La farandulización de la realidad


Mientras las historias de abuso en contra de la mujer siguen y suman, y ante esta realidad, las pocas familias que quedamos nos conflictuamos porque la seguridad física e integridad moral de nuestros hijos se mantenga, y algunas voces lloran por justicia para que actúe ante las atrocidades cometidas por maleantes degenerados  (algunos de ellos altas autoridades de Estado), hay medios de comunicación que creen que esta realidad es igual a un Reality Show, una novela venezolana o peor, un sitcom gringo.

Sus directores de noticias están tan extraviados que tratan el espacio informativo como si fuera un espectáculo al que hay que dotarle de todos los elementos discursivos para hacerlo llamativo, atractivo, seductor y banal, es decir, de fácil consumo. No se dan cuenta que se trata de un espacio en el que los ciudadanos esperamos se aporte a la solución del hambre, la enfermedad, la inseguridad, la ignorancia de la población; no se dan cuenta que un espacio informativo trata de la realidad no de las fantasías de un equipo editorial con ganas de ficcionarla.

Pero resulta que en vez de tener un periodista presentando una noticia, lo que ponen es a una damita en vestido de fiesta muy mal presentada para la ocasión. Pocos países han adoptado esta línea de EMPLEAR la figura de jovenzuelas de buen cuerpo para presentar noticias y realizar entrevistas de coyuntura; la mayoría de los medios de comunicación del mundo, contratan periodistas que se niegan a los escotes, las minis, los vestidos de quince, y la estupidez andando. Asimismo, los varones no son necesariamente changuitos pintudos con pantalones ajustados y dispuestos a bailar y seducir en la pantalla; son hombres maduros, serios y muy hábiles para hablar de política, economía y salud pública. Qué enorme diferencia con lo que tenemos por casa.

Más allá de la presencia de estas damitas y jovencitos de la pantalla chica, lo más lamentable tiene que ver con el tratamiento del hecho noticioso que carece de un conjunto de requisitos que la técnica señala. No pretendo enseñar nada a nadie con este texto ni exponer cómo se debe hacer periodismo, pero quizá sea didáctico apelar a dos hechos concretos, uno de hace un par de días que tiene que ver con la intención de la Alcaldía de Cercado de entregar licencias de conducir, y otra de anoche que da cuenta del atropello de una mujer en Santa Cruz.

Vamos con la nota de la Alcaldía. La periodista que cubre la noticia, se remite a informar sobre el anuncio que hace el Alcalde JM Leyes en sentido de que la Alcaldía entregará licencias de conducir a jóvenes de último año de colegio. La cobertura se enmarca en lo que se conoce como periodismo de transmisión o transmisionista: solo transmite lo que alguien dice.

La periodista no contextualiza el hecho, no se va hacia atrás ni hacia adelante del hecho en sí, es decir, no explica por qué surge esa propuesta ni los efectos que tendrá; no acompaña la declaración del Alcalde con estadísticas, con datos que sostengan la propuesta; no lo sitúa en un marco normativo o legal; y tampoco recoge opiniones de otros actores. Me explico, ¿qué -mínimamente- debió preguntarse la periodista para acompañar el anuncio del Alcalde?

1. ¿Por qué la Alcaldía tiene la necesidad de entregar estas licencias?

2. ¿Acaso el sistema actual no es suficiente?

3. ¿Qué hace que no sea suficiente?

4. Quiénes hacen parte de ese sistema vigente y qué hacen y qué dejan de hacer?

5. ¿Es competencia de la Alcaldía entregar licencias de conducir a chicos de 18 años

6. ¿Cuál es el marco normativo que rodea ese anuncio?

7. ¿Cuáles podrían ser los efectos positivos y negativos de ese hecho?…y así, podemos pensar en varias otras preguntas más.

¿Que la nota en vez de durar 56 segundos, duraría 3 minutos? Pero claro, como ocurre en cualquier noticiario serio de cualquier parte del mundo, y si no me creen hagan un análisis morfológico de un noticiero respetable y calculen cuánto dura cada una de sus coberturas informativas amén de cómo se plantean y desarrollan. Eso es informar, lo demás es transmitir lo que alguien quiere, en este caso el Sr. Alcalde.

