Es hora porque es tarde (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 7)

A pesar de las promesas electorales, las consultorías pagadas, los proyectos de Ley en curso y los buenos deseos de todos, Cochabamba aún no ha logrado resolver uno de sus mayores problemas: la basura.

Todo me hace suponer que más allá de las acciones concretas de las autoridades y de las leyes y sus castigos y multas, esta ciudad seguirá sucia como está. Entiendo que las verdades incomodan e incluso duelen, sobre todo cuando creíamos llevar ventaja como ciudad.

Hoy los cochabambinos amanecemos con la odiosa musiquita municipal anunciando el carro basurero. Hay que ver las esquinas de las calles y avenidas entre las 5:00 y las 11:00: Tachos, baldes, cajones, bolsas y talegos adornan la paciencia de los vecinos, de aquellos que no han encontrado solución más cómoda que dejarla en la calle y de los otros que se dan el lujo de estar expectantes a que llegue la empresa de aseo a recogerla. Ahí están ellos (ellas, generalmente) corriendo apresurados con sus trastos a cuestas detrás de un excholango. Seguir leyendo “Es hora porque es tarde (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 7)”

Reconocimiento a la famosa gastronomía cochabambina (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.41)

D3S_7989mandarEs común escuchar que en Cochabamba se come bien, lo que quiere decir para nosotros que se come rico, barato y harto; por eso se dice -y lo admitimos con facilidad- que se come a cada hora y que por eso los cochalas vivimos para comer.

Pues bien,  gracias a la gestión de varias instituciones y asociaciones lideradas por la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la Alcaldía de Cercado, esta ciudad ha sido nombrada por la UNESCO Ciudad Creativa en Gastronomía.

La postulación ha necesitado cumplir con una serie de requisitos como investigaciones documentales, cifras y otras evidencias que atestigüen que ciertamente la ciudad se merece un galardón de esta naturaleza; bien merecido sobre todo por el orgullo de los cochabambinos a quienes no nos cuesta hacer gala de nuestra riqueza gastronómica por algunas razones notorias: Sabor, diversidad, abundancia y creatividad, variable que hace que los platos de la región, para bien o para mal, siempre se “actualicen” y transformen. Seguir leyendo “Reconocimiento a la famosa gastronomía cochabambina (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.41)”

El reloj de flores de Cala Cala (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.35)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa plazuela de Cala Cala luce remozada. La Alcaldía de Cercado la ha transformado a partir de un nuevo diseño del espacio verde, la aplicación de materiales de lujo, iluminación y un reloj de flores que se convierte en el atractivo principal.

Esta obra catalogada por el propio municipio y algunos periodistas como la más importante de la gestión de José María Leyes ha provocado polémica entre los cochabambinos debido a varios factores, principalmente, al millón 250 mil bolivianos que ha costado, demasiado, coinciden todos, para ser invertidos en el acicalamiento de una rotonda.

Quien escribe ha criticado el monto por considerar que la población tiene necesidades que no pasan por la ornamentación de áreas verdes ni de rotondas. El cochabambino, sea de la zona y el barrio que sea, requiere agua, salud y educación de calidad, seguridad, un servicio de recojo de basura moderno y un sistema de transporte público eficiente.

Hasta ahora sus autoridades electas no han logrado cubrir la demanda de agua y hay zonas que aún no cuentan con red por lo que su única alternativa es comprar el líquido elemento de carros cisternas. Seguir leyendo “El reloj de flores de Cala Cala (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.35)”

Me quita el sueño, señor Alcalde (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.34)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa premenopausia y sus premios: Horas y horas para pensar en medio de ese asfixiante silencio nocturno que casi siempre es interrumpido por la taciturna voz de mi marido que me pregunta qué hago otra vez despierta.

Con las ciclorutas, el reloj de flores de Cala Cala y las decenas de letreros con su rostro sonriéndome, es inevitable que algunos minutos de esas interminables horas oscuras piense en José María Leyes, después de todo lo veo mañana, tarde y noche…y como si fuera poco, lo pienso en trasnoche, detalle que mi compañero de cama no sabe ni debe saber.

La otra noche nomás me imaginaba qué le diría si tuviera la oportunidad. Pues bien, como la tengo, doy forma a esos pensamientos cochinos y perversos en forma de charla casual: José María, seguro recuerdas que el día que los medios te anunciaban como virtual ganador de las elecciones publiqué un texto en el que manifestaba mi complacencia por tu triunfo y  decía que sería atenta fiscalizadora de tu gestión. OK. A dos años de tú Alcalde y yo ojo vivo, -con el respeto que merece una autoridad elegida- quiero hacerte conocer algunas inquietudes que son mías y posiblemente de alguien más.

