La ortografía y la vida, lujos de la derecha (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 9)

Hasta con ella se han metido todos, o casi todos. Dicen ahora que lo importante es el fondo y no la forma, es decir, la comunicación no cómo nos comunicamos; es mas, si te metes con las formas, te cae reta; si te metes con el fondo, también.

La ortografía es hoy asunto para masoquistas, presumidos y finos y detestables hombres de derecha. Todo el resto, puede y debe prescindir de ella y dejarse llevar exclusivamente por la funcionalidad del lenguaje.

Si eres masista se espera que tengas una muy mala ortografía…y si no lo eres, pero quieres confundir a los demás, debes presumir una forzada pésima ortografía. Lo que ellos (los disimuladores) no saben es que sus limitaciones no son fingidas, y es que también se chutean la ortografía. Seguir leyendo “La ortografía y la vida, lujos de la derecha (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 9)”

Anuncios

La democracia es mujer (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 8)

Hubiera preferido escribir sobre otros temas que guardo en el tintero, pero cuando me predispongo a hacerlo, acabo derrotada por mi “diablillo” político que me recuerda que es poco probable que haya algo más valioso que las libertades que otorga la democracia. Entonces, procedo a borrar todo lo poco avanzado, y regreso a la preocupación primaria y esencial: La defensa de nuestros derechos políticos, aquellos que -de manera grosera y descarada- el gobierno se esmera en querer arrebatarnos.

De toda esta lucha, de la que se ve en las redes sociales, pero sobre todo en las calles a través de los colectivos y plataformas ciudadanas, me parece interesante destacar el activismo femenino. Seguir leyendo “La democracia es mujer (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 8)”

Es hora porque es tarde (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 7)

A pesar de las promesas electorales, las consultorías pagadas, los proyectos de Ley en curso y los buenos deseos de todos, Cochabamba aún no ha logrado resolver uno de sus mayores problemas: la basura.

Todo me hace suponer que más allá de las acciones concretas de las autoridades y de las leyes y sus castigos y multas, esta ciudad seguirá sucia como está. Entiendo que las verdades incomodan e incluso duelen, sobre todo cuando creíamos llevar ventaja como ciudad.

Hoy los cochabambinos amanecemos con la odiosa musiquita municipal anunciando el carro basurero. Hay que ver las esquinas de las calles y avenidas entre las 5:00 y las 11:00: Tachos, baldes, cajones, bolsas y talegos adornan la paciencia de los vecinos, de aquellos que no han encontrado solución más cómoda que dejarla en la calle y de los otros que se dan el lujo de estar expectantes a que llegue la empresa de aseo a recogerla. Ahí están ellos (ellas, generalmente) corriendo apresurados con sus trastos a cuestas detrás de un excholango. Seguir leyendo “Es hora porque es tarde (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 7)”

Proceso de Cambio: El milagro que no fue (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 7)

Tuve el honor de escribir el Prólogo de Proceso de Cambio: El milagro que no fue del economista e ingeniero civil Miguel Antonio Roca, investigación que fue presentada en ciudades del eje troncal hace un par de meses.

Recojo algunos párrafos de aquella presentación y me detengo en los datos más sobresalientes y que Roca sistematiza e interpreta a la luz de hechos concretos de la realidad administrando con mesura sus juicios como entendiendo que los números hablan por sí solos; que las cifras extraídas de fuentes oficiales, los datos documentados, las publicaciones de prensa, las declaraciones de autoridades de gobierno y los estudios de caso, son evidencias suficientes.

Roca afirma que “La inversión pública es pues el centro del discurso del gobierno con relación al pasado, al presente y al futuro del país y de sus dirigentes políticos”, así, el Presidente y Vicepresidente vienen diciendo con notable insistencia que su mayor acierto es el manejo de la economía. No es extraño, entonces, que ciudadanos afines y no afines al gobierno crean que el MAS ha administrado correctamente la economía pública. Seguir leyendo “Proceso de Cambio: El milagro que no fue (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 7)”

No al aborto; esta es mi razón

20180620_144639No es la primera vez que me declaro en contra de la ampliación de las causales del aborto legal, es mas, mientras más escucho los argumentos y las manifestaciones que defienden esta práctica, menos entiendo ese “derecho”.

