De penas a más penas (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 48)

D3S_7989mandarHoy debería escribir sobre cosas buenas y bonitas; debería enviar felicitaciones, besos y abrazos, y solo soy capaz de expresar mi tristeza y empute por cómo vivimos y cómo estamos la mayor parte de los bolivianos. La pobreza y la ignorancia, y la hija de ambas, el miedo, siguen cohabitando entre nosotros y cada vez con mayor presencia. Finalmente, siempre han resultado ser el mejor negocio para los gobiernos de turno, sobretodo, para los menos benignos.

Vuelvo la mirada 30 años y constato que lo único que ha cambiado es el pavimento de la calle principal. No hemos cambiado nosotros y no han cambiado las autoridades; no ha cambiado el pobre honesto y tampoco el pendejo de la cuadra. Seguir leyendo “De penas a más penas (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 48)”

Anuncios

“Tengo un amigo de 60” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 47)

D3S_7989mandarEl título de esta columna es una de las expresiones más bonitas que jamás había escuchado de mi hijo Santiago, un chiquito de 15 años que debate su presente entre el niño que deja de ser y el adulto que comienza a descubrir.

Ustedes se darán cuenta que lo que voy a relatar tiene una importancia sustancial para nuestra sociedad: saber comunicarse con los otros, con aquellos que no votan, que no trabajan, que no proponen aún, que no aportan económicamente, que aún no son “importantes” para el mundo adulto.

Tantas veces he escuchado decir que la juventud es la promesa del futuro, y cierto, lo es; pero qué y cuánto hacemos por conocerla, saber qué piensa, qué quiere, qué busca, cómo nos lee, cómo decodifica el mundo y lo vuelve a construir, cómo sueña el futuro y porqué lo hace de ese modo? Seguir leyendo ““Tengo un amigo de 60” (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 47)”

Un laboratorio de ideas para “parir” cambios necesarios (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 46)

D3S_7989mandarEscribo desde el aeropuerto de El Alto. He sido invitada por La Coordinadora de la Mujer, cuya directora es Mónica Novillo, a un laboratorio de ideas que pretende generar pensamiento estratégico sobre la relación género-comunicación-transformación de cánones patriarcales.

“No lo hemos hecho bien…los avances normativos no han sido acompañados con los imaginarios colectivos”, dice Mónica e invita a las asistentes a proponer acciones que faciliten que el asunto de género se transversalice en la agenda y lenguaje de los medios masivos, de las plataformas y redes sociales. Seguir leyendo “Un laboratorio de ideas para “parir” cambios necesarios (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT 46)”

No, no es plátano, !manzana es! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.45)

D3S_7989mandarSé que estos temas te han hastiado y “estido”; que ya no quieres saber de política menos de políticos. Que me iría mejor si te hablo de la Navidad; de cómo y cuánto nos alegramos los cochabambinos cuando llueve; o del deterioro que sufre la Escuela de Bellas Artes que literalmente se parte en dos y se viene abajo por una cultura del abuso de poder que últimamente nos quita hasta las monedas de 10 centavos. En fin, de mil asuntos que podría escribir pero que resulta que no “me salen”. No puedo hacerlo porque hay un tema que funge de esencial y es el que tiene que ver con la administración de la verdad, asunto que no es mas que la representación que cada quien hace de la realidad. Me dirás que en estos tiempos demasiado modernos hasta de la verdad se debe dudar, que es tan caprichosa, variable y medio bipolar que ni en ella se puede confiar. Seguir leyendo “No, no es plátano, !manzana es! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.45)”

¿Qué hicieron los dioses con nosotros?

Farmacia de la América esquina Pando. Mientras esperaba mi turno, miraba a unos niños pequeños (cuatro) jugando a pasar la hora. La madre con una wawa en brazos, cuidaba de rato en rato a los cuatro niños. ¿Para ellos qué ha cambiado? Parece que poco o nada. Es posible que la mejora radique en un bono de 50 pesos por haber llevado a los niños a los controles de ley…es posible que la escuela a la que asisten los mayores (si asisten) ahora tenga un tinglado que los protege del sol  y la lluvia mientras patean pelota o juegan a la liga liga. ¿Qué más habrá cambiado para esa familia que pide limosna en la calle?

A esta realidad, quiero sumarle los intentos de Evo Morales por quedarse en el poder. Dice que él no quería hacerlo pero que lo hace obligado por el pedido del pueblo, olvidando que ese pueblo, en su mayoría, le dijo que se fuera nomás, que había sido un buen Presidente pero que lo correcto era que se  fuera tal como señala la CPE.

