¿Quién será el valiente merecedor? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.24)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLula da Silva ha anunciado su candidatura a las elecciones de 2018 en el Brasil; Cristina Fernández de Argentina anda en lo mismo; en el Perú los Fujimori continúan en el poder, pese a todo; En Chile, Sebastián Piñera es elegido como candidato de la UDI para las siguientes justas electorales; en Cuba ni qué decir, y en Bolivia, don Evo ni siquiera piensa en la posibilidad de irse. ¡Qué crisis!

Y qué crisis total y absoluta considerando que los nombrados no fueron ni son ningunas moneditas de oro; la mayoría ha tenido que dejar el poder en medio de mega escándalos de corrupción y con cifras de popularidad que apenas se dejan arrastrar por el suelo; pero aun así, muy a pesar de ello, ahí se los ve, al ataque “egein”. Seguir leyendo “¿Quién será el valiente merecedor? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.24)”

Reflexionando el NO (Los Tiempos, 2015)

urlDespués de celebrado el referéndum autonómico y muy al margen de los resultados, es probable que usted haya sentido un “rosario” de sensaciones, algunas casi imperceptibles, otras inocultables. Entre las que no se pueden negar ni esconder, está el hecho de haber ido a votar a ciegas, o al menos con una visión muy reducida del contenido del estatuto.

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo el mismo día de votación que era imposible conocer todo el documento (algo que es relativo, cierto, pero que constituía una obligación ciudadana); al día siguiente, el discurso evolucionó hacia algo políticamente más digno: Las regiones donde ganó el no, prefieren un Estado fuerte. ¿Qué tal? ¡Sensacional! Seguir leyendo “Reflexionando el NO (Los Tiempos, 2015)”

Los políticos hacen apología del machismo (Los Tiempos, 2015)

1331125293_1Carlos Brú que terminó perdiendo la Alcaldía de Yacuiba por el MAS después de que fuera 15 años su autoridad edil, ha dicho públicamente que la ministra de salud  Ariana Campero debía quedarse “cama adentro y con patrón encima” para promover obras sanitarias en la zona. Brú instó a que las chicas no se pongan celosas: “Si nos ordenamos alcanza para todos”. Campero ha calificado esta declaración de “patriarcal, feudal, machista y colonial” y ha demandado una disculpa pública de Brú.

Por su parte, el presidente Evo Morales ha expresado que la gobernación de La Paz se perdió por “machismo y discriminación” en referencia a que la candidata es una mujer originaria; mientras que la propia excandidata a la gobernación de ese departamento y dirigente de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Felipa Huanca, acusó a los periodistas de ser machistas: “Empezando de ustedes son machistas, todos. Han manipulado la información”. Seguir leyendo “Los políticos hacen apología del machismo (Los Tiempos, 2015)”

José María Leyes, virtual Alcalde

La última semana, a partir de la difusión de las encuestas que daban como ganador a José María Leyes, se desató una guerra sucia que por lo menos a mí me dejó indispuesta. Tal cual, con el estómago revuelto producto de una indigestión, entre que quieres vomitar o tomarte un Digestán Compuesto, correr al wáter y llamar al tío hugo o maldecir a todos los dioses por no existir.

Es que la política tal como se practica en Bolivia cae mal y te jode la psiquis, el estómago y el alma….por eso me concentro en el amor, en el trinar de los pajaritos y en el soplido del viento, incluso en el “rugir” de los truenos y relámpagos que resultan ser hasta tranquilizadores. Seguir leyendo “José María Leyes, virtual Alcalde”

Votantes bolivianos, populistas y pragmáticos (Los Tiempos, 2014)

87000_gd“Voten por el segundo de las encuestas sin importar quién sea”, ha pedido a los bolivianos el exalcalde y exprefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa.

¡Habrase visto! Esto es tan atrevido como la amenaza de chicotazos al voto cruzado del oficialismo. Ambas son consignas típicas de un modo de hacer política que configura una democracia vulnerable a un votante que, como se mira el proceso electoral que llega a su fin, puede ser caracterizado de dos formas: por una parte el elector pragmático, al que se le “sugiere” con toda confianza que vote por el menos peor, por el segundo con tal de tratar de inclinar una balanza que pesa en contra; por otra, el elector populista al que se le puede decir con total normalidad que si vota cruzado va a llevar huasca. Seguir leyendo “Votantes bolivianos, populistas y pragmáticos (Los Tiempos, 2014)”

Por una cabeza (publicado en Los Tiempos)

El poder concentrado en un sólo partido político y las limitaciones de una autonomía diseñada  a medida del oficialismo, han hecho creer a opositores y líderes de opinión que luchar por escaños es prácticamente una pérdida de tiempo; prefieren, entonces,  dar un giro a su discurso y abogar por los recursos económicos que las regiones van a perder  como consecuencia  de los resultados del último Censo de Población y Vivienda.

