Código Penal…consecuente con el régimen

na3.png_2093770183El Nuevo Código del Sistema Penal, aquel que gran parte de los bolivianos pide que se abrogue, no solo atenta contra la libertad política de salir a las calles a protestar por la subida del precio del pan, de la gasolina o por el abuso de poder, en general (artículos 293 y 294)…el Código también:

Limita y castiga con cárcel la libertad de expresión del pueblo tal como se advierte en los artículos 309, 310, 311. Por ejemplo, convierte la injuria en delito público, es decir, te culparán a ti -dueño de un medio de comunicación o periodista- por la injuria cometida por terceros, tu entrevistado. Ante esto “…los gremios periodísticos denunciaron que los artículos 309, 310 y 311 sobre injuria, calumnia y difamación, respectivamente, afectan a la libertad de expresión y de prensa y ponen en riesgo la Ley de Imprenta” (Correo del Sur). Seguir leyendo “Código Penal…consecuente con el régimen”

Anuncios

Que el mea culpa nos movilice

Es tiempo del mea culpa, de “darnos contra la pared” por la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene.

Voy al inicio de todo, retrocedo 12 años cuando -agotados por las mañas de la clase política- el 54% de los bolivianos optó por aquello que se le ofrecía bajo el rótulo de “cambio”.

Entonces cometimos el primer error, votar por cansancio, por hastío y porque, en realidad, siempre hemos votado así: Intercalando nuestra suerte, solo que esta vez, el merecedor del tin marín era un jugador completamente diferente a los que el electorado estaba acostumbrado: Los anteriores jugaban para cinco años, éste no, va 12 y quiere más y quiere todo. No lo sabíamos.

El segundo error fue haber pensado que nuestro voto estaría seguro en un dirigente cocalero y en un terrorista. En una sociedad sensata, esta historia debió haber acabado aquí, pues los antecedentes alcanzaban para pronosticar el resto, pero no, el 54% se dejó seducir por estos sujetos y más tarde, en la segunda elección, lo hizo el 64%. Seguir leyendo “Que el mea culpa nos movilice”

De penas a más penas (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 48)

D3S_7989mandarHoy debería escribir sobre cosas buenas y bonitas; debería enviar felicitaciones, besos y abrazos, y solo soy capaz de expresar mi tristeza y empute por cómo vivimos y cómo estamos la mayor parte de los bolivianos. La pobreza y la ignorancia, y la hija de ambas, el miedo, siguen cohabitando entre nosotros y cada vez con mayor presencia. Finalmente, siempre han resultado ser el mejor negocio para los gobiernos de turno, sobretodo, para los menos benignos.

Vuelvo la mirada 30 años y constato que lo único que ha cambiado es el pavimento de la calle principal. No hemos cambiado nosotros y no han cambiado las autoridades; no ha cambiado el pobre honesto y tampoco el pendejo de la cuadra. Seguir leyendo “De penas a más penas (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 48)”

No, no es plátano, !manzana es! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.45)

D3S_7989mandarSé que estos temas te han hastiado y “estido”; que ya no quieres saber de política menos de políticos. Que me iría mejor si te hablo de la Navidad; de cómo y cuánto nos alegramos los cochabambinos cuando llueve; o del deterioro que sufre la Escuela de Bellas Artes que literalmente se parte en dos y se viene abajo por una cultura del abuso de poder que últimamente nos quita hasta las monedas de 10 centavos. En fin, de mil asuntos que podría escribir pero que resulta que no “me salen”. No puedo hacerlo porque hay un tema que funge de esencial y es el que tiene que ver con la administración de la verdad, asunto que no es mas que la representación que cada quien hace de la realidad. Me dirás que en estos tiempos demasiado modernos hasta de la verdad se debe dudar, que es tan caprichosa, variable y medio bipolar que ni en ella se puede confiar. Seguir leyendo “No, no es plátano, !manzana es! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.45)”

¿Qué hicieron los dioses con nosotros?

Farmacia de la América esquina Pando. Mientras esperaba mi turno, miraba a unos niños pequeños (cuatro) jugando a pasar la hora. La madre con una wawa en brazos, cuidaba de rato en rato a los cuatro niños. ¿Para ellos qué ha cambiado? Parece que poco o nada. Es posible que la mejora radique en un bono de 50 pesos por haber llevado a los niños a los controles de ley…es posible que la escuela a la que asisten los mayores (si asisten) ahora tenga un tinglado que los protege del sol  y la lluvia mientras patean pelota o juegan a la liga liga. ¿Qué más habrá cambiado para esa familia que pide limosna en la calle?

