Dilan, Ravelo y la realidad educativa (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyVamos dejando Ravelo, un Municipio que pertenece al Departamento de Potosí pero que tiene “mejor relación” con Chuquisaca por su cercanía a Sucre. La camioneta tiene dos conductores, Luis, Ingeniero Agrónomo de 42 años, y Dilan de cuatro años, el niño campesino tiene los ojos negros más grandes del mundo y un entusiasmo que acompaña su mirada.

Dilan aún no tiene edad para ir a la escuela pero su abuelo dice que al año ya irá. Con seguridad estará formando parte de los grupos de niños que suelen andar solos por el campo bien peinados, uniformados y siempre sonrientes; esos niños regados por las planicies de verdes diversos que caminan horas para ir y volver de sus escuelas.

Al comenzar la tarde y antes de conocer a Dilan, unos trece niños caminaban juntos de vuelta de su escuela cuando de pronto decidimos detener la camioneta para llevarlos. Había que ver cómo emprendieron la carrera hacia el camino y abordaron el coche que quedó pequeño para tanto menudo cuerpo. Mi instinto de madre y mi inexperiencia en la dinámica, me obligó a bajarme del auto para pedirles que se sentaran y que por nada se fueran a parar. Volví a mi asiento con la seguridad que me harían caso: apenas partimos, casi todos los niños estaban parados disfrutando del aventón. Seguir leyendo “Dilan, Ravelo y la realidad educativa (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)”

¿Dueñas de nuestro cuerpo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)

9932464-Silueta-femenina-Foto-de-archivoDiferentes campañas a favor del aborto manejan mensajes que hacen ver a la mujer como dueña de su cuerpo y, por tanto, con el derecho absoluto de poder elegir lo que hace con él.

Más allá de estar o no a favor del aborto, o de lo moral o amoral de esta práctica, considero que justificarla a partir de la propiedad y poder de decisión que tiene la mujer de su propio cuerpo, es una contradicción: Si la mujer es dueña y responsable de su cuerpo como para decidir realizarse un aborto ¿por qué no es igual de dueña y responsable para cuidarlo y evitar quedar embarazada? No es coherente manifestar madurez, autonomía y responsabilidad para una práctica que debió evitarse precisamente a partir de los mismos principios, es decir, si se actuara con verdadera madurez, autonomía y responsabilidad en relación al cuerpo, seguramente -en la mayoría de los casos- se evitaría un embarazo no deseado. Entonces, ¿cuán dueñas somos de nuestro cuerpo?, ¿cuánto sabemos cuidarlo?, ¿es el aborto  consecuencia de ese “poder elegir” qué hago con mi cuerpo o cómo evito exponerlo a lo que en realidad no deseo? Seguir leyendo “¿Dueñas de nuestro cuerpo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.11)”

Justicia, bebedora de sangre

“Defensoría y Fiscalía minimizaron el hecho”, afirma el periodista de ATB que da cuenta de un intento de rapto de dos niños ocurrido en Cochabamba; los padres al conocer lo que les había pasado a sus dos hijos, sentaron denuncia a las instancias encargadas de tomar el caso e investigarlo para hacer justicia, éstas, lo que hicieron fue minimizar el hecho porque resulta que no había evidencias de daño físico. Según el medio, la Fiscal dijo que los niños no presentaban señales de violencia física.

El intento de secuestro había sucedido en la puerta del colegio de los hermanitos, varias personas presenciaron el forcejeo del taxista y los niños que no se dejaron convencer ni llevar. El testimonio de los chicos es contundente así como el de los testigos, pero no, la “justicia” dice que no hay daños físicos y no hay motivo para actuar. ¿Qué tal?

O sea que la próxima vez que seamos objeto de maltrato o de intento de, por favor, pidamos al agresor que nos saque la mierda más para que, de ese modo, existan pruebas de hecho y, entonces, a ver si los capos de los administradores de esa cosa que llaman justicia, intervienen.

El presentador de ATB dijo que en la Defensoría de la Niñez  habían reaccionado ante la denuncia solo cuando vieron que los padres estaban acompañados del canal de televisión; ¿o sea que acá debe existir prensa de por medio para que las instancias cumplan con su labor? Por otro lado, nos están diciendo que necesariamente debe haber sangre, moretones, quemaduras, fracturas, vaginas y anos violados y/o muerte de las víctimas para que recién amerite justicia? Vaya, ¿en qué selva estamos?