Parece lógico pensar que un Diputado menos ni le viene ni le va a un Departamento, de todas formas, “el rodillo oficialista es tan aplastante que nada pueden hacer nuestros representantes”; al fin y al cabo “ni trabajan por sus regiones”, expresan los menos optimistas.

¿Estas formas de pensar son producto de un profundo sentimiento de derrota política;  son una suerte de ataque de estupidez colectiva, de una pandemia de pragmatismo o quizá  resultado de una ola de auto despiste pactado?  Queda claro que no es momento de confrontar luchas políticas serias por lo que a los candidatos a las próximas elecciones presidenciales les resulta conveniente asomar la cabeza en batallas menudas antes que entregar el cuerpo en guerras de verdad.

“Los recursos económicos son los que nos interesa, no los escaños”, repiten todos. Con ese entusiasmo hoy los bolivianos deberíamos estar llenos de plata y las regiones no saber qué hacer con tanto dinero, pero resulta que ni lo uno ni lo otro, y tampoco lo demás que viene a ser lo fundamental.

Sólo y sin partido político, a Carlos Mesa, el exmandatario renunciador, por poco le arrebatan hasta la dignidad. ¿Hoy lo que menos importa son los escaños? Es decir ¿se recuperó la democracia, hubo decenas de muertos, perseguidos, huidos, se asistió a las urnas a elegir representantes para que, así por así, las regiones se resignen a perder uno o dos escaños? Qué pena y qué mal huele; se siente el olor de una nueva estrategia envolvente,  apesta a pacto, a tráfico de convenientes acuerdos.

Samuel Doria Medina, siempre hablando de economía; nunca obtuvo un porcentaje halagador.

¿Es la economía lo que en este momento más aflige a la población boliviana? ¿Realmente los trabajadores, las clases medias, los empresarios están preocupados por los recursos que sus regiones acaban de perder?

La oposición y los cívicos se equivocan nuevamente al creer que las protestas pasan únicamente por lo económico porque, entre otras cosas, el colectivo siente que lo que sobra es voluntad del gobierno para repartir la riqueza que el patriotismo y valentía de su Presidente han hecho posible. Presiento que el boliviano no imagina -siquiera- el impacto de dicha pérdida; presiento, más bien, que la mayoría cree que lo mejor que este gobierno ha hecho es, precisamente, administrar los recursos económicos.

La campaña electoral para Evo no ha comenzado porque nunca terminó; sin embargo, ahora que él mismo la ha hecho oficial convocando a sus Ministros, Gobernadores y Alcaldes a trabajar el 50% de su tiempo en ella, nos hablará de millonarias obras para las regiones; los cívicos y opositores quedarán sin discurso y tendrán que sumarle a ello, varios curules menos.

La lucha es política, lo saben bien los estrategas envolventes; quienes aún no aprenden las lecciones son aquellos extraviados a quienes les cuesta discernir entre lo importante y lo vital.

Las regiones deben ser intransigentes en la defensa de lo que es suyo, comenzando por su representatividad parlamentaria. Cuidado que mañana, a coro general, los despistados opositores se estén lamentando al son de aquel tango hermoso pero sufrido que dice “Por una cabeza…”.

Evo, sedúceme

No pierdo la esperanza de que me puedas seducir Evo. La oferta es tan fea además de imposible que no me queda más que dejarme seducir por ti. Claro, soy mujer difícil de convencer, tengo buena memoria y he conocido mejores alternativas en mi vida.

Cuando estoy a punto de entregarme, me recomponen los más de ochenta muertos durante tu gobierno; el 11 de enero, La Calancha, El Porvenir y el mismo golpe del 2003 se guardan en mis recuerdos. Y digo, será parte de aquello que llaman revolución, dicen necesaria para poner en su lugar a los inconvenientes al régimen.

