“Una estiradita”

Esta historia es para ti.

Esta mañana entré a una tienda de lencería y ropa de baño. Elegí algunas mallas y comencé a probármelas. Ninguna me quedaba a gusto…a vista tampoco. Fue cuando la señora de la tienda entró en una especie de crisis existencial y me dijo que probáramos con los bikinis. “Ah, no, gracias. No uso bikini porque tengo una panza asusta niños”, le comenté, cosa que es cierta pues a más de diez ya ha espantado y a más de una vieja ha dejado con los ojos clavados en mis estrías seguramente preguntándose cómo pueden existir extremos de esa naturaleza.

Como había descartado el plan B de la señora de la tienda, no le quedó otra que decirme: “una estiradita pues y va a quedar súper”. A lo que le dije otra macana mayor. Seguir leyendo ““Una estiradita””

Las canas de Claudia, la “hipi”

11911849_10153203682610939_1503187509_n
Claudia Eid…quien inspiró esta historia.

Ayer en una reunión de solo mujeres se me ocurrió pensar en voz alta: “no deberían teñirse el cabello, chicas”. No debí decirlo, aunque quizá sí porque se generó un debate del cual tuve que salir por debajo de la mesa tratando de que nadie se percatara de mi huida aunque bastante magullada estuviera.

Todas las presentes cruzaron mirada helada y luego de un silencio ruidoso, espantoso, confundido, me dieron pelea y paliza.

Pero como me he vuelto cueruda, insistí: no deberían teñirse el cabello, las canas son bellas, igual que las arrugas, los kilos, los huesos y todo lo demás. ¿Por qué tenemos que vivir esclavas de una sociedad que juzga cómo nos vemos las mujeres? Seguir leyendo “Las canas de Claudia, la “hipi””