Mujeres en alianza de género, una necesidad


Mónica Novillo en su columna de opinión de OPINIÓN del pasado 14, escribe sobre el día de Comadres.

Es muy normal que con Mónica, compañera de curso en la Cato, no coincidamos en muchos aspectos, pero yo diría que eso no nos “mata” a ninguna de las dos, es mas, nos hace más amigas que enemigas.  En su columna Comadres libres y seguras, Novillo dice muchas verdades…con algunas no concuerdo porque de entradita nomás, Comadres es una fiesta que a mí no me agrada, pero con la esencia de la nota sí coincido.

La autora del texto menciona que Comadres es utilizada como “válvula de escape, las mujeres en Comadres canalizamos y liberamos energía, olvidamos el control y la represión, somos quienes somos porque ejercemos libertad, bebemos, bailamos, pero no lejos de la mirada vigía…”.

Esto que dice Mónica N. es terrible en sí mismo. Terrible porque la farra es grande, exactamente del mismo tamaño de la represión que las mujeres llevamos encima por no poder hacer lo que queremos hacer y que ese día, por alguna razón, sí estamos autorizadas a hacer. Es decir, este comportamiento es un medidor de cuánto el sistema patriarcal y machista nos prohíbe e impone, y es eso lo que nos debe preocupar. El debate, por supuesto, no está en relación al día de Comadres, a sus excesos y consecuencias; lo que nos debe llamar a la reflexión es aquello que el sistema patriarcal y machista nos impone el resto del año y que no necesariamente pasa por prohibirnos embriagarnos, sino, hacernos respetar en nuestros derechos más elementales.

Coincido con Mónica Novillo cuando dice que el desafío para las mujeres es “ratificar y reforzar las alianzas entre mujeres”, aspecto clave para que podamos impedir que el sistema nos termine por “fagocitar”.

Muchas veces he escuchado de hombres y de mujeres decir que las féminas somos las peores machistas, y no solo porque “criamos” machos y sumisas, sino porque somos las más grandes críticas de las propias mujeres: y ciertamente, en el plano personal, las peores y más duras sentencias las he recibido de ellas. Tampoco se trata, claro está, de conformarse con esa idea que parece ser usada de forma oportunista por los varones para liberarse de sus co responsabilidades machistas.

Lo cierto es que las mujeres necesitamos pensar y actuar como mujeres libres, no como mujeres hijas del machismo. Necesitamos lamentarnos por los excesos del día de Comadres entendiendo que estos se dan por exceso de machismo. Necesitamos reflexionar por qué nuestras debilidades y errores se asumen como pecados capitales cuando los mismos cometidos por varones, pasan como simples pendejadas de macho. Necesitamos reflexionar por qué las suegras justifican los errores y abusos de los hijos culpando a las nueras. Necesitamos reflexionar por qué las cuñadas se horrorizan por las actitudes y/o decisiones de la esposa del hermano cuando se cansan del abuso o de la infidelidad de éste. Qué típico se hace, en este contexto, callar ante los criterios de suegras machistas defensoras de las debilidades de sus hijitos, de cuñadas “querendonas” de hermanitos desgraciadines, o de amigas que “son” madres, esposas y profesionales perfectas.

Es decir, son muchas las situaciones que las mujeres necesitamos aún pensar, hablar, reflexionar, superar y cambiar, y debemos hacerlo como “equipo”, como género, porque es así, como género que se nos culpa y sentencia.

Al menos cada semana escucho historias de terror en las que las suegras, las cuñadas, las amigas, las colegas, se convierten en las peores fiscales de las mujeres, como si a ellas no se les “aflojara” la vagina de deseo ni se les “estrujara” el corazón de dolor…es decir, esas mujeres sentenciadoras de mujeres, actúan desde su peor lado masculino, ese que les ha enseñado a criticar, juzgar, inhibir, multar…matar a la mujer.

