La ortografía y la vida, lujos de la derecha (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 9)

Hasta con ella se han metido todos, o casi todos. Dicen ahora que lo importante es el fondo y no la forma, es decir, la comunicación no cómo nos comunicamos; es mas, si te metes con las formas, te cae reta; si te metes con el fondo, también.

La ortografía es hoy asunto para masoquistas, presumidos y finos y detestables hombres de derecha. Todo el resto, puede y debe prescindir de ella y dejarse llevar exclusivamente por la funcionalidad del lenguaje.

Si eres masista se espera que tengas una muy mala ortografía…y si no lo eres, pero quieres confundir a los demás, debes presumir una forzada pésima ortografía. Lo que ellos (los disimuladores) no saben es que sus limitaciones no son fingidas, y es que también se chutean la ortografía. Seguir leyendo “La ortografía y la vida, lujos de la derecha (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 9)”

Anuncios

No al aborto; esta es mi razón

20180620_144639No es la primera vez que me declaro en contra de la ampliación de las causales del aborto legal, es mas, mientras más escucho los argumentos y las manifestaciones que defienden esta práctica, menos entiendo ese “derecho”.

Tengo muchas razones para estar en contra del aborto, pero la principal tiene origen en este episodio de nuestras vidas:

Cuando nos casamos, luego de 5 años y medio de enamoramiento, decidimos que queríamos tener un hijo inmediatamente. 3, 6, 9, 12, 15, 20, 24 meses pasaron y nada…no lograba quedar embarazada. Cada menstruación era un llanto y una desilusión. Fue cuando acudimos a un especialista quien luego de varias “ayudas” fallidas, nos propuso apelar al tratamiento in vitro, un procedimiento doloroso y de cierto riesgo. Lo asumimos.

La regla no llegaba y en cambio comencé a sentir señales en mi cuerpo que me decían que podía estar embarazada. Me tomaron una prueba de sangre. Seguir leyendo “No al aborto; esta es mi razón”

Cuando el Estado institucionaliza y legaliza el machismo (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.27)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEn una prestigiosa estación de radio de alcance nacional se difunde un mensaje bajo el título Despenaliza mi decisión. La historia es contada a través de la voz afligida de una mujer que, en tono de complicidad culposa, le cuenta a la amiga que cuando el marido llega siempre quiere estar con ella y que esta vez está preocupada porque no le baja su regla. La amiga le da algo de tomar y la mujer, que parece estar embaraza, tiene sangrados con coágulos que luego entierra para estar bien con la pachamama; decisión que toma por ella y sus hijitos, narra el guión.

Vamos por partes. Llega el marido que vive lejos y toma a su esposa para tener sexo aunque ella no lo desea. El “pobre” hombre que está solo se encuentra en modo  “excitado y necesitado” de su mujer a quien hace suya sin importarle que su acto traiga más hijos que criar… o  abortar. Seguir leyendo “Cuando el Estado institucionaliza y legaliza el machismo (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.27)”

El aborto, un debate machista y egoísta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyNo es extraño que las diferentes reflexiones sobre el aborto dejen sola a la mujer; la mujer sola con su cuerpo, su salud, su vida y su decisión. El debate excluye al varón protagonista y responsable de ese embarazo; excluye al médico que en un cuartucho y por unos pesos le práctica el aborto; excluye a la familia que, muy extrañada y abatida, le niega apoyo; excluye a la Iglesia cuyos sermones satanizan su sexualidad; excluye a la escuela conservadora y obsoleta que le niega educación sexual; excluye al sistema de salud incapaz de practicar una medicina preventiva; excluye a la amistad que se hace a la desentendida; y excluye a la sociedad que con todos sus prejuicios castiga a esa mujer.

Quienes debaten el aborto, unos a favor y otros en contra, asumen esta práctica como un asunto que solo incumbe a la mujer; a esa mujer que -muy dueña de su cuerpo y sus decisiones- está absolutamente sola.

El debate del aborto es, contradictoriamente a lo que se “vende”, machista y propio de un sistema patriarcal que invisibiliza la figura del varón y de toda institucionalidad. A ambos, los aparta de cualquier responsabilidad y los libera de toda culpa. Seguir leyendo “El aborto, un debate machista y egoísta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)”

Carta a mis tres hijos hombres

“La Bolivia que hoy intenta despenalizar el aborto demuestra su machismo hablando de él solo desde la mujer, asumiendo que este es un tema que únicamente le incumbe a ella. Tengo tres hijos hombres y el aborto también es nuestro problema”

20151231_133342Queridos hijos, les escribo estas letras para decirles que pese a todo y a todos, nos mantenemos firmes en aquello que siempre les enseñamos. Si bien en casa no hemos hablado lo suficiente de sexo y sexualidad porque tanto su papá como yo heredamos algunas taras y vergüenzas,  sí les dijimos que si embarazaban a su enamorada debían asumir las consecuencias de ello.  De esa forma, saben muy bien que como padres no apoyaríamos que se hagan a los pelotudos, tampoco compraríamos pasajitos para hacerlos desaparecer ni financiaríamos un aborto; saben que deben asumir -a lo mero macho- las consecuencias de sus actos; hablo de asumir su paternidad.

