La cara más fea del régimen (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT.14)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyEsta semana, con un descuido de principiantes, el gobierno boliviano mostró su verdadera cara.

El apoyo incondicional a la bochornosa  ruptura del orden constitucional en Venezuela, los aires de magnífico todoterreno que se dio el boliviano Diego Pary ante el pleno del Consejo Permanente de la OEA, y el rápido y furioso encarcelamiento de dos ciudadanos (jóvenes masistas, entiendo) por haber publicado un pasquín digital que denuncia hechos de corrupción al interior del Ministerio de Gobierno, ha exhibido la cara más fea del régimen de Evo Morales.

Hablando de caras feas, esta semana también se ha cuestionado la belleza de ciertas candidatas cochabambinas al Miss Bolivia y se ha convenido -muy salomónica, buenita e hipócritamente- que la belleza es subjetiva; el debate ha superado -de lejos- la Teoría Estética de Theodor Adorno.

Sin embargo, y para la desventura de unas audiencias y los deseos pasionales de otras, no voy a referirme a los rostros y figuras subjetivas de las misses, sino, a la cara del régimen que nos gobierna; una cara que en el corto tiempo se ha mostrado muy lavada dejando ver prominentes puntos negros que no son -para nada- construcciones abstractas ni sensibilidades individuales. No, lo ocurrido esta semana con la cara del régimen nos remite a hechos concretos, tan reales como el empute venezolano o tanto más que la decisión del Fiscal que envió a Palmasola a los panfleteros digitales por los delitos de discriminación, instigación y racismo. ¿Extravío profesional o exceso de chupatetillismo?

Esta cara del régimen que comenzamos a reconocer, me recordó algunos postulados del Manifiesto de Euston, un documentito redactado por gente de izquierda ante las malformaciones que se habían desarrollado en los cuerpos y espíritus de los afines a la política progresista; el manifiesto de Euston trata de reconducir o renovar precisamente esta política, y como primera cosa se reafirma en su compromiso con la democracia, socialista o no.

“Manifestamos nuestro compromiso con las normas democráticas, sus procedimientos y estructuras, entre las cuales destacan la libertad de opinión y reunión, los comicios libres, la separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, y la separación del Estado y la religión. Valoramos las tradiciones e instituciones y el legado de buen gobierno de los países en los que ha arraigado la democracia pluralista y liberal”. Esito sería suficiente para entender el resto de los 14 principios del manifiesto.

Lamentablemente, estos días el régimen no se ha mostrado fiel a esos principios democráticos elementales apoyando incondicionalmente un golpe de Estado blanco contra la democracia en Venezuela, y mandando a encarcelar a dos ciudadanos por haber denunciado corrupción en la cartera de Estado más importante del gobierno. Claro, mientras el régimen le dice a Chile que respeta a sus periodistas y la voz libre de sus ciudadanos, dos hombres son apresados por publicar un pasquín digital con graves denuncias de corrupción.

Lo que no había sido fácil es tratar de suspender una sesión de la OEA argumentando que la convocatoria no se hizo de acuerdo a procedimiento. Esos recursos chabacanos tan típicos del sistema de mañas construido por el poder en Bolivia para retrasar, suspender y postergar sesiones políticas y audiencias judiciales, no habían sido eficaces en el ámbito internacional.

Termino. Las opiniones públicas en Bolivia son más vulnerables, anárquicas e insostenibles que hormonas de adolescente: pasan de la ley de la coca a la del aborto, y de la diplomacia del Estado Plurinacional a los concursos de Misses con una facilidad que más que confundir, golpea; todo un desconcierto mediático provocado por un gobierno que no acaba de entender que por mucho que se esmere en generar despiste ciudadano, el poder del “dedo colectivo” es capaz de poner en retroceso a Maduro, a Pary y al Ministerio Público.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s