Evo, Evito ¿qué estás haciendo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT 39)


d3s_7989mandar.jpgEvo Morales ha perdido la oportunidad de grabar su nombre en la historia de Bolivia como el hombre capaz de producir cambios sociales, económicos y políticos significativos; perdió la posibilidad de ser recordado como aquel líder que gobernó escuchando al pueblo tal como rezaba un antiguo slogan propagandístico que ha dejado de emplearse por su falta de coherencia con la realidad. Ya no será recordado como el primer Presidente indígena ni como aquel primer mandatario que alcanzó una votación extraordinaria que le permitiría gobernar con envidiable soltura; que dijo estar junto a los movimientos sociales y que lograra que se le reconozcan sus esfuerzos por una mayor inclusión social tanto en gestión política como en la función pública. Un Presidente al que en lo económico se le podría haber recordado como el hombre de los récords, de la recuperación de las empresas estratégicas y de la era de la industrialización. Sin embargo, la forma de hacer política orientada exclusivamente a dar cumplimiento al propósito de mantenerse en el poder, le han negado esa posibilidad. A Evo no se lo recordará así.

Evo ha optado por igualarse a los caudillos del Socialismo del Siglo XXI y ha decidido aplicar la fórmula caribeña que coincide perfectamente con el insaciable hambre de poder del que este hombre había sufrido; sin duda, una enorme decepción para quienes se identificaron con él, su figura y su discurso; no puede haber pues algo más patético que una izquierda desencantada de sí misma.

Cabe preguntarle al hombre líder, al hombre Presidente, al hombre del proceso de cambio, qué está haciendo. Evo, Evito ¿qué estás haciendo con la esperanza de este pueblo? ¿Qué estás haciendo con la democracia en Bolivia? ¿Qué estás haciendo con la Constitución Política del Estado? ¿Qué estás haciendo con la administración de la justicia? ¿Qué estás haciendo con las libertades del pueblo?

Evo tenía la obligación constitucional, personal y moral de cambiar la historia de este país y pudo haberlo logrado: Dispuso -en cantidades excepcionales- de votos, de dinero y de tiempo, insuficientes, sin embargo, si no se cuenta con la capacidad de elegir entre gobernar o “amarrarse” al poder.

Evo, en sus indisimulados afanes prorroguistas, dividió: Avivó las diferencias y rencores entre los bolivianos; Evo enseñó una mirada odiadora y una palabra bravucona institucionalizando el discurso agresivo. Evo nos vendió gato por liebre, nos dijo que ir a la urnas era democrático y nos obligó a votar por elegidos, anuló la decisión de la mayoría, en nombre de los derechos humanos busca la elección indefinida; y ahora pretende castigar con cárcel la protesta social. ¿Y quiere que a este combo de “movimientos” le llamemos democracia?

Evo cambió las reglas de juego y cuando perdió, se enojó y se llevó la pelota sin antes mandar a decir y a desdecir historias, cuentos, novelas, dramas y comedias sobre sus intimidades y algo más.

En Cuba, ni en tu propia casa puedes criticar al régimen Castrista porque hasta las paredes te escuchan y te castigan: O te acostumbras o huyes en balsas o disfrazado de médico. En Venezuela, Chávez tuvo que morirse para dejar el poder luego de 14 años consecutivos y su sucesor, el régimen Maduro ni con casi 160 muertos ha dejado de torcer la ley y la realidad para seguir mandando. En Ecuador, solo un “extraño milagro” (al parecer la crisis económica) los ha liberado de los excesos populistas del torpe de Correa. Así, las insistencias “democráticas” se amarran, se atornillan, se prenden al poder; y solo lo dejan porque sus caudillos pierden el control del esfínter o porque su certificado de nacido vivo expira.

Evo, ahora resulta que intentas desconocer la voz del pueblo; modificar tu propia Constitución, buscas que validemos a tus magistrados y pretendes judicializar la protesta social. ¿Qué te ha pasado, compañero? ¿Ya no te gusta la democracia de la que tu gozaste y con la que te hiciste Presidente? ¿Te has olvidado de tus tiempos de líder sindical cuando luchabas en nombre de tu pueblo coordinando, dirigiendo y encabezando marchas, bloqueos y protestas? ¿Ahora te dan miedo, te incomodan, te fastidian tanto que no te parecen legítimas ni legales?  Evo, Evito ¿qué estás haciendo?