No creas que ignoro las dificultades que tienes para gobernar, desde los recortes de prespuesto pasando por la guerra sucia del oficialismo hasta el tiempo que pierdes en enmendar tus errores. Somos humanos y no nacemos sabiendo; equivocarnos es parte del aprendizaje. El problema es que en la vida pública hay dos cosas que cuando se agotan se agotan, no vienen pues con refil: El cansancio y la credibilidad.

Tu triunfo fue importante pero más importante es que estés consciente de ello porque solo así te darás cuenta de la cualidad de ese voto y de lo frágil  y vulnerable que es.

Es posible que lo que te voy a decir no lo escuches de tus asesores porque ya ves cómo son, siempre buenas gentes con el jefe. Pero como yo no soy buena gente ni tú eres mi jefe, permíteme sugerirte que te pongas la camiseta de Cochabamba lo cual no implica solamente hacer obras para amononar la ciudad, sino, asumir riesgos, riesgos políticos que nos hagan saber que no solo tenemos un Alcalde sensible a la estética de la urbe, sino también, una autoridad sensible a la certidumbre y representación política.

Por otro lado, le harías un favor a tu gestión si con tu equipo técnico decidieran -en un ejercicio de matemática básica- reducir la cantidad de letreros con tu foto y la pauta publicitaria en los medios y aumentar las señales de un trabajo planificado y estratégico porque eso de hacer tanto ruido mediático con una cuadra de cicloruta que a la semana es convertida en mitad peatonal resulta poco serio; o hacer bulla por el acicalamiento de una rotonda con argumentos como “el segundo reloj de Latinoamérica” constituye demasiado show cuando el espectáculo mayúsculo está en las frustraciones que tienen los cochabambinos cuando abren sus caños y sale aire. ¿Me dejo entender? Es decir, Jose María, me parece que debes concentrarte en asuntos vitales más que en temas de plaza, no hagas como cierto personaje plurinacional cuyo complejo mixto de Gobernador y Alcalde le hacen perder altura, seriedad e impacto. Al final, el ciudadano sabe perfectamente cuáles son sus prioridades e intereses y si no encuentra empatía en sus autoridades, paga ya sabes cómo, cuándo y dónde.

José María, menos propaganda y más planificación; menos pintura y cemento y mejor salud, educación y seguridad; menos plazas y más representación y certidumbre política.

¡Dale Alcalde, tú puedes!

El Sombrero de Chola (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, LT.OH.31)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyCuando los cochabambinos referimos como ubicación el “Sombrero de Chola” estamos hablando de una rotonda ubicada entre las avenidas América y Melchor Urquidi (zona norte de la ciudad). El denominativo coloquial hace honor a un gigantesco sombrero blanco de copa alta y cintillo negro típico de la chola cochabambina, situado al centro de la pequeña plazuela, donación del Rotary Club Cochabamba.

Pues bien, hace un par de meses aproximadamente, la Alcaldía de Cercado ha decidido intervenir la rotonda y sus alrededores porque esta zona hace parte del circuito de los 27 kilómetros de ciclorutas urbanas que el municipio ha programado implementar para convertir a Cochabamba en una ciudad más amigable con el medio ambiente, el ciclista y el peatón; sin duda, una propuesta coherente con las características topográficas y ambientales de la ciudad, y con las demandas de un grupo cada vez mayor de habitantes que prioriza la bicicleta como medio de transporte. Seguir leyendo “El Sombrero de Chola (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, LT.OH.31)”

Por putos….sí, por re putos

55b69b375aee5_1420_!.jpgMe presto la típica expresión del Basura alias Xavier Jordán para titular este comentario y su desarrollo.

Al grano. Anoche supe que somos unos putos, realmente unos putos que nos merecemos el reloj de Cala Cala, que nos merecemos que este departamento tenga un solo hospital del niño con un solo quirófano, que al llegar a la ciudad te reciban unos olores a podrido y algo más que aromatizan toda la zona del aeropuerto, que hasta ahora muchos barrios de la ciudad no tengan agua, que muchas calles (sino todas) estén llenas de agujeros, que seamos una de las ciudades más contaminadas de la región, que tengamos a decenas de ladrilleras y caleras aportando a dicha contaminación porque nadie hasta ahora se ha quejado lo suficiente, que tengamos obras que nos hacemos durar varios meses más a su plazo fatal, que la ciudad luzca cada vez más sucia y descuidada, que la gente tire la basura en la calle, que un grupo de dirigentes decida bloquear el único botadero que tiene la ciudad cuando quiere alguna obrita para su barrio….en fin, podríamos seguir y seguir describiendo aquello que nos hace cochabambinos y que hace a Cochabamba.