A esta realidad, quiero sumarle los intentos de Evo Morales por quedarse en el poder. Dice que él no quería hacerlo pero que lo hace obligado por el pedido del pueblo, olvidando que ese pueblo, en su mayoría, le dijo que se fuera nomás, que había sido un buen Presidente pero que lo correcto era que se  fuera tal como señala la CPE.

¿Y qué tiene que ver la imagen de la familia en la calle con el prorroguismo patológico del régimen? Todo. Todo pues Evo dice que se quedará porque el pueblo lo necesita para seguir impulsando la democracia (je, je, je), y para seguir avanzando en el proceso de cambio….repito: ¿qué ha cambiado? Vaya, cuidado, sería injusto decir que nada ha cambiado, y lo reconozco, las escuelas en el campo, sobre todo, tienen infraestructura nueva pero no una mejor educación; los pueblitos tienen un hospital pero no mejor salud; las plantas de YPFB están como nuevas pero la materia prima escasea; hay más leyes y de todo tipo pero son cada vez más los bolivianos que se pasan el rojo en las esquinas; hay bonos para toda la familia, pero sigue habiendo pobreza; la economía va viento en popa dicen, pero los salarios son un insulto al esfuerzo y a la esperanza…en fin, así estamos los bolivianos, metidos en un proceso de cambio que en realidad, parece que poco o nada ha cambiado la realidad del grueso de la población. Seguir leyendo “¿Qué hicieron los dioses con nosotros?”

El tamaño sí importa (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.44)

D3S_7989mandarEn la mayoría de los países, los Magistrados son seleccionados y elegidos por una institucionalidad representativa cuya credibilidad goza de suficiente solvencia social, técnica  y moral; así, estas decisiones son responsabilidad de comisiones calificadoras de entendidos en materia judicial sean estos órganos colegiados, Congreso o Parlamento como instancia que representa al pueblo (no a un partido político), un Consejo General del Poder Judicial y/o Magistrados ordinarios y administrativos de grado superior.

En Bolivia se nos quiere hacer creer que elegirlos mediante voto popular es mejor porque “al menos el pueblo tiene la potestad de elegir y no como antes que eran puestos a dedo por el Presidente”.  Lo cierto es que la justicia boliviana no vislumbrará mejoras mientras el sistema de valores éticos y sociales no sufra una radical transformación; es decir, si no erradicamos de nuestra conciencia colectiva aquella convicción que nos lleva a gestionar el poder como una oportunidad personal. Mientras el funcionario público no elimine comportamientos catalogados como de viveza criolla, no habrá dedo sabio del Presidente ni comisiones calificadoras ni urnas que garanticen justicia.

Bolivia está entre los países más corruptos del mundo, cosa que no asombra a nadie porque la inmensa mayoría ha participado de forma activa o pasiva, directa o indirecta, de al menos un hecho de corrupción, ¿por qué suponer que a partir de estas elecciones de Magistrados, tendremos un sistema menos corrupto, más eficaz y transparente?

Los bolivianos vamos a elegir a ciudadanos que ya fueron preseleccionados a través de un proceso que recibió serias observaciones; es mas, sabemos que la mayoría de los candidatos está vinculado al gobierno central; entonces ¿cómo garantizar que con estas elecciones la administración de justicia vaya a ser honesta y eficiente?

El propio Vicepresidente reconoció que el Órgano Judicial agoniza y que las primeras elecciones por voto popular no han logrado cambios, ¿por qué creer que esta vez será distinto?

Por otra parte, suponiendo que la campaña informativa fue exitosa y que el pueblo conoce a los candidatos, ¿quién es para evaluar el perfil profesional de una autoridad del Tribunal x, y o z? En cambio, ¿qué sabe el elector? Sabe que el proceso de preselección tuvo sus debilidades en cuanto a transparencia y nivel de exigencia de conocimiento; sabe que, a pesar de las preguntas obvias y de selección múltiple,  la mayoría obtuvo calificaciones mediocres; que esa gran mayoría está vinculada con el partido de gobierno; que todos prometen todo pero que desde sus funciones actuales no han sido capaces de hacer ni la mitad; y sabe, también, que como elector no tiene las competencias para evaluar algo tan complejo como la idoneidad que demanda el cargo. En otros países, estas decisiones se traducen en extensos, complejos y competitivos procesos de valoración que involucran constatar la independencia política del candidato, una trayectoria meritocrática excepcional y una vida personal e íntima sin lugar a la más mínima debilidad; y, finalmente, sabe que detrás de la pantalla del acto democrático hay un Evo Morales que está haciendo hasta el ridículo para lograr una cuarta postulación consecutiva y que necesita que avalemos a unos administradores de justicia a su medida.

