El abucheo a la Filarmónica

ignoranciaEl 14, nuestro 14 de Septiembre, no quise detenerme en la crítica y traté de ofrecer un texto inspirado en los aspectos amables que nos caracterizan a los cochabambinos. Creo que no me equivoqué al hacerlo porque los bolivianos en general, y los cochabambinos en particular, necesitamos recobrar nuestra autoestima, por eso la algarabía con los pequeños y grandes triunfos futboleros, por ejemplo. Es evidente que necesitamos alegrarnos por algo y por alguito.

Perdonen que generalice pero todo hace pensar que los bolivianos hemos nacido con la etiqueta de perdedores; suman en nuestra historia más derrotas que éxitos y nos causa cierto placer ser negativos y criticones. Es más fácil encontrar peros que soluciones, es más fácil la crítica que el halago…y eso nos tiene con la autoestima enquistada en la bolita que sobresale en la esquina externa que une el pie con la pierna. ¡No puede ser!

Bueno, el tema es que el 14, a manera de homenaje a esta tierra que sigue siendo bondadosa con todos, decidí irme por el lado de esa otra mirada, la buena, la “positiva”, la que nos da aliento y nos mima…y resultó. Y resultó porque repito, estamos cansados de la crítica y del ninguneo: que los cochalas somos jodidos, envidiosos, cochinos…..no, los cochalas somos los cochalas, gente trabajadora, exigente, valiente, inteligente, emprendedora, solidaria y amable. ¿Por qué no decirlo con máximo orgullo y seguridad?

Este textito, sin embargo, no es para seguir adulándonos…suficiente con lo dicho, suficiente. Estas líneas son para expresar mi empute por lo ocurrido en la serenata a Cochabamba. ¿Qué pasó en la serenata? Dejamos ver nuestra enorme y patética falta de educación, cultura y tolerancia. Seguir leyendo “El abucheo a la Filarmónica”

Anuncios

“Marco reflexivo”

Y ahora qué nos queda….¿qué nos queda a los ciudadanos cuando tienen un gobierno que -en su desesperación- opta por los escupitajos, los insultos, la palmadita machista, la mentira, la manipulación? ¿Cuál debe ser el camino a elegir? ¿La risa, la sonrisa, la huida, la indiferencia, la impotencia, la frustración, la culpa? Oh, la culpa.

Y peor, ¿qué se hace cuando la mitad de la población ríe, goza y celebra para bien o para mal de tal gobierno? Así, en una actitud propia de pan y circo, de esperar más bajezas para satisfacer el morbo y ver hasta dónde es capaz de llegar?

¿Y qué se hace cuando los otros, los llamados oposición se encuentran al mismo nivel? Cuando constatas que todos son la misma miseria…

¿Seguimos creyendo en la educación como posibilidad? O nos embarcamos en el ritmo lento e inseguro del metele nomás, yo sigo mi camino, a mí qué me importa, igual hago negocios o de todas formas sigo esperando que algo me llegue…

Seguimos tratando de reflexionar en una posible salida? Pero si a la vuelta de la esquina nos encontraremos con más de lo mismo.

¿Siempre fue así? No lo recuerdo. Marco, un amigo que se dedica a sacar madera me dice que antes fue peor. Uy, le digo, y dónde estaba yo que no me di cuenta. Voy a los 45, ¿qué hice los últimos 30 años para no poder compartir ese criterio. Y su amigo, un brasilero con ojos verdes, dice que después de este caballero que invita a cagar al monte, no hay más. Entonces que la solución es seguir aguantando….aguante, aguante que de lamento boliviano hay todavía bastante….es inagotable la fuente de los lamentos en este bello y explotado territorio plurinacional.

Y el italiano que conocí me dice que su país está por retirarse de Bolivia porque todos se roban todo….”por Dios, no me digas nada más”, le digo, me da vergüenza….y lo siento, lo siento, le digo al hombre que de cuentos tiene harto, todos de hambre, de falta de moral, cuentos de sinvergüenzas.

