Culto a la personalidad (Sin Pelos en la Lengua, Los Tiempos 5)

Traigo en mente este tema hace semanas cuando una exautoridad Oaxaqueña interesada en los liderazgos en Bolivia, hizo que le describiéramos aquel contexto. No pudimos evitar exponerle los retrocesos democráticos que significaban las denuncias de presunta corrupción en la Alcaldía de Cochabamba. El hombre comenzó a preguntar; cuando le contamos detalles del caso Mochilas y el uso de los eslóganes previos a la licitación, con asombró pidió que le aclaráramos cómo la ley permitía que los morrales y los cuadernos llevaran el nombre del Alcalde, que aquello era asunto superado hace décadas en México y el resto del mundo. “Bueno, el gobierno también reparte computadoras con el rostro del Presidente y cada anuncio de obra y spot televisivo llevan el nombre de la autoridad”. Al exalcalde Oaxaqueño le costó entender que permitiéramos que los servidores públicos usaran recursos del pueblo para promocionarse. “Sí, es cosa común en Bolivia”, comentamos. Seguir leyendo “Culto a la personalidad (Sin Pelos en la Lengua, Los Tiempos 5)”

El discurso del versus (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.6)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography“Contra” es la traducción del término latín “versus”. Y hoy, en esta columna de domingo me detengo en el uso de la comunicación política del  versus (vs.).

En ese defecto de asumir posturas maniqueas que insisten en tomar la vida desde los extremos opuestos, el vs. se hace una abreviatura necesaria: así es que las cosas no solo parecen feas o bonitas sino que empeoramos la relación confrontándolas. Superamos al propio maniqueísmo no solo con la intención de comparar, sino de confrontar.

¿A qué santo me detengo en esta reflexión? Al santo de lo inconcebible, del hastío y el empute, y al santo de la profunda preocupación. Resulta que si hay algo que los bolivianos hemos aprendido es a emplear el vs. en nuestro razonamiento diario. No solo que no hay términos medios, sino que los extremos están confrontados y somos, muchas veces, incapaces de ver los grises, las medias verdades y los medias formas; sentimos cierto placer al confrontar los blancos con los negros, lo cierto con lo falso, lo curvo con lo lineal; algo así como “o están con nosotros o están a favor del terrorismo”, frase célebre para llorar y repudiar el ataque del 11 de septiembre. Seguir leyendo “El discurso del versus (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.6)”

Anoche por El Alto

Anoche estaba con mis colegas de trabajo, en un desgastado taxi a 17 Km por hora.

Atravesábamos parte mínima de ese pedazo inmenso de altiplano, lo hacíamos rezando, cada uno desde su dios, para llegar a tiempo al aeropuerto y tomar el avión de retorno al paraíso. Un paraíso que te recibe con una fetidez que se mete al último rincón del avión y que te anuncia que estas en Cochabamba. Una vergüenza pero en fin, aunque no lo crean, con todos sus olores y demás agregados, Cochabamba es mi amor, pero antes de que se me vaya el empute, los olores que circundan la zona del aeropuerto son cada vez más espantosos y me parece increíble que nuestras autoridades que se dicen tan ecológicas y apaga incendios y respetuosas con el ser humano y con la pachamama, no hagan un carajo con ese problema; hace 25 años respiramos partículas de mierda y parece que a nadie le interesa.

Vuelvo.

El Alto…!qué cosa caótica! A más de uno le sonará racista. La verdad, no me interesa que suene como les suene; pero nadie me quita de la retina lo que veo cada vez que estoy en esa ciudad. Y lo que vi anoche fue un panorama triste, desolador, asfixiante…real.

Pasamos por la Alcaldía quemada…esas cosas que llaman la atención de (alguna) prensa (para que no se enojen todos, sino algunos nomás), mientras la realidad es más dura que cualquier hijo de patrón político.

La realidad es penosa: Cuadras, como diez, de miseria hecha mercado. A poca luz, en medio de la calle, sobre unas rieles en desuso, comerciantes informales revendiendo ropa americana hecha en china.

Y la Alcaldía aún buscando a los culpables.

Me han dicho que El Alto es una potencia económica. Y les creo. Pero mientras les creo, paso en ese taxi viejo y con un conductor casi sordo que apenas entiende nuestra premura, y lo único potente que veo es pobreza, carencia, ilegalidad, informalidad, suciedad, caos, desorden, trancadera, bocinas, irrespeto, sombras y bullas.

¿Racista? ¿Discriminadora? Seeeeeeee……seeeeeee……El Alto es caótico por culpa de un Estado no solo caótico, folklórico el pobre porque mierda que es folklórico…igualito que nosotros que también lo somos.

¿Racista? Como quieras, pero es mi verdad, es la que ven mis ojos con tristeza, claro está.

Dicen que en El Alto se hacen las grandes fortunas, de ahí los cholets y otros anuncios de nueva burguesía…caray, pero lo que vi anoche fue un grupo social enorme comprando de la tierra, una tierra que importa verduras y frutas del Perú, que importa ropa usada para favorecer a un comerciante que no paga impuestos y que es rico a costa de la pobreza…cuándo no….la pobreza, alimento de bárbaros.