(Esta columna fue escrita antes de conocerse la sentencia del TCP, por lo que las últimas líneas quedan “cortas”. Deberían decir que Evo no solo está haciendo el ridículo para lograr una cuarta postulación consecutiva, sino que -al más puro proceder de facto- ha logrado desconocer la CPE y la voz del pueblo (que se expresó en un referendum el pasado 21 de febrero) para dar vía libre a su cuarta postulación).

Evo, Evito ¿qué estás haciendo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT 39)

d3s_7989mandar.jpgEvo Morales ha perdido la oportunidad de grabar su nombre en la historia de Bolivia como el hombre capaz de producir cambios sociales, económicos y políticos significativos; perdió la posibilidad de ser recordado como aquel líder que gobernó escuchando al pueblo tal como rezaba un antiguo slogan propagandístico que ha dejado de emplearse por su falta de coherencia con la realidad. Ya no será recordado como el primer Presidente indígena ni como aquel primer mandatario que alcanzó una votación extraordinaria que le permitiría gobernar con envidiable soltura; que dijo estar junto a los movimientos sociales y que lograra que se le reconozcan sus esfuerzos por una mayor inclusión social tanto en gestión política como en la función pública. Un Presidente al que en lo económico se le podría haber recordado como el hombre de los récords, de la recuperación de las empresas estratégicas y de la era de la industrialización. Sin embargo, la forma de hacer política orientada exclusivamente a dar cumplimiento al propósito de mantenerse en el poder, le han negado esa posibilidad. A Evo no se lo recordará así. Seguir leyendo “Evo, Evito ¿qué estás haciendo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT 39)”

La salud de doña Democracia (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 37)

D3S_7989mandar.jpgEl pueblo boliviano ha recordado 35 años de la recuperación de la democracia en las calles, con banderas, pancartas, cánticos e incluso baile, demostrando -una vez más- su sensibilidad y apego a su principal fundamento, el derecho y el respeto al voto. Sin embargo, esta fecha, 10 de octubre, habría pasado desapercibida si no fuera que los bolivianos entienden que la democracia está en peligro: Nunca antes, bajo este sistema político, le habían dicho que su decisión sería utilizada para cambiar cuatro artículos de la Constitución Política del Estado viabilizando con ello, la elección indefinida.

En consecuencia, más que un festejo por la recuperación de la democracia, lo que se ha visto en el país el martes 10, ha sido una expresión de molestia y rechazo a los afanes prorroguistas del gobierno del Presidente Evo Morales. Seguir leyendo “La salud de doña Democracia (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 37)”

¿Qué queremos? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.36)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEl 10, el pueblo boliviano tendrá la oportunidad de responder a esta pregunta. Miles de ciudadanos se volcarán a las calles para expresar su voz, la voz que intenta ser acallada en nombre de los derechos humanos en flagrante violación a la Constitución Política del Estado.

Este 10, el pueblo boliviano va a responder al unísono a esa pregunta cuya respuesta será ¡Respeto!  Respeto a su decisión, a su determinación, a su voluntad, a su vocación democrática. Dirá que lo dejen ser protagonista de la construcción de un país respetuoso, amable, solidario, plural, creativo y honesto.

El 10, el pueblo boliviano va a salir a las calles a levantar su voz en señal de protesta a la vulneración de sus derechos democráticos, al más básico y vital como es el derecho al voto, voto que ha sido anulado en nombre de unos derechos humanos que solo protegen el interés político de un partido que no se respeta y que no respeta al soberano. Seguir leyendo “¿Qué queremos? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.36)”

El reloj de flores de Cala Cala (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.35)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa plazuela de Cala Cala luce remozada. La Alcaldía de Cercado la ha transformado a partir de un nuevo diseño del espacio verde, la aplicación de materiales de lujo, iluminación y un reloj de flores que se convierte en el atractivo principal.

Esta obra catalogada por el propio municipio y algunos periodistas como la más importante de la gestión de José María Leyes ha provocado polémica entre los cochabambinos debido a varios factores, principalmente, al millón 250 mil bolivianos que ha costado, demasiado, coinciden todos, para ser invertidos en el acicalamiento de una rotonda.

Quien escribe ha criticado el monto por considerar que la población tiene necesidades que no pasan por la ornamentación de áreas verdes ni de rotondas. El cochabambino, sea de la zona y el barrio que sea, requiere agua, salud y educación de calidad, seguridad, un servicio de recojo de basura moderno y un sistema de transporte público eficiente.