Y mis colegas ayer en esa aula universitaria soñaban con un mundo mejor, pero resulta que el conflicto es ético: qué podemos “enseñar” si tenemos un Presidente que decide invertir, talar, cortar, sacar, aplanar, limpiar, construir, desarrollar en un territorio protegido, en un parque nacional? ¿Cómo le decimos al campesino que no puede pasar la línea roja del Amboró o del Tunari porque son áreas protegidas por ley cuando el caballero papá indígena de media lengua invita a la oposición a cagarse todos juntos en el TIPNIS?

En comunicación hay algo que se llama desinformación por saturación. Así estoy, saturada. Llegué al límite con la basura de noticieros que tenemos, con la basura que venden, que transmiten; saturada y asqueada con el nivel cloaca de autoridades que se merecen un ¡váyanse a la mierda! colectivo.

Bolivia aún no ha pisado fondo aunque parezca que sí lo ha hecho. No, aún falta que falte…un poco más. Aún hay, aún es posible maquillar la realidad y creerla. Cuando los bolivianos se den cuenta de lo que hemos construido esta década, grande será la caída, dura y dolorosa.

El conflicto hoy es moral porque el señor que invita a cagar al monte ha dado pasos atrás en ese ámbito. Nos ha enseñado que un país se construye con cemento, fierro, luminarias, carreteras, estadios, canchas, computadoras y Chinos. Y de eso está mal construido el país….a la medida de las necesidades y expectativas de la mayoría de los bolivianos.

A nadie, a nadie, a nadie le ha importado lo esencial. Lo esencial no estaba en los planes de nadie, y entonces tenemos una primera autoridad  que se caga en el monte, un Vicepresidente que está más cerca a la conducta patológica que a la cuerda, y un conjunto de segundones que solo obedecen…solo obedecen. Eso.

Caballeros inquilinos del poder que han creído que este es su feudo, y que en estos 11 años nos han tratado como a un grupo de pobres ignorantes diciéndonos que si no estamos con ellos, los astros se resentirán y se irán. ¡Manga de inventores de maldad y mentira!

Qué decepción el proceso de cambio. Y eres tan linda pero estás maldita, maldita por la ignorancia de los hijos que te han gobernado y te gobiernan, hijos castigadores del futuro de todos.

NOTA: No te creas nada de esto, solo lo dije en forma de MARCO REFLEXIVO, la realidad es otra. Estamos bien.

 

 

Entre lo invisible, lo necesario y lo satisfactorio (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.29)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography¿Cómo puedes defender el TIPNIS y su intangibilidad si nunca has estado ahí? Me han preguntado. ¿Acaso debo conocerlo para sentirlo, para visualizarlo, para maravillarme con su grandeza? Aquello “invisible” que algunos no hemos visitado ni vivido, paga hoy el precio de la ignorancia, la poca sensibilidad y la ambición de un régimen indolente, insolente, incoherente y agresivo consigo mismo, amén de su incapacidad para imaginar y soñar un futuro en armonía con el agua cristalina, el aire limpio y la brisa húmeda.

De egoísta me ha calificado el régimen Morales: “No quieres que las mujeres TIPNIS vivan como tú ni tu familia”, ha asegurado. Se entiende, el MAS ha construido una manera de creer (no de pensar) que todos quienes nos oponemos a su credo, somos malas personas, egoístas, por ejemplo. Seguir leyendo “Entre lo invisible, lo necesario y lo satisfactorio (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.29)”

Metagenómica confirma presencia tóxica en la Laguna ALALAY

Comparto con ustedes amigos, mi trabajo periodístico sobre la Laguna Alalay, con la esperanza y la intención personal y profesional de que ayude a encontrar las soluciones definitivas a la recuperación de este espejo de agua, patrimonio natural de Cochabamba.

http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/20170814/metagenomica-confirma-presencia-toxica-laguna-alalay

Emboscada Mediocre (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.28)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyAyer lunes, a pesar de ser feriado y jornada de poco tráfico vehicular, la luna se acostó con pijama amarillo; un incendio en el Parque Nacional Tunari opacó a la bella luna.

Hoy martes, a medida que transcurrían las horas, el incendio había transformado el ambiente: había zonas de la ciudad donde el humo y el hollín eran difíciles de soportar, el cielo se tiñó de un color indescriptible; hacia la noche, los efectos del siniestro pasaban factura a los ojos, la nariz y la garganta; los habitantes de este lindo y contaminado valle, éramos víctimas -una vez más- de los efectos de un incendio voraz.

