Ni pragmatismos ni romanticismos en educación (Sístole & Diástole, OH, LT. 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyAlgunas de las respuestas esenciales al por qué la educación en Bolivia no satisface las demandas y expectativas del encargo social ni del mercado laboral, están en la Teoría Curricular de Procesos. Esta postura teórica plantea algo bien sencillo y elemental, pero complejo y “difícil” de ejecutar: el currículo de la educación regular y universitaria se sustentan en la interacción de tres elementos: la naturaleza del conocimiento y su metodología (episteme), el proceso de aprendizaje y el proceso de enseñanza. Esto obliga a priorizar la ciencia como objeto y objetivo de estudio lo cual demanda una didáctica originada y dirigida a la investigación de la disciplina, y, por tanto, del currículo.

Sí, bajo esta lógica, el currículo como proyecto formativo se constituye en objeto de investigación permanente y continuo, un objeto que demanda, entre otros, dos consideraciones fundamentales: el enfoque Carrera (integrado), y la participación directa y activa del profesor/docente. Seguir leyendo “Ni pragmatismos ni romanticismos en educación (Sístole & Diástole, OH, LT. 2016)”