La educación y el retorno a la nueva normalidad

Cuando salgamos de ésta y volvamos a la nueva normalidad ¿la educación volverá a ser como antes? Deseo con todo fervor que no.

Las situaciones de crisis, conflictos bélicos y el aislamiento social como el que experimentamos por el COVID-19 transgreden regularidades provocando transformaciones radicales: la educación no ha zafado de las medidas asumidas en decenas de países afectando a aproximadamente al 50% de la población estudiantil mundial. Los sistemas educativos -unos más aventajados que otros- han tenido que encontrar un plan B para no afectar su calendario académico; Bolivia no es la excepción y si bien desde la máxima autoridad del sector se han dado señales de voluntad y algunas acciones concretas para viabilizar la educación virtual como alternativa, también desde ese mismo Ministerio se ha dicho que “el avance virtual y a distancia es eventual, mientras dure la pandemia…”. Seguir leyendo “La educación y el retorno a la nueva normalidad”

¡Una atrevida la educación virtual!

hojas

La educación virtual nos impone retos y también cuestionamientos; por ejemplo, nos obliga a preguntarnos si el aprendizaje es un asunto vinculado con:

Traer el pelo largo si eres varón.

Vestir camiseta.

Usar medias tobilleras y tenis de colores.

Usar un dispositivo electrónico para tomar apuntes.

Grabar las sesiones para repasarlas después.

Leer un libro digital de tu elección.

Al COVID-19 habrá que reconocerle el haber puesto en el congelador al peluquero, el uniforme, las medias hasta la rodilla, la carpeta forrada con identificador y hojas cuadrícula mediana, las hojas bond con margen hecho a mano, y el balbucear dos páginas a la semana del Plan Lector de la Editorial autorizada.

OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE

¿Qué esperan los profes de sus alumnos?

Hace unos días me permití sugerir a los profesores una docena de tips para una gestión más adecuada de sus clases virtuales; pero luego me quedé pensando en la otra parte, en los estudiantes sin los cuales no habría ecuación ni complemento en este acto de (mínimo) dos. Pues bien, ahí nos vamos con lo que creo le toca hacer al alumno a quien prefiero llamar estudiante. A ver.

Primero. Se dice que ustedes son nativos digitales y que supuestamente conocen más y mejor las TIC. Al parecer sí (aunque conozco algunos muchachos que manejan muy bien el Instagram y demás redes sociales pero no saben enviar un correo electrónico ni hacer una diapositiva de Power Point). Vamos a creer que generacionalmente tienen más ventajas que nosotros los “viejitos” respecto al uso de las tecnologías de la información y la comunicación. Bien, en esa lógica, este proceso de la educación virtual en el que estamos todos metidos por “culpa” del Coronavirus debería ser más sencillo de lo que muchas incrédulas, opositoras y negativas mentes piensan…y lo es por lo que esperamos que ustedes nos ayuden a hacer más fáciles las cosas. ¿Qué les queda hacer entonces? Sencillo, ser tolerantes, respetuosos, empáticos y colaboradores con sus maestros y docentes….ah, y proactivos, sí eso de proponer, actuar, tener iniciativa, bla, bla, bla.

Segundo. Quiero que pienses en algunas ideas: A. Los profes, así como cualquier persona, merecen respeto y reconocimiento. B. Los profes tienen familia, así como la tuya, tienen hijos, padres, hermanos y mascotas, (son gente normal). C. Los profes, por lo general, no son bien pagados y se llevan mucho trabajo a casa por el que no reciben salario adicional. D. Los profes también tienen sentimientos y suelen ser personas muy sensibles y entregadas (por eso son profes). D. Los profes siempre quieren lo mejor para sus estudiantes. E. Los profes te enseñarán algo, siempre…¿no te parece extraordinario? Mañana, cuando ya no sean tus profes, los recordarás con nostalgia y apreciarás haberlos tenido (Habrá alguno que rompa la regla, no te culpes).

