¿Será la forma? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.16)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyDebo confesar que además de preocupación, el mensaje en contra del género masculino que se amplifica cada vez con mayor fuerza desde las páginas y muros de los colectivos feministas, me provoca una profunda angustia.

Es cierto. No hay día en que los medios de comunicación informen sobre niñas, adolescentes y mujeres adultas víctimas de violencia machista; las violaciones, incluso a infantes, son noticia diaria; los feminicidios también ocupan un espacio cotidiano en la agenda periodística. Esta realidad que golpea el alma, es inocultable y debe ser expuesta como un problema social público; ya no se trata pues de casos aislados protagonizados por individuos con alguna patología clínica extraordinaria; la recurrencia de los hechos hace pensar que estamos ante un fenómeno acaso “común”, “normal”, “familiar”.  La violencia de género en Bolivia es más que delicada y merece la atención de las instituciones del Estado.

Esta dolorosa realidad nutre gran parte de los argumentos que las agrupaciones feministas emplean para posesionarse públicamente en sus demandas a favor de la igualdad y equidad de género y, de manera particular, en el apoyo absoluto e incuestionable a la ampliación de las causales del aborto. Los argumentos se traducen -casi a manera de simplificación- en frases como “Yo decido y tú te callas”.

¿Serán frases como esta las que permitan encontrar por fin el espacio y el respeto que -legítimamente- buscamos las mujeres? ¿Serán frases como esta las que acaben con la violencia de género? ¿Serán frases como esta lo que verdaderamente las mujeres necesitamos para que nos dejen de violentar? ¿Será la forma?

El “yo decido qué hacer con mi cuerpo y (ahora el) tú te callas” se constituye en la síntesis de lo que este colectivo plantea como “arma de lucha”; se trata de una frase que raya en un radicalismo que no da margen a nada y que, en mi opinión, no hace otra cosa que alejar a la mujer de toda posibilidad de “triunfo”, si es que así se puede llamar a esta especie de declaración de guerra de géneros.

Es verdad, no podemos entender por qué ese padre violó a su hija de 3 años;  por qué ese joven embarazó a su prima de 12; por qué ese vecino asesinó a su inquilina; tampoco entenderemos jamás el sufrimiento de la niña que fue violada por su padre, su hermano y su tío. Sospecho que ni Dios será capaz de perdonarlos; ¿pero será que estas tragedias encuentran solución a partir del “Yo decido y tú te callas”, y en la seguidilla interminable de opiniones y comentarios que no solo maltratan, minimizan e invisibilizan al varón, sino que lo encasillan en la misma “categoría” de degenerados?

El machismo siempre será una pose ridícula, ¿por qué el feminismo se esmera en imitarlo apelando al maltrato del género opuesto para validar su propia existencia?

Me parece que el camino que debemos recorrer hombres y mujeres en procura de la equidad de género no es la confrontación ni el odio ni la descalificación del otro. La solución no está en cuánto asumimos la propiedad de nuestro cuerpo en relación al derecho a la vida que tiene otro ser. Y por supuesto tampoco está en mandar a callar a nadie.

En vez de mostrarse como odiador de hombres, el discurso feminista debería exigir la radicalización de la democracia; vale decir, un modelo económico que garantice igualdad de oportunidades para mujeres y hombres; un sistema educativo ocupado en fortalecer las relaciones humanas y potenciar la cultura del diálogo y el respeto; un sistema judicial cuyos operadores cuenten con perfiles profesionales y humanos que garanticen justicia; y unos medios de comunicación que comprendan y se comprometan con la problemática de género. Todo lo demás está demás y no suma.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s