Mañana miércoles, la prensa abrirá con la cantidad de hectáreas que arrasó el fuego, dirá que la causa posible fue la intervención del hombre y cerrará su trabajo diciendo que el hecho está siendo investigado. Una vez más, este gran incendio quedará en los archivos de los impunes, los asuntos olvidados, de aquello que se repite cada año y de la lentitud de las autoridades. Es posible, quizá, que alguien lo registre en el archivo de los héroes de siempre: bomberos, vecinos y los del SAR Bolivia que con poco hacen mucho. Seguir leyendo “Emboscada Mediocre (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.28)”

Por putos….sí, por re putos

55b69b375aee5_1420_!.jpgMe presto la típica expresión del Basura alias Xavier Jordán para titular este comentario y su desarrollo.

Al grano. Anoche supe que somos unos putos, realmente unos putos que nos merecemos el reloj de Cala Cala, que nos merecemos que este departamento tenga un solo hospital del niño con un solo quirófano, que al llegar a la ciudad te reciban unos olores a podrido y algo más que aromatizan toda la zona del aeropuerto, que hasta ahora muchos barrios de la ciudad no tengan agua, que muchas calles (sino todas) estén llenas de agujeros, que seamos una de las ciudades más contaminadas de la región, que tengamos a decenas de ladrilleras y caleras aportando a dicha contaminación porque nadie hasta ahora se ha quejado lo suficiente, que tengamos obras que nos hacemos durar varios meses más a su plazo fatal, que la ciudad luzca cada vez más sucia y descuidada, que la gente tire la basura en la calle, que un grupo de dirigentes decida bloquear el único botadero que tiene la ciudad cuando quiere alguna obrita para su barrio….en fin, podríamos seguir y seguir describiendo aquello que nos hace cochabambinos y que hace a Cochabamba.

Anoche, les decía, constaté que somos así por putos como dice el Basura…y porque nos merecemos semejante putada por puro putos. Pues resulta que hay varios cochabambinos putos a quienes les ha encantado el reloj de Cala Cala, es mas, esta mañana me enteré que este proyecto había sido un pedido de los vecinos del barrio, claro, ante esto, no hay nada ya de qué hablar. Los calacaleños han pedido un reloj para su plaza, rotonda en realidad, así como los de Coña Coña han defendido a gritos un panitónodromo para su zona porque dice que también se merecen desarrollo y que basta de que todo se haga en la zona norte. Seguir leyendo “Por putos….sí, por re putos”

Cifras que deberían, en vez de… (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.26)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyComienzo por las recomendaciones que dicen: Promover las respuestas familiares antes de la institucionalización; fortalecer los mecanismos de coordinación interinstitucional; promover y efectivizar el derecho a la participación infantil; y asignación presupuestaria suficiente.

Sigo con las conclusiones: 900 mil niños se encuentran en riesgo y vulnerabilidad debido, principalmente, a los siguientes factores internos: consumo de bebidas alcohólicas de los padres; ausencia de uno de ellos;  presencia de padrastro o de madrastra; negligencia, frustraciones personales y falta de educación de los progenitores o tutores. Entre los factores externos que contribuyen a que los padres ejerzan violencia contra los hijos se anota la brecha que existe entre la familia y el Estado, es decir, falta de conocimiento, desconfianza o una idea distorsionada del tipo de apoyo que brindan las instituciones públicas responsables de ofrecer asistencia psicológica y social: no pocas familias consideran que estas entidades solo fiscalizan y por ello tienen miedo a que les quiten a sus hijos. Seguir leyendo “Cifras que deberían, en vez de… (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.26)”

Perdónanos Señor (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.25)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEn estos días en los que se ha aprobado el matrimonio civil entre transexuales, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, y se ha celebrado el Día del Orgullo Gay, las redes sociales han sido depositarias de expresiones de todo tipo, sobre todo de comentarios que manifiestan estar en desacuerdo y que, además, rayan en el absoluto desprecio por todo lo mencionado.