Caramba, no dejo de pensar en la estrategia envolvente y sus “verdaderas fiestas democráticas” que nos dieron la categoría de “pueblo con vocación democrática”. Votamos a ciegas, incluso, todo por aquello que nos fue prometido: cambio en la justicia. ¿O habrá sido el perjuicio de no poder cobrar un cheque en el banco o la financiera zonal?  Como fuera, ahí estuvimos los bolivianos fieles a la orden, y tú, con las ánforas llenas de ilusiones.

Hago mis transacciones bancarias en “largas colas” pues has puesto bien la economía, aunque artificial como dicen pocos y valientes economistas, qué más da, a la gente le importa un carajo si es artificial o no, si huele a coca, a lavandería, a contrabando, a bono popular, a remesa o a explotación de la tierra. Da lo mismo para fines consiguientes.

“Tu país está bien”, me dijo hace poco un holandés admirado por tanto auto de lujo, edificio con pinta de adefesio y restaurant lleno. Es verdad, hay plata y eso es lo que significa -creo- el vivir bien. Lo que interesa es vivir bien, o sea, o sea, tener platita en el bolsillo para gastar y ser feliz hoy.

El vivir bien, piedra fundamental de tu filosofía, algo así como gobernar escuchando al pueblo; Bolivia cambia, Evo cumple; cultura del diálogo; proceso de cambio. Interesante.

Remitámonos a los datos del Censo: la mayoría se autodefine como ninguno. El país de los ninguno ¿resultado de una pregunta mal formulada? ¿De un capricho teórico? ¿De una mamada política? Y no hay explicaciones envolventes que valgan. Sociólogos, antropólogos y matemáticos intentaron resolver lo mestizo…me cago. La realidad una vez más ha superado a la retórica…¿le faltaría alma y método de acuerdo a Aristóteles?

Cochabamba anunció paro por los resultados del Censo pero lueguito de Urkupiña, primero la joda, perdón la fe. Santa Cruz anunció lo propio, pero lueguito de la ExpoCruz, primero el billete. Y nada hubo, ni habrá. Mientras tanto, tú, Evo nos has envuelto como has querido. Esta vez ya no importan tus rasgos, tu color, tu apellido, tu origen. Eres un gran socio, hermano Evo. Bienvenido a la logia sin logia.

Y verdad que me sedujo tu discurso en la ExpoCruz. Ese es el Evo por el que muchos de la clase media votaron, ese es el Evo por el que Costas se mantiene firme, junto a todingos los empresarios. Ese es el Evo que conviene. Sin embargo, aplaudo el cambio de discurso…es que claro, estamos en los primeros juegos electorales y se hace urgente trabajar. Obras, obras y más obras que serán cobradas en votos, votos y más votos.

Sabemos que no es el momento de peleas, de crearse frentes, de defender posturas ideológicas, de ganarse enemigos sino de conquistar indecisos. Y ofreces y ofreces. La Bolivia de la prebenda, la Bolivia pobre, la Bolivia estira mano, la Bolivia rentistas, la Bolivia popular. Esa somos. Presente, señor Presidente, estamos listos para el voto.

Ilusos “muchachos viejos” colgados  de candidaturas fracasadas. Arrimados a “líderes” locales que se lucen en cuanto festín religioso hay. Y es cuando te digo sedúceme Evo y sácame de esta cantada tragedia electoral.

Sedúceme con tus hechos. No te niegues a los hospitales aunque “entre nos” sabemos que son caros, pero  necesarios. Sedúceme con el ejemplo, tu humildad será la del pueblo. Sedúceme con tu gente y expulsa a los especímenes raros, maquiavélicos, infames, caóticos para la moral. Regálales una embajada, la más lejana, cómprales pasaje de ida sin vuelta. Sedúceme como a mujer inteligente e insatisfecha: con valor, con pasión, con entrega, con ejemplo, con superior inteligencia.

Entierra los discursos odiadores, racistas y separatistas ¿porque te cuento un secreto? nadie se creyó el cuento, revisa tu Censo Evo. Mira a tu alrededor, verás a jóvenes vestidos de negro, encadenados y con melenas engominadas. Aunque salieron de tu pueblo, esos jovenzuelos visten jean y polera Gap y se niegan a hablar aymara, ahora cantan en inglés. Choquehuanca está bien para inaugurar actos protocolares, la realidad arde en el Tunari, en Sipe Sipe, en Warnes, en el Beni, y más allá donde la siembra, el hambre y la ignorancia solo saben demandar  a la Pachamama….continuará.