Tecnología del enfrentamiento, una opción coherente (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 6)

21 de febrero de 2016. El Vicepresidente anuncia un empate técnico. Al día siguiente, ante la inesperada derrota, el MAS encuentra culpables: Las Redes Sociales. El propio Presidente habla de “guerra sucia” en su contra a través de Facebook y Twitter. Líderes cocaleros anuncian un proyecto de Ley para normar -en nombre de la educación y el respeto a la democracia- el uso de estas redes.

7 semanas después del Referéndum, Álvaro García Linera crea una repartición de Estado dependiente del Ministerio de Comunicación que se dedicaría al flujo de información entre gobierno y sociedad civil mediante las Redes Sociales: Debemos “normar las cuentas anónimas”, dice el oficialismo.  Sí, el gobierno considera que es necesario destinar más de siete millones de bolivianos/año del TGN al financiamiento de la Dirección General de Redes Sociales para “desarrollar estrategias de difusión, consulta e interacción del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia con las cibercomunidades”. Seguir leyendo “Tecnología del enfrentamiento, una opción coherente (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 6)”

Anuncios

Periodismo, gobierno y nosotros

operiodismo-digitalHoy, un amigo historiador me pide que le mande el cuestionario por Facebook o whatsApp, “ya no por el mail porque ni lo uso”. La anterior semana, un colega comunicador me señaló lo mismo. El fin de semana, el plomero me dice que le envíe una foto de los grifos y demás para asegurarse de no ir en vano a instalar una lavadora; y mi hijo no quiere saber de TV cable ni de línea telefónica fija…¿para qué? me dice.

Una antropóloga peruana y una abogada chuquisaqueña me dicen que las entreviste por Skype…yo hasta ahora analizo la posibilidad.

Es que claro, ante todo esto, nosotros los periodistas salidos de la universidad el siglo pasado y los nuevos que salen este incluso, seguimos con el chip antiguo; para muestra dos botones: Hoy el contacto nacional de una cadena de TV boliviana, presentó como noticia un hecho que no solo habla de un periodismo mediocre, miope, atrevido de malo, sino de las taras que tenemos respecto a las capacidades de los varones: “Un policía cambió los pañales de una beba cuya madre estaba ebria”.  ¿Cómo es posible que este hecho sea motivo de noticia? La periodista olvidó informar sobre la situación de la madre, sobre el futuro de la menor, sobre el paradero del padre, también olvidó mencionar cifras, estadísticas y contextualizar el hecho, y tampoco dejó un mensajito ni moralista, ni nada!!! No, la noticia fue que el efectivo policial cambió los pañales de la beba mostrándolo como héroe, como cosa rara, como fenómeno, como un individuo extraordinario que fue capaz de limpiar el poto de un bebé y cambiarle el pañal. Vaya acto de heroísmo digno de destacar en la televisión nacional (¿tan mal estamos?)….claro, los hombres y en especial los policías “son tan hijos de puta e inútiles” que para una periodista, su jefe de noticias y el de prensa, resulta todo un acto de heroísmo que cambie los pañales de una beba abandonada prácticamente por la madre y el padre. ¿Qué será de esa menor? ¡Pero acaso importa! …un policía le cambió los pañales y punto. Seguir leyendo “Periodismo, gobierno y nosotros”

De sentencias, responsabilidades y espejos

A ellas les pido que se concentren 10 segundos en su vagina, que la sientan y adviertan la conexión que existe con su ser, que sientan la puta relación que hay entre su sexo y su corazón, y que a partir de ello, sean capaces de asegurar que son más damas que aquellas mujeres a las que hoy están sentenciando. Les deseo suerte en ese descubrimiento.

La falta de cultura del pueblo boliviano en el manejo de la palabra y la opinión en las redes sociales, ha revelado algunas (varias) debilidades que competen a la ética y a la moral, y se han hecho plausibles (real, que admite aprobación) en ámbitos transversales siendo el de género el más castigado.

A esta falta de cultura digital, se ha sumado el enojo de la mayoría de la población por los últimos acontecimientos que comprometen a las responsabilidades de Estado del primer mandatario (hechos de amplio conocimiento de la opinión pública) que están reñidos con el convenio moral establecido y que –lamentablemente- involucran a una mujer.

La reacción de rechazo a estos hechos de corrupción y de falta de moral, se ha visto fortalecida por los propios colaboradores del Presidente: ministros y ministras, asesores, fiscales y el propio Vicepresidente han profundizado la crisis (de credibilidad del Presidente) con declaraciones y afirmaciones contradictorias y de poco peso lógico.