Tercero. Toma en cuenta que muchos profesores hasta ahora no habían tenido la necesidad de usar una plataforma virtual; pues hoy la tienen y están aprendiendo, sé tolerante. Así como tú aprendes poco a poco, ellos también se toman su tiempo para aprender a manejar la tecnología. Sé paciente y, mejor aún, sé colaborador.

Cuarto. Siempre les he dicho a mis hijos que el colegio y la universidad no les dará todo lo que esperan y que el resto, gran parte del todo, lo tendrán que descubrir, aprender y alcanzar por cuenta propia. Sí, todo va a depender de ti y solo de ti, de tu esfuerzo, tu voluntad, tus ganas, tu iniciativa, tu empeño; todo va a depender de cuánto quieres recorrer y dónde quieres llegar. Este pensamiento debes aplicarlo todos los días y ahora más que nunca que no vas al colegio ni a la universidad. ¿Qué quiero decirte? que es el mejor tiempo para que seas tú el arquitecto de tu propio proceso de aprendizaje. ¿Te parecen aburridas las clases? ¿Te parece que no son suficientes? ¿Te quedas con un sabor a poco? Entonces vuela…busca, navega, encuentra, lee, resume, marca, corta y pega….y comparte. ¿Sabías que en tus manos está tu futuro? Tu calidad como profesional no va a depender de tu profe de Mate ni Lenguaje (aunque te ayudarán), tu éxito o fracaso va a depender de ti.

Quinto. ¿Te acuerdas de ese clásico meme donde se ve a un profesor vaciando conocimiento en el cerebro de un estudiante? OK, ¿no te gustaría ser uno de ellos, cierto? El profesor no está ahí para transmitirte su conocimiento, está para motivarte a construir el tuyo…el conocimiento no se transmite ni se enseña; se facilita, se motiva, se guía…entonces, eres tú el que aprende, procesa y construye. b104468e1ec0399862e31d373e4dc760

Sexto. Algunas veces yo misma he creído que el colegio no enseña nada y que no sirve de nada en la vida. Pues, qué equivocada estaba…claro, te das cuenta tarde cuando constatas que hay muchas cosas que no sabes y que deberías saberlas. Pues esas cosas debiste aprenderlas en la escuela y las desaprovechaste…yo no quiero que a ti te pase lo mismo. Por eso es ahora que debes aprender, mucho…mucho, todo lo que te pongan enfrente y mucho más. Luego ya será un poco más difícil aprenderlas, es ahora cuando las debes dominar. No desperdicies tu tiempo. El colegio sí es útil y hasta puede definir tu éxito en la U y en el laburo…(y cuando tengas que hacer tareas con tus hijos y/o responder esa preguntas difíciles sobre Geografía, Cálculo, Religión o Historia).

Séptimo. Ayer mi hijo jugaba ajedrez en línea con quién sabe quién en quién sabe dónde. A mí, que soy de una generación de migrantes digitales, eso me parece casi una locura sino una cosa rara. Para ti es normal…aprovecha este momento para emplear esa globalidad, versatilidad, inmediatez y accesibilidad para estudiar y aprender. El mundo está a un click (me encanta ese cliché porque es realmente así). En mi época todos aprendíamos de una misma biblioteca, de un mismo libro y de una misma bibliotecaria aburrida y malagana. Perdíamos toda la tarde en esa habitación enorme copiando del libro a mano…y yo que soy zurda, volvía con mis dedos manchados de tinta azul y sin saber qué había copiado, por qué y para qué. Eso es historia pues. Hoy tienes acceso a millones de libros, autores, ediciones, formatos desde la comodidad de tu cama (si eres de los más afortunados porque debo decirte que también hay millones de niños y jóvenes que no lo pueden hacer, para pesar nuestro).