Ojalá, en esa mi visión “racista y discriminadora” que algún día este país cambie. Ojalá seamos un poquito más apegados a la ética y a la estética que nos haga una sociedad más exigente con quienes hacen las políticas de Estado.

Esos mercados, en esa planicie alteña, es el más patético signo de una colonización despiadada que ni 10 ni 1000 años serán capaces de borrar porque cohabita con los tenis de caña alta del joven alteño, con el peinado estilo Ronaldo de los mismos jóvenes, con en el vaivén de los enormes aretes de oro de la chola paceña que adora el lujo y el baile (perdón, la danza), está en la fiesta del Gran Poder que moviliza al pueblo al ritmo de una embriagante morenada.

Por eso, cuando me hablan de un proceso de cambio basado en la descolonización, no hago otra cosa que sonrojarme.

¿Qué mirarán Evo y García Linera cuando atraviesan El Alto para llegar al aeropuerto para tomar el avión de treinta y tantos millones de dólares americanos? ¿Será que los llevan por el mismo camino que anoche recorrimos? ¿Cuál será su verdad, no?

Corrupción, percepciones y realidades (Revista OH, LT, 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEntre noviembre de 2015 y enero de este año, Ipsos Public Affairs América Latina, realizó una investigación (encuesta online) sobre los principales problemas de Latinoamérica basándose en el criterio de 286 periodistas y líderes de opinión.

Para los encuestados, la corrupción es el problema mayor en Brasil, Bolivia, Colombia y México. En Ecuador, Argentina y Perú, ésta ocupa el segundo lugar.

La corrupción -quién diría considerando el histórico latinoamericano- está bastante más por encima que la pobreza, el narcotráfico, la inestabilidad política, la salud pública inadecuada, la inflación, las amenazas del medio ambiente y los sistemas de pensiones deficientes. Es que la corrupción ha superado el nivel sensible que lacera el alma para ser un hecho concreto que acaba por colmar la paciencia de los pueblos, no otra cosa fue la “fiesta democrática” que se vivió la noche del domingo 17 en las calles del Brasil celebrando el impeachment contra Rousseff. Seguir leyendo “Corrupción, percepciones y realidades (Revista OH, LT, 2016)”

De ciudadela científica y tecnológica a la realidad (Los Tiempos, 2015)

compEl 14 de septiembre de 2014, hace casi un año, Morales y García Linera regalaron una ilusión a Cochabamba: la posibilidad de convertirse en la “sociedad del conocimiento”, aunque meses después se “bajara el nivel” a “sede de la ciudadela científica y tecnológica”.

Desde entonces y próximos a cumplir el año desde aquel importante ofrecimiento, los esfuerzos por convencer a los Cochabambinos de la oportunidad que se nos está dando desde el gobierno central operativizada por la Gobernación, no han cesado, otra historia será evaluar el impacto de ese entusiasmo y los avances y acuerdos a los que se hayan podido arribar.

No creo que este asunto pase desapercibido este próximo 14 de septiembre, es mas, puedo asegurar que el gobierno está preparando alguna sorpresa al respecto, algo así como el marco normativo para que la cosa vaya en serio y algo, no sabemos qué exactamente, se haga (Total, si al papa Francisco se le regaló un crucifijo fundido en el símbolo del totalitarismo como es la hoz y el martillo, todo lo demás también es posible). Seguir leyendo “De ciudadela científica y tecnológica a la realidad (Los Tiempos, 2015)”

Pastilla de amnesia doctor, urgente

amnesiaDe antología. Nuestro presidente nos ha pedido a los bolivianos olvidarnos de nuestras diferencias durante la visita del Papa. Está en juego la imagen del país, ha recordado.

Qué maravilloso es esto de las visitas. Me encantan porque son aprovechadas para darle un poquito de dignidad al pueblo. Cada que alguien importante nos visita, la casa se ordena, las aguas se aclaran, los vientos se calman, las calles se asfaltan, las jardineras reciben flores y las luminarias se encienden…amén de que los rompemuelles desaparecen mientras que los policías aparecen…es una maravilla porque por unos días nos sentimos atendidos aunque las gracias sean para otros y por otros, total somos un país acostumbrado a rendirle pleitesías al extranjero y a esforzarse por caerle bien al forastero.

Entre esas visitas importantes, no faltó el Alcalde cochabambino que incluso escondió a los “cleferos” llevándolos al Chapare mientras los ilustres nos visitaban….y de éstas, hay varias, digamos que cada burgomaestre ha tenido lo suyo, como competencia de barbaries le han metido con sus maquillajes rápidos y vulgares que han durado eso, la visita de los ilustres.

Pero hoy surge otra de antología al respecto. El presidente Evo nos pide que nos olvidemos de nuestras diferencias: es decir, le pide al amoroso del ministro Quintana limar asperezas con el padre Mateo a quien peor no pudo tratar hace solo una semana. ¿Qué tal tierno?

Tendremos visita, llegará el Papa Francisco y el Presidente,  como buen anfitrión, comienza a “arrinconar la casa”…!la basura bajo la alfombra y de la boca solo buenas palabras!

