Decepcionar por ser como eres

Cada vez que peco de ser yo misma, me acuerdo de la lectura enviada por mi amigo Eduardo Morales desde Portugal. El texto es de Adam Grant y se titula “Sé tú mismo, es un pésimo consejo”. (Te dejo el link y te recomiendo su lectura https://www.nytimes.com/es/2016/06/09/se-tu-mismo-es-un-pesimo-consejo/?smid=fb-espanol&smtyp=cur).

Grant asegura que “nadie quiere ver tu verdadero yo. Todos tenemos pensamientos y sentimientos que consideramos fundamentales en nuestras vidas, pero que es mejor callar”, el autor explica que “Cuánto busca alguien ser auténtico depende de un rasgo de la personalidad llamado autorregulación. Un autorregulador fuerte observa constantemente a su alrededor en busca de pistas sociales y se adapta. Odia la incomodidad social y trata desesperadamente de no ofender a nadie…Los autorreguladores bajos tachan a los altos de camaleones e hipócritas. Tienen razón en cuanto a que hay un momento y un lugar para la autenticidad. Algunos resultados preliminares de una investigación sugieren que los bajos (autorreguladores) suelen tener matrimonios más felices y menos probabilidades de divorcio. Con la pareja amorosa, ser auténtico puede llevar a una conexión más genuina. Sin embargo, en los demás aspectos de nuestras vidas, ser muy auténtico puede tener un precio. Quienes se regulan a un alto nivel avanzan más rápido y logran un mayor estatus, en parte porque están más preocupados por su reputación. Aunque para algunos eso pareciera premiar el fraude de la autopromoción, ellos pasan más tiempo investigando qué necesitan los demás y ofreciendo su ayuda”…en fin, la lectura es muy nutritiva tanto para los fuerte como para los débiles autorregulados como yo.

Recordé esas reflexiones la anterior semana cuando decepcioné a muchos amigos al admitir que no conocía ni me interesaba profundizar la vida y las teorías del astrofísico Stephen Hawking. Hubo gente muy preocupada y amable que me envió inbox libros del investigador, artículos relacionados  y consejos de por qué debía saber sobre su obra científica. Hubo un amigo al que aprecio mucho que incluso se sintió profundamente confundido y desmotivado con mi reacción cuando le dije que no me interesaba profundizar sobre el genio. Seguir leyendo “Decepcionar por ser como eres”

Anuncios

Mujeres en alianza de género, una necesidad

Mónica Novillo en su columna de opinión de OPINIÓN del pasado 14, escribe sobre el día de Comadres.

Es muy normal que con Mónica, compañera de curso en la Cato, no coincidamos en muchos aspectos, pero yo diría que eso no nos “mata” a ninguna de las dos, es mas, nos hace más amigas que enemigas.  En su columna Comadres libres y seguras, Novillo dice muchas verdades…con algunas no concuerdo porque de entradita nomás, Comadres es una fiesta que a mí no me agrada, pero con la esencia de la nota sí coincido.

La autora del texto menciona que Comadres es utilizada como “válvula de escape, las mujeres en Comadres canalizamos y liberamos energía, olvidamos el control y la represión, somos quienes somos porque ejercemos libertad, bebemos, bailamos, pero no lejos de la mirada vigía…”.

Esto que dice Mónica N. es terrible en sí mismo. Terrible porque la farra es grande, exactamente del mismo tamaño de la represión que las mujeres llevamos encima por no poder hacer lo que queremos hacer y que ese día, por alguna razón, sí estamos autorizadas a hacer. Es decir, este comportamiento es un medidor de cuánto el sistema patriarcal y machista nos prohíbe e impone, y es eso lo que nos debe preocupar. El debate, por supuesto, no está en relación al día de Comadres, a sus excesos y consecuencias; lo que nos debe llamar a la reflexión es aquello que el sistema patriarcal y machista nos impone el resto del año y que no necesariamente pasa por prohibirnos embriagarnos, sino, hacernos respetar en nuestros derechos más elementales. Seguir leyendo “Mujeres en alianza de género, una necesidad”

¿Por qué es fundamental que el periodista televisivo escriba?

Micrófonos-variadosLa prensa televisiva nacional, en mi criterio, padece un mal muy jodido: No escribe.

La prensa televisiva, en su mayoría, ha dejado de escribir, fenómeno que va a la par con la banalización del hecho noticioso y de la misma realidad: Hoy, valen prácticamente lo mismo, un feminicidio, la declaración de un diputado sobre la ley de aceras y pastos, y la historia viral del día que muestra a la gorda de calza transparente o la sacada de mierda de un niño en su bicicleta.

