La democracia es mujer (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 8)


Hubiera preferido escribir sobre otros temas que guardo en el tintero, pero cuando me predispongo a hacerlo, acabo derrotada por mi “diablillo” político que me recuerda que es poco probable que haya algo más valioso que las libertades que otorga la democracia. Entonces, procedo a borrar todo lo poco avanzado, y regreso a la preocupación primaria y esencial: La defensa de nuestros derechos políticos, aquellos que -de manera grosera y descarada- el gobierno se esmera en querer arrebatarnos.

De toda esta lucha, de la que se ve en las redes sociales, pero sobre todo en las calles a través de los colectivos y plataformas ciudadanas, me parece interesante destacar el activismo femenino.

Hoy que se debaten y critican las formas “explícitas” de reivindicación de los derechos de las mujeres en nombre de la equidad de género y del aborto, me parece que ver a las mujeres participando de grupos sin necesidad de exponerse desnudas, disfrazadas de vírgenes o de prostitutas, sino, saliendo a las calles “simplemente” en traje de conservadora cotidianidad o con poleras del 21F, nos demuestra que la defensa de la razón y el amor no necesita mimetizarse en tristes espectáculos de plaza para conseguir el respeto y reconocimiento de los demás pues, en realidad, tampoco lo buscan.

Pero además de esto, ver a tantas mujeres encabezando estas protestas por impedir que el autoritarismo y el abuso de poder terminen por imponerse, nos dicen que se trata de una cuestión vital: Sí, las libertades, los derechos y las voluntades individuales y colectivas son un asunto de vida. No por nada ni por menos, están ellas ahí, poniendo el pecho (cubierto) y empeñando la voz (desnuda, enfadada y afónica).

La presencia femenina en la defensa del 21F no es casual, es, más bien, absolutamente coherente con aquello que simboliza y representa la mujer. En otros contextos, en otras culturas y en otras luchas comunes a la defensa de lo vital, es normal encontrar el mismo “fenómeno”: El liderazgo de las mujeres. Y es que nosotras, mejor que ellos, comprendemos que los derechos y obligaciones que otorga la democracia son parte necesaria de la seguridad y la plenitud que los hijos necesitan.

Nadie las pone ahí, nadie las obliga, y porque nadie lo planifica ni lo piensa…sí, ellas están ahí porque es natural que así sea. Es que la democracia es femenina, la democracia es compañera, es confidente e infidente, la democracia es abuela, madre e hija; la democracia es nuestra protegida y a la vez nuestra embajadora… la democracia es, finalmente, mujer.

Ellas, las indígenas del Tipnis que fueron golpeadas por el sistema en Chaparina; ellas, las de la selva ecuatoriana que se defendieron tantas veces del correísmo avasallador; ellas, las que sacrificaron su fertilidad en el fujimorismo; y ellas, las de las conquistas sindicales del trópico de Cochabamba, sí, incluso ellas que pusieron sus valientes cuerpos como escudos ante las balas gringas, son las que alientan a la madre democracia a parir vida.

Son pues ellas también las que hoy salen a las calles, toman las avenidas, las esquinas, los megáfonos, los estadios, los volantes y las banderas para protestar en contra del prorroguismo; son ellas las que se “esconden” y las que se muestran detrás de un teclado de computador para decir que esta vez -también-  están dispuestas a defender lo vital.

Y es eso lo que al gobierno lo sobrepasa y que lleva al Vice al insulto y al descrédito, al Presidente al desencaje facial y a ciertos líderes cocaleros a la amenaza y la prohibición.

No toleran que seamos las hermanas, las madres, las hijas y las abuelas quienes les recordemos aquello que decidimos el 21 de febrero de 2016, y que detrás de nosotras, haya una multitud, una mayoría comprobada que repite “Bolivia dijo no”.

http://www.lostiempos.com/actualidad/opinion/20180729/columna/democracia-es-mujer

 

Anuncios

Un comentario en “La democracia es mujer (Sin pelos en la lengua, Los Tiempos 8)

  1. Alexandro Morales

    Completamente de acuerdo. Mis felicitacionane a todas esas mujeres aguerridas que luchan por la democracia y el respeto al 21F . Un agradecimiento particular a tu persona Mónica Olmos por ser parte importante de este movimiento. GRACIAS.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s