Pero si hasta el camino a Palmasola han arreglado. Un camino que lo conozco bastante bien y que solo es digno de la miseria que se vive en esa y en todas las cárceles de Bolivia. Nada raro que incluso pidan a los internos del penal que ese día se bañen y sonrían…ojalá al menos ese día reciban un almuerzo decente porque los que tuve oportunidad de ver, daban pena y algo más.

El poder es tan abusivo que pretende que no digamos nada. Y nada porque además se trata de la visita del Papa. ¿Quién, en su sano juicio, podría criticar la visita del pontífice? Yo al menos no, pero me hubiera gustado que las cosas estén en correspondencia al accionar de la autoridad de la Iglesia católica: que se gaste menos, que se figure menos, y que no se nos pida que nos traguemos ninguna pastillita de amnesia… ¿Para qué?  ¿Sabrá el Papa Francisco cuánto se está “invirtiendo” en su llegada? No habría estado más contento si ese dinero se destinaba a cubrir la alimentación de los ancianos y de los niños abandonados en asilos y orfanatos, ¿por ejemplo?

Me imagino que también habrán pedido al padre Mateo que se vaya a dar una vueltita por la esquina para ver si está lloviendo, claro, con escolta oficial para que no se desvíe y vaya con chismes impertinentes…total, las disputas y desputes pueden seguir después.

Por el momento, vaya a una farmacia y pida –gratis- su pastillita de amnesia y olvide todo: desde las ironías del Quintana hasta el paro de los carniceros, los panaderos, la transparencia de la elección en el Órgano Electoral y todas las estrategias envolventes que recuerde…  haga de cuenta que nadamos en una taza de leche donde abunda la felicidad, el bienestar, la fiesta, el regocijo, la dignidad, la salud, la educación, la ley, la seguridad, el respeto, la solidaridad, el gracias, el de nada….después de todo, está bien olvidar…es justo y necesario.

Caprichosita y cabrona

No sorprende, es mas, fue lo más amable que el señor Presidente Evo Morales ha dicho en relación a la mujer. También dijo -en el mismo tiempo y espacio-  que las mujeres somos honestas y trabajadoras, amable también. Gracias señor Presidente, debo decirle desde lo más profundo de mi corazón, gracias por todo.

Ayer por la tarde cuando el discurso del primer mandatario estaba todavía caliente, una amiga defendía el adjetivo que Evo había empleado, lo de caprichosita: “Es cierto porque somos muy conflictivas y peleonas”, decía la amiga, lo cual fue rotundamente apoyado por cinco varones que coincidían con la opinión de la fémina. Ante seis, incluida una mujer es muy difícil pretender ganar o empatar cualquier discusión y tuve que ceder y aceptar: OK, las mujeres somos así, pero no me lo digas tú, le dije a la amiga, no lo acepto de ti simplemente porque eres mujer.

Ya basta que entre nosotras nos reventemos la vagina y no por una cuestión de polarización ni falso feminismo, sino  simplemente porque es cierto que la mujer, en demasiados casos, actúa bajo una lógica machista y reproduce, con ello, un sistema  patriarcal. Es que, si actuamos de una manera es porque en la mayoría de los casos, también pensamos de ese modo, y el pensamiento machista en mentes de mujeres es algo inaceptable. Hasta acá con esto. Seguir leyendo “Caprichosita y cabrona”

66 días (Los Tiempos, 2011)

No soy masista ni Evista pero quiero confesar que la imagen de Evo recibiendo la banda presidencial, me emocionó tanto que me dejé llevar por las lágrimas. Veía al hombre que representaba la miseria, la frustración, el retraso, la injusticia, la fe, la esperanza de un pueblo pobre y sufrido. Por mucho tiempo y para la mayoría de los bolivianos, el presidente Evo representó todo eso y más. Seguir leyendo “66 días (Los Tiempos, 2011)”

Los hijos de la revolución de Evo (Los Tiempos, 2011)

Evo Morales Ayma representa  –por razones de decepción y castigo político, por cuestiones de identificación étnica y sobre todo por un costoso  marketing político liderado por profesionales con experiencia caribeña–, el  fin de una etapa y el inicio de otra; es decir, el cambio, cambio que es sinónimo –según el Gobierno– de revolución, palabrita que incluso hace parte de eslóganes propagandísticos, Leyes y Decretos. Seguir leyendo “Los hijos de la revolución de Evo (Los Tiempos, 2011)”

“Evo no sabe leer” (Los Tiempos, enero 2014)

Estos días he escuchado decir que “Evo no sabe leer”. Mentira, Evo sí sabe leer, comprender y “vender” su mensaje; además, suena convincente; es mas, es convincente.

“En ocho años Evo no ha aprendido a leer”. Mentira. Este tiempo le ha permitido conocer de extremo a extremo el país, a su gente y sus demandas. Todo indica que Evo ha aprendido demasiado para las expectativas que muchos tenían: “El indio se cae en 6 meses”, ¿recuerda? Seguir leyendo ““Evo no sabe leer” (Los Tiempos, enero 2014)”