Esto me recuerda a lo que una fiscal le dijo a una amiga cuando ésta denunció que su hija había sido objeto de maltrato por parte del patán del enamorado: la fiscal, después de llevar un tiempo en la causa, citó a la madre de la víctima para decirle “qué siempre le ha hecho el muchacho a su hija, desista del caso, señora”. La niña había recibido la censura de todo el mundo (su mundo y el que ella no conocía), tuvo que asistir a apoyo psicológico y un largo etcétera de ayuda de parte de su familia por el daño psicológico pero sobre todo civil que le había ocasionado el feto de mierda. Pero aun así la fiscal, como no había sangre de por medio, se atrevió a dudar y sugerir que acá no había pasado nada.

¿Es que acaso debe haber sangre para que la justicia actúe? Parece que sí. ¿Debe haber varios días de impedimento para que intervenga, debe haber lesiones graves, debe haber muerte?  Jodido, ¿no?

Por estos casos es que me preocupa que tan libremente se usen etiquetas y calificativos: “es que las mujeres son bipolares”, “es que somos locas y ni nosotras nos respetemos”, “es que son histéricas”, “está pues con su luna”….estas etiquetas joden y joden harto porque son el anuncio  de un puñetito, una jaloneadita de mechas, un empujoncito, una patadita, una violación, o una feminicidio.

La violencia psicológica no es un hecho menor y tampoco se puede juguetear con ella porque luego no faltan abogados, fiscales, jueces, y los mismos agresores “inocentes” que creen que aquí no pasa nada.

18 toneladas de cagones

20170306_101421
En cada esquina de la Av. Circunvalación se podía observar estos promontorios de basura

El sábado pasado se llevó a cabo en Cochabamba el Gran Corso de Corsos y ayer domingo el corso de la zona norte (Avenida Circunvalación Oeste). Solo el primer “evento” generó 18 toneladas de basura; sobre el segundo aún no hay datos porque el municipio aún continua recogiendo los desechos.

A ver, a ver. Lamento si el título te incomoda, lamento si crees que una mujer no debe pronunciar palabras soeces, lamento si en el fondo lo que te molesta es sentirte parte de esas 18 toneladas de cagones que se cagaron en la ciudad, nuestra ciudad, la ciudad de todos…la casa grande de todos nosotros. Lo que yo lamento de verdad es que esos ciudadanos (si pueden ser llamados así), se caguen en el otro, en los demás y sin ningún reparo decidan ensuciar la casa de todos…¿con qué derecho?

¿Qué derecho le asiste a ese cagón para tirar su basura en la calle? ¿Acaso estaría bien que yo vaya a su casa a tirar mi basura en su sala, cocina o dormitorio? ¿O en su patio o acera? No, ¿no veeeeee? Lo propio, ¿por qué yo tengo que tolerar que vengas y tires tu basura en la mía? Seguir leyendo “18 toneladas de cagones”

El institucionalizado desapego a la norma (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.2017.10)

apego1En Bolivia el desapego a la norma está institucionalizado, es mas, ha pasado a formar parte de nuestro acervo cultural, y es moneda corriente en las transacciones entre políticos y electores.  El mal no respeta niveles, categorías ni jerarquías. De muestra basta un botón dicen, pero en el país tenemos un bazar abarrotado: desde los esfuerzos bochornosos para cambiar la Constitución Política del Estado para favorecer a un partido político, pasando por las recurrentes ampliaciones de plazo para el cumplimiento de deberes ciudadanos, hasta el hecho de llegar a deshora a una defensa de Tesis, a una cita médica o a un cumpleaños infantil.

Otro año más que se amplía el plazo para realizar la Inspección Técnica Vehicular, y claro, como todos sabemos que la ampliación será un hecho, decidimos no hacerlo dentro de la (primera) fecha, pero como somos permisivos, cómplices e hipócritas, los medios de comunicación y sus audiencias se sorprenden al evidenciar que los puestos destinados para dicha inspección están con tan escasa asistencia. Seguir leyendo “El institucionalizado desapego a la norma (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.2017.10)”

La Salo, su cáncer, su peluca y su risa

20170301_171342La señora de la foto se llama Salomé…tiene mi edad, 44. Compartí mucho tiempo con ella, el suficiente para conocerla y saber que es una mujer íntegra, dulce, cariñosa, sincera, reilona, feliz, wawera y muy hábil con las manos.

La Salo, como le decimos de cariño en mi casa, trabajó con nosotros hace unos 9 años, nos ayudó a criar al Fabito. Fue su nana. Era como su segunda mamá y a ratos como la primera.

