Una genialidad la del Ministerio de Educación (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.3)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa Tercera Disposición Transitoria que realiza el Ministerio de Educación para el Subsistema de Educación Regular se refiere a la modificación de nombres de unidades educativas “con el propósito de avanzar en la descolonización y evitar confusiones a madres y padres de familia en la educación que reciben sus hijos, todas las unidades educativas fiscales, privadas y de convenio al 15 de enero 2017 deben iniciar los trámites de modificación de nombres en los idiomas que generen confusión en la formación o nivel que ofrecen hasta el mes de abril, en las lenguas oficiales del Estado establecidas en la Constitución Política del Estado, exceptuándose aquellas que llevan nombres propios”.

¡Genial! Qué pertinente, necesaria, urgente y vital la medida. Ya que se van a cambiar los nombres de estos establecimientos educativos, deseo hacer algunas sugerencias del mismo “calibre” que en lo personal estoy segura provocan confusión en padres y madres y que no ayudan a avanzar en el proceso de descolonización. Seguir leyendo “Una genialidad la del Ministerio de Educación (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2017.3)”

Anuncios

Ni pragmatismos ni romanticismos en educación (Sístole & Diástole, OH, LT. 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyAlgunas de las respuestas esenciales al por qué la educación en Bolivia no satisface las demandas y expectativas del encargo social ni del mercado laboral, están en la Teoría Curricular de Procesos. Esta postura teórica plantea algo bien sencillo y elemental, pero complejo y “difícil” de ejecutar: el currículo de la educación regular y universitaria se sustentan en la interacción de tres elementos: la naturaleza del conocimiento y su metodología (episteme), el proceso de aprendizaje y el proceso de enseñanza. Esto obliga a priorizar la ciencia como objeto y objetivo de estudio lo cual demanda una didáctica originada y dirigida a la investigación de la disciplina, y, por tanto, del currículo.

Sí, bajo esta lógica, el currículo como proyecto formativo se constituye en objeto de investigación permanente y continuo, un objeto que demanda, entre otros, dos consideraciones fundamentales: el enfoque Carrera (integrado), y la participación directa y activa del profesor/docente. Seguir leyendo “Ni pragmatismos ni romanticismos en educación (Sístole & Diástole, OH, LT. 2016)”

¿Para qué sirve el colegio? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography¿Para qué sirve el colegio? Pregunta recurrente que se hace Daniel Soliz Cronembold, autor del libro Tengo 30 años y he vuelto al colegio, obra presentada hace pocos días en la Feria Internacional del Libro de Cochabamba.

Daniel, hoy con 31 años, se vio obligado a volver  a cursar el 3ro. de Secundaria.  Con una licenciatura a cuestas y barba rasurada hace década y media, lidió con chicos de 15 años, profesores que no sabían si tutearlo o ustearlo y con un sistema educativo que según él, no es sistema. Daniel se armó de agallas y decidió apelar a su capacidad de resiliencia para sobrellevar un año de clases, tareas, exámenes, miradas de reojo y algunas burlas, pero sobre todo, de aprendizajes y reflexiones que -en un estilo “natural”-  compila hoy en un libro de 360 páginas.

El autor es duro con la educación regular; sus críticas no conocen de miedo ni medida. Las expresa de frente, como debe ser y como se espera que sea, pues coincidimos en la necesidad de poner en blanco y negro aquello que se dice demasiado suave pero se padece demasiado fuerte en la vida real. Seguir leyendo “¿Para qué sirve el colegio? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016”

El acto educativo perfecto (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT, 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyAhora entiendo por qué sacrificaban fines de semana, horas de ocio, de estudio, de sueño y hasta el almuerzo. Ahora entiendo el abrazo que le dio mi hijo mayor a su profesor de música el día de su graduación.

Pero, no es solo de ellos, el entusiasmo es de las decenas de jóvenes que integran el coro del colegio. Basta ver los rostros de pasión de las sopranos, la fuerza de las contraltos, la actitud de los tenores y la firmeza de los bajos. Basta maravillarse con la conexión que hay entre cada uno de ellos y el director.

