¿Qué le dirías y/o pedirías a un periodista? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.19)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEl 10 de mayo, a propósito del Día del Periodista Boliviano, pregunté en mi muro de Facebook lo siguiente: “Si tuvieras la oportunidad ¿qué le dirías y/o pedirías a un periodista?”.

Pocas veces las personas que ejercen el rol de receptores y perceptores del mensaje masivo tienen la posibilidad de juzgar de forma pública el trabajo de la prensa; generalmente, se constituyen en interlocutores silenciosos del trabajo periodístico. Que a la audiencia se le dé la posibilidad de valorar o juzgar el producto del periodista y a él mismo, es saludable para ambos protagonistas, pero lo es más para quien tiene a su cargo el procesamiento del hecho informativo porque enriquece, nutre y reconduce su labor; finalmente, el periodista no es más que un servidor público.

¿Pero qué es lo que los “consumidores” de espacios noticiosos e informativos desean decirle y/o pedirle al periodista boliviano? Clasificando y jerarquizando las aproximadamente 120 intervenciones en el Facebook, obtengo los siguientes resultados: Seguir leyendo “¿Qué le dirías y/o pedirías a un periodista? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.19)”

Anuncios

Periodismo, gobierno y nosotros

operiodismo-digitalHoy, un amigo historiador me pide que le mande el cuestionario por Facebook o whatsApp, “ya no por el mail porque ni lo uso”. La anterior semana, un colega comunicador me señaló lo mismo. El fin de semana, el plomero me dice que le envíe una foto de los grifos y demás para asegurarse de no ir en vano a instalar una lavadora; y mi hijo no quiere saber de TV cable ni de línea telefónica fija…¿para qué? me dice.

Una antropóloga peruana y una abogada chuquisaqueña me dicen que las entreviste por Skype…yo hasta ahora analizo la posibilidad.

Es que claro, ante todo esto, nosotros los periodistas salidos de la universidad el siglo pasado y los nuevos que salen este incluso, seguimos con el chip antiguo; para muestra dos botones: Hoy el contacto nacional de una cadena de TV boliviana, presentó como noticia un hecho que no solo habla de un periodismo mediocre, miope, atrevido de malo, sino de las taras que tenemos respecto a las capacidades de los varones: “Un policía cambió los pañales de una beba cuya madre estaba ebria”.  ¿Cómo es posible que este hecho sea motivo de noticia? La periodista olvidó informar sobre la situación de la madre, sobre el futuro de la menor, sobre el paradero del padre, también olvidó mencionar cifras, estadísticas y contextualizar el hecho, y tampoco dejó un mensajito ni moralista, ni nada!!! No, la noticia fue que el efectivo policial cambió los pañales de la beba mostrándolo como héroe, como cosa rara, como fenómeno, como un individuo extraordinario que fue capaz de limpiar el poto de un bebé y cambiarle el pañal. Vaya acto de heroísmo digno de destacar en la televisión nacional (¿tan mal estamos?)….claro, los hombres y en especial los policías “son tan hijos de puta e inútiles” que para una periodista, su jefe de noticias y el de prensa, resulta todo un acto de heroísmo que cambie los pañales de una beba abandonada prácticamente por la madre y el padre. ¿Qué será de esa menor? ¡Pero acaso importa! …un policía le cambió los pañales y punto. Seguir leyendo “Periodismo, gobierno y nosotros”

Del fútbol al deporte (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLos juegos Olímpicos Río 2016, han dejado varias lecciones, ojalá aprendidas, sobre todo para los cochabambinos que en año y medio seremos anfitriones de los Juegos ODESUR, y si bien comparar estos juegos con una olimpiada es un exceso, hay variables comunes. Una de ellas, sin duda, es la económica puesto que, acontecimientos de esta naturaleza suelen representar un gasto y no una inversión como se le hace creer al ciudadano que por un instante se ilusiona más de la cuenta.

Brasil comienza a sumar números en contra y sabe, además, que la infraestructura construida para la cita olímpica será algo así como un museo de elefantes blancos. Otros países han rechazado ser sede de cualquier juego por una cuestión de  responsabilidad nacional ya que comprenden que existen otras prioridades. Y es que “…repasando los grandes megaeventos de la última década, se observa que ninguno dejó ganancias y varios arrojaron pérdidas” (BBC Mundo).