Estas expresiones tienen dos vertientes: Primero, una patética y atrevida ignorancia sobre la naturaleza sexual del ser humano; sin embargo, la ignorancia, siempre atrevida, posee el atenuante de poder sufrir cambios; mientras que las creencias religiosas, la segunda vertiente, suelen ser extremos caprichosos que se resisten a la transformación. Es preocupante que fundamentalismos religiosos se impongan a criterios científicos que hace décadas nos han demostrado que la inclinación por el mismo sexo no es una enfermedad ni una opción de vida, ni una decisión voluntaria, ni una desviación de la naturaleza, tampoco una monstruosidad o castigo del demonio.

Los bolivianos deberíamos comprender, hace rato ya, que la inclinación sexual no nos define como seres humanos, que no nos hace ni mejores ni peores personas. Así, nadie debería juzgar mi capacidad de ser, de entender, de entregar, de amar por nacer heterosexual; así mismo, nadie tendría que juzgar la integridad de un hombre por ser homosexual o la de una mujer por ser lesbiana. ¿Por qué deberíamos? ¿Porque así lo dice mi Dios? Seguir leyendo “Perdónanos Señor (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.25)”

Los mejores alumnos del masismo (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.23)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyHay muchas cosas que el masismo nos ha enseñado durante los 11 años de gobierno. Hemos aprendido a razonar y a responder de la misma forma: nos hemos vuelto beligerantes, autoritarios y desconfiados; mucho de esto se lo debemos al discurso y a la práctica política que hábilmente ha construido el MAS y que de forma sistemática ha instituido como estilo de convivencia, la polarización.

La pena es que nos hemos convertido en los mejores alumnos; el MAS, como buen enseñante, ha hecho que muchos discípulos superen al maestro.

En las últimas elecciones celebradas en Bolivia, los candidatos a Gobernaciones y Alcaldías, ofrecían exactamente lo mismo que la marca MAS: más cemento, más canchas  de plástico verde, más mochilitas y más bonos pero con la décima parte de músculo que el gurú. Seguir leyendo “Los mejores alumnos del masismo (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.23)”

Bola de incapaces

color-262808_960_720Tenemos autoridades incapaces porque quienes las hemos elegido somos tan incapaces como ellas. Porque hemos sido incapaces de leer sus planes de gobierno. Porque nos hemos dejado llevar por su carisma o por la mejor campaña. Porque en realidad, nos interesa poco o nada el bien común. Porque nadie cree en nadie y porque nos hemos acostumbrado a votar por el menos peor. La culpa de tener a unos incapaces de autoridades, es nuestra. Hagamos mea culpa y tomemos una piedra y usémosla para golpearnos el pecho.

Recorro el trayecto hacia mi casa sorteando baches y piedras, siendo testigo de un par de obras inconclusas y mal realizadas que han sido abandonadas desde el último trimestre del año pasado; los desgraciados vecinos viven tragando tierra las 24 horas del día. Llego a la rotonda del parque y me encuentro con un semáforo, solo en Bolivia las rotondas no funcionan por lo que han tenido que ser semaforizadas para poner orden a la ignorancia constituida…pero imagínate, el semáforo ni siquiera funciona; vaaaaa, da lo mismo, de todas formas es un adorno que pocos están dispuestos a mirar. Una norma más que sirve para pasársela por el culantro. Seguir leyendo “Bola de incapaces”

¿Familia? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH. LT.18)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography“De los 20 compañeros del colegio, solo tres seguimos casados”, cuenta con orgullo Jorge, un amigo paceño de alrededor de 40 años que lleva ocho de matrimonio. Hace algunas noches, Álvaro y yo conversábamos con dos adolescentes sobre el matrimonio. Ambos son hijos de relaciones que nunca se formalizaron, no conocen lo que es tener un padre y una madre viviendo bajo el mismo techo; cuando les contamos que este 2017 cumpliremos 23 años de casados, nos miraron con enorme asombro y uno de ellos dijo: “wow, yo no podría aguantar eso”. Increíble pero el asombro fue nuestro.