Anoche, les decía, constaté que somos así por putos como dice el Basura…y porque nos merecemos semejante putada por puro putos. Pues resulta que hay varios cochabambinos putos a quienes les ha encantado el reloj de Cala Cala, es mas, esta mañana me enteré que este proyecto había sido un pedido de los vecinos del barrio, claro, ante esto, no hay nada ya de qué hablar. Los calacaleños han pedido un reloj para su plaza, rotonda en realidad, así como los de Coña Coña han defendido a gritos un panitónodromo para su zona porque dice que también se merecen desarrollo y que basta de que todo se haga en la zona norte. Seguir leyendo “Por putos….sí, por re putos”

Día del Peatón y la Bicicleta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.13)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography¡Primer Día del Peatón y la Bicicleta del año! Los chicos preparan sus bicis, el esposo desempolva los tenis y yo alisto las gorras y el bloqueador.  Será un día para caminar, consumir, divertirse, pedalear y volver cansados a casa; como debe ser, como se espera que sea, como ha sido planificado.

Hoy, como dicen los periodistas “la familia cochabambina se volcará a las calles a compartir con sus seres queridos y amigos”. Todo será diversión, claro, ¡es el Día del Peatón y la Bicicleta!

A las 16:00 tendremos una ciudad llena de basura resultado de una jornada dedicada al consumo y a la excitación que produce comprar, comer y beber. Los hospitales, clínicas y centros de salud habrán tenido un movimiento poco habitual pero característico de esta fecha; y mañana lunes, las noticias darán cuenta de varias decenas de incidentes, accidentes y alguna tragedia como consecuencia de la irresponsabilidad del peatón que no supo disfrutar ni consumir de forma adecuada durante su día y el de su bicicleta. Seguir leyendo “Día del Peatón y la Bicicleta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.13)”

El mejor regalo para Cochabamba

IMG-20160806-WA0006

Según los verdes, el mejor regalo para Cochabamba es el distribuidor vial de la Beijing, obra que fue concebida en el plan del tristemente célebre exalcalde Cholango. Para los azules, el mejor regalo para Cocha es Misicuni, que ojo, aún no “funciona”. ¿A cuántas inauguraciones hemos asistido? que la piedra fundamental, que la llegada del topo, que el túnel, que el encuentro de ambas partes del túnel, que la altura de la represa, que la construcción de la misma… y así como se ha celebrado cada etapa, se ha maldecido cada engaño.

Los verdes dicen que son “menos corruptos que los azules”, que “al menos hacen cualquier cosa”, que “por lo menos entregan las obras de otro Alcalde”. Y a mí, estos comentarios de los propios funcionarios municipales del Cercado, me suenan a arrebato de moral porque me hacen ver que estamos en manos de una punta de conformistas level one. Por favor, ¿somos menos corruptos que los azules? ¿Al menos hacemos cualquier cosa?, ¿o que tenemos la dignidad de entregar (arregladas) las obras del exalcalde? Pongámonos serios un cacho.

Primero, ¿quién bajó la bandera del concurso del menos corrupto? Es una vergüenza que se piense así y que se vanaglorien de ser menos corruptos que los otros. Segundo, hacemos cualquier cosa pero hacemos. ¿Cómo es eso? Bueno, sabíamos que su plan de gobierno era poco “profundo”, pero podían haberlo perfeccionado en el camino y no lo hicieron, es evidente, y hoy se llenan la boca con obras planificas en otras gestiones. El llajtabus, por ejemplo, no hemos visto ni uno, ¿por qué? porque Leyes recibió el apoyo del transporte y hoy es pues complicado “fallarles”; sería como hablar mal de la madre. Tercero, toman como un acto fiel entregar las obras del anterior Alcalde. ¡Mierda que son buenos tipos! Explicarles que eso es lo correcto, y si las obras estaban mal concebidas pues también es su obligación corregirlas.

