Mujeres en alianza de género, una necesidad

Mónica Novillo en su columna de opinión de OPINIÓN del pasado 14, escribe sobre el día de Comadres.

Es muy normal que con Mónica, compañera de curso en la Cato, no coincidamos en muchos aspectos, pero yo diría que eso no nos “mata” a ninguna de las dos, es mas, nos hace más amigas que enemigas.  En su columna Comadres libres y seguras, Novillo dice muchas verdades…con algunas no concuerdo porque de entradita nomás, Comadres es una fiesta que a mí no me agrada, pero con la esencia de la nota sí coincido.

La autora del texto menciona que Comadres es utilizada como “válvula de escape, las mujeres en Comadres canalizamos y liberamos energía, olvidamos el control y la represión, somos quienes somos porque ejercemos libertad, bebemos, bailamos, pero no lejos de la mirada vigía…”.

Esto que dice Mónica N. es terrible en sí mismo. Terrible porque la farra es grande, exactamente del mismo tamaño de la represión que las mujeres llevamos encima por no poder hacer lo que queremos hacer y que ese día, por alguna razón, sí estamos autorizadas a hacer. Es decir, este comportamiento es un medidor de cuánto el sistema patriarcal y machista nos prohíbe e impone, y es eso lo que nos debe preocupar. El debate, por supuesto, no está en relación al día de Comadres, a sus excesos y consecuencias; lo que nos debe llamar a la reflexión es aquello que el sistema patriarcal y machista nos impone el resto del año y que no necesariamente pasa por prohibirnos embriagarnos, sino, hacernos respetar en nuestros derechos más elementales. Seguir leyendo “Mujeres en alianza de género, una necesidad”

Yo También (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.38)

D3S_7989mandar

Tenía 7 u 8 años. Él era casi un anciano, vecino de la cuadra. Ganó mi confianza con dulces. Me llevó a su cocina, me sentó sobre una pequeña mesa y me tocó más de la cuenta…me marcó para siempre. No me gusta recordar esa parte de mi vida pero es imposible olvidarla.

He decidido sumarme a la campaña que se desarrolla en redes sociales denominada #metoo (yo también) convocada por la actriz Alyssa Milano contra el acoso sexual a propósito de las denuncias que pesan sobre el productor de cine Harvey Weinstein. Milano invitó a las mujeres en redes sociales a denunciar el acoso sexual a fin de discutir esta problemática social que afecta a niñas, jóvenes y mujeres adultas de todo el mundo.

No recuerdo cómo salí de esa casa. Llegué a la mía y me escondí en el baño para poder llorar hasta que mi mamá llegara.

Seguir leyendo “Yo También (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.38)”

Cuando el Estado institucionaliza y legaliza el machismo (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.27)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEn una prestigiosa estación de radio de alcance nacional se difunde un mensaje bajo el título Despenaliza mi decisión. La historia es contada a través de la voz afligida de una mujer que, en tono de complicidad culposa, le cuenta a la amiga que cuando el marido llega siempre quiere estar con ella y que esta vez está preocupada porque no le baja su regla. La amiga le da algo de tomar y la mujer, que parece estar embaraza, tiene sangrados con coágulos que luego entierra para estar bien con la pachamama; decisión que toma por ella y sus hijitos, narra el guión.

Vamos por partes. Llega el marido que vive lejos y toma a su esposa para tener sexo aunque ella no lo desea. El “pobre” hombre que está solo se encuentra en modo  “excitado y necesitado” de su mujer a quien hace suya sin importarle que su acto traiga más hijos que criar… o  abortar. Seguir leyendo “Cuando el Estado institucionaliza y legaliza el machismo (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.27)”

¿Será la forma? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.16)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyDebo confesar que además de preocupación, el mensaje en contra del género masculino que se amplifica cada vez con mayor fuerza desde las páginas y muros de los colectivos feministas, me provoca una profunda angustia.