El periodismo televisivo nacional se ha convertido en un periodismo transmisionista, es decir, repetidor de declaraciones de “busto parlantes” (que en su inmensa mayoría son fuentes políticas). Seguir leyendo “¿Por qué es fundamental que el periodista televisivo escriba?”

“Qué gente”, la historia de los floreros robados

image65137Mis hijos limpiaban la lápida. La rutina es exactamente la misma desde aquel 18 de noviembre de 2014 cuando él decidió volar. Es muy especial ver a mis hijos arrodillados en ese pasto desordenado tratando de acicalar el pequeño rectángulo donde descansa el abuelo Rolo.

Mi marido siempre de pie, observando la faena. Y yo siempre sentada en el banco debajo de la palmera observándolo casi todo.

Ese día nada de especial había ocurrido hasta que vimos llegar a cuatro mujeres de distintas edades que, posiblemente, conformaban tres generaciones. Las cuatro vestían de negro, blusas negras, pantalones de tela de vestir negros, zapatos de taco medio negros, carteras negras, y dos de ellas eran rubias teñidas y de a mucho rulo logrado con química de peluquería. Las doñas pretendían dárselas de muy pitucas, pero no alcanzaban en sus pretensiones: Hablaban demasiado fuerte para el gusto de todos, incluso de las almas que allí descansan.

Las de la generación sandwich, inmediatamente se percataron que se habían robado los dos vasos para las flores que seguro habían llevado el domingo anterior (el difunto aún no contaba con la lápida definitiva, por tanto, no gozaba de vaso propio). Una de ellas grito: ¡Qué gente, no hay los vasos! Seguir leyendo ““Qué gente”, la historia de los floreros robados”

¿Qué hace la educación?

palabras-relacionadas-con-la-educacion.jpgEvo nos ha vuelto a hablar de números. Cifras grandes, imponentes, serias, jodidamente convincentes para quienes solo quieren escuchar eso, cifras.

La danza de los millones ha sido impresionante, como impresionantes son las cifras. Por eso El Principito le dedica tantas páginas a este mal de adultos: los números y su capacidad para convencer verdades, mentiras, apariencias y realidades.

A mí no me gustan los números…me seducen mucho más los hechos, es decir, aquello que los números hacen funcionar. Por ejemplo, ¿de qué forma ha cambiado (léase mejorado) la realidad de las familias bolivianas gracias a esos números? Y ni así, ni así. Los números siguen sin decirme mucho porque soy una convencida que los cambios verdaderos no se logran a partir de una economía mejor, sino de una educación mejor. ¿Romanticismo o estupidez? Para nada, pragmatismo puro. La educación no es subjetiva, la educación no es abstracta, la educación no es cursilería barata…la educación es real, concreta, tangible.

La educación se habla, se escucha, se siente, se vive. La educación es un hecho real, la educación es diseño y planificación; es desarrollo y práctica; es evaluación y criterios; es resultados, valor e impactos.

Así, no estoy hablando subjetividades, estoy hablando de resultados concretos. Seguir leyendo “¿Qué hace la educación?”

Código Penal…consecuente con el régimen

na3.png_2093770183El Nuevo Código del Sistema Penal, aquel que gran parte de los bolivianos pide que se abrogue, no solo atenta contra la libertad política de salir a las calles a protestar por la subida del precio del pan, de la gasolina o por el abuso de poder, en general (artículos 293 y 294)…el Código también:

Limita y castiga con cárcel la libertad de expresión del pueblo tal como se advierte en los artículos 309, 310, 311. Por ejemplo, convierte la injuria en delito público, es decir, te culparán a ti -dueño de un medio de comunicación o periodista- por la injuria cometida por terceros, tu entrevistado. Ante esto “…los gremios periodísticos denunciaron que los artículos 309, 310 y 311 sobre injuria, calumnia y difamación, respectivamente, afectan a la libertad de expresión y de prensa y ponen en riesgo la Ley de Imprenta” (Correo del Sur). Seguir leyendo “Código Penal…consecuente con el régimen”

Que el mea culpa nos movilice

Es tiempo del mea culpa, de “darnos contra la pared” por la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene.

Voy al inicio de todo, retrocedo 12 años cuando -agotados por las mañas de la clase política- el 54% de los bolivianos optó por aquello que se le ofrecía bajo el rótulo de “cambio”.

Entonces cometimos el primer error, votar por cansancio, por hastío y porque, en realidad, siempre hemos votado así: Intercalando nuestra suerte, solo que esta vez, el merecedor del tin marín era un jugador completamente diferente a los que el electorado estaba acostumbrado: Los anteriores jugaban para cinco años, éste no, va 12 y quiere más y quiere todo. No lo sabíamos.