Los masistas nos enseñaron durante 10 años a agradecer por las obras recibidas de Evo. No pues. Y los verdes, en esa lógica, intentan que los cochalas quedemos anonadados y  agradecidos porque al menos son menos corruptos que los otros y porque son buenos tipos entregando obras de honor ajeno. No, es SU obligación, para eso, justamente para eso fueron elegidos. No se trata de regalos ni de hacerse a los muy machos y buenas gentes, es su obligación hacerlo. Y en esa lógica, sería bueno dejar de gastar tanto dinero en organizar actos de entrega cuya única intención es ensalzar al caudillo y su partido.

Por otro lado, tenemos un Gobernador que se ha esmerado en laburar un perfil digno de las películas de terror. El perfil de Canelas es fantasmagórico. En definitiva no aparece el señor, nadie sabe qué hace. Aparece de vez en cuando con alguna tibieza que congela. No es un defensor de la región, más parece el eco de Evo. Y es una pena.

Y bueno, entre caudillos de pacotilla y perfiles fanstasmagóricos, los cochalas vivimos igual que antes porque un distribuidor vial no nos dará de comer ni nos hará mejores ciudadanos; y porque agua seguiremos sin tener porque con Misicuni no pasará nada en un buen tiempo. Es decir, hoy, no hay nada que festejar en serio.

FOTO-PEQUEÑA-EQUIPAMIENTO-A-POLICÍA-EN-COCHABAMBA

Pero hablemos de cuál sería el mejor regalo para Cochabamba. Voy a ponerlo de este modo. A mí me da pena saber que el estadio anoche reventó. Sí pues. Estamos tan maltratados que cuando alguien nos sonríe inmediatamente le abrimos las piernas. Discúlpenme, damas y damos, pero así nomás es. Y esto no es fregar a los verdes, es hablar de nosotros, los cochabambinos. Es decir, ¿acaso nadie pensó que esos dos millones salen de los impuestos y que quienes han asistido a la gran joda son los que precisamente no los pagan? (Otra vez la derecha pagando la joda de la izquierda, eso pasa con el populismo). No tengo nada en contra de Leyes, pero no acepto que haga lo mismo que criticó antes de ser Alcalde. Y no puedo, en consecuencia, aceptar que se malgaste nuestro dinero en una serenata cuando los asistentes no tienen agua para bañarse porque sencillamente no la tienen. Pero el estadio seguro estuvo lleno y la gente “vibró” con los internacionales y los nacionales. Caramba, estamos pues mal.

Entonces, el mejor regalo para Cochabamba debe ser nuestra conciencia. No podemos pensar ni actuar en función de colores ni caudillos. Debemos recuperar nuestra cualidad de pueblo. Tenemos fama de ser personas inteligentes y de ñeque, mujeres valerosas y aguerridas, y nuestros niños de buenos deportistas y matemáticos. Y mierda, ¿vivimos atrapados entre corruptos y menos corruptos, entre caudillos, entre regalitos y joditas respirando y comiendo polvo con caca, no tenemos agua, tiramos todo en la calle, somos maleducados y nos vale nuestro futuro porque para eso está Santa Cruz?

20160514_085223

¿Y saben qué pasa? Vivimos orgullosos de nuestros 876 platos típicos, como si nuestro orgullo cochala se hubiera reducido a un buffet criollo. ¿Esa es Cochabamba? Alguien hizo un video, creo financiado por los verdes, muy bonito por cierto, pero ¿qué muestra? A una pareja bailando cueca y pura comida, es que claro, es lo que digo, Cochabamba se ha reducido a su cualidad gastronómica, bien, pero qué simple, qué miope, demasiada simpleza.

DSC_3468¿Qué fue Cochabamba? Esta tierra era jardines, ríos, trópico cargado de fruta, valles llenos de papa, cebolla, ajo y verdura, paisajes de sauce, chilijchis, molles, de jardines floridos, de parques cuidados, fuimos la envidia del resto del país. Fuimos San Simón, y aún somos la ciudadela universitaria por excelencia. Somos medicina, señores. Probablemente la mejor infraestructura hospitalaria del país y los mejores médicos estén en nuestra tierra. Somos cuna de guerreros, de intelectuales, de luchadores, de hombres y mujeres valientes y críticos, somos -dicen- el público más difícil…es que los cochalas somos jodidos y exigentes….pero no. Ahora nos han simplificado a un conjunto de platos ricos y suculentos. ¡Qué cosa más cojuda!