Tengo muchas razones para estar en contra del aborto, pero la principal tiene origen en este episodio de nuestras vidas:

Cuando nos casamos, luego de 5 años y medio de enamoramiento, decidimos que queríamos tener un hijo inmediatamente. 3, 6, 9, 12, 15, 20, 24 meses pasaron y nada…no lograba quedar embarazada. Cada menstruación era un llanto y una desilusión. Fue cuando acudimos a un especialista quien luego de varias “ayudas” fallidas, nos propuso apelar al tratamiento in vitro, un procedimiento doloroso y de cierto riesgo. Lo asumimos.

La regla no llegaba y en cambio comencé a sentir señales en mi cuerpo que me decían que podía estar embarazada. Me tomaron una prueba de sangre. Seguir leyendo “No al aborto; esta es mi razón”

Tecnología del enfrentamiento, una opción coherente (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 6)

21 de febrero de 2016. El Vicepresidente anuncia un empate técnico. Al día siguiente, ante la inesperada derrota, el MAS encuentra culpables: Las Redes Sociales. El propio Presidente habla de “guerra sucia” en su contra a través de Facebook y Twitter. Líderes cocaleros anuncian un proyecto de Ley para normar -en nombre de la educación y el respeto a la democracia- el uso de estas redes.

7 semanas después del Referéndum, Álvaro García Linera crea una repartición de Estado dependiente del Ministerio de Comunicación que se dedicaría al flujo de información entre gobierno y sociedad civil mediante las Redes Sociales: Debemos “normar las cuentas anónimas”, dice el oficialismo.  Sí, el gobierno considera que es necesario destinar más de siete millones de bolivianos/año del TGN al financiamiento de la Dirección General de Redes Sociales para “desarrollar estrategias de difusión, consulta e interacción del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia con las cibercomunidades”. Seguir leyendo “Tecnología del enfrentamiento, una opción coherente (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 6)”

Culto a la personalidad (Sin Pelos en la Lengua, Los Tiempos 5)

Traigo en mente este tema hace semanas cuando una exautoridad Oaxaqueña interesada en los liderazgos en Bolivia, hizo que le describiéramos aquel contexto. No pudimos evitar exponerle los retrocesos democráticos que significaban las denuncias de presunta corrupción en la Alcaldía de Cochabamba. El hombre comenzó a preguntar; cuando le contamos detalles del caso Mochilas y el uso de los eslóganes previos a la licitación, con asombró pidió que le aclaráramos cómo la ley permitía que los morrales y los cuadernos llevaran el nombre del Alcalde, que aquello era asunto superado hace décadas en México y el resto del mundo. “Bueno, el gobierno también reparte computadoras con el rostro del Presidente y cada anuncio de obra y spot televisivo llevan el nombre de la autoridad”. Al exalcalde Oaxaqueño le costó entender que permitiéramos que los servidores públicos usaran recursos del pueblo para promocionarse. “Sí, es cosa común en Bolivia”, comentamos. Seguir leyendo “Culto a la personalidad (Sin Pelos en la Lengua, Los Tiempos 5)”

Juegos Suramericanos 2018, improvisación y algo más (Sin Pelos en la Lengua, Los Tiempos 4)

Cuando se anunció que Cochabamba sería la sede de los XI Juegos Suramericanos (ODESUR), mayo de 2018 parecía una fecha que nos permitiría afrontar con cierta holgura los retos de este certamen polideportivo. Hoy, a pocos días de la inauguración de este importante encuentro internacional, nos damos cuenta que, como solemos decir los bolivianos, “nos hemos hecho pisar con el tiempo”.

Si hay algo que salta a la vista y molesta la paciencia de quienes nos constituimos en espectadores del proceso de preparación de la sede de estos juegos, es la improvisación que ha caracterizado a su organización. Hace demasiados meses, quizá hace más de un año habíamos advertido que el cronograma presentaba demoras y hoy constatamos que nuestras percepciones no estaban equivocadas: Los escenarios deportivos, en su mayoría, no han sido concluidos, asunto que no solo preocupa sino que nos adelanta a especular sobre el aporte que haga el cuadro boliviano al medallero que es, en última instancia, lo que interesa cuando se trata de una competencia internacional; lo demás, la acumulación de experiencia y otros aprendizajes es solo pedagogía de consuelo. Seguir leyendo “Juegos Suramericanos 2018, improvisación y algo más (Sin Pelos en la Lengua, Los Tiempos 4)”

De agravios, falsos debates y descréditos (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 3)

Es increíble la facilidad con la que la mayoría de los gobiernos latinoamericanos se ha encargado de provocar su propio descrédito. La corrupción, el clientelismo y el prebendalismo son los medios con los que los partidos políticos han instrumentalizado su autodestrucción.