Hasta ahora sus autoridades electas no han logrado cubrir la demanda de agua y hay zonas que aún no cuentan con red por lo que su única alternativa es comprar el líquido elemento de carros cisternas. Seguir leyendo “El reloj de flores de Cala Cala (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.35)”

Me quita el sueño, señor Alcalde (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.34)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa premenopausia y sus premios: Horas y horas para pensar en medio de ese asfixiante silencio nocturno que casi siempre es interrumpido por la taciturna voz de mi marido que me pregunta qué hago otra vez despierta.

Con las ciclorutas, el reloj de flores de Cala Cala y las decenas de letreros con su rostro sonriéndome, es inevitable que algunos minutos de esas interminables horas oscuras piense en José María Leyes, después de todo lo veo mañana, tarde y noche…y como si fuera poco, lo pienso en trasnoche, detalle que mi compañero de cama no sabe ni debe saber.

La otra noche nomás me imaginaba qué le diría si tuviera la oportunidad. Pues bien, como la tengo, doy forma a esos pensamientos cochinos y perversos en forma de charla casual: José María, seguro recuerdas que el día que los medios te anunciaban como virtual ganador de las elecciones publiqué un texto en el que manifestaba mi complacencia por tu triunfo y  decía que sería atenta fiscalizadora de tu gestión. OK. A dos años de tú Alcalde y yo ojo vivo, -con el respeto que merece una autoridad elegida- quiero hacerte conocer algunas inquietudes que son mías y posiblemente de alguien más.

No creas que ignoro las dificultades que tienes para gobernar, desde los recortes de prespuesto pasando por la guerra sucia del oficialismo hasta el tiempo que pierdes en enmendar tus errores. Somos humanos y no nacemos sabiendo; equivocarnos es parte del aprendizaje. El problema es que en la vida pública hay dos cosas que cuando se agotan se agotan, no vienen pues con refil: El cansancio y la credibilidad.

Tu triunfo fue importante pero más importante es que estés consciente de ello porque solo así te darás cuenta de la cualidad de ese voto y de lo frágil  y vulnerable que es.

Es posible que lo que te voy a decir no lo escuches de tus asesores porque ya ves cómo son, siempre buenas gentes con el jefe. Pero como yo no soy buena gente ni tú eres mi jefe, permíteme sugerirte que te pongas la camiseta de Cochabamba lo cual no implica solamente hacer obras para amononar la ciudad, sino, asumir riesgos, riesgos políticos que nos hagan saber que no solo tenemos un Alcalde sensible a la estética de la urbe, sino también, una autoridad sensible a la certidumbre y representación política.

Por otro lado, le harías un favor a tu gestión si con tu equipo técnico decidieran -en un ejercicio de matemática básica- reducir la cantidad de letreros con tu foto y la pauta publicitaria en los medios y aumentar las señales de un trabajo planificado y estratégico porque eso de hacer tanto ruido mediático con una cuadra de cicloruta que a la semana es convertida en mitad peatonal resulta poco serio; o hacer bulla por el acicalamiento de una rotonda con argumentos como “el segundo reloj de Latinoamérica” constituye demasiado show cuando el espectáculo mayúsculo está en las frustraciones que tienen los cochabambinos cuando abren sus caños y sale aire. ¿Me dejo entender? Es decir, Jose María, me parece que debes concentrarte en asuntos vitales más que en temas de plaza, no hagas como cierto personaje plurinacional cuyo complejo mixto de Gobernador y Alcalde le hacen perder altura, seriedad e impacto. Al final, el ciudadano sabe perfectamente cuáles son sus prioridades e intereses y si no encuentra empatía en sus autoridades, paga ya sabes cómo, cuándo y dónde.

José María, menos propaganda y más planificación; menos pintura y cemento y mejor salud, educación y seguridad; menos plazas y más representación y certidumbre política.

¡Dale Alcalde, tú puedes!

¿Quién será el valiente merecedor? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.24)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLula da Silva ha anunciado su candidatura a las elecciones de 2018 en el Brasil; Cristina Fernández de Argentina anda en lo mismo; en el Perú los Fujimori continúan en el poder, pese a todo; En Chile, Sebastián Piñera es elegido como candidato de la UDI para las siguientes justas electorales; en Cuba ni qué decir, y en Bolivia, don Evo ni siquiera piensa en la posibilidad de irse. ¡Qué crisis!

Y qué crisis total y absoluta considerando que los nombrados no fueron ni son ningunas moneditas de oro; la mayoría ha tenido que dejar el poder en medio de mega escándalos de corrupción y con cifras de popularidad que apenas se dejan arrastrar por el suelo; pero aun así, muy a pesar de ello, ahí se los ve, al ataque “egein”. Seguir leyendo “¿Quién será el valiente merecedor? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.24)”