Yo También (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.38)


D3S_7989mandar

Tenía 7 u 8 años. Él era casi un anciano, vecino de la cuadra. Ganó mi confianza con dulces. Me llevó a su cocina, me sentó sobre una pequeña mesa y me tocó más de la cuenta…me marcó para siempre. No me gusta recordar esa parte de mi vida pero es imposible olvidarla.

He decidido sumarme a la campaña que se desarrolla en redes sociales denominada #metoo (yo también) convocada por la actriz Alyssa Milano contra el acoso sexual a propósito de las denuncias que pesan sobre el productor de cine Harvey Weinstein. Milano invitó a las mujeres en redes sociales a denunciar el acoso sexual a fin de discutir esta problemática social que afecta a niñas, jóvenes y mujeres adultas de todo el mundo.

No recuerdo cómo salí de esa casa. Llegué a la mía y me escondí en el baño para poder llorar hasta que mi mamá llegara.

Cuando cuentas tu historia te das cuenta que solo es una más; es uno de los miles de miles de casos de mujeres que han sido acosadas y/o abusadas sexualmente, y entonces no puedes evitar pensar que estás en un mundo desgraciado. A pesar de ello, decides salir adelante, te esfuerzas por ser exitosa, amas, te casas, tienes hijos y educas; jamás les contarás a tus hijos lo que te pasó, pero te esmerarás para hacer de esos pequeños grandes hombres, respetuosos, amables y considerados, justo lo que aquel hombre no fue contigo.

Se hizo de noche; mi madre llegó y me encontró arrinconada en el baño. Hasta ahora no sé cómo pude contárselo pero lo hice. La mujer me tomó de la mano y me sacó enfurecida hacia la casa de aquel anciano.

Nada es fortuito, hay quienes me identifican con la lucha de género; he participado de algunas marchas para exigir que no se violen ni asesinen a más mujeres; he sido parte de la Oficina Jurídica para la Mujer; he escrito algo sobre la temática de abuso de género; y ahora me he hecho de una simple y solitaria campaña a la que he denominado X LA FLIA. GRANDE (en facebook) con la que intento sensibilizar sobre la importancia de asumir la equidad de género desde una visión de sociedad y no como un asunto exclusivo de la mujer. Decía, nada es accidental; todo tiene una razón, aunque acá no hay razones ni argumentos tampoco explicaciones porque no hay cómo entender que esto pueda sucederle a una niña.

Enloquecida golpeó la puerta de metal. Él salió, mi madre lo increpó; lo insultó y lo amenazó si volvía a ponerme un dedo encima. Volvimos a nuestra casa… una tormenta de sentimientos me invadirían.

Datos recientes sitúan a Bolivia en el segundo país de la región donde más abusos sexuales se cometen en contra de adolescentes. Por su parte, Cochabamba es el segundo departamento del país -después de La Paz- donde más casos de abuso de género (incluidos feminicidios) se registran en lo que va del año.

Culpa, asco, vergüenza, rabia, miedo, impotencia, dolor…todo eso sentía por lo que me había ocurrido en esa cocina donde el hombre trataba de distraerme mientras me tocaba el alma. Y por eso sé lo difícil que es hablar y lo fácil que es callar. Y por eso entiendo lo sencillo que resulta abusar. Y por eso comprendo lo importante que es denunciar.

Otros datos que alarman: Los Municipios disponen apenas del 0,2 % de su presupuesto para tareas de prevención y atención de casos de abuso de género, como si esto no fuera un problema social que cada día acaba con la esperanza de un mundo mejor. Como, si a pesar de todo, fuera sencillo amamantar a un hijo varón haciéndole saber que es hermoso, que es bendito y que debe amar y respetar a la mujer más que a sí mismo; o enseñarle a la hija que este mundo bello será todo de ella si aprende a amarse y, claro, a ganárselo a punta de sudor y lágrimas.