Octavo. ¿Te acuerdas que hace algunos años pedían que te autoevalúes en el cole? ¿Y que estuviste tentado en ponerte 100 en el saber Ser…y en todo el resto? OK. Ahora debes poner en práctica aquello (pero bien). Es medio jodido evaluarse a sí mismo, pero debemos aprender a hacerlo, se llama autorregulación. Supone madurez, honestidad y objetividad; es tiempo de poner en práctica en la vida real estos “valores” y actuar en consecuencia.

Marca tu ritmo, tus prioridades, tus tiempos, tu agenda y adelante. Sé quien quieres ser, así de simple.

OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE

Consejos prácticos para los profes

Sin ser experta en educación virtual ni mucho menos, ahí vamos con algunos consejos prácticos para los profesores (maestros y docentes) que pueden ser útiles para manejar la virtualidad, esto en el afán de ver el vaso medio lleno:

Primero. No enseñes nada. No intentes llevar tu clase presencial al escenario virtual; no es lo mismo ni para el educador ni para el estudiante. No te concentres en enseñar o dictar una clase, sino en guiar un proceso, esto significa que como profesor debes esforzarte por A. Buscar material de apoyo pertinente (actividades, trabajos, investigaciones, casos, ejemplos, vídeos, etc.). B. Sugerir y enviar bibliografía adecuada asegurándote que la lean y aprendan. C. Despejar dudas y retroalimentar. Cometerás un error si tu trabajo se limita a “dictar” una clase, tus estudiantes se cansarán rápidamente y es posible que no aprendan.

Segundo. Deja espacio libre para la interacción estudiante-profesor y estudiante-estudiante. Ocupa horas sincrónicas y asincrónicas para que se produzcan este tipo de diálogos; considera que los niños y jóvenes hoy manejan sus vida y relaciones sociales a través de los dispositivos electrónicos. Considera también que hace más de un mes no comparten en “vivo y directo”, no tienen una clase, no juegan, no se abrazan ni “pelean”: crea espacios para que interactúen entre ellos, lo puedes hacer usando como pretexto la temática de aprendizaje que hayas planificado.

Tercero. Hazlos trabajar a ellos, los estudiantes. El profesor no es el centro, tampoco en el aula, por eso debe planificar experiencias educativas que motiven al estudiante investigar, leer, escribir, analizar, abstraer, razonar, crear y valorar. Para esto, emplea las Metodologías Activas (Aprendizaje Basado en Problemas, en Proyectos,  en Investigación, Estudio de Caso, otras).

Cuarto. No olvides apelar al material que los padres adquirimos a inicios de año: libros y textos que prácticamente están sin usarse. Ajusta tus actividades considerando que los estudiantes pueden y deben dedicar X horas/día a leer. Puedes hacer lo mismo con piezas audiovisuales (vídeos de YouTube, o material que tú puedas subir a la plataforma que estés usando).

Quinto. En caso de no tener acceso a plataformas virtuales o programas especializados, usa el mismo razonamiento de planificación empleando las redes sociales. El estudiante debe producir conocimiento y guiar su aprendizaje muy a pesar de tu presencia.

Sexto. Si tus estudiantes son muy pequeños (Inicial y/o primeros cursos de Primaria) tu trabajo como maestro debe considerar el tiempo de exposición a la pantalla (no lograrás su atención por muchos minutos); la ayuda de un tutor que acompañe al niño; y el juego como transversal al proceso de enseñanza aprendizaje. Organiza actividades y tareas para desarrollar en casa.

Séptimo. Limita la enseñanza a contenido temático esencial; no podrás abarcar todo, por eso es necesario que priorices las unidades temáticas eje.

Octavo. Asegúrate de desarrollar encuentros siempre retadores, atractivos y novedosos considerando la cultura audiovisual a la que nuestros niños y jóvenes están acostumbrados.

Noveno. Busca en el Internet experiencias educativas similares a las que tu conduces; mira cómo lo hacen ellos y de seguro aprenderás algo nuevo y útil.