Domingo 18. Horas 20:00. El Teatro Achá se viste de juventud entusiasta y talentosa; está por iniciar el XXIV Festival Nacional de Coros Estudiantiles Concordia organizado por la Asociación Cultural Nueva Acrópolis. Los padres de familia y Directores de cinco colegios no disimulan la ansiedad del momento. Uno a uno, los coros juveniles demuestran sus habilidades. El jurado escoge a tres para la competencia nacional. Seguir leyendo “El acto educativo perfecto (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT, 2016)”

Incesto, endogamia y canibalismo académico (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, revista OH. LT 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyHace varios meses me invitaron a conformar el cuerpo docente de un programa de Doctorado Internacional organizado por la UMSS. Hace pocos días me llegó la lista de docentes en la que figura mi nombre y mi grado; pero escrito a mano, dice: “Doctorado no reconocido por el sistema”.

En Bolivia existe un pseudosistema que no reconoce los títulos y grados académicos de otras universidades bolivianas reconocidas por la Ley 070 (como la mayoría de las Universidades Privadas y de Régimen Especial); es decir, si usted hizo una Licenciatura, un Diplomado, una Maestría y/o un Doctorado en cualquiera de las Universidades que no forman parte de ese pseudosistema, su título y/o grado no son “válidos”.

No son pocos los profesionales que ante la “explicación” de la Universidad Pública, creen que sus grados son ilegales. Nada más falso, los títulos y grados otorgados por las Universidades que no son parte de ese “sistema” sí son legales y legítimos, pero es cierto, no reconocidos por el “sistema”; esto quiere decir que si usted quiere dar docencia, ofrecer un seminario o postular a un trabajo administrativo académico en la Pública y tiene X grado académico otorgado por la Privada o de Régimen Especial, no puede hacerlo. Seguir leyendo “Incesto, endogamia y canibalismo académico (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, revista OH. LT 2016)”

Educación ¿qué estás haciendo? (Revista OH, Los Tiempos, 2016)

Educación, educación ¿qué estás haciendo?

Esta semana mantuve una conversación de pasillo con tres profesionales, ninguno, incluida yo, trabaja para lo que estudió. ¿Falla del sistema educativo? Sí, también. Y cuando hablo de dicho sistema, me refiero a la educación primaria, secundaria y terciaria (superior).

En Bolivia, estos subsistemas no están debidamente articulados: Entre el perfil del Bachiller y el perfil de ingreso del estudiante universitario hay una brecha grosera y difícil de achicar que acaba siendo una “carga” tediosa y costosa para el subsistema universitario que se ve obligado a asumir las deficiencias de un Bachiller con serias dificultades para la comprensión lectora, la producción de textos, la lógica matemática y la resolución de problemas, en general.

Compatibilizar perfiles y lograr un diálogo más amable y fluido entre el producto de la educación regular y la materia prima con la que requiere trabajar la universidad, redituaría mejores promesas tanto para el encargo social como para el mercado laboral porque, entre otras variables, aseguraría un proceso formativo más exigente, y por ende, perfiles profesionales de mayor calidad (con pertinencia social y científica). Seguir leyendo “Educación ¿qué estás haciendo? (Revista OH, Los Tiempos, 2016)”

Docentes que inspiren (Revista OH, LT, 2016)

motivacion¿Tienen preguntas? Decenas de bracitos se levantaron hacia el cielo; los niños sí tenían preguntas y muchas, tantas como para devolverme la esperanza en la educación, en el aula, en la niñez, en la juventud, en la capacidad de cuestionar, de interpelar, de saber.

Fui invitada por la profesora Eliana Crespo del colegio Tiquipaya para dar una charla a niños de sexto de Primaria sobre la libertad de prensa. Habituada a aulas universitarias, admito que me conflictuó la idea del encuentro con niños. Planifiqué mi mensaje tratando de imprimir mucha empatía para llegar clara y sencilla. Estaba nerviosa, no sabía si lo lograría…y quería hacerlo.