Vamos al segundo caso. El periodista comienza la nota con el testimonio de un travesti que está parado en una rotonda en Santa Cruz quien relata lo ocurrido: una mujer es atropellada por su marido al ser descubierto saliendo de un motel. La nota toma a broma un acto que podía haber acabado con la vida de la esposa engañada. Pero para el periodista este hecho raya en lo anecdótico y morboso. Para comenzar banaliza el hecho deteniéndose en la infidelidad del esposo y no en el atropello de la mujer; emplea al travesti para que éste relate la historia; musicaliza la nota con una pieza de putero dedicada a la infidelidad; repite la palabra infiel dos veces sin ningún sentido; repite imágenes; y no recoge ningún otro testimonio. ¿Qué debió hacer el profesional de la información?

1. Concentrarse en el hecho de fondo que es la violencia cometida en contra de la esposa;

2. Contextualizar el hecho de violencia de género describiendo la realidad que sufre este sector de la población;

3. Recoger las declaraciones de la policía;

4. Referirse a las sanciones a las que está sujeto el agresor

5. Señalar cuántos varones agresores están en la impunidad

….pero no, para el periodista lo importante fue la infidelidad de un esposo que salía de un motel con la amante, todo contado a través del relato de un travesti de la calle.

Por favor amigos de la prensa televisiva, entiendan que nos hacen un raquítico favor con este tipo de periodismo. Si no han tenido oportunidad de formarse pues dedíquense a otra cosita, quizá puedan emplearse en cantando, bailando o gritando por un sueño, o en uno de esos otros shows de factura extranjera que tanto gusta al populacho; si tienen jefes que les piden hacer payasadas ubíquenlos y díganles que este es un país con muchas necesidades de orden social; si sus jefes insisten en usar al periodismo para conseguir raiting, díganles que no han ido a la universidad cinco años para hacer huevadas, pero por favor no hagan estas atrocidades en un informativo y menos cuando las mujeres se mueren cada día en manos de abusivos enfermos; y la sociedad civil hace sus mejores esfuerzos para ponerle un alto a la violencia y tratar de darles certidumbre a sus hijos.

Bolivia se merece pues un periodismo de altura donde se cuestione el abuso de poder, la falta de justicia y tantas otras falencias que tenemos. Pónganse la mano al pecho y actúen en consecuencia.

 

Anuncios

2 comentarios en “La farandulización de la realidad

  1. Gonzalo Aranibar

    Estimada Mónica.

    Apoyo plenamente su molestia acerca de la improvisación de “periodistas”, puesto vemos a comediantes, missies y otro tipo de socialites haciendo parodia de una profesión como es el periodismo, (agravado además por limitaciones en su lenguaje) ¿de quién es la culpa me pregunto?
    Es peor aún para quienes vivimos en pueblos donde llega 1 o 2 canales de TV y nos vemos obligados a sintonizarlos, mucho peor aun cuando uno de los canales es Bolivia TV, (canal del estado) que solo divulgan entrevistas a los llunkus en favor del gobierno y del partido, sin ningún contenido, amén de las opiniones de los ministros, parlamentarios, dirigentes sindicales, de la central obrera, de las bartolinas, de los ponchos rojos, etc, etc,. que bajo un mismo libreto se encargan de ensalzar a Evaristo.
    Aquí me quedo, por mi salud y de mi hígado ya que los médicos están en paro, esta vez creo que justificado por las maniobras que está tramando el gobierno en contra del seguro médico.

    Reciba un cordial saludo

    Me gusta

    1. Don Gonzalo, es casi una tragedia lo que está ocurriendo a nivel de medios, tanto privados como estatales; los primeros se dedican a la farándula y los segundos a hacer ideología. Lo primero no es fortuito, y lo segundo no es gratuito. Lo único que nos queda es ser selectivos.

      Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s