Bola de incapaces


color-262808_960_720Tenemos autoridades incapaces porque quienes las hemos elegido somos tan incapaces como ellas. Porque hemos sido incapaces de leer sus planes de gobierno. Porque nos hemos dejado llevar por su carisma o por la mejor campaña. Porque en realidad, nos interesa poco o nada el bien común. Porque nadie cree en nadie y porque nos hemos acostumbrado a votar por el menos peor. La culpa de tener a unos incapaces de autoridades, es nuestra. Hagamos mea culpa y tomemos una piedra y usémosla para golpearnos el pecho.

Recorro el trayecto hacia mi casa sorteando baches y piedras, siendo testigo de un par de obras inconclusas y mal realizadas que han sido abandonadas desde el último trimestre del año pasado; los desgraciados vecinos viven tragando tierra las 24 horas del día. Llego a la rotonda del parque y me encuentro con un semáforo, solo en Bolivia las rotondas no funcionan por lo que han tenido que ser semaforizadas para poner orden a la ignorancia constituida…pero imagínate, el semáforo ni siquiera funciona; vaaaaa, da lo mismo, de todas formas es un adorno que pocos están dispuestos a mirar. Una norma más que sirve para pasársela por el culantro.

Comienzo a subir la avenida y el mismo panorama de siempre: el pasto (en realidad la maleza) de la franja de “jardinera” ha sido cortado hace un par de meses, nadie ha venido a recoger los montones de hierba que yace seca a lo largo del trayecto de aproximadamente dos largas cuadras y que poco a poco, con el viento, se esparce por todo el barrio. Al frente, pocos son los vecinos que se han esmerado en despejar el canal de agua, la mayoría no lo ha hecho y cuando llueve el “líquido elemento” que baja con olor a cervecita encuentra su cauce en la carpeta asfáltica…pocos vecinos tienen acera, pocos cooperan con el ornato público y muchos ayudan a destrozar el asfalto. Quizá estos detalles nos explican el porqué de nuestra habilidad para elegir autoridades incapaces.

Mi realidad es la realidad de todos. La zona norte, donde está mi casa, deja mucho que desear a pesar de haber sido considerada siempre como la zona de la “gente bien”; ¿te imaginas lo que sucede en la zona sur considerada siempre como la zona de la “gente no bien”? Lo mismo pues…lo mismo que acá arriba, una dejadez total porque allá también los electores son tan pelotudos como lo somos los de acá y han elegido a los mismos incapaces…y siguen viviendo como siempre, mal, mal porque no hacen nada por sí mismos, y porque creen que los que tienen que hacer son los elegidos y no se dan cuenta que los elegidos son peor de incapaces, un círculo vicioso que los mantiene vivos en medio de olores asquerosos, medio vivos cuando llueve y agonizantes cuando ventea. ¿Y sabes? Nadie, nadie, pero nadie hace ni dice nada mientras los olores de la zona sur de Cochabamba son un ícono de una ciudad en la que sus autoridades siembran y cosechan nabos, zapallos y coliflores… con caquita.

¿La salud? Jejejeje, la salud. Vivimos rezando para no enfermarnos. La salud es un privilegio de ricos, de esos que tampoco saben votar (léase botar) autoridades, ni para elegirlas ni para echarlas a la calle. Los que podemos pagamos consultas privadas y nos endeudamos en hospitales y clínicas privadas del medio porque tampoco somos taaaaan platudos para irnos a Cuba ¿no ve?; los que tienen menitos, se joden sufriendo con un sistema abusivo y desconsiderado cuyo protocolo indica que primero tienes que sacar ficha desde las 4 de la mañana para que el sistema se asegure que estás enfermo. Punto, esito es suficiente para demostrar que el servicio público de salud es abusivo y desconsiderado.

Hoy en la TV me entero que habían sido más de 400 los niños que esperan por una cirugía…y tenemos un Presidente que se opera en clínicas privadas del medio y cuando no, en La Habana. Del carajo pues cómo nos dejamos tratar. Ah…y ojo, un Gobernador que lo único que propone es un tren metropolitano y un Alcalde concentrado en regalar licencias de conducir.