Me llevé una lección. Me encontré con 60 niños preguntones…!Aleluya! el sueño de todo profesor. Me explotaron y me sentí reconfortada por cada pregunta, por cada brazo levantado, por cada intervención. Había que ver su entusiasmo, sus ojitos expectantes, sus dudas, sus ingenuidades y sus coherencias. Seguir leyendo “Docentes que inspiren (Revista OH, LT, 2016)”

Para entender la tecnología educativa (Revista OH, LT, 2016)

samp86829c1d62576867Para introducirnos en el tema voy a contarles lo que viví hace unos días cuando fui miembro evaluador del examen de competencia de cuatro médicos candidatos a la asignatura de Anatomía. Dos de ellos emplearon presentaciones en power point, el tercero usó un marcador, y la cuarta profesional trabajó con cuatro marcadores de color.

Después de observar el desenvolvimiento en aula, escuchar sus disertaciones y pertinencia de las respuestas, se optó por uno de ellos. Su tecnología educativa -la pizarra y un marcador- se impuso a los recursos empleados por los demás y nos dio una magnifica explicación sobre la anatomía del corazón, supo mantener el interés en su alocución, conectó con la mirada y demostró gran dominio del tema. La candidata de los cuatro marcadores destacó por su planificación, claridad y expertise. ¿Qué pasó con los médicos de las diapositivas? Lo que suele pasar cuando no se sabe emplear el recurso tecnológico y cuando este, en vez de apoyar al maestro, lo perjudica.

¿Los recursos tecnológicos facilitan el proceso docente educativo? No necesariamente. ¿Los estudiantes aprenden mejor cuando el docente usa tecnología moderna y llamativa? No necesariamente. ¿La clase se hace más llevadera cuando el maestro emplea TIC? No necesariamente.

¿Cuándo la clase se hace provechosa para el estudiante? Cuando el profesor entiende los intereses y motivaciones del estudiante, cuando comparte un tema significativo a partir de una comunicación empática y asertiva, y cuando imprime tanta voluntad como energía para enseñar: “…voluntad implacable de hacer bien y de enseñar bien…es el calor con el que se enseña; es la fe con que se trabaja; es el amor con que se cultiva al niño; es la fiebre fecunda que anima toda la vida escolar que brota del profesor” (Franz Tamayo hace 106 años).

Carla Martínez en TIC no son varita mágica para digitalización educativa, recuerda que en “Argentina, Colombia, Uruguay, Chile y México se han entregado millones de dispositivos entre tabletas y computadoras portátiles derivados de inversiones millonarias cuyo impacto es nulo sin una política educativa adecuada, sin electricidad y sin conectividad a Internet”.

“Creo que hasta hace tres o cuatro años vivían nuestros países con la esperanza y fantasía de que invirtiendo en dispositivos tecnológicos y conectividad se iban a empujar cambios en la pedagogía, en la forma de trabajar en la escuela y creo que lo que ha ocurrido es que terminamos de convencernos de que eso no ocurría mágicamente, que la sola presencia de dispositivos no aseguraba cambios reales en las prácticas docentes y tampoco tenía impacto en la calidad”, señala E. Severich, consultor UNESCO. La tecnología no hace a la calidad educativa, esto lo saben pedagogos y tecnólogos, pero no lo quieren entender los políticos que gastan millonadas en el afán: “cualquier país que siga en esa línea va a gastar mucho dinero con ningún impacto”, asegura el consultor.