Nuestro mejor regalo será pues una buena dosis de reacción queridos llajtamasis. No permitamos que nos jodan ni los verdes ni los azules. El poder está en nosotros, en nuestra voz, en nuestra capacidad para pensar y actuar en consecuencia. Despertemos, sacudámonos y reaccionemos por favor. No permitamos que nadie nos haga creer que somos lo que el caudillo de moda quiere que seamos. No queremos más caudillos, no los necesitamos; no queremos regalos ni caros festejos. Cochabamba es grande porque los cochabambinos así lo decidieron; es cierto, andamos de capa caída porque han politizado nuestro días e hipotecado nuestro futuro, porque “tenemos” que ser verdes o  azules…o celestes o rojos, y un pueblo nunca puede pintarse de colores, solo de su propia lucha y convicción…¿Desde cuándo le pertenecemos a un partido o a otro? No nos conformemos con lo que nos “regalan”, exijamos que cumplan su palabra, así de sencillo, y aún más importante, recuperemos el sentido de comunidad y solidaridad que siempre nos ha caracterizado. La Telemaratón es un ejemplo de ello.

20150425_094947

Claro, no creamos que somos los caporales y el Wilster. dejemos ese orgullo para el carnaval y el domingo de fútbol. De una vez hagamos las cosas que hay que hacer para vivir bien. Para que nuestros hijos no se vayan a Miami ni a Santa Cruz. Hablemos de lo fundamental pues. Hablemos de lo que somos capaces de ofrecerles a las próximas generaciones,  de nuestra esencia, de nuestros intereses vitales: Hablemos de planificación y desarrollo urbano, de producción agrícola, de servicios básicos para ciudad y campo, de industria y economía, de trabajo y juventud, de trabajo y tercera edad, de seguridad y narcotráfico, de cómo mejorar nuestra salud y educación, es decir, hablemos de futuro, crecimiento y felicidad.

DSC_4047-1Cochabamba, te quiero y debo mucho por eso me dueles…me duele cómo te tratamos. Me duele tu Tunari quemado, me duelen tus calles sucias, me duele tu olor, me duelen tus jardines y  campos secos, me duele la anomia de tu gente, me duelen tus caudillos, me duelen tus fantasmas, me duelen tus colores políticos.

Te quiero fuerte, rebelde, te quiero insatisfecha, exigente, jodida, te quiero luchadora y potente. Con sueños grandes y hermosos, y con acciones para realizarlos.

¿Necesidad pública o caprichito Presidencial?

circo.jpgEn Cochabamba se pretende construir un estadio para 60.000 personas. El argumento que usan las autoridades empeñadas en este capricho presidencial es que un estadio es de necesidad pública.

A ver. Quienes vivimos en Cochabamba estamos autorizados para decirle a esta autoridad que si tendría que construir obras por necesidad pública, podríamos nombrar al menos 14 que son -de verdad- de necesidad pública.

¿Comenzamos?

  1. Agua potable para consumo humano y riego. Hace décadas este departamento padece de falta de agua. La situación es ya insostenible. ¿Los más perjudicados? Todos, citadinos y campesinos. No hay agua y la que hay cuesta mucho.
  2. Salud: infraestructura, ítems, procedimientos, atención, tecnología, camas, etc.
  3. Educación. No se tiene una educación de calidad, se requieren maestros mejor formados, infraestructura y recursos didácticos, etc.
  4. Empleo digno. Generar e impulsar fuentes laborales dignas, no esas temporales de 500 pesos/mes. Nadie quiere eso para vivir bien.
  5. Aire limpio. Nuestra ciudad es una de las más contaminadas de sud América. Muchos factores inciden en ello pero todos tienen que ver con la ausencia de políticas ambientales de impacto real. Nos atraviesa un Río contaminado y fétido, y un cielo que en estas épocas del año provoca depresión.
  6. Áreas verdes. Cada vez más cemento y menos verde. Ausencia de campañas para incentivar el apego a los árboles y plantas en general. Vivimos o sobre cemento, ladrillos finamente colocados en jardineras o sobre tierra.
  7. Transporte público. Es caótico, desordenado, irracional, insuficiente; viejo, feo y riesgoso….pleitero, además.
  8. Cloacas y alcantarillas. Rotas, viejas y hasta obsoletas.
  9. Cables en el casco viejo. Una maraña de cables “adorna” todo el casco viejo de la ciudad lo cual no solo da un aspecto horrible a la ciudad, sino, que constituye un riesgo para los habitantes.
  10. Comercio callejero. Cada día crece. Cuesta caminar por ciertas calles y avenidas porque el comerciantado se ha adueñado de las calzadas. ¡Y a qué precio!
  11. Atractivos turísticos y culturales. Dejadez total para crear, incentivar y mantener espacios de atracción turística y cultural. Más allá de las ferias del hot dog, el durazno y dos mil ferias más de comida, Cochabamba no ha hecho nada para ser un atractivo ni nacional y claro, menos internacional. Se come rico, harto y barato en Cbba. ¿Y?
  12. Respeto a las normas de tránsito. Manejar auto en esta ciudad es una prueba a la paciencia y la habilidad para protegerse contra accidentes. Los conductores, especialmente los del sector público, hacen lo que les da la gana, para ellos no existe el semáforo ni el peatón ni cualquier otra norma.
  13. Tema en descuido total. Los policías son una especie rara que solo aparece cuando el Presidente llega o cuando hay alguna convención internacional en la que hay que aparentar que somos una ciudad segura y vigilada.
  14. El único botadero que tiene Cercado ha colapsado hace rato y las autoridades no hacen nada porque cuando lo intentan, los “dueños” del botadero deciden entrar en paros, huelgas y bloqueos y hay que ver la ciudad llena de basura en cada esquina. ¿Plantas de tratamiento? No se conoce en esta ciudad.

