¿Qué le dirías y/o pedirías a un periodista? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.19)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEl 10 de mayo, a propósito del Día del Periodista Boliviano, pregunté en mi muro de Facebook lo siguiente: “Si tuvieras la oportunidad ¿qué le dirías y/o pedirías a un periodista?”.

Pocas veces las personas que ejercen el rol de receptores y perceptores del mensaje masivo tienen la posibilidad de juzgar de forma pública el trabajo de la prensa; generalmente, se constituyen en interlocutores silenciosos del trabajo periodístico. Que a la audiencia se le dé la posibilidad de valorar o juzgar el producto del periodista y a él mismo, es saludable para ambos protagonistas, pero lo es más para quien tiene a su cargo el procesamiento del hecho informativo porque enriquece, nutre y reconduce su labor; finalmente, el periodista no es más que un servidor público.

¿Pero qué es lo que los “consumidores” de espacios noticiosos e informativos desean decirle y/o pedirle al periodista boliviano? Clasificando y jerarquizando las aproximadamente 120 intervenciones en el Facebook, obtengo los siguientes resultados: Seguir leyendo “¿Qué le dirías y/o pedirías a un periodista? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.19)”

¿Familia? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH. LT.18)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography“De los 20 compañeros del colegio, solo tres seguimos casados”, cuenta con orgullo Jorge, un amigo paceño de alrededor de 40 años que lleva ocho de matrimonio. Hace algunas noches, Álvaro y yo conversábamos con dos adolescentes sobre el matrimonio. Ambos son hijos de relaciones que nunca se formalizaron, no conocen lo que es tener un padre y una madre viviendo bajo el mismo techo; cuando les contamos que este 2017 cumpliremos 23 años de casados, nos miraron con enorme asombro y uno de ellos dijo: “wow, yo no podría aguantar eso”. Increíble pero el asombro fue nuestro.

La vida en pareja genera incredulidad mientras nos vamos acostumbrando a que las potencias mundiales exhiban su poderío bélico en desfiles vergonzosos para la historia y la humanidad; que los hombres y mujeres trabajen para poseer y acumular lo que no necesitan; que algún mandatario psicótico converse con vacas mientras ordena que se asesinen a jóvenes que reclaman libertades y derechos; que otros regímenes nos digan que el aborto protege la vida de las mujeres mientras invisibiliza al varón y ni siquiera se molesta en discursear sobre la pareja; que los hombres asiáticos convivan con muñecas de plástico y les sean infieles con parejas virtuales y animadas; que los abogados de la Av. San Martín ganen más dinero ejecutando divorcios que celebrando matrimonios; que los psicólogos cada vez estén más de moda, y que los psiquiatras y bioquímicos se hagan la américa medicando a hombres estresados, mujeres depresivas y niños hiperactivos. Seguir leyendo “¿Familia? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH. LT.18)”

“También queremos caminar la vida con ellos” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.17)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyDoña Aidita insistía que se hable del hombre invisible; no entendíamos a quién se refería. A los pocos días conocería dos historias de amigos que me lo explicarían.

Pablo está en la mitad de su vida; hace un año está divorciado, sus dos hijos viven con la madre. Su testimonio es el reflejo de lo que pasan miles de varones: “Me queda muy poquito para poder vivir, casi todo mi sueldo se va a pagar la pensión familiar…al año, mi exmujer se quiere ir de Bolivia pero yo sin mis hijos, muero”.

Roberto es abogado. También está divorciado y tiene un hijo de dos años cuya guarda la tiene la madre. Su testimonio, grabado en 25 mensajes de audio, es desesperado y está resumido en el título de esta columna.

“El hombre invisible” de Aidita se refería a Pablo, a Roberto y a miles de varones que una vez divorciados sufren -como le llama el amigo abogado- el peso de una “norma clandestina  que sanciona, criminaliza y estigmatiza al padre o madre que no haya obtenido la guarda de los hijos”.

Muchos varones creen que someterse a la ley 603 o Código de las familias y del proceso familiar, es una “pantalla” porque es una ley contradictoria y poco equitativa: Primero establece que los hijos tienen derecho a una relación paterno y materno filial igualitaria; y segundo, que la protección de los hijos se realiza mediante autoridad de la madre, del padre o de ambos lo que conlleva derechos y obligaciones; sin embargo, en caso de divorcio, por ejemplo, dicha autoridad es ejercida solo por uno de los progenitores (autoridad exclusiva) cuya guarda, generalmente, es dada a la madre, quedando el padre en la figura de simple “contribuidor” que podrá “conservar las relaciones personales” con sus hijos.