Hace poco una amiga me dijo que su suegra la había culpado de la infidelidad de su marido porque ella no le lavaba ni planchaba su ropa….y el otro día nomás otra amiga me contó que sus cuñadas le dijeron que era normal que los maridos se acostaran con la empleada doméstica porque hasta en las novelas ocurría. Es decir, ¡pobres mujeres caraaajo! Debemos aceptar que el marido nos ponga los cuernos hasta con la trabajadora del hogar, o que la suegra nos obligue a plancharles y doblarle los calzoncillos al hijito manco no solo para retenerlo a nuestro lado, sino para que nos respete. ¡No pues señoras, no amigas, qué nos pasa!

En fin, esito nomás quería decir. Comadres es nada frente a lo que aguantamos las mujeres todo el año; Comadres es un día de exceso porque lo que el sistema machista y patriarcal hace con nosotras es un exceso y medio. Y sí, necesitamos hacer alianzas no para taparnos nuestros pecados sino para vivir en libertad, para ser respetadas y amadas como seres humanos, con VIRTUDES y con DEFECTOS.

Anuncios

5 comentarios en “Mujeres en alianza de género, una necesidad

  1. Jorge Polo

    Estimada Mónica, siempre leo tus artículos con mucha atención. Este, como es costumbre tuya trae muchas verdades y una de ellas es la que reflejas, que se debe, y lo copio tal cual: “aún pensar, hablar, reflexionar, superar y cambiar, y debemos hacerlo como “equipo”. Esta idea la discutí hace mucho tiempo con una tía mía, quien se quejaba de los atropellos a los que son sometidas las mujeres en el país. Entonces ella me recriminaba de que no puedo estar a favor del machismo, a lo que yo le expuse mi posición y es que el movimiento feminista, o los reclamos de igualdad de género no son movimientos que nacen de nuestra propia gente, son copia de movimientos de otros países donde nos llevan años de ventaja en estos temas y donde sus mujeres fueron las que lucharon por sus derechos y se los ganaron con esfuerzo y lágrimas, mujeres trabajadoras de fábricas que reclamaban iguales condiciones de salarios y condiciones de trabajo que los hombres y que consiguieron un trato más justo, por que incluso en estos países desarrollados no ha dejado de existir el machismo y en muchos sectores no obtienen las mismas condiciones pero si un trato más justo. Bueno pero ese es otro tema. La cosa es que las reivindicaciones deben salir de nosotros, de nuestras mujeres, son nuestras mujeres las que deben pelear por un trato de igualdad, sólo así se tomarán en cuenta sus reclamos, porque serán nuestras madres, esposas, hijas, nietas, sobrinas, las que expongan sus necesidades, aspiraciones, penas, frustraciones, miedos, esperanzas, etc. Por eso concuerdo contigo, deben sentarse y discutir del tema y luchar por la igualdad en el país.

    Me gusta

    1. Gracias Jorge…..mira, es cierto que es difícil que otros luchen por una…es una misma la que tiene que darse y hacerse dar su lugar; pero creo que para que haya un cambio de verdad, es ella y él quienes tienen que cambiar: este tema no es solo de las mujeres, es, sobre todo, de los varones y te lo digo porque es como la basura (perdón por el ejemplo); se le reclama a la Alcaldía que haga mejor su trabajo….oye, y si le reclamamos al que tira la basura, al que ensucia?? lo mismo con este temita, le pedimos a la mujer que se dé su lugar, pero si le pedimos al hombre que le dé su lugar?? es decir, debemos atacar la causa del problema. Y te lo digo porque tengo 3 hijos varones….si pensara que el tema es solo problema de la mujer, me cagaría en cómo educo a mis hijos porque son hombres….no….nuestra responsabilidad como padres es hacer que esos chiquitos sean respetuosos con las mujeres porque de lo contrario serían la causa del problema. Así de simple. Erradiquemos la causa del problema, eduquemos mejor a nuestros varones, pero al mismo tiempo, hagamos equipo las mujeres.

      Me gusta

  2. Jorge

    Extraordinario enfoque de ‘Comadres” me gustaria mucho compratir con mis hijas su redaccion, pero me temo que ya no tienen el castellano y la vivencia actualizadas, ellas vivien es el exterior. De cualquier manera les contare de Ud,.. gracias

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s