La Salo dejó de venir a la casa porque su marido no me quería desde que lo hice arrestar con la policía. Una noche se lo cargaron en la patrulla y lo hicimos encarcelar. El hombre durmió en las celdas para luego salir y repetir la historia de siempre: violencia machista.

Juró portarse bien y le ofreció matrimonio, se casaron y claro está, fuimos los padrinos. Las promesas no alcanzaron el verano. Seguir leyendo “La Salo, su cáncer, su peluca y su risa”

Crónica de verdades y mentiras (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.9)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa denuncia que hizo Carlos Valverde de tráfico de influencias a partir de la relación Evo–CAMCE–Gabriela Zapata e hijo, coadyuvó a consolidar el rechazo a los afanes de don Evo Morales, Álvaro García Linera y el MAS de extenderse en el poder.  El Vicepresidente tiene toda la razón cuando asegura que el 21F fue un error de cálculo político. Nada más cierto.

Las cifras que arrojaban las encuestas sumadas al impacto de la denuncia de Valverde, movilizaron al gobierno que comenzó a desvariar entre afirmaciones y negaciones escribiendo un guión contradictorio, sin ritmo ni secuencia, y misógino además de sabroso. El argumento del tráfico de influencias, una pareja y un hijo parecía potable, pero sin duda, lo fueron más las reacciones equivocadas del Presidente y de sus voceros confundidos que no daban pie con bola.

El resultado del Referéndum acabó por descolocar al gobierno, seguro hasta lo avergonzó. Era momento de construir un justificativo y de demostrar que había culpables. Las redes sociales fueron el primer blanco de ataque; incluso desde el liderazgo cocalero surgió un proyecto para prohibir su uso en Bolivia, desde el Ministerio de Educación y de Comunicación se escucharon propuestas para normarlo y así, la estructura de poder concentró su discurso en las redes sociales; cero autocrítica.

Lo único que había quedado claro es que Evo y Álvaro no podían volver a postularse por decisión de la mayoría de los bolivianos. El gobierno comenzó a construir una estrategia para recuperar lo perdido: poder e imagen, pero sobre todo credibilidad, entonces creó el discurso de la mentira empleando el mismo argumento que supuestamente le había dañado: Zapata y el hijo, aquel argumento “potente” -convertido en mentira- sería usado para insistir en el  intento.

Según el gobierno, atribuirle el triunfo del NO a una mentira es efectivo y más efectivo aún si la mentirosa es Gabriela Zapata financiada por la oposición. ¿Por qué? porque una mujer con su currículo vitae y en un país misógino, patriarcal y machista, se visibiliza como la coartada perfecta, la presa fácil, la indicada para taparlo todo: falta de transparencia en el manejo de la cosa pública, aumento del narcotráfico, inseguridad ciudadana, deficiencias en educación y salud, y una ley que no hace justicia.

El gobierno supuso que si la relación Evo-Zapata e hijo fue efectiva en las urnas, entonces también lo sería para sustentar una mentira. Así, el NO es producto de una mentira y la mentira se decanta en Gabriela Zapata e hijo. O lo que es lo mismo, ambos representan la mentira pero además se constituyen en el argumento perfecto para encubrir el verdadero NO, aquel que don Evo jamás estará dispuesto a admitir.

He escuchado a mucha gente decir que siente que el gobierno subestima su capacidad intelectual, que es tratada como si fuera ingenua, tonta, ¿los bolivianos nos merecemos esto?

Pues bien, es momento de dejar el maltrato a un lado. Don Evo, ubíquese donde corresponde y asuma responsabilidades. Todo indica que va a ser más provechoso para usted, su entorno y lógicamente para el país que trabaje en dar mayores certezas y luces de solvencia pues sus fuerzas ya no resistirán otro error más, de esos que intentan subestimar el voto inteligente, de esos que le hacen creer que está tratando con “caídos del catre”, de esos que pretenden manipular una opinión pública informada, crítica y sin miedo.

Es momento de ponerle alto a la cacería de disimulos, pretextos y culpables, don Evo. Comience a dar explicaciones sobre las denuncias de corrupción en contra de su gobierno, reviva al Órgano Judicial, diversifique la matriz productiva, revise su Ley de Educación, modernice el sistema de salud, regule la producción de coca, controle el narcotráfico y sobre todo, cumpla su Constitución Política del Estado y váyase el 2019….con la frente en alto.