Décimo. Busca la opinión de tus estudiantes, permíteles la retroalimentación, pregúntales qué les gustaría ver, analizar, discutir (usa la argumentación y el debate en tiempos sincrónicos); toma en cuenta sus inquietudes.

Décimo primero. Si eres profesor de colegio, considera tener contacto con los padres de tus estudiantes; ellos deben ser el nexo entre tu trabajo y el trabajo de los estudiantes.

Décimo segundo. Usa el COVID-19 y todo lo que esto implica en lo social, político y económico para contextualizar tus contenidos y darle una dosis de actualidad y pertinencia.

OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE

¿Deben ganar lo mismo los profesores?

En varios escenarios, incluso en la sobremesa de anoche en mi casa, se tocó el tema: En estos tiempos de cuarentena, ¿los profesores deben ganar lo mismo? ¿Deben percibir el mismo salario que recibían dando clases presenciales en sus respectivos establecimientos educativos?

La absoluta dependencia que la educación en Bolivia tiene del aula y su incapacidad para aceptar como normal la posibilidad de que otra educación, diferente a la que se desarrolla en la presencialidad, es posible, hace que pensemos que los profesores que hoy asisten a clases de manera virtual, no tienen el derecho a percibir el mismo salario. Y es que creemos que el esfuerzo que hace el maestro desde su casa con una computadora es menor al que imprime en el aula. Veamos. Seguir leyendo “¿Deben ganar lo mismo los profesores?”

Se cumplirán 6 meses de gobierno de transición y el COVID-19 no da tregua

Un escenario complejo y en desventaja

Convengamos en reconocer lo difícil de la situación. El COVID-19 complejizó aún más la gestión pública del gobierno transitorio de Jeanine Añez, un régimen instalado el 12 de noviembre de 2019 tan solo a 3 meses de que se presentara el primer caso de Coronavirus en Bolivia; es decir, cuando la ocupación era organizar una estructura de gobierno mínima que permitiera facilitar las elecciones del próximo gobierno democrático, Áñez se vio en la necesidad de disponer de todos los esfuerzos y recursos del Estado para la atención de las demandas del virus.

Se necesita algo de buen criterio y empatía para entender lo difícil de sobrellevar la situación para este gobierno; también se requiere otro poco de desapego político partidario para comprender que la gestión de esta emergencia epidemiológica se habría podido atender de mejor manera si tan solo Áñez hubiera “recibido” un Estado con una institucionalidad decente y no la que dejó Evo Morales y el MAS. Seguir leyendo “Se cumplirán 6 meses de gobierno de transición y el COVID-19 no da tregua”

Otra forma de hacer educación, posible y necesaria

Debe demostrar sus capacidades y tratar de salvar sus limitaciones que una vez más se han puesto en patética evidencia: El Sistema Educativo Plurinacional trata de no caerse de la cuerda floja con maestros y docentes equilibristas de sus propias competencias, estudiantes convocados a demostrar su autonomía y voluntades, y padres de familia asistiendo a una función llena de incertidumbre. El “espectáculo” de la educación debe continuar con todo y sus limitaciones y retrasos.

El paro cívico de tres semanas de fines de 2019 fue la primera voz de alarma ante la cual el sistema educativo optó por esconder la cabeza salvando el año sin hacer ruido ni levantar polvo. Hoy, la cuarentena obligada por el COVID-19 ha vuelto a encender las sirenas, esta vez con características diferentes y exigencias irrenunciables. Seguir leyendo “Otra forma de hacer educación, posible y necesaria”

No eliminen la autoevaluación

downloadEl Ministerio de Educación comete un error al eliminar la autoevaluación…y lo sabe, es mas, lo saben las autoridades y técnicos de dicha cartera de Estado, los directores, los maestros e incluso lo saben los propios estudiantes; también lo saben los padres de familia y cualquier hijo de vecino.