Está claro que para que la digitalización educativa funcione, la escuela deberá contar con las condiciones óptimas de conectividad (infraestructura, energía eléctrica, internet de calidad, mantenimiento), pero además, serán fundamentales los procesos educativos diseñados para tal efecto: docentes expertos en educación digital, plataformas virtuales para trabajo en equipo y programas (contenidos, estrategias y evaluación) adecuados. Mientras esto no ocurra me quedo con el docente que nos sedujo con un marcador negro, o con la que en 8 minutos dibujó un prolijo esquema de síntesis temática empleando marcadores de color como recurso tecnológico.

http://www.lostiempos.com/oh/tendencias/20160508/entender-tecnologia-educativa

“Pedagogicemos” la conciencia ecológica (Revista OH, LT, 2016)

la-granjaDemasiada razón y escepticismo separaron por un tiempo la tríada medieval ética-estética-ciencia. Luego Morin nos recordó que no es posible hacer “ciencia sin conciencia”, y ahí nos encontramos, organizándonos para defender la ecología y el ecologismo, asuntos que han dejado de ser de exclusividad de ONG`s. Hoy, son cada vez más las personas de barrio que expresan su molestia por los agravios que se cometen en contra de la naturaleza.

La tierra se queja, respira fuerte, decide protestar y se quiebra. La tierra se seca y se niega a seguir produciendo. La tierra se humedece y se ahoga en su llanto. ¿Cuánto más debemos presenciar? ¿Cuánto más podremos resistir? ¿Qué corresponde hacer? Quiero responder a esta última pregunta porque de ésta dependen las demás. Y aunque parece que ya es tarde, quiero pensar que aún hay tiempo.

El ecologismo tiene principios científicos y está impregnado de valores “pues la ciencia consiste en la racionalización de un conjunto de procedimientos basados en determinados tipos de valores”, por tanto, es hora de adoptar posturas que además de sonar románticas y parecer subjetivas, sean sobre todo, científicas. Propongo, en consecuencia, la “pedagogización” de la conciencia ecológica. Sí, llevémosla al aula del preescolar, de primaria, de secundaria, saquémosla bachiller, inscribámosla en la Universidad, metámosla al laboratorio, al simulador y démosle un grado de doctorado.

Seguir leyendo ““Pedagogicemos” la conciencia ecológica (Revista OH, LT, 2016)”

Mochilas escolares y educación de calidad (Revista OH, LT, 2016)

urlEl Alcalde de Cercado, José María Leyes tiene previsto entregar este año 92 mil mochilas a estudiantes de nivel primario de escuelas fiscales, de convenio y educación alternativa; este plan, asegura la autoridad, aporta a una “educación de calidad” que hará que Cochabamba tenga los “mejores estudiantes y profesionales del país”.

“Hay muchos papás que nos les alcanzan los recursos para poder comprar el material escolar a sus hijos y los niños se van retrasando en la educación, eso repercute en su enseñanza”, ha manifestado Leyes.

La medida no puede no significar una ayuda a la economía familiar, pero sin miedo a equivocarme, asegurar que repercutirá en la calidad educativa es una falacia de arrogantes proporciones, es decir, un engaño a la población que -ante argumentos simplistas, populistas y fantasiosos- construye un concepto equivocado acerca de la educación de calidad. Seguir leyendo “Mochilas escolares y educación de calidad (Revista OH, LT, 2016)”

Ciudadanos críticos y pensadores independientes (Los Tiempos, 2016)

educacion_pizarra_tizasEscribo desde la habitación de un hotel rematando una jornada en la que se habló de educación con un repaso de las claves del éxito de la educación en Finlandia, segunda parte comprometida para esta columna. Hace escasos días, en este mismo hotel se reunieron autoridades del gobierno con aproximadamente cincuenta profesionales bolivianos que hacen ciencia y tecnología en el extranjero.  Ya supe que lo primero que hicieron los científicos fue cuestionar la ausencia de la universidad que no fue convocada siquiera a escuchar lo que estos señores tenían que decir.

