Estito es para ti, periodista “bailador”

Este recordatorio está dirigido a esos profesionales llamados a defender la democracia. Si bien esta es una responsabilidad de todos los ciudadanos, los periodistas tienen la posibilidad de hacerlo de forma directa y activa porque son ellos quienes se sitúan entre los intereses vitales del ciudadano y las intenciones del poder político. “Sitúan” puede sonar fácil, hueco, sencillo, pero no es así. ¿Representa una categoría que se traduce en defensa, en representación? Sí. En consecuencia, la responsabilidad que tiene el periodista es mucho más de lo que cualquier mortal supone y muchísimo más de lo que él mismo cree, por eso es él mismo el primero en subestimar su rol, en minimizarlo y en aguantar -en asquerosito disimulo- los embates del poder político y económico.

Yo sé que los periodistas también deben alimentarse y alimentar a sus hijos, pero si eso va a sobreponerse a sus convicciones y responsabilidades, deben dar un paso al costado y buscarse una peguita que dé, quizá la profesión de político, como lo hicieron Iván Canelas, Alex Contreras, Marco Carrillo, Gringo  Gonzales, Rocío Molina y otros que exceden mi memoria. El periodista debe ser fiel, fiel consigo mismo y fiel a su público, no hay más. Seguir leyendo “Estito es para ti, periodista “bailador””

Periodismo, gobierno y nosotros

operiodismo-digitalHoy, un amigo historiador me pide que le mande el cuestionario por Facebook o whatsApp, “ya no por el mail porque ni lo uso”. La anterior semana, un colega comunicador me señaló lo mismo. El fin de semana, el plomero me dice que le envíe una foto de los grifos y demás para asegurarse de no ir en vano a instalar una lavadora; y mi hijo no quiere saber de TV cable ni de línea telefónica fija…¿para qué? me dice.

Una antropóloga peruana y una abogada chuquisaqueña me dicen que las entreviste por Skype…yo hasta ahora analizo la posibilidad.

Es que claro, ante todo esto, nosotros los periodistas salidos de la universidad el siglo pasado y los nuevos que salen este incluso, seguimos con el chip antiguo; para muestra dos botones: Hoy el contacto nacional de una cadena de TV boliviana, presentó como noticia un hecho que no solo habla de un periodismo mediocre, miope, atrevido de malo, sino de las taras que tenemos respecto a las capacidades de los varones: “Un policía cambió los pañales de una beba cuya madre estaba ebria”.  ¿Cómo es posible que este hecho sea motivo de noticia? La periodista olvidó informar sobre la situación de la madre, sobre el futuro de la menor, sobre el paradero del padre, también olvidó mencionar cifras, estadísticas y contextualizar el hecho, y tampoco dejó un mensajito ni moralista, ni nada!!! No, la noticia fue que el efectivo policial cambió los pañales de la beba mostrándolo como héroe, como cosa rara, como fenómeno, como un individuo extraordinario que fue capaz de limpiar el poto de un bebé y cambiarle el pañal. Vaya acto de heroísmo digno de destacar en la televisión nacional (¿tan mal estamos?)….claro, los hombres y en especial los policías “son tan hijos de puta e inútiles” que para una periodista, su jefe de noticias y el de prensa, resulta todo un acto de heroísmo que cambie los pañales de una beba abandonada prácticamente por la madre y el padre. ¿Qué será de esa menor? ¡Pero acaso importa! …un policía le cambió los pañales y punto. Seguir leyendo “Periodismo, gobierno y nosotros”

Los periodistas deberían (Los Tiempos, 2015)

periodistas-rueda-prensa-getty-07032013La pasada semana, una  joven egresada de Comunicación Social que realiza su Tesis de Grado, me entrevistó para saber por qué razón en Bolivia son pocos los medios de comunicación que rigen su labor a normas de autorregulación, las mismas que se establecen en manuales de estilo, por ejemplo.  Su trabajo de campo que consistió en recoger el criterio de directores de prensa, jefes de información, periodistas y líderes de opinión arrojaba algunos datos que confirman que la mayoría de los medios de prensa bolivianos no tiene o no usa manuales de estilo.

Preocupa constatar que nuestros periodistas no se rijan a un procedimiento autorregulado lo cual hace suponer que lo que se impone en su trabajo diario es la fuerza de la costumbre, la necesidad de la improvisación, la voluntad de quien cubre la noticia o el capricho del jefe que la dispone. El estudio de la tesista y la realidad que todos conocemos, indica que estas formas son las que ordenan la labor de la prensa en Bolivia. Seguir leyendo “Los periodistas deberían (Los Tiempos, 2015)”

Periodismo enfermo (Los Tiempos, 2011)

En la jerga periodística se suele decir que una información  es resfriada  cuando se emite de manera extemporánea y -como consecuencia- deja de ser noticia.

El periodismo cruceño recibió el año 2011 con una gripe crónica. A los jefes de prensa de los matutinos más importantes de Santa Cruz, se les olvidó aquello de que el periodista nunca descansa, de que no conoce de feriados ni fines de semana. La noche del 31 pasado, no dejaron ni un periodista de turno, ni siquiera  para cubrir la febril crónica roja nocturna, mucho menos para editar la derogación del Decreto 748 anunciada por el presidente Evo durante la noche vieja. Seguir leyendo “Periodismo enfermo (Los Tiempos, 2011)”