“Marco reflexivo”


Y ahora qué nos queda….¿qué nos queda a los ciudadanos cuando tienen un gobierno que -en su desesperación- opta por los escupitajos, los insultos, la palmadita machista, la mentira, la manipulación? ¿Cuál debe ser el camino a elegir? ¿La risa, la sonrisa, la huida, la indiferencia, la impotencia, la frustración, la culpa? Oh, la culpa.

Y peor, ¿qué se hace cuando la mitad de la población ríe, goza y celebra para bien o para mal de tal gobierno? Así, en una actitud propia de pan y circo, de esperar más bajezas para satisfacer el morbo y ver hasta dónde es capaz de llegar?

¿Y qué se hace cuando los otros, los llamados oposición se encuentran al mismo nivel? Cuando constatas que todos son la misma miseria…

¿Seguimos creyendo en la educación como posibilidad? O nos embarcamos en el ritmo lento e inseguro del metele nomás, yo sigo mi camino, a mí qué me importa, igual hago negocios o de todas formas sigo esperando que algo me llegue…

Seguimos tratando de reflexionar en una posible salida? Pero si a la vuelta de la esquina nos encontraremos con más de lo mismo.

¿Siempre fue así? No lo recuerdo. Marco, un amigo que se dedica a sacar madera me dice que antes fue peor. Uy, le digo, y dónde estaba yo que no me di cuenta. Voy a los 45, ¿qué hice los últimos 30 años para no poder compartir ese criterio. Y su amigo, un brasilero con ojos verdes, dice que después de este caballero que invita a cagar al monte, no hay más. Entonces que la solución es seguir aguantando….aguante, aguante que de lamento boliviano hay todavía bastante….es inagotable la fuente de los lamentos en este bello y explotado territorio plurinacional.

Y el italiano que conocí me dice que su país está por retirarse de Bolivia porque todos se roban todo….”por Dios, no me digas nada más”, le digo, me da vergüenza….y lo siento, lo siento, le digo al hombre que de cuentos tiene harto, todos de hambre, de falta de moral, cuentos de sinvergüenzas.

Y mis colegas ayer en esa aula universitaria soñaban con un mundo mejor, pero resulta que el conflicto es ético: qué podemos “enseñar” si tenemos un Presidente que decide invertir, talar, cortar, sacar, aplanar, limpiar, construir, desarrollar en un territorio protegido, en un parque nacional? ¿Cómo le decimos al campesino que no puede pasar la línea roja del Amboró o del Tunari porque son áreas protegidas por ley cuando el caballero papá indígena de media lengua invita a la oposición a cagarse todos juntos en el TIPNIS?

En comunicación hay algo que se llama desinformación por saturación. Así estoy, saturada. Llegué al límite con la basura de noticieros que tenemos, con la basura que venden, que transmiten; saturada y asqueada con el nivel cloaca de autoridades que se merecen un ¡váyanse a la mierda! colectivo.

Bolivia aún no ha pisado fondo aunque parezca que sí lo ha hecho. No, aún falta que falte…un poco más. Aún hay, aún es posible maquillar la realidad y creerla. Cuando los bolivianos se den cuenta de lo que hemos construido esta década, grande será la caída, dura y dolorosa.

El conflicto hoy es moral porque el señor que invita a cagar al monte ha dado pasos atrás en ese ámbito. Nos ha enseñado que un país se construye con cemento, fierro, luminarias, carreteras, estadios, canchas, computadoras y Chinos. Y de eso está mal construido el país….a la medida de las necesidades y expectativas de la mayoría de los bolivianos.

A nadie, a nadie, a nadie le ha importado lo esencial. Lo esencial no estaba en los planes de nadie, y entonces tenemos una primera autoridad  que se caga en el monte, un Vicepresidente que está más cerca a la conducta patológica que a la cuerda, y un conjunto de segundones que solo obedecen…solo obedecen. Eso.

Caballeros inquilinos del poder que han creído que este es su feudo, y que en estos 11 años nos han tratado como a un grupo de pobres ignorantes diciéndonos que si no estamos con ellos, los astros se resentirán y se irán. ¡Manga de inventores de maldad y mentira!

Qué decepción el proceso de cambio. Y eres tan linda pero estás maldita, maldita por la ignorancia de los hijos que te han gobernado y te gobiernan, hijos castigadores del futuro de todos.

NOTA: No te creas nada de esto, solo lo dije en forma de MARCO REFLEXIVO, la realidad es otra. Estamos bien.

 

 

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s