Bolivia no presentó la tarea (SÍSTOLE & DIÁSTOLE. OH. LT. 2017.8)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa Declaración del Foro Mundial sobre Educación de la UNESCO de Incheon (2015), estableció un marco de acción para que los 160 países participantes adapten sus políticas educativas hacia el logro de la Agenda 2030.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 4 (ODS 4-Educación 2030) establece “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. Se espera que el cumplimiento de este objetivo “transforme vidas en el mundo”, pero la UNESCO advierte que el éxito será proclamado siempre y cuando “concierna a todos”, razón por la que este Organismo ha diseñado y establecido una metodología específica de seguimiento para que los países puedan alcanzar y demostrar las metas que componen el ODS-4.

En agosto de 2016, el Instituto de Estadística de la UNESCO, difundió los resultados del diagnóstico auto administrado sobre la capacidad que tendrían los países de América Latina (AL) y el Caribe para disponer y calcular los indicadores educativos ODS 4 que permitan dar cuenta del avance hacia una educación más inclusiva, equitativa y con mayores oportunidades para todos.

La tasa de respuesta a esta información clave ha sido del 69%; Bolivia, lamentablemente, es uno de los cuatro países de AL que no presentó el informe (fuente UNESCO). Este hecho es preocupante por la importancia del diagnóstico cuyo valor está dado por el alcance de sus ejes principales: Disponibilidad (¿Cuáles son los indicadores que tienen mayor y menor probabilidad de ser calculados?); desagregaciones (¿Cuáles son las desagregaciones más comunes?); frecuencia de actualización (¿Con qué frecuencia promedio se actualizan los indicadores?); y dificultades (¿Cuáles son los indicadores sobre los que ha habido mayor cantidad de respuestas vacías, o mayor desconocimiento?)

La UNESCO no sabe cuan preparada está Bolivia para alcanzar esta agenda educativa internacional. Lo más preocupante es que, aparentemente, Bolivia tampoco lo sabe y esto implicaría que la cartera de Educación tendrá serias dificultades para alinearse a la Agenda 2030.

¿Qué pretende esta Agenda en lo educativo? Destaco lo más significativo: que todos los niños terminen primaria y secundaria que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces; asegurar el acceso en condiciones de igualdad para todas las personas adultas a una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria; aumentar sustancialmente el número de jóvenes y adultos con competencias técnicas y profesionales necesarias para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento; eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables;  garantizar que todos los jóvenes y una proporción sustancial de adultos tengan competencias de lectura, escritura y aritmética; y garantizar que todos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible mediante la  educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, derechos humanos, igualdad entre los géneros, promoción de una cultura de paz y no violencia.

Dos datos más: 1. Los países han comprometido aumentar el gasto público en educación cumpliendo las referencias internacionales y regionales asignándole entre el 4% y 6% del PIB, o entre el 15% y 20% del total del gasto público; Bolivia no llega a la cifra mínima requerida. 2. Estos países han aceptado desplegar esfuerzos encaminados a conseguir un mayor consenso en cuanto a normas internacionales de calidad; Bolivia no participa de los sistemas internacionales de evaluación de la calidad educativa mejor valorados.

El país no da ninguna señal clara de haber mejorado en términos educativos, empero, lo que llama más la atención, es que después de 11 años de un gobierno que enarbola el proceso de cambio y el vivir bien, los bolivianos no conozcamos a ciencia cierta la realidad de la educación, amén de la voluntad política para transparentarla.

El enfoque Carrera (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.7)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyTe hago una pregunta…mejor dos: ¿Cuando acabaste la universidad no te entró la duda sobre lo que habías aprendido?, ¿acaso es posible que te hayas preguntado para qué te han formado?

Pues bien, si te han atacado estos miedos (anormales desde el propósito de la ciencia pedagógica), es porque te han formado bajo un modelo curricular fragmentado y desarticulado en el que cada asignatura (“materia”) hace su trabajo desde su particularidad, es decir, desde sus propios propósitos, objetivos y contenidos; en el que cada docente es una especie de isla, un mundo aparte, tanto que ni se cruzan en los pasillos de la facultad, y muchas veces ni se conocen entre ellos. A esto se llama enfoque curso…y es lo que no queremos.