Otra de las variables que vale la pena analizar y a la que me quiero referir en detalle como lección aprendida es al rol de los periodistas deportivos encargados de acompañar el desarrollo de cada prueba. Seguir leyendo “Del fútbol al deporte (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016)”

ECOBOL y la falta de visión del Estado (Revista OH, Los Tiempos, 2016)

1310.jpgLa muerte de la Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol) estaba anunciada. Hace seis años el gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas, conoció los síntomas que padecía, y a pesar de ello, no la atendió dejando que se convirtiera en una carga inerte y pesada: debe 300 millones de bolivianos por concepto de impuestos.

La gestión de Morales ya sabía lo evidente: Ecobol, en las condiciones en las que se gestionaba, era una empresa deficitaria. Para resucitarla requiere, además del pago de los impuestos adeudados, una segunda inversión millonaria para equiparla, amén de una reingeniería técnica que defina un servicio acorde a los sistemas de comunicación que rigen hoy en Bolivia y el mundo. Seguir leyendo “ECOBOL y la falta de visión del Estado (Revista OH, Los Tiempos, 2016)”

La televisión, del error al terror (Revista OH, LT, 2016)

television2¡Del error al terror! Mientras unos bailan, otros modelan y el resto cocina, se me ocurre cambiar al canal 7 (BTV), medio de comunicación estatal (que parece del gobierno), diferencia poco sutil, por cierto.

Qué manera de despertar a un nuevo día: con un “periodista” que merece nuestra compasión haciendo un programa cuyo nombre completo no recuerdo pero que en su segunda parte lleva “…Ideología en movimiento”.

En esta competencia de disparates mediáticos no es difícil comprender cómo es que las redes sociales se han apropiado de la preferencia ciudadana tanto para informarse y construir opinión pública como para entretenerse.

Dicen que el discurso de la izquierda siempre ha sido más seductor que el de la derecha… seguro, pero sin duda prefiero ver a entusiastas y bien recargados (por las pilas que dicen que tienen y porque saludan a gritos) animadores de TV a un pseudoperiodista en franca campaña política partidaria.

Mientras los periodistas “derechosos” (como denomina el periodista de la compasión a los que no piensan como él y el gobierno) bailan, modelan y cocinan en los programas mañaneros, los del canal estatal (que parecen del gobierno), procesan y difunden ideología…y en movimiento, como señalan.

¿En qué consiste esta ideología en movimiento? Es un programa con apariencia de informativo con notas de prensa con apariencia de informativas en el que el “periodista” aparenta preguntar pero que en realidad orienta la respuesta del interlocutor que encuentra el terreno fértil para exponer y desarrollar el único discurso. Es un programa hecho para divulgar un único discurso, ese que se establece entre gallos y medianoche; discurso que se distribuye en forma de pasquín secreto y vulgar que llega a Ministerios, Gobernaciones, Alcaldías, oficinas públicas y medios de comunicación estatales (que parecen del gobierno) con olor a tinta fresca, trasnochada cuyo sobre cerrado dice: Encargo urgente, última consigna.

¿Qué dice, qué dicta ese acuerdo? Mentira…”todo es mentira”. ¿Cómo se aplica? acusando a los derechosos de querer “desestabilizar la gestión del hermano Evo usando la mentira”. ¿Cómo se remata? Demostrando que ante la mentira, incluso, han salido vencedores. ¿Cómo se ejecuta el remate? “La mentira tiene patas cortas”. El entrecomillado explica que se trata de frases textuales; frases hechas y consensuadas a ser repetidas por distintos voceros estratégicamente distribuidos por todo el “territorio plurinacional”.

Y entra en escena el Vicepresidente y dice que todo fue una mentira; entra a continuación el Gobernador de Cochabamba y dice que todo es una mentira; entra el cocalero Loza y también dice que todo es una mentira. Remata el “periodista” asegurando que los derechosos mienten y que como la mentira tiene patas cortas, el cuento se acabó. Es decir, además de tratar de convencer que todo fue una mentira, deciden poner punto final al tema, victimizándose.