Es cierto. No hay día en que los medios de comunicación informen sobre niñas, adolescentes y mujeres adultas víctimas de violencia machista; las violaciones, incluso a infantes, son noticia diaria; los feminicidios también ocupan un espacio cotidiano en la agenda periodística. Esta realidad que golpea el alma, es inocultable y debe ser expuesta como un problema social público; ya no se trata pues de casos aislados protagonizados por individuos con alguna patología clínica extraordinaria; la recurrencia de los hechos hace pensar que estamos ante un fenómeno acaso “común”, “normal”, “familiar”.  La violencia de género en Bolivia es más que delicada y merece la atención de las instituciones del Estado. Seguir leyendo “¿Será la forma? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.16)”

El aborto, un debate machista y egoísta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyNo es extraño que las diferentes reflexiones sobre el aborto dejen sola a la mujer; la mujer sola con su cuerpo, su salud, su vida y su decisión. El debate excluye al varón protagonista y responsable de ese embarazo; excluye al médico que en un cuartucho y por unos pesos le práctica el aborto; excluye a la familia que, muy extrañada y abatida, le niega apoyo; excluye a la Iglesia cuyos sermones satanizan su sexualidad; excluye a la escuela conservadora y obsoleta que le niega educación sexual; excluye al sistema de salud incapaz de practicar una medicina preventiva; excluye a la amistad que se hace a la desentendida; y excluye a la sociedad que con todos sus prejuicios castiga a esa mujer.

Quienes debaten el aborto, unos a favor y otros en contra, asumen esta práctica como un asunto que solo incumbe a la mujer; a esa mujer que -muy dueña de su cuerpo y sus decisiones- está absolutamente sola.

El debate del aborto es, contradictoriamente a lo que se “vende”, machista y propio de un sistema patriarcal que invisibiliza la figura del varón y de toda institucionalidad. A ambos, los aparta de cualquier responsabilidad y los libera de toda culpa. Seguir leyendo “El aborto, un debate machista y egoísta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)”

Las Ministras del celular y nuestras miserias

la-lengua.jpg

Era lo que estábamos necesitando muchos bolivianos este fin de semana, un motivo –el ideal- para expresar el desprecio que sentimos hacia las mujeres con poder.

Gracias a todas las religiones y todos los santos por esa foto, la de las cuatro Ministras atentas a sus celulares, nos diste EL motivo para desquitarnos de todas nuestras penas, rabietas y frustraciones. Nos diste EL motivo para ser valientes, bien machos y con los pantalones y las faldas en su lugar.

Les han dicho de todo: tontas, burras, huecas, mujeres del rey de la coca, locas, sinvergüenzas, ignorantes, irrespetuosas….y un largo rosario de calificativos. Es que la foto es perfecta para descargar en estas mujeres todos nuestros traumas machistas, tan propios de un sistema patriarcal que felicita al hombre por llevar un pene entre las piernas y culpa a la mujer por tener una vagina. Un sistema en el que solo necesitas una vagina para que te llamen puta, loca, ignorante, subhumana, tarada, mal vestida,  impertinente, hipócrita, floja…. para que te maten moral o físicamente.

¿Que lo que hicieron las Ministras se vio mal y feo? Nadie lo discute, sí. Horrible, triste, penoso…pero de ahí a llamarlas con todos esos nombres que les pusieron en menos de 24 horas, es un exceso y una falta de respeto hacia ellas como personas….ohhhh, ¿habían sido personas? ¿Es que nadie piensa que antes de ser Ministras, ellas son madres, hijas, esposas, hermanas?

A ninguno de nosotros, los que hemos comentado la foto, nos consta lo que estaba ocurriendo ese preciso momento, y sin saberlo todos suponen que en vez de estar atentas al desfile como buenas patriotas, ellas miraban sus celulares cuando es probable que el desfile no haya comenzado aún, o que se haya producido un bache como suele suceder en cualquier desfile cívico, entrada folklórica o corso;  ¿y por qué no pensar que estaban dando instrucciones a sus subalternos considerando que ocupan cargos de poder? Nooo,  eso imposible. Las Ministras estaban chateando con sus enamorados, sus amantes, sus putos, y hasta con el Presidente que también es su amante!!! Estaban en el feis (como todos nosotros  todo el tiempo), estaban en el wp, estaban hueveando y faltando el respeto a todos los bolivianos…porque son mujeres con poder y no nos lo bancamos.