Por su parte, la guarda compartida se rige a acuerdo voluntario de partes dando lugar a que los hijos sean utilizados por quien goza de la autoridad (guarda) sobre los hijos como instrumentos  de chantaje, extorsión y permanentes voluntades que son incumplidas, un verdadero calvario para el progenitor que no fue favorecido con la tenencia de sus hijos.

La mayoría de las personas cree que los padres son agradecidos con una justicia que favorece a la madre; piensa que se le ha hecho un enorme favor al varón que no tiene la custodia de los hijos simplemente porque “padres hay muchos y madre una sola”; porque el maltratador suele ser el varón y la mujer la víctima; porque el malo de todas las películas es el hombre y la víctima de todas las historias es la mujer, y porque -para rematar- nosotras decidimos y ellos se callan. La norma,  en este caso la ley 603, se enmarca en esa filosofía popular por lo que, tal como cuenta Roberto, “los hombres sabemos que nos sometemos a una norma que favorecerá ciegamente a la madre”.

“Los papás también sufrimos, también lloramos. Queremos lavar la ropita de nuestros hijos, queremos preparar  mamaderas y darles de comer, llevarlos al colegio, queremos verlos dormir, llevarlos a nuestro trabajo, queremos cansarnos por atenderlos, queremos caminar la vida con ellos”, dice Roberto quien asegura que no existe investigación científica que certifique que los hijos estarán mejor con la madre que con el padre.

“A mí me han quitado a mi hijo porque quiero ser un buen padre, porque quiero estar con él y porque no soy ningún pelele que voy a dejar que me lo quiten, voy a luchar por mi hijo”, sentencia este padre que ya no decide la educación ni los valores que recibirá su hijo porque la autoridad la tiene la madre y porque la ley señala que así sea.

¿Dónde queda el discurso de igualdad y equidad de género?

¿Será la forma? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.16)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyDebo confesar que además de preocupación, el mensaje en contra del género masculino que se amplifica cada vez con mayor fuerza desde las páginas y muros de los colectivos feministas, me provoca una profunda angustia.

Es cierto. No hay día en que los medios de comunicación informen sobre niñas, adolescentes y mujeres adultas víctimas de violencia machista; las violaciones, incluso a infantes, son noticia diaria; los feminicidios también ocupan un espacio cotidiano en la agenda periodística. Esta realidad que golpea el alma, es inocultable y debe ser expuesta como un problema social público; ya no se trata pues de casos aislados protagonizados por individuos con alguna patología clínica extraordinaria; la recurrencia de los hechos hace pensar que estamos ante un fenómeno acaso “común”, “normal”, “familiar”.  La violencia de género en Bolivia es más que delicada y merece la atención de las instituciones del Estado. Seguir leyendo “¿Será la forma? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.16)”

Del final y al revés, el estilito boliviano (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.15)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEl Ministerio de Educación, a través de la Resolución Ministerial 001/2017, permite el uso didáctico del teléfono celular. Después de varios años de prohibición, el ministro Aguilar ha entendido que este aparatito móvil -especie de extensión de la mano de la mayoría de mortales en estos tiempos digitales- puede ser aliado de la educación. El que sigue sin entenderlo es el Presidente, don Evo Morales quien, muy preocupado por la educación de los niños y jóvenes del país, recomendó prohibir a los estudiantes el uso de celulares en las aulas porque “…tienen derecho a comunicarse pero en las aulas deben estar concentrados” (emoticón de risa).

Mientras el Presidente apoya la ampliación de las causales del aborto, sugiere prohibir el uso del celular en aulas, y la Ministra de Salud comienza a vacunar nada menos contra del papiloma humano en medio de una absoluta y patética desinformación ciudadana. Seguir leyendo “Del final y al revés, el estilito boliviano (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.15)”

El aborto, un debate machista y egoísta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyNo es extraño que las diferentes reflexiones sobre el aborto dejen sola a la mujer; la mujer sola con su cuerpo, su salud, su vida y su decisión. El debate excluye al varón protagonista y responsable de ese embarazo; excluye al médico que en un cuartucho y por unos pesos le práctica el aborto; excluye a la familia que, muy extrañada y abatida, le niega apoyo; excluye a la Iglesia cuyos sermones satanizan su sexualidad; excluye a la escuela conservadora y obsoleta que le niega educación sexual; excluye al sistema de salud incapaz de practicar una medicina preventiva; excluye a la amistad que se hace a la desentendida; y excluye a la sociedad que con todos sus prejuicios castiga a esa mujer.

