Aprender a soñar (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.42)


D3S_7989mandar¿Qué piensa Usted que sus técnicos deben aprender o necesitan aprender?, le pregunté a la máxima autoridad de desarrollo productivo y medio ambiente de Morochata, una joven autoridad poseedora de unos hermosos ojos negros y de una juventud que se deja ver y sentir en una personalidad que bien podría ser la de cualquier emprendedor, “que aprendan a soñar”, me respondió sin dubitaciones ni miedos.

La información está en los libros y en Google, el conocimiento se lo construye, la experiencia se la gana al igual que las habilidades y las destrezas; pero el soñar es algo que no está ni siquiera clasificada en el catálogo de las competencias.

Sin sueños nuestra existencia solo se hace presente, un urgente y efímero presente que muere cada día por falta de un mañana. ¿Habrá, entonces, algo más importante que poder y querer soñar?

Soñar el mañana es fundamental para encontrar sentido al presente y valor al pasado. Es poder imaginar el futuro, un futuro portador de esperanza. Soñar es el pasaporte a la realidad; es el permiso autorizado a una vida deseada; es encontrarle sentido a la existencia; soñar es el instrumento que nos permite perpetuarnos en nuestra herencia y en nuestras acciones.

La autoridad de Morochata quiere que sus técnicos aprendan a soñar. ¿Cómo enseñar a soñar? ¿Dónde, en qué manual, en qué texto, en qué clase enseñan a soñar? ¿Dónde está el maestro provocador de sueños? ¿Qué cualidades debe tener ese profesor? ¿En qué escuela o instituto enseñan a soñar?

¿Y si nos dedicamos a trabajar los sueños? ¿Esos que de tanto ser pensados, de tanto ser anhelados y deseados, se cumplen? ¿Y si en la escuela, en el colegio, en la universidad, en la casa, en el trabajo aplicamos los sueños como asignatura felizmente obligada?

¿Acaso nuestra sociedad no sería más humana y nuestra vida más placentera si practicamos nuestros sueños?

¿Y si les enseñamos a nuestros niños y jóvenes que los sueños se hacen realidad cuando se los desea con empeño? ¿Y si les decimos que no es cuestión de magia ni de metafísica, ni de pura imaginación, tampoco asunto de la suerte ni el destino; que, por el contrario, soñar es una práctica tan real, objetiva y concreta como la propia pragmática?

¿Qué sería y qué haría el hombre si no tuviera la capacidad de soñar? ¿Acaso se convertiría en un ente funcional que solo acata órdenes y deseos de un sistema rudo y a veces hasta perverso?

¿Habrá obra humana que esté bien hecha sin que hayan intervenido los sueños de sus constructores?

¿Será posible vivir en un mundo bello -verde y en paz- sin que se haya puesto en él una gran dosis de sueños?

¿Será posible la confianza, la fe, la honestidad, el amor y la pasión sin que los hombres sean movidos por sus sueños?

¿Cómo imaginar una Bolivia mejor sin soñarla? Que nadie nos quite el deseo de reconstruirla a partir de nuestros ideales; que nadie se atreva a arrebatarnos la posibilidad de soñar con un país de gente amable y auténtica. Que nadie se crea dueño de nuestro futuro, que nadie intente comerciar con él.

Que nadie nos diga qué soñar ni cómo ni cuándo hacerlo.

 

Anuncios

5 comentarios en “Aprender a soñar (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.42)

  1. Jorge Polo

    Que linda tu experiencia… inesperada supongo y que inspirador tu artículo, ojalá podamos enseñar a nuestros hijos a soñar, está en nosotros que ellos sepan soñar, que vean en sus almas sus anhelos, los sueñen y los sepan perseguir hasta alcanzarlos. Es cierto, todo lo bueno que el hombre ha hecho en este mundo es producto de un sueño. Y lo verdaderamente importante es que esos sueños se hagan realidad. Gracias por compartir con nosotros tu experiencia y tus ideales, es cierto, nadie deberia decirnos que soñar o cuando ni como.

    Me gusta

  2. Daysi Rocabado

    Pareciera que sistematicamente gran parte de nuestra sociedad boliviana y cochabambina esta dispuesta a evitar a los soñadores , para ser un soñador se necesita pasion, esfuerzo diario y sostenido, una voluntad inquebrantable para conseguir lo soñado ,romper la comodidad de los “ASI NO MAS” , te comparto mi experiencia de soñadora , se tiene que soñar para mejorar la vida personal y laboral , y si se puede, soñe muchas cosas en mi vida que he logrado con un esfuerzo enorme y muchisima pasion y desision , que provoca un sueño? la disconformidad con la realidad, las ganas locas de no conformarse con el “ASI NOMAS”, organizemos un CLUB DE SOÑADORES Y UN CONCURSO DE QUIENES LO LOGRAN😊😊, ojala te des una vuelta algun dia por el hospital Viedma ahi habemos algunos soñadores que estamos luchando a brazo partido para vencer el diario boicot de los “ASI NOMAS”

    Me gusta

    1. wow….qué lindo tu comentario y tu forma de pensar…es así como dices. Los sueños son lo único que nos moviliza a ser necesaria nuestra vida; cuando quieras puedo pasar por el hospital a ver qué es lo que están haciendo por allá con sus sueños….gracias.

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s