco, incluso nada, cuando en la práctica ese 2% es suficiente.

Ese 2% aún mantiene en “estado de ebriedad política” a las máximas autoridades. Los Ministros que estaban guardados en el cajón han salido furiosos a regar maldad; los Ministros a quienes se les reconocía su admirable capacidad de autocontrol y negociación ahora disparan bravura, se incomodan y se van; los exministros empleados como voceros por su discurso anti imperialista han desaparecido junto a Diputadas efusivas y desagradables (les debe estar costando sacarse el rabo de entre las piernas); el Vice sigue con su maña de manipular e insultar la inteligencia del pueblo con su típico discurso del miedo (que la luna, que el sol, que sus casas, que los malos y los buenos), y el Presidente, como siempre, alejado del despelote, aunque esta vez y como nunca, sea él el principal responsable.

Ese absurdo 2% los tiene muy confundidos, tanto que han culpado a las Redes Sociales una vez más en el marco de ese discurso insultante que descalifica, minimiza, subestima y atenta contra la capacidad cognitiva de los bolivianos.

Alguien me decía (por supuesto en tono de broma y siguiendo la corriente del discurso oficialista) que “Evo perdió por culpa del feis”.  ¿Quién podría creer esto de verdad?

Desde el accionar político tradicional, lo más decente que pudo decirnos el gobierno es que perdieron por culpa de las Redes Sociales. Es que claro, sería indigno aceptar que la derrota se debió al rechazo a su más patético error político: querer atornillarse al poder, amén de los actos de corrupción que no son moco de pavo. Sería un auto atentado político, un suicidio partidario reconocer la verdad. Las redes, las redes sociales fueron las hijas del mal.

La pregunta es hasta qué punto lo reconocen, quiénes lo reconocen, dónde lo reconocen, cuánto lo reconocen, y lo fundamental, para qué deberían reconocerlo.

Qué no daría por escuchar una reunión de gabinete, una charlita entre Morales y Linera; entre Quintana y Romero, entre Ferreira y Moldiz, entre el Gringo Gonzales y la diputada Montaño, entre… Evo y el espejo.  ¿Fueron las Redes de verdad?  ¿De veritas lo creen?

Las Redes Sociales son incapaces de algo sin el empute de quienes le dan vida. Entonces, lo que el gobierno debería asumir y reflexionar es el empute que transmitieron las Redes que solo son el medio, y el medio jamás tendrá el poder sin el emisor y sin el mensaje que construye el emisor.

Espero sinceramente que el gobierno tenga la capacidad de auto sincerarse, no tanto por un acto de moralidad, sino, sobre todo, por un acto de respeto al pueblo boliviano. Díganle la verdad al Presidente, díganse la verdad y actúen en consecuencia; de lo contrario, ese insignificante, benigno, estúpido y apretado 2% (que los ha puesto a temblar), no hará otra cosa que ir en ascenso… con Redes o sin ellas.

Conclusiones indisciplinadas del Referéndum (Los Tiempos, 2016)

56c7c4ac9c261

No me extraña que el resultado del Referéndum para el Movimiento al Socialismo haya tenido como conclusión fundamental un proyecto de ley que intente regular las redes sociales a propósito de la “guerra sucia” desplegada en ellas que, de acuerdo a la lectura del gobierno, promovió el triunfo del NO. A ello, se suman -en palabras del propio Presidente Evo- los periodistas indisciplinados, los medios de comunicación de “derecha” y las empresas encuestadoras que se adelantaron a los hechos.

Y digo que no me parece extraordinaria la síntesis porque –ya lo manifesté en una columna anterior- el nivel de argumentos y debate de las campañas tanto de la oposición (como si fuera una sola) como del oficialismo (que sí es uno solo) ha dejado mucho que desear.

Evo culpa al Facebook, sin embargo, si el Referéndum lo habría ganado el SI ¿las redes sociales serían el “basurero” que son? ¿Si el resultado habría favorecido a Evo ¿las redes sociales estarían hoy en el ojo de la tormenta siendo defenestradas por nada menos que los dirigentes cocaleros quienes impulsan una ley para regularlas? Si las redes sociales son el demonio ¿por qué fueron utilizadas por el propio gobierno y sus jefes de campaña que posteaban y tuiteaban todo el tiempo? ¿Es que lo que ellos subieron a las redes fue digno y lo que subió la oposición no? El gobierno quiere controlar lo que se constituye una amenaza a sus intereses. Seguir leyendo “Conclusiones indisciplinadas del Referéndum (Los Tiempos, 2016)”

El Referendo de la vergüenza

Ante la crisis que atraviesa la administración de justicia en Bolivia y que no ha encontrado solución con la elección de los Magistrados en 2011 (cuestión que fue reconocida, incluso, por el Presidente y Vicepresidente), ahora Evo Morales propone un referendo para recoger la opinión de los bolivianos en relación a si los magistrados deben irse a sus casas o no.

!Demasiado cuero! Cuero duro y resistente la de nuestras autoridades que insisten en querer “democratizar” un asunto donde el ciudadano nunca debió participar y menos en las condiciones en las que lo hizo: Recordemos que para las elecciones de 2011 se prohibió que los candidatos se dieran a conocer, entonces, los electores votamos por perfectos desconocidos. Seguir leyendo “El Referendo de la vergüenza”