Si no nos gusta el régimen, si no soportamos la cara de Evo, si no vemos la hora para que este gobierno se vaya, es problema de cada uno, pero no usemos la condición de género de las autoridades para aprovecharnos políticamente.

¡Pobre Bolivia! Sumida no solo en desfiles pelotudos y en creencias más pelotudas aún, sino, asfixiada y ahogada en un machismo que mata. En una pobreza intelectual y espiritual que le arrebata la dignidad a cualquiera…sobre todo si es mujer.

Pobre Bolivia, la de la doble moral. Cuando muchos detestamos los desfiles porque generan trancadera, porque dejan basura en la puerta de nuestras casas, porque son un saludo a la bandera, porque nos hacen perder plata y tiempo, porque ya nadie los aguanta; cuando este año -como ningún otro- se han visto expresiones de crítica a las celebraciones (¿?) del 23 de marzo, cuando algunitos nos damos cuenta que el tema es usado para beneficiar la imagen del Presidente y para tapar sus debilidades….nos venimos a hacer a los muy patriotas criticando el despiste colectivo de las Ministras, que además de amantes de toda la bancada del MAS y de la oposición, habían sido la cosa más antiboliviana que hay.

Y para que se termine de entender mi postura, ninguna de las críticas a la foto de Leyes (con los ojos cerrados) y Canelas (mirando el reloj) mientras asistían al desfile cívico por el día del mar, han pasado por su condición de género, a nadie se le ha ocurrido decir que Leyes se estaba durmiendo porque venía de una noche de fuego con la amante, y que Canelas estaba apuradito porque tenía una cita con la novia, no ve? Es que mientras más putos, más hombres y mejor presentados están.

Esas son las diferencias notorias cuando se vive en un país como el nuestro.

¡Dejemos de ser miserables!

Julieta Paredes: “Me dan pena las burguesas”

julieta-paredes-carvajal1
La señorita Julieta Paredes, activista feminista

El programa televisivo Esta casa no es hotel que se difunde por la Red ATB, anoche contó con la participación de tres mujeres que, reunidas para hablar sobre la violencia de género, avances y fracasos, dieron a conocer sus puntos de vista desde sus experiencias tanto personales como profesionales. Se analizó también el impacto del movimiento #NiUnaMenosBolivia.

La Diputada Gabriela Montaño, una de las entrevistadas, limitó su participación a las acciones del gobierno de Evo Morales en la temática de género e hizo énfasis -todo el tiempo- en la Ley 348. La justificó, la ensalzó, la alabó y santificó, caracterizando a esta ley como la panacea que cuida,  protege y vela por la seguridad de la mujer boliviana. No hubo ni un atisbo tímido y disimulador de autocrítica, quizá porque la mayoría de los funcionarios de este Estado Plurinacional no tiene la capacidad ni el interés en mirarse al espejo para evaluar sus logros y sus fracasos.

La participación de Montaño era previsible, se sabía con antelación que sería un discurso halagador a su gestión; lo que no se sabía, sin embargo, era que Gabriela cree que su audiencia es toda una masa ignorante y descriteriada, y entonces, usó y abusó de las obviedades como explicar de manera muy didáctica (como si lo ameritara, además) que la violencia contra la mujer no es solo física. En fin, previsible y decepcionante la participación de la política. Seguir leyendo “Julieta Paredes: “Me dan pena las burguesas””

Y ellos ¿dónde están, qué hacen? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT.2016

genero1752040215

21 hombres han cometido feminicidio en Cochabamba hasta esta noche en que escribo Sístole & Diástole (martes 18 de octubre). Reparo en la fecha porque es probable que hasta el domingo, día de su publicación, la cifra haya aumentado.