Hoy, ser político es sinónimo de nada honroso, y es más que desalentador que así sea. Es preocupante que esto ocurra, pero es más lamentable descubrir que forme parte de un producto diseñado para alejar de la política a románticos, ilusos y bien intencionados seres humanos, y cerrar el círculo a los descorazonados dispuestos a todo.

Sin duda hay que cambiar esa desgastada y maligna estructura política. ¿Cómo? ¿Con qué hombres o mujeres se logra ese cambio? Son las preguntas que se apuntan en la libreta de urgencias cívicas. La fórmula no es mágica, tampoco existen recetas; las propuestas no son de fácil construcción porque tienden a disolverse en un trago amargo hecho de hastío, desconfianza, miedo, desidia, anomia y enojo del ciudadano. Seguir leyendo “De agravios, falsos debates y descréditos (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 3)”

Extraviados andamos (texto actualizado)

De un tiempo a esta parte, fruto de la polarización política, de la cultura caudillista, del hambre (material y espiritual) crónico que se padece y de la insistente provocación “externa” a actuar de ese modo, muchos bolivianos, pero muchísimos, creen que si se critica a los azules es porque se es verde, si se critica a los verdes es porque se es azul, si se critica a ambos es porque se es amarillo, si se critica a los amarillos es porque se es azul o verde. Y así, si se critica a uno es porque indefectiblemente se apoya al otro.

Esto es lo peor…bueno, casi lo peor que nos puede pasar como sociedad civil. Y nos está ocurriendo. Si te animas a lanzar una opinión a favor o en contra de alguien es porque guardas interés en él o en el otro, una actitud política por demás limitada, miope, injusta, obtusa y muy “acriollada”.

Existen muchas causas para explicar este fenómeno, algunas ya las he mencionado en la primera línea de este texto, pero también podemos citar otras: El ataque es síntoma de la falta de argumentos; es pues característico que ante la ausencia de razones, lo que queda es involucrar al mensajero para reducirlo, comprometerlo, minimizarlo, criticarlo y claro, sacarle la madre, cantarle el destino de sus hijos y la suerte de su descendencia aún no nacida. Sí, ante la falta de argumentos de la razón, lo mejor es tratar de acabar con el interlocutor haciéndolo quedar como un perro sarnoso. Seguir leyendo “Extraviados andamos (texto actualizado)”

José María Leyes, virtual Alcalde

hace 3 años escribí esto….y ya le decía que ni se le ocurriera hacerlo mal….en fin.

El blog de la Molmitos

La última semana, a partir de la difusión de las encuestas que daban como ganador a José María Leyes, se desató una guerra sucia que por lo menos a mí me dejó indispuesta. Tal cual, con el estómago revuelto producto de una indigestión, entre que quieres vomitar o tomarte un Digestán Compuesto, correr al wáter y llamar al tío hugo o maldecir a todos los dioses por no existir.

Es que la política tal como se practica en Bolivia cae mal y te jode la psiquis, el estómago y el alma….por eso me concentro en el amor, en el trinar de los pajaritos y en el soplido del viento, incluso en el “rugir” de los truenos y relámpagos que resultan ser hasta tranquilizadores.

Ver la entrada original 1.217 palabras más

El golpe (Sin Pelos en la lengua, Los Tiempos. 2)

El alcalde José María Leyes, ha asegurado que las investigaciones que se siguen luego de la denuncia de supuestas irregularidades en el proceso de licitación y adquisición de mochilas y útiles escolares, responderían a la intención que tiene el MAS de propinarle un golpe (político).

Evidentemente llama la atención la agilidad, la eficiencia y la prolijidad con la que la ley está actuando en el caso de las mochilas chinas que, como se ha informado durante la semana, ha descubierto otras irregularidades en los procesos de licitación de cemento asfáltico.

Hay mucho que decir, opinar y aclarar al respecto. Lo primero es de rigor estético: Se hace necesario advertir dos asuntos que -en un contexto de buena fe, sensatez y honestidad intelectual- estarían sobrando: Primero, no soy masista ni Demócrata; segundo, corrupción es corrupción venga de donde venga. Seguir leyendo “El golpe (Sin Pelos en la lengua, Los Tiempos. 2)”