Quienes debaten el aborto, unos a favor y otros en contra, asumen esta práctica como un asunto que solo incumbe a la mujer; a esa mujer que -muy dueña de su cuerpo y sus decisiones- está absolutamente sola.

El debate del aborto es, contradictoriamente a lo que se “vende”, machista y propio de un sistema patriarcal que invisibiliza la figura del varón y de toda institucionalidad. A ambos, los aparta de cualquier responsabilidad y los libera de toda culpa. Seguir leyendo “El aborto, un debate machista y egoísta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)”

La cara más fea del régimen (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEsta semana, con un descuido de principiantes, el gobierno boliviano mostró su verdadera cara.

El apoyo incondicional a la bochornosa  ruptura del orden constitucional en Venezuela, los aires de magnífico todoterreno que se dio el boliviano Diego Pary ante el pleno del Consejo Permanente de la OEA, y el rápido y furioso encarcelamiento de dos ciudadanos (jóvenes masistas, entiendo) por haber publicado un pasquín digital que denuncia hechos de corrupción al interior del Ministerio de Gobierno, ha exhibido la cara más fea del régimen de Evo Morales.

Hablando de caras feas, esta semana también se ha cuestionado la belleza de ciertas candidatas cochabambinas al Miss Bolivia y se ha convenido -muy salomónica, buenita e hipócritamente- que la belleza es subjetiva; el debate ha superado -de lejos- la Teoría Estética de Theodor Adorno. Seguir leyendo “La cara más fea del régimen (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)”

Día del Peatón y la Bicicleta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.13)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography¡Primer Día del Peatón y la Bicicleta del año! Los chicos preparan sus bicis, el esposo desempolva los tenis y yo alisto las gorras y el bloqueador.  Será un día para caminar, consumir, divertirse, pedalear y volver cansados a casa; como debe ser, como se espera que sea, como ha sido planificado.

Hoy, como dicen los periodistas “la familia cochabambina se volcará a las calles a compartir con sus seres queridos y amigos”. Todo será diversión, claro, ¡es el Día del Peatón y la Bicicleta!

A las 16:00 tendremos una ciudad llena de basura resultado de una jornada dedicada al consumo y a la excitación que produce comprar, comer y beber. Los hospitales, clínicas y centros de salud habrán tenido un movimiento poco habitual pero característico de esta fecha; y mañana lunes, las noticias darán cuenta de varias decenas de incidentes, accidentes y alguna tragedia como consecuencia de la irresponsabilidad del peatón que no supo disfrutar ni consumir de forma adecuada durante su día y el de su bicicleta. Seguir leyendo “Día del Peatón y la Bicicleta (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.13)”

“Enseñamos a aprender” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.12)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographySe dice que los padres somos parte del proceso educativo de nuestros hijos, que debemos ayudarlos casi tanto como los maestros. Pero resulta que los papás no hemos sido capacitados para ello; no conocemos de pedagogía ni de didáctica y en muchos casos, tampoco estamos preparados para ayudarlos a resolver sus dudas académicas. También es cierto que al margen de nuestras limitaciones de conocimiento, los papás, en su gran mayoría, estamos poco tiempo con nuestros hijos pues pasamos ocho o más horas diarias en el trabajo.

Tom & Borghild Ogaard College (T&B Ogaard College), es una alternativa interesante para aquellos estudiantes que requieren apoyo escolar. Se trata de un emprendimiento que comienza en Cochabamba a cargo de Louis A. Ogaard y Martin Crespo Orellana.

Este apoyo escolar se destaca por dos aspectos que hoy marcan la diferencia en educación: el primero tiene que ver con una atención personalizada porque busca resolver las necesidades académicas puntuales de cada estudiante, algo que se constituye en el ideal de cualquier intención educativa pero que es muy difícil alcanzar; y la segunda está vinculada al uso de la tecnología.