21 varones violentos, asesinos, enfermos han acabado con la vida de 21 mujeres inocentes. Y, sin embargo, se sigue creyendo y aceptando que el llamado a luchar por la vida de las mujeres, que la igualdad de género, que el acabar con el abuso de la mujer y que no haya ni una más en situación de víctima y ni una menos sin vida, es cuestión solo de mujeres.

Las convocatorias que realizan los grupos de activistas, las feministas, las víctimas e incluso el señor Alcalde Leyes, están dirigidas al sexo femenino. Las mujeres -empoderadas en “su” lucha- están convencidas de que son ellas las que deben levantar la voz en contra de este flagelo; unas se visten de pink, otras proponen hacerlo de black y el resto usa el white para pedir respeto, para implorar que las dejen de pegar… de matarlas. Y ellos ¿dónde están, qué hacen? Seguir leyendo “Y ellos ¿dónde están, qué hacen? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT.2016”

Ni un puto clavel, por favor

mujer-respetoHoy, día de la mujer boliviana, quiero decirle a todos los hombres de este país que por favor se abstengan de felicitarme, mimarme y mandarme rosas, ni un puto clavel.

Quiero pedirles que se pongan bien machos para darse cuenta que las mujeres estamos padeciendo en manos de un mundo machista y abusivo, bastante desgraciado con nosotras.

Que hay casi dos decenas de mujeres muertas solo en Cochabamba en estos 10 meses del año; ayer se cometió el más reciente feminicidio dizque por presuntos temas pasionales: el hombre afectadito golpeó a la víctima y la lanzó a un pozo séptico donde finalmente la mujer de 24 años murió…y hoy, todos y todas felices y contentos, amanecemos como si nada hubiera pasado hablando de “mimos, flores y chocolates”…!Váyanse a la mismísima mierda! Seguir leyendo “Ni un puto clavel, por favor”

¿Mujer cosificada o penes indomables? SÍSTOLE & DIÁSTOLE (OH, LT, 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographySalomónica por no decir convenientemente machista es la conclusión de la polémica: el spot de Corimexo aporta a la cosificación de la mujer; es decir, no es del todo culpable pero tampoco inocente. En esta lógica patriarcal, podríamos hacer una lista de mensajes, hechos y situaciones que aportan a la cosificación de la mujer tanto, igual o un poco menos que el de Corimexo al afirmar que los tacones y las zapatillas, los pantalones ajustados y anchos, las faldas cortas y largas, los escotes pronunciados y las chompas cuello tortuga, una melena frondosa y una cabeza pelada, una piel blanca como la leche y una bronceada como la cocoa, todo, todo ello y algo más aportan a la cosificación de la mujer.

¿Seguimos? Las muchachitas que presentan las noticias en vestidos ceñidos, las cholas paceñas con sus grandes aretes de oro, las señoras pitucas con olor a Chanel No. 5, las banqueras de traje sastre y las damas cruceñas con cartera de brillos también cosifican a la mujer si no son su “más fiel producto”.

Es que, entonces, no solo el spot de la mueblería aquella cosifica a la mujer, también la publicidad que vende detergente líquido y leche en polvo y el que vende cocinas y licuadoras que muestran a la mujer como la empleadita feliz y eficiente; el que vende alcohol y el que comercializa repuestos de automóvil  que emplean a la mujer como producto igual de atractivo que un ron y un lubricante para rodamientos, todos ellos en alguna medida cosifican a la mujer convirtiéndola en alguien o algo útil para la sociedad, una figura que representa algo adquirible. Seguir leyendo “¿Mujer cosificada o penes indomables? SÍSTOLE & DIÁSTOLE (OH, LT, 2016)”

Puta (Los Tiempos, 2015)

machismo“Me dijo que era una puta, una golfa y que lo peor que había hecho en su vida era haberse casado conmigo”.

“Cuánto trabajo ella pasa por corregir la torpeza de su esposo, y en la casa, permitidme que me asombre, tan inepto como fatuo sigue él siendo la cabeza ¡Porque es hombre!”.