A lo nuestro: veamos qué podemos aprender de la educación finlandesa considerada una de las de mayor calidad en el mundo. Según los finlandeses –hablando de calidad y ciencia- el nivel educativo de los estudiantes de Inglaterra y Estados Unidos no está siquiera cerca de lo que debería ser en una economía basada en el conocimiento donde la productividad y la innovación son condiciones necesarias para la competitividad porque la educación en esos países es irrelevante respecto de las necesidades de la sociedad. Seguir leyendo “Ciudadanos críticos y pensadores independientes (Los Tiempos, 2016)”

¿Qué puede aprender Bolivia? (Los Tiempos, 2016)

130208-educacion-finlandia-secreto-guinda-pastelMi primera columna de 2016 la dedico a la educación muy a pesar del fracaso que esto supone en términos de número de lectores: en algo más de 300 columnas semanales publicadas en los últimos seis años, he aprendido que esta temática es infinitamente menos excitante que las “evadas”, las estrategias envolventes o el amarillo que hoy tiñe el quehacer periodístico internacional. Arriesgo mi “popularidad” y decido ser fiel con mi conciencia dedicando estas líneas a lo que considero fundamental para cualquier sociedad, y advierto, lo haré con más frecuencia a sabiendas de los “riesgos” y las satisfacciones personales que esto significa.

Pasi Sahlberg es un finlandés experto en educación, autor de El cambio educativo en Finlandia, ¿qué puede aprender el mundo? ; de ahí el título de esta columna que intentará una síntesis, grosera pero síntesis al fin, de las primeras sesenta páginas de este libro que trata sobre cómo ese país nórdico ha pasado de una educación mediocre a la mejor educación del mundo.

¿Qué puede aprender Bolivia de la experiencia finlandesa?

Primero subrayo algunos términos e ideas clave de lo que no debe aprender (lo que el autor caracteriza en la Tercera Vía): “la competencia por premios no es generadora de calidad”; “la calidad docente nada tiene que ver con la remuneración por su desempeño”; “es un error dejar que los gobiernos dicten qué y cómo deben aprender los estudiantes y qué debe enseñarse en las escuelas”; “las personas no son dueñas de sus visiones; alquilan las visiones de otros”; “la capacitación se ha convertido en entrenar a las personas en estrategias prescritas con el fin de llevar a cabo y hacer realidad objetivos y metas impuestos por otros”.

Lo que Bolivia sí debe aprender (Cuarta Vía) tiene que ver con “la inspiración, la innovación y la responsabilidad colectiva”.

Redundando: El trabajo en equipo, las visiones compartidas, la creación de capacidad que se traduce en el crecimiento y el desarrollo a través de la autogestión; “la toma de posesión y el desarrollo colectivo de una comunidad hacia los propios fines y necesidades principales”.

Finlandia ha desarrollado y aplicado una visión propia de los cambios educativos y sociales vinculados a la inclusión y la creatividad negándose a cualquier idea de estandarización. Se ha apoyado en docentes bien formados, de buena calidad, con calificaciones altas y título de maestría lo que ha atraído a los jóvenes hacia la profesión de la enseñanza (los bachilleres finlandeses se sienten más motivados a seguir la carrera de educador que la de médico y/o abogado); tiene una estrategia inclusiva de educación especial; ha entregado a los docentes la responsabilidad colectiva del desarrollo de los planes de estudio y de las evaluaciones de diagnóstico descartando la implementación de exámenes estandarizados diseñados por el Gobierno central; y finalmente, ha relacionado la reforma educativa con el desarrollo creativo de la competitividad económica así como con el desarrollo de la cohesión social, la inclusión y un sentido compartido de comunidad.

Sahlberg recomienda no imitar modelos porque cada contexto es particular, sin embargo admite que las escuelas mejoran cuando aprenden de otras y que el aislamiento es el enemigo de toda mejora: “Hemos pasado décadas intentando romper el aislamiento de los docentes en nuestras escuelas”.

Mejorar la educación es una obligación moral porque el bienestar y felicidad de cada persona se plantean desde el conocimiento, y económica porque la riqueza de las naciones depende más que nunca del saber hacer.

“Una nación educada no puede ser creada por la fuerza” por ello es fundamental la confianza mutua entre autoridades de gobierno y escuelas. Continuará.

Para acceder a la publicación de Los Tiempos:

http://www.lostiempos.com/diario/opiniones/columnistas/20160108/%C2%BFqu%C3%A9-puede-aprender-bolivia_328789_730461.html