A partir de una guía escolar personalizada y un proceso pedagógico mediado por recursos tecnológicos, es que Louis y Martín, buscan ayudar al estudiante que presenta dificultades en distintas áreas porque saben que de esta forma los chicos pasan de ser observadores pasivos a protagonistas activos de su conocimiento. Seguir leyendo ““Enseñamos a aprender” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.12)”

Dilan, Ravelo y la realidad educativa (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyVamos dejando Ravelo, un Municipio que pertenece al Departamento de Potosí pero que tiene “mejor relación” con Chuquisaca por su cercanía a Sucre. La camioneta tiene dos conductores, Luis, Ingeniero Agrónomo de 42 años, y Dilan de cuatro años, el niño campesino tiene los ojos negros más grandes del mundo y un entusiasmo que acompaña su mirada.

Dilan aún no tiene edad para ir a la escuela pero su abuelo dice que al año ya irá. Con seguridad estará formando parte de los grupos de niños que suelen andar solos por el campo bien peinados, uniformados y siempre sonrientes; esos niños regados por las planicies de verdes diversos que caminan horas para ir y volver de sus escuelas.

Al comenzar la tarde y antes de conocer a Dilan, unos trece niños caminaban juntos de vuelta de su escuela cuando de pronto decidimos detener la camioneta para llevarlos. Había que ver cómo emprendieron la carrera hacia el camino y abordaron el coche que quedó pequeño para tanto menudo cuerpo. Mi instinto de madre y mi inexperiencia en la dinámica, me obligó a bajarme del auto para pedirles que se sentaran y que por nada se fueran a parar. Volví a mi asiento con la seguridad que me harían caso: apenas partimos, casi todos los niños estaban parados disfrutando del aventón. Seguir leyendo “Dilan, Ravelo y la realidad educativa (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)”

¿Dueñas de nuestro cuerpo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)

9932464-Silueta-femenina-Foto-de-archivoDiferentes campañas a favor del aborto manejan mensajes que hacen ver a la mujer como dueña de su cuerpo y, por tanto, con el derecho absoluto de poder elegir lo que hace con él.

Más allá de estar o no a favor del aborto, o de lo moral o amoral de esta práctica, considero que justificarla a partir de la propiedad y poder de decisión que tiene la mujer de su propio cuerpo, es una contradicción: Si la mujer es dueña y responsable de su cuerpo como para decidir realizarse un aborto ¿por qué no es igual de dueña y responsable para cuidarlo y evitar quedar embarazada? No es coherente manifestar madurez, autonomía y responsabilidad para una práctica que debió evitarse precisamente a partir de los mismos principios, es decir, si se actuara con verdadera madurez, autonomía y responsabilidad en relación al cuerpo, seguramente -en la mayoría de los casos- se evitaría un embarazo no deseado. Entonces, ¿cuán dueñas somos de nuestro cuerpo?, ¿cuánto sabemos cuidarlo?, ¿es el aborto  consecuencia de ese “poder elegir” qué hago con mi cuerpo o cómo evito exponerlo a lo que en realidad no deseo? Seguir leyendo “¿Dueñas de nuestro cuerpo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)”

El institucionalizado desapego a la norma (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.2017.10)

apego1En Bolivia el desapego a la norma está institucionalizado, es mas, ha pasado a formar parte de nuestro acervo cultural, y es moneda corriente en las transacciones entre políticos y electores.  El mal no respeta niveles, categorías ni jerarquías. De muestra basta un botón dicen, pero en el país tenemos un bazar abarrotado: desde los esfuerzos bochornosos para cambiar la Constitución Política del Estado para favorecer a un partido político, pasando por las recurrentes ampliaciones de plazo para el cumplimiento de deberes ciudadanos, hasta el hecho de llegar a deshora a una defensa de Tesis, a una cita médica o a un cumpleaños infantil.

Otro año más que se amplía el plazo para realizar la Inspección Técnica Vehicular, y claro, como todos sabemos que la ampliación será un hecho, decidimos no hacerlo dentro de la (primera) fecha, pero como somos permisivos, cómplices e hipócritas, los medios de comunicación y sus audiencias se sorprenden al evidenciar que los puestos destinados para dicha inspección están con tan escasa asistencia. Seguir leyendo “El institucionalizado desapego a la norma (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.2017.10)”