La vida en pareja genera incredulidad mientras nos vamos acostumbrando a que las potencias mundiales exhiban su poderío bélico en desfiles vergonzosos para la historia y la humanidad; que los hombres y mujeres trabajen para poseer y acumular lo que no necesitan; que algún mandatario psicótico converse con vacas mientras ordena que se asesinen a jóvenes que reclaman libertades y derechos; que otros regímenes nos digan que el aborto protege la vida de las mujeres mientras invisibiliza al varón y ni siquiera se molesta en discursear sobre la pareja; que los hombres asiáticos convivan con muñecas de plástico y les sean infieles con parejas virtuales y animadas; que los abogados de la Av. San Martín ganen más dinero ejecutando divorcios que celebrando matrimonios; que los psicólogos cada vez estén más de moda, y que los psiquiatras y bioquímicos se hagan la américa medicando a hombres estresados, mujeres depresivas y niños hiperactivos. Seguir leyendo “¿Familia? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH. LT.18)”

“También queremos caminar la vida con ellos” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.17)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyDoña Aidita insistía que se hable del hombre invisible; no entendíamos a quién se refería. A los pocos días conocería dos historias de amigos que me lo explicarían.

Pablo está en la mitad de su vida; hace un año está divorciado, sus dos hijos viven con la madre. Su testimonio es el reflejo de lo que pasan miles de varones: “Me queda muy poquito para poder vivir, casi todo mi sueldo se va a pagar la pensión familiar…al año, mi exmujer se quiere ir de Bolivia pero yo sin mis hijos, muero”.

Roberto es abogado. También está divorciado y tiene un hijo de dos años cuya guarda la tiene la madre. Su testimonio, grabado en 25 mensajes de audio, es desesperado y está resumido en el título de esta columna.

“El hombre invisible” de Aidita se refería a Pablo, a Roberto y a miles de varones que una vez divorciados sufren -como le llama el amigo abogado- el peso de una “norma clandestina  que sanciona, criminaliza y estigmatiza al padre o madre que no haya obtenido la guarda de los hijos”.

Muchos varones creen que someterse a la ley 603 o Código de las familias y del proceso familiar, es una “pantalla” porque es una ley contradictoria y poco equitativa: Primero establece que los hijos tienen derecho a una relación paterno y materno filial igualitaria; y segundo, que la protección de los hijos se realiza mediante autoridad de la madre, del padre o de ambos lo que conlleva derechos y obligaciones; sin embargo, en caso de divorcio, por ejemplo, dicha autoridad es ejercida solo por uno de los progenitores (autoridad exclusiva) cuya guarda, generalmente, es dada a la madre, quedando el padre en la figura de simple “contribuidor” que podrá “conservar las relaciones personales” con sus hijos.

Por su parte, la guarda compartida se rige a acuerdo voluntario de partes dando lugar a que los hijos sean utilizados por quien goza de la autoridad (guarda) sobre los hijos como instrumentos  de chantaje, extorsión y permanentes voluntades que son incumplidas, un verdadero calvario para el progenitor que no fue favorecido con la tenencia de sus hijos.

La mayoría de las personas cree que los padres son agradecidos con una justicia que favorece a la madre; piensa que se le ha hecho un enorme favor al varón que no tiene la custodia de los hijos simplemente porque “padres hay muchos y madre una sola”; porque el maltratador suele ser el varón y la mujer la víctima; porque el malo de todas las películas es el hombre y la víctima de todas las historias es la mujer, y porque -para rematar- nosotras decidimos y ellos se callan. La norma,  en este caso la ley 603, se enmarca en esa filosofía popular por lo que, tal como cuenta Roberto, “los hombres sabemos que nos sometemos a una norma que favorecerá ciegamente a la madre”.

“Los papás también sufrimos, también lloramos. Queremos lavar la ropita de nuestros hijos, queremos preparar  mamaderas y darles de comer, llevarlos al colegio, queremos verlos dormir, llevarlos a nuestro trabajo, queremos cansarnos por atenderlos, queremos caminar la vida con ellos”, dice Roberto quien asegura que no existe investigación científica que certifique que los hijos estarán mejor con la madre que con el padre.

“A mí me han quitado a mi hijo porque quiero ser un buen padre, porque quiero estar con él y porque no soy ningún pelele que voy a dejar que me lo quiten, voy a luchar por mi hijo”, sentencia este padre que ya no decide la educación ni los valores que recibirá su hijo porque la autoridad la tiene la madre y porque la ley señala que así sea.

¿Dónde queda el discurso de igualdad y equidad de género?