¡Nabos listos! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.20)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEn las espaldas de los cochabambinos se han sembrado nabos y hoy se están cosechando.

El sistema de salud tiene más problemas y debilidades que soluciones y fortalezas. Faltan hospitales, faltan camas, faltan ítems, falta información para saber dónde ir a curarse una muela, y falta calidad y calidez en la atención.

El sistema de transporte público es caótico, sobran automóviles, sobran bocinas y sobran malcriados al volante, y falta un plan inteligente para solucionar esta realidad.

El sistema de recojo de basura es obsoleto y aún no se cuenta con un botadero adecuado; el único que existe amenaza, cada cierto tiempo, con su cierre debido a que el municipio incumple sus compromisos.

Las avenidas, calles y aceras de la ciudad se ven cada vez más deterioradas; no existe un plan orientado a cuidar y preservar el ornato público. No se conoce de algún plan para reforestar la ciudad, pero sí somos testigos de incendios permanentes en la única reserva forestal que tenemos los cochabambinos.

El rio Rocha, contaminado y hediondo solo sirve de pretexto electoral de Alcaldes y Gobernadores. Hay cientos de proyectos para recuperarlo pero “ahí nomás saben estar”.

Los ciclistas esperan hace 20 meses que el Alcalde sancione la ley Municipal de la Bicicleta. Los olores nauseabundos de la zona sur le siguen dando la bienvenida a propios y extraños y se han convertido en un ícono de la llajta, vergüenza mayúscula  la que provoca dejadez y la anomia que comienza a ser característica de los habitantes de esta ciudad. ¡Nabos listos!

Siempre digo que las comparaciones son odiosas porque  a veces pueden ser injustas, pero casi siempre resultan ilustrativas: Lima tiene aproximadamente 8 millones de habitantes más que Cochabamba y a pesar de sus problemas de inseguridad y congestionamiento vehicular, en la mayoría de los distritos que hacen parte del eje metropolitano, no se ve basura y las autoridades han sido capaces de, entre otras cosas, habilitar un circuito bastante completo y organizado para ciclistas. Cientos de ciudadanos utilizan a diario estas vías como medio de transporte, algo que en Cocha no se ve porque directamente no existe un circuito de esta naturaleza. El único que tiene la ciudad fue construido hace un par de décadas con un fin recreativo. ¡Nabos listos!

Mientras el señor Alcalde anuncia la repartija de permisos de conducir a bachilleres, los Llajtabuses se quedaron en promesa electoral  junto al tren metropolitano del señor Gobernador. ¡Nabos listos!

Nos faltaría espacio para citar aquello que se quedó en promesa; nos faltaría vida para describir los problemas que los cochabambinos tenemos y que aguantamos. ¿Qué nos pasó?

La máxima autoridad del país sueña con un estadio para 60 mil personas en un terreno privado que trata de ser expropiado con triquiñuelas legales, y el Presidente del Comité Cívico de Cochabamba se opone porque prefiere que allí se construya un hospital…y los ciudadanos miramos de palco cómo los sueños de unos y los deseos de otros, se fagocitan el derecho privado de un grupo de personas, que mañana podría ser de otro o de otro. Finalmente, la discusión no es la seguridad legal de nadie, lo que importa parece ser qué hacer con esos terrenos, si estadio, si hospital, si parqueo, si shopping con plaza de comidas. ¡Nabos listos!

¿Y los olores de la zona Sur? Los vecinos han perdido la voz y el decoro personal y colectivo. Y los ocasionales usuarios del aeropuerto “internacional” Jorge Wilstermann, solo puteamos ese ratito pues mientras nos alejamos hacia el norte y vamos dejando la hediondez nos olvidamos que hace décadas la ciudad es castigada por las autoridades y la falta de educación y conciencia de muchos de sus ciudadanos.  ¡Nabos listos!

 

Anuncios

2 comentarios en “¡Nabos listos! (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.20)

  1. Jorge Polo

    Como cochabambinos hemos dejado que nos metan el dedo a la boca, cada autoridad de turno lo unico que hace es aprovecharse de la buena fe del ciudadano. Todo responde sencillamente a intereses, esto lo sabemos y lo socapamos.

    Me gusta

  2. Carlos García Meruvia

    No se invierte en recursos humanos, y se utiliza recursos de unos en desmedro de otros, donde al final como se dice siembran navos en nuestras espaldas

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s