Quisiera decirte que cualquier hombre que se precie de sensible a los designios de la democracia, preferiría irse cuando su tiempo se ha cumplido; tu tiempo, con yapa, se ha cumplido pues ¿y aún así insistes en quedarte?

A veces resulta que la línea que divide el bien del mal es demasiado fina y es muy fácil no distinguirla y acabar del otro lado, de ese al que un hombre digno y respetable jamás le gustaría estar; ¿por qué tú, si eres el Evo?

Deja que la memoria histórica de este pueblo te recuerde como el hombre sencillo, luchador, gestor de cambio y conquista social. Anda a tu pueblo, entra a tu museo y recupera aquella chompa a rayas con la que te conoció el mundo; luego convierte ese museo en hospital y trabaja para ceder la silla presidencial a quien se la merezca. La Bolivia democrática te lo agradecerá.

6 comentarios en “Evo, Evito ¿qué estás haciendo? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT 39)

  1. Jaime Paredes SEMPERTEGUI

    Parece difícil hacerle entender a nuestro Presidente que su trayectoria política en el PROCESO de cambio terminará el 2019. Así lo manda nuestra CPE . Diseñada y Aprobada por nosotros mismos.
    Nadie y menos el Presidente está por encima de nuestra CPE. Peor aún después del referendo del 21 F. Que le niega su postulación al cargo de Presidente de los bolivianos otra vez más.
    Si se sigue usando a los Movimientos sociales haciendo ver que apoyan su repostulacion a Presidente intentando violar la CPE. Estamos desafiando a las FFAA Para que en el cumplimiento de su misión redactada en el Título referido a las Fuerzas Armadas defiendan y hagan respetar la CPE.
    ENTONCES QUE QUEDE CLARO QUE NUESTRO PRESIDENTE, NO PUEDE NI DEBE SER CANDIDATO A PRESIDENTE VIOLANDO NUESTRA. CONSTITUCIÓN.
    Descanse hermano Evo. Usted no es insustituible en el MAS IPSP y haga descansar a su cuerpo para poder seguir gobernando después si sigue teniendo condiciones físicas como hasta ahora. Del resto nos ocuparemos los ideólogos del movimiento. Un abrazo

    Me gusta

  2. Vladimir

    Excelente reflexión Monica.

    Es triste darse cuenta en lo que se convirtió un movimiento que podía haber cambiado para mejor el futuro del país. Desgraciadamente era algo que se veía venir, aun antes de que Evo asumiera el poder, puesto que no puedes esperar que algo funcione solo por buenas intenciones. Se necesita gente profesional y sobre todo honesta para cambiar al país.

    Solo nos queda tomar conciencia que ya es tiempo de iniciar un cambio y debe empezar por nosotros. No dejemos que nos sigan manejando como borregos y demostremos que nuestro voto se respeta. Salgamos a cuanta manifestación exista para demostrar que no somos pocos y que no estamos dispuestos a esperar sentados el desastre que se avecina.

    Me gusta

  3. Jorge Cabrera

    Que lastima. Los columnistas pensantes y sus lectores, que me imagino también se consideran pensantes, no puedan ocultar la angustia que El Evo les viene causando desde el 2005. Bolivia, desde que el El Evo llego a palacio, murió. Murió para los pensantes y también murió para los Aimaras, Quechuas, Chapacos, Cambas, Benianos y Pandinos. Ya no tenemos país! Después del Evo viene otro como el o peor que el pero jamás uno de Uds. los pensantes. Esto Sres. lo vi en los últimos hechos de Achacachi. Un nuevo país? Se podría dar con Hitler y dos millones de germanos (ojo no significo Nazis).

    Me gusta

  4. Ernie

    Sencillamente muy bueno Molmitos, muy reflexionador. Ojalá alguien le haga leer éste y otros artículos al Mandatario.
    El Evo no tiene que ir muy lejos, simplemente comprar el periódico Los Tiempos o Página 7 y buscar en columnistas pensantes.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s