Como resultado práctico tenemos una Carrera que ha ofrecido entre 50 y 60 experiencias particulares, son 50 y 60 “islas” que el estudiante, una vez titulado, no termina de entender, integrar y, lo que es peor, usar. Ejemplifico: yo, Comunicadora social, debía poder integrar -conscientemente- los elementos de competencia que (me) aportaron las asignaturas de Lenguaje de la imagen, Semiología, Lingüística, Psicología de masas, Televisión y Producción Audiovisual, asignaturas que -correctamente integradas y movilizadas- forman una competencia, porque hay que advertir que las asignaturas en sí mismas no configuran una competencia. Esta es la razón fundamental que justifica el diseño curricular bajo el enfoque Carrera, ese carácter integrado, organizado, secuencial y facilitador de competencias. Seguir leyendo “El enfoque Carrera (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.7)”

La revolución educativa ¿consigna política convertida en acertijo pedagógico? (para la revista OH)

Exigencias básicas del Sistema Educativo Plurinacional

La revolución educativa ¿consigna política convertida en acertijo pedagógico?

20170205_102803.jpgComienzo con un cliché periodístico: A partir de mañana “las calles se pintarán de guardapolvos blancos; nuestros niños retornarán a clases”.  Por tanto, quiero suponer la pertinencia de reflexionar dos aspectos del modelo educativo vigente: a) Deficiencias  del Sistema Educativo Plurinacional (integrado por 3 subsistemas: Educación Regular, Educación Alternativa y Especial, y Educación Superior de Formación Profesional); y b) Dificultades en la gestión del proceso enseñanza-aprendizaje.

  1. Sistema Educativo Plurinacional, deficiencias

El artículo 3 de la Ley de Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez, señala que “La educación se sustenta en la sociedad a través de la participación plena de las bolivianas y los bolivianos en el Sistema Educativo Plurinacional…”. Sus diversos numerales y el artículo 14 de la misma Ley añaden que este sistema es “comunitario, democrático, participativo, universal, único, diverso, plural, unitario, integrador, inclusivo, y con igualdad de oportunidades y equiparación de condiciones sin discriminación alguna”.

Pero ¿funciona como sistema (único, cohesionado, integrador e inclusivo)? Me preocupan dos asuntos básicos que ameritan mayor esfuerzo para consolidar las bases de la educación: La articulación de los Subsistemas y la existencia del “Sistema” de la Universidad Boliviana. Seguir leyendo “La revolución educativa ¿consigna política convertida en acertijo pedagógico? (para la revista OH)”

El discurso del versus (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.6)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography“Contra” es la traducción del término latín “versus”. Y hoy, en esta columna de domingo me detengo en el uso de la comunicación política del  versus (vs.).

En ese defecto de asumir posturas maniqueas que insisten en tomar la vida desde los extremos opuestos, el vs. se hace una abreviatura necesaria: así es que las cosas no solo parecen feas o bonitas sino que empeoramos la relación confrontándolas. Superamos al propio maniqueísmo no solo con la intención de comparar, sino de confrontar.

¿A qué santo me detengo en esta reflexión? Al santo de lo inconcebible, del hastío y el empute, y al santo de la profunda preocupación. Resulta que si hay algo que los bolivianos hemos aprendido es a emplear el vs. en nuestro razonamiento diario. No solo que no hay términos medios, sino que los extremos están confrontados y somos, muchas veces, incapaces de ver los grises, las medias verdades y los medias formas; sentimos cierto placer al confrontar los blancos con los negros, lo cierto con lo falso, lo curvo con lo lineal; algo así como “o están con nosotros o están a favor del terrorismo”, frase célebre para llorar y repudiar el ataque del 11 de septiembre. Seguir leyendo “El discurso del versus (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.6)”

Sí, soy racista

Hablemos más claro de lo habitual, ¿te parece? Sí pues, es justo y necesario que nos digamos las cosas como “son” (al menos como creemos que son) y voy a hacerlo (aunque siempre intento hacerlo) en estas letras que las tengo, cada una de ellas, atravesadas en la garganta con ese sabor a sal característico de la impotencia del llanto.

Me disculpo por particularizar la narrativa, es por una cuestión de recurso estilístico, pues estoy segura que más de uno se verá reflejado en mi texto.

Me han dicho racista. Al respeto debo hacer algunas varias precisiones: Tengo el culo blanco…blaaanco, blaaaanco. Podrían decirme (y lo hacen) culito blanco, pero además janiwa, proderecha, imperialista, saqueadora, discriminadora y claro…racista.  Mis hijos también tienen el culito blanco y con cierta recurrencia sus amigos, en esas confusiones que aún cohabitan y que se llaman taras, les dicen “gringos”, “jailones” y “platudos”….y no faltará el que con mejor léxico y más odio, les tilde de racistas, claro está. Seguir leyendo “Sí, soy racista”