¿Y qué tiene que ver la imagen de la familia en la calle con el prorroguismo patológico del régimen? Todo. Todo pues Evo dice que se quedará porque el pueblo lo necesita para seguir impulsando la democracia (je, je, je), y para seguir avanzando en el proceso de cambio….repito: ¿qué ha cambiado? Vaya, cuidado, sería injusto decir que nada ha cambiado, y lo reconozco, las escuelas en el campo, sobre todo, tienen infraestructura nueva pero no una mejor educación; los pueblitos tienen un hospital pero no mejor salud; las plantas de YPFB están como nuevas pero la materia prima escasea; hay más leyes y de todo tipo pero son cada vez más los bolivianos que se pasan el rojo en las esquinas; hay bonos para toda la familia, pero sigue habiendo pobreza; la economía va viento en popa dicen, pero los salarios son un insulto al esfuerzo y a la esperanza…en fin, así estamos los bolivianos, metidos en un proceso de cambio que en realidad, parece que poco o nada ha cambiado la realidad del grueso de la población. Seguir leyendo “¿Qué hicieron los dioses con nosotros?”

El tamaño sí importa (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.44)

D3S_7989mandarEn la mayoría de los países, los Magistrados son seleccionados y elegidos por una institucionalidad representativa cuya credibilidad goza de suficiente solvencia social, técnica  y moral; así, estas decisiones son responsabilidad de comisiones calificadoras de entendidos en materia judicial sean estos órganos colegiados, Congreso o Parlamento como instancia que representa al pueblo (no a un partido político), un Consejo General del Poder Judicial y/o Magistrados ordinarios y administrativos de grado superior.

En Bolivia se nos quiere hacer creer que elegirlos mediante voto popular es mejor porque “al menos el pueblo tiene la potestad de elegir y no como antes que eran puestos a dedo por el Presidente”.  Lo cierto es que la justicia boliviana no vislumbrará mejoras mientras el sistema de valores éticos y sociales no sufra una radical transformación; es decir, si no erradicamos de nuestra conciencia colectiva aquella convicción que nos lleva a gestionar el poder como una oportunidad personal. Mientras el funcionario público no elimine comportamientos catalogados como de viveza criolla, no habrá dedo sabio del Presidente ni comisiones calificadoras ni urnas que garanticen justicia.

Bolivia está entre los países más corruptos del mundo, cosa que no asombra a nadie porque la inmensa mayoría ha participado de forma activa o pasiva, directa o indirecta, de al menos un hecho de corrupción, ¿por qué suponer que a partir de estas elecciones de Magistrados, tendremos un sistema menos corrupto, más eficaz y transparente?

Los bolivianos vamos a elegir a ciudadanos que ya fueron preseleccionados a través de un proceso que recibió serias observaciones; es mas, sabemos que la mayoría de los candidatos está vinculado al gobierno central; entonces ¿cómo garantizar que con estas elecciones la administración de justicia vaya a ser honesta y eficiente?

El propio Vicepresidente reconoció que el Órgano Judicial agoniza y que las primeras elecciones por voto popular no han logrado cambios, ¿por qué creer que esta vez será distinto?

Por otra parte, suponiendo que la campaña informativa fue exitosa y que el pueblo conoce a los candidatos, ¿quién es para evaluar el perfil profesional de una autoridad del Tribunal x, y o z? En cambio, ¿qué sabe el elector? Sabe que el proceso de preselección tuvo sus debilidades en cuanto a transparencia y nivel de exigencia de conocimiento; sabe que, a pesar de las preguntas obvias y de selección múltiple,  la mayoría obtuvo calificaciones mediocres; que esa gran mayoría está vinculada con el partido de gobierno; que todos prometen todo pero que desde sus funciones actuales no han sido capaces de hacer ni la mitad; y sabe, también, que como elector no tiene las competencias para evaluar algo tan complejo como la idoneidad que demanda el cargo. En otros países, estas decisiones se traducen en extensos, complejos y competitivos procesos de valoración que involucran constatar la independencia política del candidato, una trayectoria meritocrática excepcional y una vida personal e íntima sin lugar a la más mínima debilidad; y, finalmente, sabe que detrás de la pantalla del acto democrático hay un Evo Morales que está haciendo hasta el ridículo para lograr una cuarta postulación consecutiva y que necesita que avalemos a unos administradores de justicia a su medida.

(Esta columna fue escrita antes de conocerse la sentencia del TCP, por lo que las últimas líneas quedan “cortas”. Deberían decir que Evo no solo está haciendo el ridículo para lograr una cuarta postulación consecutiva, sino que -al más puro proceder de facto- ha logrado desconocer la CPE y la voz del pueblo (que se expresó en un referendum el pasado 21 de febrero) para dar vía libre a su cuarta postulación).