Sucede que aprender a reconocer nuestras propias fortalezas y debilidades es una práctica vital desde lo individual como desde lo colectivo; no aprender a hacerlo, limitará nuestra capacidad para comprender el entorno en el que nos desenvolvemos y relacionamos. La habilidad para valorar lo que somos y lo que hacemos no es una destreza innata, es producto de un ejercicio de autorreflexión que supone tiempo, experiencia y también mediación pedagógica. Seguir leyendo “No eliminen la autoevaluación”

Educación liberadora y humanista, urgente

No quiero redundar en el alcance del titular ni en su conceptualización. Todos entendemos que la educación liberadora y humanista es un instrumento de la democracia, sin duda, el primero de la lista. Entendemos que esa educación es la que deseamos para nuestros hijos por quienes nos esforzamos en hacerlos ciudadanos libres, independientes, solidarios y respetuosos con los mayores, con las normas, las buenas costumbres y consigo mismos. Entendemos que una educación liberadora y humanista es la que promueve el pensamiento crítico, la reflexión consciente, la responsabilidad sobre las acciones, la tolerancia con lo que piensa el otro y el resto, y el derecho a ser escuchados y tomados en cuenta. Entendemos, finalmente, que esta educación es contraria al adoctrinamiento de maestros y estudiantes que engendra el miedo y la intolerancia a las diferencias. Seguir leyendo “Educación liberadora y humanista, urgente”

El Enfoque Transformativo para el cumplimiento de los 17 ODS

ods.jpg

Bolivia se ha comprometido ante las Naciones Unidas al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS y sus 169 metas que este organismo internacional planteó en 2015 con miras al 2030 y que pretenden -en esencia- erradicar la pobreza, combatir las desigualdades, promover la prosperidad y proteger el medio ambiente. Los ODS están en estrecha alineación con el Plan de Desarrollo Económico (2016-2020) y los 13 pilares de la Agenda Patriótica (2025).

En estos casi 4 años de haber asumido tal responsabilidad con la ONU, la información oficial se muestra alentadora asegurando que se va por buen camino; y es que no todo es malo, ciertamente, pero tampoco es como se lo pinta. Información del gobierno señala que el Estado Plurinacional ha aportado a la Asamblea General de la ONU con la inclusión de la resolución que aprobó la creación del Día Internacional de la Madre Tierra (22 de abril) y con haber logrado el reconocimiento de los principios ancestrales andinos Ama Sua, Ama Llulla y Ama Quella para la promoción de una gestión pública eficiente y transparente. Seguir leyendo “El Enfoque Transformativo para el cumplimiento de los 17 ODS”

Leer y escribir ¿responsabilidad del docente de la U?

Escribir-desde-el-corazon.jpg

Sí, aunque a muchos educadores les pueda parecer que la enseñanza de la lectura y la escritura no son asunto del aula universitaria y que el docente no tendría que perder su tiempo en su ejercicio, el interpretar, aplicar y producir un texto escrito es parte esencial del aprendizaje de una determinada disciplina; por tanto, es responsabilidad del docente universitario facilitar, predisponer y guiar procesos formativos que integren lectura-escritura con los aprendizajes particulares de la disciplina que regenta. Seguir leyendo “Leer y escribir ¿responsabilidad del docente de la U?”

La Gestión Educativa de los ODS

En 2015, la Organización de las Naciones Unidas le plantea al mundo 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con miras de cumplimiento al 2030. En el Pacto Global que los países firman con Naciones Unidas, Bolivia se obliga a un aporte diplomático y político pero que –necesariamente- debe materializarse en acciones concretas para lo cual compromete la participación del gobierno y sus políticas públicas, del sector privado, de la sociedad civil y de otras instancias capaces de generar una agenda que pueda cumplirse en procura de estos ODS. Seguir leyendo “La Gestión Educativa de los ODS”