Hay un grupo de ciclistas que hace 20 meses, seeeee, ¡20 meses! espera que se cumpla la palabra del Alcalde Leyes quien prometió la ley municipal de la bicicleta. ¡Dime si no seremos huevas! Pero bueno, el mismo Alcalde promete ahora “entregar licencias de conducir a chicos de último curso de colegio” para mejorar el sistema de tráfico y vialidad en la ciudad. Si pues, tenemos un Alcalde, un gobernador, un Presidente que creen que el desarrollo de una ciudad se hace a punta de cemento, leyes y “regalos”. Los ciclistas están ahí, como “cojudos” esperando su Ley…!hace 20 meses! Y los cochalos, también como lo mismo, esperando que el señor Alcalde inaugure el llajta bus y ponga en su lugar al creciente, desordenado y caótico servicio de transporte disque público. Ji, ji, ji.

Hablando de ciclistas, anoche volviendo de festejar el cumpleaños de mi hijo, auxiliamos a una jovencita ciclista que se había accidentado bajando de la Taquiña donde sube regularmente un grupo importante de ciclistas. La zona es peligrosa porque no cuenta con iluminación adecuada, porque la vía es angosta, y porque –lo más jodido- no existe cultura de respeto en nuestro medio hacia el más débil. El más débil no solo es pues el niño, el anciano y la mujer a quienes muchos varones bolivianos están acostumbrados a pegar, abusar, violar y matar; sino, el que anda en moto, en bici, en peta o a pie. Y la ley de la bicicleta bien gracias, mientras las cochalas (porque la idea nació en el Comité Cívico Femenino) somos las creadoras del día del peatón y la bicicleta que, para pena de algunos, hoy por hoy se ha convertido en un día desagradable donde la mitad de los cochabambinos –en ese su derecho a ganarse el pan del día- se convierte en comerciantes de tornillos, ropa usada, refrescos de pepa y plantas del jardín de la abuela, mientras la Alcaldía, para darle gusto al pueblo y en cumplimiento al respeto de sus libertades tan liberales de hacer lo que le da la gana, incentiva dichas iniciativas privadas con juegos, concursos, ferias, peñas y demás vainas. Si pues, con todo un aparato montado que ha sido replicado a “nivel nacional”, el señor Alcalde prefiere regalar -con plata de otros- licencias de conducir a jóvenes antes que impulsar la cultura de la bicicleta…en una ciudad que es una de las más contaminadas del continente…..si seremos inútiles caraaaaaajo!!!!

Banda de inútiles la que nos gobierna y en la que nos hemos constituido todos, con la gracia de la paciencia de pocos que frustraditos nos quedamos en casa sin decir esta boca es mía.

Como mi hígado está ya bien dilatadito, me guardo para “en otra” mi próximo putazo sobre la debilidad que los bolivianos tenemos por el sistema de leyes; otra demostración clara y patética de nuestras incapacidades añadidas y colectivas. Comenzaré afirmando que la Ley que pretende ampliar las causales del aborto será un rotundo fracaso….y explicaré (una vez más) porqué.

Anuncios

5 comentarios en “Bola de incapaces

  1. Tatiana

    me doy cuenta que si efectivamente por deshacerme de un mal tuve que votar por otro mal , no me importó su plan de campaña solo quería eliminar al MASISMO CRÓNICO. Que puedo hacer si no tengo mucho de donde elegir………

    Me gusta

  2. Juan Carlos Guzmán Salinas

    Mónica, como siempre, se agradece su columna. Después de un “contundente” paro del transporte aquí, en las alturas, estamos cada vez más encabronados con el sistema político (perdón por la palabra, si ésta ofende la lectura de algún ciudadano, pero no estoy encontrando otra más adecuada), que nos está usando para su chantaje político y/o para consolidar una restauración tecnocrática liberal con cara de ángel.

    Podría suscribir cada una de sus palabras y criterios, con excepción del pasto seco que parece estar hirviendo (creo que su corrector le jugó una mala pasada), pero sigo preguntándome: ¿entre la mediocridad dirigencial y la displicencia ciudadana, cómo le hacemos? ¿nos seguimos aguantando a las instituciones “tutelares” de la patria -léase, ejército, policía, magisterio, universidad, justicia, y un gran etcétera- que no van más allá de ser camarillas corruptas que viven de apropiarse el excedente nacional? No le encuentro, lo siento, cada vez veo menos salidas.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s