Perdónanos Señor (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.25)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEn estos días en los que se ha aprobado el matrimonio civil entre transexuales, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, y se ha celebrado el Día del Orgullo Gay, las redes sociales han sido depositarias de expresiones de todo tipo, sobre todo de comentarios que manifiestan estar en desacuerdo y que, además, rayan en el absoluto desprecio por todo lo mencionado.

Estas expresiones tienen dos vertientes: Primero, una patética y atrevida ignorancia sobre la naturaleza sexual del ser humano; sin embargo, la ignorancia, siempre atrevida, posee el atenuante de poder sufrir cambios; mientras que las creencias religiosas, la segunda vertiente, suelen ser extremos caprichosos que se resisten a la transformación. Es preocupante que fundamentalismos religiosos se impongan a criterios científicos que hace décadas nos han demostrado que la inclinación por el mismo sexo no es una enfermedad ni una opción de vida, ni una decisión voluntaria, ni una desviación de la naturaleza, tampoco una monstruosidad o castigo del demonio.

Los bolivianos deberíamos comprender, hace rato ya, que la inclinación sexual no nos define como seres humanos, que no nos hace ni mejores ni peores personas. Así, nadie debería juzgar mi capacidad de ser, de entender, de entregar, de amar por nacer heterosexual; así mismo, nadie tendría que juzgar la integridad de un hombre por ser homosexual o la de una mujer por ser lesbiana. ¿Por qué deberíamos? ¿Porque así lo dice mi Dios?

Dios no puede no entender la complejidad que encierra el ser humano cuando ésta se fundamenta en el amor y tiene un propósito de vida; Dios no puede no estar de acuerdo cuando observa desde el cielo que dos hombres o dos mujeres se aman, se acompañan, se respetan, se cuidan, se alegran o se sufren en el amor; Dios no puede estar más feliz al ver que un niño, rechazado por sus progenitores, es acogido por una pareja de dos hombres dispuestos a ofrecerle un hogar.

El único fundamentalismo válido, hoy cuando nos asfixia el tener, el aparentar, y cuando la ignorancia amenaza nuestra capacidad de amar, es precisamente el amor y el amor no es, nunca lo fue, patrimonio exclusivo de las parejas de hombres y mujeres. ¿Que la Biblia dice mil cosas como que el matrimonio está hecho para asegurar la reproducción de la especie? Sí, pero estoy segura que Dios ya ha tomado nota, por ejemplo,  de los alarmantes índices de infertilidad que caracterizan a las sociedades modernas y que esto no convierte a los matrimonios sin hijos en instituciones del demonio o ajenas a su propósito.

Perdónanos Señor por la ignorancia traducida en intolerancia, odio, irrespeto, egoísmo y complejo de superioridad.

Ellos no entienden que tu palabra es superada por tu corazón cuando este evidencia que no hay ninguna diferencia entre el amor que siente un hombre hacia una mujer, del amor de un hombre hacia otro hombre. No entienden que tu gozo es pleno cuando observas que esa niña abandonada tiene una oportunidad de vida feliz con una familia de dos mujeres o de dos hombres.

Tú nos has enseñado a amar, a tolerar, a respetar y a creer; Perdona Señor tanto odio e intolerancia; perdona cuando juzgamos la felicidad del otro, cuando nos creemos con el derecho de ponernos a buscar diferencias entre hermanos.

Danos la capacidad de abrir nuestra mente pero sobre todo nuestro corazón para que ojalá así podamos sentir lo que tú sientes cuando estas ante la valentía de un hombre que acepta libremente su sexualidad y la vive con respeto y responsabilidad; o cuando ese hombre es capaz de amar, cuidar y velar la seguridad y felicidad de un ser indefenso.

Perdónanos por mal entender tu propósito de vida.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Perdónanos Señor (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH.LT.25)

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s