Ustedes saben que hoy muchas situaciones se han convertido en una especie de cosa descartable y una de ellas es el embarazo, así como las parejas se embarazan igual se desembarazan y hoy el gobierno de Evo Morales -ese que dice que respeta la vida- está a punto de despenalizar el aborto. Pero quiero recordarles una vez más que si ustedes meten la pata tendrán que asumir su responsabilidad porque por muy legal que sea, en mi casa no voy a permitir un aborto. Seguir leyendo “Carta a mis tres hijos hombres”

¿Dueñas de nuestro cuerpo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)

9932464-Silueta-femenina-Foto-de-archivoDiferentes campañas a favor del aborto manejan mensajes que hacen ver a la mujer como dueña de su cuerpo y, por tanto, con el derecho absoluto de poder elegir lo que hace con él.

Más allá de estar o no a favor del aborto, o de lo moral o amoral de esta práctica, considero que justificarla a partir de la propiedad y poder de decisión que tiene la mujer de su propio cuerpo, es una contradicción: Si la mujer es dueña y responsable de su cuerpo como para decidir realizarse un aborto ¿por qué no es igual de dueña y responsable para cuidarlo y evitar quedar embarazada? No es coherente manifestar madurez, autonomía y responsabilidad para una práctica que debió evitarse precisamente a partir de los mismos principios, es decir, si se actuara con verdadera madurez, autonomía y responsabilidad en relación al cuerpo, seguramente -en la mayoría de los casos- se evitaría un embarazo no deseado. Entonces, ¿cuán dueñas somos de nuestro cuerpo?, ¿cuánto sabemos cuidarlo?, ¿es el aborto  consecuencia de ese “poder elegir” qué hago con mi cuerpo o cómo evito exponerlo a lo que en realidad no deseo? Seguir leyendo “¿Dueñas de nuestro cuerpo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)”

Perdón ¿el señor es don Luis Ramiro Beltrán?

Cuando me retiraba del restaurante en el que acababa de almorzar, pasé por la mesa donde comía una pareja de personas mayores. Los miré casi de reojo y logré reconocerlo. Estaba acompañado de una dama mucho más joven que él y sin dudarlo me  acerqué y le pregunté: Disculpe ¿el señor es don Luis Ramiro Beltrán? así es, me dijo con una sonrisa amable.

Tampoco lo dudé y volví a avanzar: perdón, soy comunicadora social ¿puedo tomarme una foto con él? Claro que sí, me respondió ella, la esposa quien nos tomó dos, charlamos algo más sin importancia, agradecí la gentileza y me fui feliz por haber conocido a quien durante años había leído y admirado.

Don Luis Ramiro, pese a su avanzada edad, me preguntó dónde trabajaba y me envió saludos para el director del medio, es decir, sabía perfectamente de lo que hablaba, lo recordaba y añoraba, además.

Hoy se fue y desde algún lugar del cielo estará reflexionando y escribiendo.

Paz en su tumba.

Ahora todo comienza para ella, pero no de cero.

Me cuentan que le practicaron el aborto…que ya fue, que todo acabó. no, no y no, nada acabó…..ahora todo comienza pero no de cero. Comienza desde una experiencia que ella jamás debió vivir; comienza desde el dolor, desde el odio, desde el miedo, desde el pánico, desde el resentimiento, desde la duda, desde la vergûenza, …..

Trabajemos todos para evitar este tipo de salvajismos…comencemos por despojarnos de nuestras ataduras internas, de dogmas, de fanatismos…abramos nuestra mente, hagamos el esfuerzo por comprender la otra postura, pero nunca callemos y menos ante la injusticia, el dolor ajeno, el abuso de poder, ante la violencia y la maldad….muchos dirán que nadie puede hablar ni sentir por el otro…no creo….yo creo que todos podemos hablar y sentir por el otro; empatía se llama, solidaridad se llama, voz se llama, criterio se llama…..no callemos, no callemos, aunque estemos equivocados y si lo estamos aceptemos nuestro error y disculpémonos, pero no callemos…..no somos muebles para no hablar, no somos cosas para no expresar. Seguir leyendo “Ahora todo comienza para ella, pero no de cero.”

¿Que “aprenda a ser madre” a los once años?

Una niña de apenas 11 años ha sido violada por un mototaxista en Santa Cruz, está embarazada y ahora pide -en el marco de la ley y de sus derechos- se le practique un aborto.

Alguien, de manera muy impertinente, ha pedido la opinión de la Iglesia católica y ésta –como no podía ser de otra manera- se ha opuesto a la interrupción del embarazo aduciendo que no se puede dañar la vida de una persona inocente.

A ver, si de precautelar la vida de inocentes se trata, entonces ya son dos las vidas que hay que proteger, una de 11 años y otra que aún está por nacer. Seguir leyendo “¿Que “aprenda a ser madre” a los once años?”