Mientras esto ocurre en los medios estatales (que parecen del gobierno), muchos medios “derechosos” farandulean, banalizan y satanizan la realidad: el discurso se reparte entre joda y tradición (hasta construyen fe dando amplia cobertura al finado Gunnar Mamani que resultó ser una especie de santo); y la tragedia y miseria humana en el que el viejo Metropolicial es un chiste contado por niños bobos: Equilibrio perfecto para mantener entretenida a la masa mientras el pseudoperiodismo de los medios estatales (que parecen del gobierno), divulgan consignas que van en serio.

Así, del error al terror, es un despertar que sacude hasta la estética y como a mí no me gusta oficiar de masoquista, me veo obligada a cambiar de canal. TVN de Chile muestra a Bachelet demandando al gobierno boliviano por las aguas del Silala. ¡Qué mala suerte!

http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/20160612/television-del-error-al-terror

 

Lo que yo exijo de la Ministra de Comunicación

 

nm¡Qué hastío y qué pena! Más pena que hastío.

Ministra Paco, ¿será posible escuchar de su persona alguna propuesta que esté a la altura de una funcionaria de Estado como usted, una Ministra de Comunicación?

La escucho desde hace varios años –me impactó siempre percibir su carácter en Panamericana y medios televisivos a los que su persona era invitada para analizar temas de Estado y coyuntura-; jamás he reparado en usted una actitud amable, conciliadora, ecuánime, equilibrada, objetiva; al contrario, su discurso está teñido de beligerancia, confrontación, parcialización y resentimiento social. Me extraña, aunque en realidad no, que una persona con su perfil haya logrado el puesto que usted pretende ejercer. Y me extraña porque en mi humilde criterio personal y profesional, el Ministerio de Comunicación se dibuja en mi imaginario como una instancia que facilita, provoca, ayuda, permita, relaciona, crea, efectiviza las relaciones humanas.

¿Usted sabe que la comunicación también quiere decir comunión? Es decir ¿compartir, entrar en común; comunión de ideas, de valores, de mensajes, de conocimientos, de deseos? Bella palabra ¿no? Seguir leyendo “Lo que yo exijo de la Ministra de Comunicación”

Revolución maldita. El dios Khronos y las Redes Sociales

La Redes Sociales no han necesitado de reflexiones teóricas para distribuir de manera equitativa el poder de la comunicación…lo han hecho y ya.  Puro acto, puro pragmatismo, pura genialidad.

tendencias-social-media-2014-496x365Esto podría constituirse en la explicación más concreta de Conclusiones Indisciplinadas del Referéndum, de la confusión de los gobernantes post resultados y de la interpretación de mi párrafo suicida.

Antes que continúe ¿qué hora es? No veo un reloj en su muñeca, ni en la mía. De los cinco que vivimos en esta casa, solo uno lo lleva…trae pañuelo también, clásico el hombre, a la antigua.

Los relojes se usan cada vez menos, ese es el problema de la generación que intenta producir la noticia, acostumbrada a llevar el clásico reloj en la muñeca cuando el mundo de hoy se relaciona de manera distinta con el dios Khronos.

Las redes sociales han tumbado un par de dictadores y han paralizado algunos intentos de eternización del poder…el poder, pasajero o eterno, ya no lo deciden cuatro tipos, ni diez noticiarios, ni 50 radios. Absurda inversión la de los gobiernos arrechos de poder, mala inversión. La comunicación hoy se ejerce gratis señores, como prostituta sin tarifario, como amante crónica, como hombre a punto de caducar…entérese. Seguir leyendo “Revolución maldita. El dios Khronos y las Redes Sociales”

La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)

que-es-democracia

Trataré de ser lo menos subjetiva posible, y haré mi mejor esfuerzo para no caerme de la cuerda de la imparcialidad. Difícil de creer en estos tiempos en los que los llamados a actuar como perfectos equilibristas se han convertido en clarividentes, magos, detectives, acusadores, jueces, inventores, creativos…payasos.

Va a ser realmente necesario, importante y útil que desde el lunes, los docentes de las carreras de Comunicación Social y Periodismo se tomen su tiempo para introducir en sus planes de clase, ejemplos de lo ocurrido con el fenómeno comunicacional del Referéndum.