Este acontecimiento político y -como señalé, la falta de cultura digital de los bolivianos- ha construido un escenario virtual agresivo, abusivo, maleducado, irrespetuoso y vulgar cuya principal víctima es la expareja del Presidente; pero no solo ella, se ha sumado al drama de sanciones y castigo social, el hijo que tendrían ambos y otra mujer a quien –como a la primera- han deshecho civil y jurídicamente. Seguir leyendo “De sentencias, responsabilidades y espejos”

“El Evo perdió por culpa del feis”

Las Redes Sociales son incapaces de algo sin el empute de quienes le dan vida. Entonces, lo que el gobierno debería asumir es el empute que transmitieron las Redes.

El imperio, el colonialismo, los partidos tradicionales, la oposición, la Iglesia, la media luna, el separatismo, los chilenos y el Mesa, el Petardo, los de derecha, y ahora las Redes Sociales son parte –a veces cada uno a su turno; a veces todos juntos- del discurso que emplea el oficialismo para tratar de ocultar sus debilidades y falencias, sus errores e incluso -por supuesto- sus derrotas.

Espero que sea una estrategia de retórica política porque si le mienten al Presidente y él se lo cree, sería asunto muy triste y preocupante. Es que a momentos uno no sabe qué creer: o es o se hace. Quiero pensar que se hace.

No dudo, sin embargo, que sus colaboradores se esmeran por disimular la realidad con altas dosis de culpa ajena pues asumir los propios errores es vergonzoso y no político, aunque, irónicamente, sea lo políticamente correcto pues la gente, la sociedad, el pueblo desea honestidad.

El MAS perdió el Referéndum y bien perdido, aunque algunos entusiastas insisten en que fue apenas por un estúpido e insignificante 2% como si fuera poco, incluso nada, cuando en la práctica ese 2% es suficiente.

Ese 2% aún mantiene en “estado de ebriedad política” a las máximas autoridades. Los Ministros que estaban guardados en el cajón han salido furiosos a regar maldad; los Ministros a quienes se les reconocía su admirable capacidad de autocontrol y negociación ahora disparan bravura, se incomodan y se van; los exministros empleados como voceros por su discurso anti imperialista han desaparecido junto a Diputadas efusivas y desagradables (les debe estar costando sacarse el rabo de entre las piernas); el Vice sigue con su maña de manipular e insultar la inteligencia del pueblo con su típico discurso del miedo (que la luna, que el sol, que sus casas, que los malos y los buenos), y el Presidente, como siempre, alejado del despelote, aunque esta vez y como nunca, sea él el principal responsable.

Ese absurdo 2% los tiene muy confundidos, tanto que han culpado a las Redes Sociales una vez más en el marco de ese discurso insultante que descalifica, minimiza, subestima y atenta contra la capacidad cognitiva de los bolivianos.

Alguien me decía (por supuesto en tono de broma y siguiendo la corriente del discurso oficialista) que “Evo perdió por culpa del feis”.  ¿Quién podría creer esto de verdad?

Desde el accionar político tradicional, lo más decente que pudo decirnos el gobierno es que perdieron por culpa de las Redes Sociales. Es que claro, sería indigno aceptar que la derrota se debió al rechazo a su más patético error político: querer atornillarse al poder, amén de los actos de corrupción que no son moco de pavo. Sería un auto atentado político, un suicidio partidario reconocer la verdad. Las redes, las redes sociales fueron las hijas del mal.

La pregunta es hasta qué punto lo reconocen, quiénes lo reconocen, dónde lo reconocen, cuánto lo reconocen, y lo fundamental, para qué deberían reconocerlo.

Qué no daría por escuchar una reunión de gabinete, una charlita entre Morales y Linera; entre Quintana y Romero, entre Ferreira y Moldiz, entre el Gringo Gonzales y la diputada Montaño, entre… Evo y el espejo.  ¿Fueron las Redes de verdad?  ¿De veritas lo creen?

Las Redes Sociales son incapaces de algo sin el empute de quienes le dan vida. Entonces, lo que el gobierno debería asumir y reflexionar es el empute que transmitieron las Redes que solo son el medio, y el medio jamás tendrá el poder sin el emisor y sin el mensaje que construye el emisor.