Mientras ella es condenada por él, la familia de él, los amigos, las amigas, los vecinos de ambos, los conocidos y también los desconocidos, el cura y el panadero, ella sucumbe al dolor y cuestionamientos: “por qué no me escuchó siquiera, cuando tantas veces yo lo perdoné”, se preguntaba mirándome con ojos agotados de tanto llorar. Seguir leyendo “Puta (Los Tiempos, 2015)”

Míster Zabala, métame a la cárcel

331-blog-mediaHace poco más de un año, el entonces candidato a senador por el MAS, el médico Ciro Zabala hizo que el mismo presidente Evo Morales pidiera disculpas a las bolivianas y bolivianos por unas declaraciones desproporcionadas que Zabala pronunció sobre las mujeres y cómo debían comportarse éstas para no ser sujetas de abuso.

Hoy, el Senador –según una diputada- se habría lanzado al éxito con otra estupidez similar indicando supuestamente que “las mujeres que usan minifalda deben ir a la cárcel”.

Qué interesante sería que decenas de mujeres caigamos presas por ese delito; me gustaría ser una de ellas. Concitaríamos la atención de todo el mundo (probablemente no de aquellos países árabes y algún africano en donde la mujer no puede mostrar ni el rostro y menos decidir por sí misma, claro está) y miles de periodistas nos entrevistarían tras las rejas por el delito cometido. Digo nos porque me encantaría ser una de esas mujeres detenidas por usar minifalda.

Si Zabala dijo lo que dicen que dijo, queda confirmado que este caballero sufre de algún complejo muy grave. Quizá de inferioridad viril, de machismo, quizá sea un reprimido sexual o un potencial violador. Sí, porque hay que padecer alguna patología sexual para creer primero que las mujeres son las culpables de que se las viole y violente solo por vestirse como lo hacen o de comportarse como se comportan; hay que estar enfermo para decir que las mujeres que usen minifalda deben ir presas.

La verdad no creo que este caballero haya dicho esto; segundo, si fuera cierto no sería digno del cargo que ocupa, ni de tener la hermana que tiene (intelectual y feminista de alto vuelto), ni la hija hermosa que tiene que en sus años mozos supo lucir su exótica belleza.

Pero el problema no es con la familia, por supuesto, pues nadie tiene la culpa de tener los parientes que tiene. El caos es con este señor con el que algo hay que hacer en definitiva: no sé si debamos amarrarle la lengua u otra cosa. Es decir, me parece un peligro en potencia porque al parecer le tiembla el cuerpo ante una fémina que no se comporta como él cree que debería comportarse; que le tiembla más cuando ve una mujer en mini….!cuidado, Zabala parece tener un serio problema de conducta sexual! Solo así se entiende que vea a la mujer como culpable de los abusos sexuales que se cometen en contra de ella.

Y yo ando quejándome de algunos policías y periodistas que (también) victimizan a la víctima, y viene un Senador, médico, ya mayorcito, docente y líder universitario, padre, esposo, hermano, y encima de “buena familia” y excelente formación académica a ratificar tal absurdo.

Espero que esto sea mentira, sinceramente…si así fuera, pido disculpas sinceras al Senador; si fuera verdad, le exijo a él se disculpe conmigo y con todas las mujeres que somos y vestimos como queremos. Es mas, aprovecho para anunciarle que por su culpa y por culpa de todos los machos represores  de mujeres, me comportaré y vestiré como me dé la gana, le guste o no le guste a Zabala, haya cárcel o no…es mas, ahora que estamos próximos a recuperar el mar, voy a andar en bolas para broncearme y poder lucir mi peligroso y atrevido cuerpo por las frías aguas del pacífico recuperado.

Aguardo con ansias tal momento Míster Zabala.

http://www.paginasiete.bo/nacional/2015/10/3/zabala-pide-carcel-para-mujeres-faldas-cortas-dice-diputada-72236.html

http://www.erbol.com.bo/noticia/politica/02102015/surge_nueva_denuncia_de_machismo_contra_zabala