El segundo error fue haber pensado que nuestro voto estaría seguro en un dirigente cocalero y en un terrorista. En una sociedad sensata, esta historia debió haber acabado aquí, pues los antecedentes alcanzaban para pronosticar el resto, pero no, el 54% se dejó seducir por estos sujetos y más tarde, en la segunda elección, lo hizo el 64%. Seguir leyendo “Que el mea culpa nos movilice”

Tiempo de agradecer (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 49)

D3S_7989mandarEn un cierre y un inicio de año, siempre es oportuno mirar hacia el interior de uno mismo. Esa mirada suele estar acompañada de algunas lupas externas que facilitan (o perjudican) la observación; los factores externos de las decisiones suelen influir los argumentos propios y, a veces, las precipitan o las postergan, en mi caso, las determinaron.

En esta columna que es la primera de 2018 y la última también, quiero agradecer por el privilegio de haber llegado a ustedes a través de este pedazo de papel; papel amable, aguantador y valiente que llega a miles y miles de lectores en Bolivia y el exterior gracias al compromiso periodístico de tantas décadas de la familia Canelas. Seguir leyendo “Tiempo de agradecer (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 49)”

De penas a más penas (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 48)

D3S_7989mandarHoy debería escribir sobre cosas buenas y bonitas; debería enviar felicitaciones, besos y abrazos, y solo soy capaz de expresar mi tristeza y empute por cómo vivimos y cómo estamos la mayor parte de los bolivianos. La pobreza y la ignorancia, y la hija de ambas, el miedo, siguen cohabitando entre nosotros y cada vez con mayor presencia. Finalmente, siempre han resultado ser el mejor negocio para los gobiernos de turno, sobretodo, para los menos benignos.

Vuelvo la mirada 30 años y constato que lo único que ha cambiado es el pavimento de la calle principal. No hemos cambiado nosotros y no han cambiado las autoridades; no ha cambiado el pobre honesto y tampoco el pendejo de la cuadra. Seguir leyendo “De penas a más penas (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 48)”

“Tengo un amigo de 60” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 47)

D3S_7989mandarEl título de esta columna es una de las expresiones más bonitas que jamás había escuchado de mi hijo Santiago, un chiquito de 15 años que debate su presente entre el niño que deja de ser y el adulto que comienza a descubrir.

Ustedes se darán cuenta que lo que voy a relatar tiene una importancia sustancial para nuestra sociedad: saber comunicarse con los otros, con aquellos que no votan, que no trabajan, que no proponen aún, que no aportan económicamente, que aún no son “importantes” para el mundo adulto.

Tantas veces he escuchado decir que la juventud es la promesa del futuro, y cierto, lo es; pero qué y cuánto hacemos por conocerla, saber qué piensa, qué quiere, qué busca, cómo nos lee, cómo decodifica el mundo y lo vuelve a construir, cómo sueña el futuro y porqué lo hace de ese modo? Seguir leyendo ““Tengo un amigo de 60” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 47)”

Un laboratorio de ideas para “parir” cambios necesarios (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 46)

D3S_7989mandarEscribo desde el aeropuerto de El Alto. He sido invitada por La Coordinadora de la Mujer, cuya directora es Mónica Novillo, a un laboratorio de ideas que pretende generar pensamiento estratégico sobre la relación género-comunicación-transformación de cánones patriarcales.

“No lo hemos hecho bien…los avances normativos no han sido acompañados con los imaginarios colectivos”, dice Mónica e invita a las asistentes a proponer acciones que faciliten que el asunto de género se transversalice en la agenda y lenguaje de los medios masivos, de las plataformas y redes sociales. Seguir leyendo “Un laboratorio de ideas para “parir” cambios necesarios (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 46)”

No, no es plátano, !manzana es! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.45)

D3S_7989mandarSé que estos temas te han hastiado y “estido”; que ya no quieres saber de política menos de políticos. Que me iría mejor si te hablo de la Navidad; de cómo y cuánto nos alegramos los cochabambinos cuando llueve; o del deterioro que sufre la Escuela de Bellas Artes que literalmente se parte en dos y se viene abajo por una cultura del abuso de poder que últimamente nos quita hasta las monedas de 10 centavos. En fin, de mil asuntos que podría escribir pero que resulta que no “me salen”. No puedo hacerlo porque hay un tema que funge de esencial y es el que tiene que ver con la administración de la verdad, asunto que no es mas que la representación que cada quien hace de la realidad. Me dirás que en estos tiempos demasiado modernos hasta de la verdad se debe dudar, que es tan caprichosa, variable y medio bipolar que ni en ella se puede confiar. Seguir leyendo “No, no es plátano, !manzana es! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.45)”