Espero sinceramente que el gobierno tenga la capacidad de auto sincerarse, no tanto por un acto de moralidad, sino, sobre todo, por un acto de respeto al pueblo boliviano. Díganle la verdad al Presidente, díganse la verdad y actúen en consecuencia; de lo contrario, ese insignificante, benigno, estúpido y apretado 2% (que los ha puesto a temblar), no hará otra cosa que ir en ascenso… con Redes o sin ellas.

Revolución maldita. El dios Khronos y las Redes Sociales

La Redes Sociales no han necesitado de reflexiones teóricas para distribuir de manera equitativa el poder de la comunicación…lo han hecho y ya.  Puro acto, puro pragmatismo, pura genialidad.

tendencias-social-media-2014-496x365Esto podría constituirse en la explicación más concreta de Conclusiones Indisciplinadas del Referéndum, de la confusión de los gobernantes post resultados y de la interpretación de mi párrafo suicida.

Antes que continúe ¿qué hora es? No veo un reloj en su muñeca, ni en la mía. De los cinco que vivimos en esta casa, solo uno lo lleva…trae pañuelo también, clásico el hombre, a la antigua.

Los relojes se usan cada vez menos, ese es el problema de la generación que intenta producir la noticia, acostumbrada a llevar el clásico reloj en la muñeca cuando el mundo de hoy se relaciona de manera distinta con el dios Khronos.

Las redes sociales han tumbado un par de dictadores y han paralizado algunos intentos de eternización del poder…el poder, pasajero o eterno, ya no lo deciden cuatro tipos, ni diez noticiarios, ni 50 radios. Absurda inversión la de los gobiernos arrechos de poder, mala inversión. La comunicación hoy se ejerce gratis señores, como prostituta sin tarifario, como amante crónica, como hombre a punto de caducar…entérese. Seguir leyendo “Revolución maldita. El dios Khronos y las Redes Sociales”

Conclusiones indisciplinadas del Referéndum (Los Tiempos, 2016)

56c7c4ac9c261

No me extraña que el resultado del Referéndum para el Movimiento al Socialismo haya tenido como conclusión fundamental un proyecto de ley que intente regular las redes sociales a propósito de la “guerra sucia” desplegada en ellas que, de acuerdo a la lectura del gobierno, promovió el triunfo del NO. A ello, se suman -en palabras del propio Presidente Evo- los periodistas indisciplinados, los medios de comunicación de “derecha” y las empresas encuestadoras que se adelantaron a los hechos.

Y digo que no me parece extraordinaria la síntesis porque –ya lo manifesté en una columna anterior- el nivel de argumentos y debate de las campañas tanto de la oposición (como si fuera una sola) como del oficialismo (que sí es uno solo) ha dejado mucho que desear.

Evo culpa al Facebook, sin embargo, si el Referéndum lo habría ganado el SI ¿las redes sociales serían el “basurero” que son? ¿Si el resultado habría favorecido a Evo ¿las redes sociales estarían hoy en el ojo de la tormenta siendo defenestradas por nada menos que los dirigentes cocaleros quienes impulsan una ley para regularlas? Si las redes sociales son el demonio ¿por qué fueron utilizadas por el propio gobierno y sus jefes de campaña que posteaban y tuiteaban todo el tiempo? ¿Es que lo que ellos subieron a las redes fue digno y lo que subió la oposición no? El gobierno quiere controlar lo que se constituye una amenaza a sus intereses. Seguir leyendo “Conclusiones indisciplinadas del Referéndum (Los Tiempos, 2016)”

La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)

que-es-democracia

Trataré de ser lo menos subjetiva posible, y haré mi mejor esfuerzo para no caerme de la cuerda de la imparcialidad. Difícil de creer en estos tiempos en los que los llamados a actuar como perfectos equilibristas se han convertido en clarividentes, magos, detectives, acusadores, jueces, inventores, creativos…payasos.

Va a ser realmente necesario, importante y útil que desde el lunes, los docentes de las carreras de Comunicación Social y Periodismo se tomen su tiempo para introducir en sus planes de clase, ejemplos de lo ocurrido con el fenómeno comunicacional del Referéndum.

La fiesta democrática (como los periodistas suelen llamar a cualquier proceso  electoral) del Referéndum, se ha convertido en términos comunicacionales, en una joda de proporciones mayúsculas donde ha habido exceso de bebida, música ensordecedora, algunos coletes, varios ebrios descontrolados y muchos sobrios peligrosos y malintencionados. Seguir leyendo “La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)”