Y entonces, desde ese día y sin diccionario que me guiara aprendí el significado de varias palabras pero sobre todo de una que, lamentablemente, pasaría a ser parte del resto de mis días: Desconfianza, sentimiento que nadie debería aprender jamás si el hombre…si el hombre fuera diferente.

Las personas hemos equivocado el camino creyendo que este es un problema que debe ser resuelto por el gobierno; mentira. A los gobiernos no les importa porque entre otras cosas, son sus administradores los primeros en violentar los derechos de las mujeres; porque allí están ellos, los abusadores, los que creen que es chiste denigrar a la mujer, allí están los que inventan coplas que sobrepasan todo límite; allí están los que, precisamente, no pueden y no quieren cambiar la realidad; allí están los que destinan el 0,2%. Entonces, no queda más que tomar otro camino, aquel que convoque a la sociedad civil a actuar. Por eso he decidido decirles Me too/Yo También formo parte de la lista de mujeres marcadas por el abuso de un hombre.

Desde ese día convivo con un sentimiento que jamás debí conocer; que no debería habitar en el corazón de una niña de 7 ni en una mujer de 44. ¿O quizá sí? ¿Acaso es necesario que las cosas malas ocurran para protegerte de cosas peores? ¿Qué peor que alguien te haga sentir asco de ti misma? ¿Qué peor cosa que tu madre te advierta guardar el secreto por temor a la reacción de tu papá? ¿Qué peor seguir tu vida como si nada le hubiera pasado a tu cuerpo, a tu mente, a tu corazón?

Somos fuertes porque somos mujeres…y por nada de este mundo calles, y por nada de esta vida te sientas culpable.

Anuncios

12 comentarios en “Yo También (SÍSTOLE & DIÁSTOLE OH.LT.38)

  1. Nancy Camacho de Jordan

    Muy bien Monica! Siempre que leo tus artículos me dejan más encantada por tu personalidad, sigue adelante haciendo quedar al género femenino tan bien….eres un ejemplo….

    Me gusta

  2. Marcela

    Querida Monica, tu historia me recordó tiempos difíciles que pase de niña, al igual que tu la desconfianza está, pero tu valentía y fortaleza me levanta el ánimo y como tú dices somos fuertes porque somos mujeres y no tengo porque sentirme culpable de nada ni callar. Gracias infinitamente

    Le gusta a 1 persona

  3. Lourdes

    Reamente que admiración siento a tu valentía, me dejaste un escalofrio y piel de gallina. Tienes una forma fantastica de decir las cosas, tan claras!. Bravo!! Hace tiepo que estoy en este movimiento de sensibilizar sobre la importancia de asumir la equidad de género, gracias a mi trabajo hepodido visualizar y darme cuenta de tantas diferencias. Y como solo comunicando puedes lograr que las demas mujeres abran los ojos a situaciones camufladas por el “Asi siempre ha sido”

    Me gusta

  4. Ernesto Clavijo Zuazo

    Admiro tu valor, por eso es necesario que todas las mujeres se unan ara desterrar la lacra del abuso sexual a las mujeres, que grande eres por compartir esta experiencia que su denuncia debería ser imitada.

    Le gusta a 1 persona

  5. Daysi Rocabado

    Monica ,un articulo muy bien escrito, desde una experiencia tan personal nos acerca a los sentimientos mas tristes que puede sentir una niña ante el abuso de un hombre enfermo, de los que abundan y estan al acecho de niñ@s inocentes que confian en estos delincuentes con cara de vecinos y a veces de familiares

    Le gusta a 1 persona

  6. Walter Soriano

    Monica por eso admiro la valentía de mujer especialmente la tuya hoy más que nunca siento el mejor orgullo de ser tu amigo y seguidor a todos tus grandes logros que están forjados con sello y letra de Sin pelos en la lengua gran valor el de mostrar qué ninguna mujer está libre de acosó

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s