Seguir leyendo “¿Necesidad pública o caprichito Presidencial?”

Entre lo que nos afecta y lo que nos distrae (Los Tiempos, 2015)

522496_gdQuise escribir sobre el castigo que le dieron por corrupto los pobladores del municipio de Caquiaviri a su Alcalde a quien vistieron de mujer, hecho que ha generado diversas opiniones, unas de absoluto rechazo; otras –aunque no lo crea– justificando el accionar indicando que son “herencias coloniales”. El cojo echando la culpa al empedrado, como de costumbre.

Sentí la tentación de escribir sobre las reacciones de la Ministra de Comunicación ante la polémica entrevista de Fernando del Rincón de CNN al ministro de Gobierno Carlos Romero. Mucho que decir al respecto pero nada que realmente nos afecte a los mortales que todos los días nos levantamos con la expectativa de mantenernos firmes y optimistas para tratar de dialogar con esta vida. Seguir leyendo “Entre lo que nos afecta y lo que nos distrae (Los Tiempos, 2015)”

Obras maquillaje (Los Tiempos, 2015)

FOTO-PEQUEÑA-EQUIPAMIENTO-A-POLICÍA-EN-COCHABAMBA.jpgEl tráfico vehicular es cada vez más caótico en la ciudad de Cochabamba; de la oferta electoral del actual Alcalde y sus Llajtabuses, no se volvió a hablar.

Acabamos de salir de un nuevo conflicto con los dueños y señores del botadero de K’ara K’ara; de la oferta electoral del actual Alcalde de industrializar la basura, no se conoce nada.

29 centros de salud más el hospital Cochabamba no tienen ni Paracetamol debido a que la licitación para la adquisición de medicamentos se declaró desierta por un error en su elaboración y presupuesto. Seguir leyendo “Obras maquillaje (Los Tiempos, 2015)”

Modelo inapropiado para una ciudad del conocimiento (Los Tiempos, 2015)

triple-helice-covapEn el marco de la construcción de lo que se pretende sea Cochabamba, ciudad del Conocimiento y del Plan Departamental de Ciencia, Tecnología e Innovación como parte del proyecto macro, la Secretaría de Planificación del Gobierno Departamental de Cochabamba y la Universidad Mayor de San Simón organizaron un espacio de socialización y análisis del Sistema Departamental de Innovación invitando al profesor Per Eriksson, exdirector de la Agencia Nacional Sueca para Sistemas de Innovación Vinnova, y exponiendo un panel de análisis y debate integrado por representantes de los actores involucrados en la Triple Hélice, vale decir, sector socioproductivo (empresa privada), academia (universidades del sistema), y sector público (Gobierno central, en este caso).

Este encuentro –que comenzó con 55 minutos de retraso y que contó con la prensa sólo para el acto de inauguración porque una vez acabado éste, los periodistas sacaron al senador Ciro Zabala para entrevistarlo y no volver más al salón– fue parte de las interacciones que lidera Filemón Iriarte de la Gobernación y que, luego de varios intentos, se puede decir logra convocar a la institucionalidad cochabambina, cosa que aplaudimos porque será bueno aprovechar el regalo (literal) que le hiciera el Gobierno central el 14 de septiembre de 2014 a nuestro departamento para convertirse en la ciudad del conocimiento. Seguir leyendo “Modelo inapropiado para una ciudad del conocimiento (Los Tiempos, 2015)”