La fiesta democrática (como los periodistas suelen llamar a cualquier proceso  electoral) del Referéndum, se ha convertido en términos comunicacionales, en una joda de proporciones mayúsculas donde ha habido exceso de bebida, música ensordecedora, algunos coletes, varios ebrios descontrolados y muchos sobrios peligrosos y malintencionados. Seguir leyendo “La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)”

(TVN de Chile se equivocó? (Los Tiempos, 2015)

704349_gdDesde los intereses geopolíticos de Chile, invitar a Carlos Mesa al programa televisivo El Informante de TVN para que se pasee como “Pedro por su casa” fue un error inobjetable; lo es tanto que la Cámara de Diputados de ese país ha solicitado explicaciones al Presidente del medio de comunicación estatal para que informe por qué se lo invitó, quién lo invitó y quién financió pasajes y demás.

Alguien, de manera muy perspicaz, decía que la televisión chilena invitó a Carlos Mesa, pero de pronto ésta se hizo de tres invitados: Un periodista, un historiador y un expresidente. Primer error: Invitar a un personaje cuyo dominio de la historia, del lenguaje y de las cámaras de televisión es reconocido por todos en Bolivia pero ignorado, incluso, por algunos ciudadanos influyentes en Chile. Seguir leyendo “(TVN de Chile se equivocó? (Los Tiempos, 2015)”

Perdón ¿el señor es don Luis Ramiro Beltrán?

Cuando me retiraba del restaurante en el que acababa de almorzar, pasé por la mesa donde comía una pareja de personas mayores. Los miré casi de reojo y logré reconocerlo. Estaba acompañado de una dama mucho más joven que él y sin dudarlo me  acerqué y le pregunté: Disculpe ¿el señor es don Luis Ramiro Beltrán? así es, me dijo con una sonrisa amable.

Tampoco lo dudé y volví a avanzar: perdón, soy comunicadora social ¿puedo tomarme una foto con él? Claro que sí, me respondió ella, la esposa quien nos tomó dos, charlamos algo más sin importancia, agradecí la gentileza y me fui feliz por haber conocido a quien durante años había leído y admirado.

Don Luis Ramiro, pese a su avanzada edad, me preguntó dónde trabajaba y me envió saludos para el director del medio, es decir, sabía perfectamente de lo que hablaba, lo recordaba y añoraba, además.

Hoy se fue y desde algún lugar del cielo estará reflexionando y escribiendo.

Paz en su tumba.

Con basura mediática hasta el cuello (Los Tiempos, 2015)

TVBASURASe activa el despertador del celular, son las 6:00. Mi brazo se estira y mis dedos se mueven tratando de encontrar el control remoto. Enciendo el televisor, localizo el canal español. Habla de neurociencia, de cómo enseñar ciencias naturales, de las competencias lingüísticas, de las TIC en la educación, de la comunicación asertiva en el ambiente laboral, de la hermosura de la filosofía, de las computadoras como medios pedagógicos, del bienestar del adulto mayor, de la felicidad en el matrimonio, de cómo mejorar las relaciones entre padres e hijos, de los nutrientes de los alimentos verdes, de la importancia del desayuno, de los efectos de los aeróbicos en los diabéticos, de las investigaciones en torno al cáncer y al VIH. Seguir leyendo “Con basura mediática hasta el cuello (Los Tiempos, 2015)”

Los periodistas deberían (Los Tiempos, 2015)

periodistas-rueda-prensa-getty-07032013La pasada semana, una  joven egresada de Comunicación Social que realiza su Tesis de Grado, me entrevistó para saber por qué razón en Bolivia son pocos los medios de comunicación que rigen su labor a normas de autorregulación, las mismas que se establecen en manuales de estilo, por ejemplo.  Su trabajo de campo que consistió en recoger el criterio de directores de prensa, jefes de información, periodistas y líderes de opinión arrojaba algunos datos que confirman que la mayoría de los medios de prensa bolivianos no tiene o no usa manuales de estilo.

Preocupa constatar que nuestros periodistas no se rijan a un procedimiento autorregulado lo cual hace suponer que lo que se impone en su trabajo diario es la fuerza de la costumbre, la necesidad de la improvisación, la voluntad de quien cubre la noticia o el capricho del jefe que la dispone. El estudio de la tesista y la realidad que todos conocemos, indica que estas formas son las que ordenan la labor de la prensa en Bolivia. Seguir leyendo “Los periodistas deberían (Los Tiempos, 2015)”