Carta a mis tres hijos hombres


“La Bolivia que hoy intenta despenalizar el aborto demuestra su machismo hablando de él solo desde la mujer, asumiendo que este es un tema que únicamente le incumbe a ella. Tengo tres hijos hombres y el aborto también es nuestro problema”

20151231_133342Queridos hijos, les escribo estas letras para decirles que pese a todo y a todos, nos mantenemos firmes en aquello que siempre les enseñamos. Si bien en casa no hemos hablado lo suficiente de sexo y sexualidad porque tanto su papá como yo heredamos algunas taras y vergüenzas,  sí les dijimos que si embarazaban a su enamorada debían asumir las consecuencias de ello.  De esa forma, saben muy bien que como padres no apoyaríamos que se hagan a los pelotudos, tampoco compraríamos pasajitos para hacerlos desaparecer ni financiaríamos un aborto; saben que deben asumir -a lo mero macho- las consecuencias de sus actos; hablo de asumir su paternidad.

Ustedes saben que hoy muchas situaciones se han convertido en una especie de cosa descartable y una de ellas es el embarazo, así como las parejas se embarazan igual se desembarazan y hoy el gobierno de Evo Morales -ese que dice que respeta la vida- está a punto de despenalizar el aborto. Pero quiero recordarles una vez más que si ustedes meten la pata tendrán que asumir su responsabilidad porque por muy legal que sea, en mi casa no voy a permitir un aborto.

¿Compramos condones? ¿Vamos a mi ginecólogo con la novia? ¿Revisamos los libros de sexualidad y reaprendemos el ciclo biológico de la mujer? Lo que ustedes quieran pero abortos en la casa no. No, porque no pueden dañar el alma de nadie de esa forma; no, porque no pueden deshacerte de un ser como si fuera un par de calcetines sucios; no, porque deben aprender a ser consecuentes y si fueron machitos para jugar a ser hombres  deben ser igual de machitos para saber que si engendran un hijo deben tenerlo, educarlo y amarlo. ¿Hay algo que no entiendan?

Resulta hijos que hoy una parte de la sociedad e incluso el Estado apoyan el aborto, y sus papás estamos quedando como unos pobres idiotas, conservadores, anticuados, obsoletos, ridículos, moralistas, malosos, insensibles e inhumanos porque nos oponemos al aborto. Sí, lo lamento, ustedes saben que no somos modernos, que no somos cool y que yo no soy feminista…simplemente somos dos personas que creemos que uno de los valores más importantes es la responsabilidad.

Sí, sí, lo sabemos. No estar a favor del aborto es cruel. Crueles con las mujeres jóvenes, pobres y no preparadas para tener una wawa. Crueles con las que cometieron solo un errorcillo, crueles con las que se equivocaron y crueles con las que no desean ser madres.

¿Y qué de ustedes hijitos con pilín? Pues también somos crueles con ustedes que cometieron un errorcillo embarazando a la nena, cruel con su placer, cruel con su futuro brillante, cruel con su juventud, cruel con sus ganas de no tener hijos. Pues así de crueles hijitos míos somos y lo saben, pero ni modo, estamos lejos de ser perfectos y por eso es que les pedimos que aprendan a ser responsables precisamente por eso, para que ni a su papá ni a mí nos tenga que brotar esa crueldad que estamos dispuestos a demostrar si nos enteramos que cometieron un error y que tiene al aborto como una alternativa.

“Carajo, qué fácil se le ha hecho al mundo el aborto y qué difícil y desconocido se le ha hecho la educación, la prevención, la responsabilidad, el cuidado, el respeto, el amor al otro y el amor propio”.

Noooo, hoy el mundo habla de errores, de futuro, de oportunidad, de dinero, de muerte, de botar lo que no sirve, lo que perjudica el futuro, de vida a partir de la muerte de otro.

En mi época nos hablaron poco de sexo y sexualidad, pero nos enseñaron, por ejemplo, que el matrimonio era para toda la vida…jamás voy a olvidar cuando le informé a su abuela que me casaría, me dijo en tono muy feroz que si estaba segura de lo que estaba haciendo…que si lo amaba tanto como para ver al galán en el baño. Eso me dijo su abuela y créanme que me dio algo de miedo, pero fue necesario porque la respuesta que le di fue sí y sí…para toda la vida y en cualquier circunstancia, le dije. Hoy, el matrimonio es descartable hijos…que si no te gusta de qué lado duerme tú pareja o cómo se lava los dientes, fácil, te divorcias.

Y así como se experimenta con el matrimonio, se lo hace con el cuerpo: cada que las hormonas saltan, ahí está uno para atenderlas, y que si quedaste embarazo, ahí está el abortero ilegal o legal para ayudarte a deshacerte de la molestia de un hijo. Así hoy tienes derecho a decidir qué hacer con ese ser porque a las nenas les han enseñado que son dueñas de sus cuerpos y a decidir qué hacer con él, pero no les han enseñado a cuidarlo….y a los nenitos pues también les han dicho que pueden hacerse a los muy machitos e ir por el mundo usando su penecito y decidiendo qué hacer con él; también pues son dueños de su cuerpo, cierto?

Hoy la forma de asumir el error es acudiendo a unos fierros y mangueras que entran por la vagina, llegan al útero y comienzan a destrozar y a succionar a la wawa (dicen también que es cualquier cosa menos wawa). La sociedad y el Estado dicen que luego la madre se para, paga y se va para poder trabajar, estudiar, realizarse y ser feliz, y como es así de fácil, seguro volverá  acompañada de su pareja o muy probablemente sola porque así como ella puede abortar, él par irresponsable, también, no ve?

Chicos, este mundo es tan cojudo que la cosa es así: en las escuelas no se habla de sexualidad desde el placer, en la casa no se habla de masturbación, en la iglesia no se habla de homosexualismo, en ningún ladito se habla de sexo a los 13, las madres modernas, vanidosas y coquetas no compran condones a sus hijas porque es faltarles el respeto a las princesas santas y pulcras, los padres muy machos no compran condones a sus hijos porque suponen que ya aprendieron con los amigos en el putero de la esquina…y nadie habla de sexualidad desde el mero placer y gusto que esto implica porque es amoral, porque avergüenza, porque no está bien. Pero tampoco se habla de ser respetuosos con el cuerpo y el alma, nadie te dice que si vas a tener sexo lo hagas sin dañar a tu pareja o a ti mismo, ni se piense en decirle a tu hijo o hija que mejor si se “guarda” para cuando el amor verdadero llegue, eso sí es el absurdo y la estupidez más grande de todos los tiempos….Y resulta que sí se habla del aborto hasta en el Congreso….!Mundo de mierda!

Hijos, no apoyo el aborto, no apoyo el sexo desinformado ni irresponsable, tampoco permito que una religión me venga a decir qué tengo que hacer con mi cuerpo ni cómo debo enseñarles a ser responsables con el de ustedes…y están locos si esperan que una ley hecha por corruptos modifique o regule mi moral o la de mis hijos.

Ya saben hijos queridos, ustedes son hombres y eso implica respetar a una mujer, respetar su frágil cuerpo y su siempre vulnerable alma; respetarse a sí mismos y responder a cualquier situación con valentía, responsabilidad y amor.

Anuncios

6 comentarios en “Carta a mis tres hijos hombres

  1. JOSE ISMAEL ZEBALLOS

    Me identifico plenamente contigo. Creo que la palabra responsabilidad ha sido erradicada de la educación de nuestros hijos, lo cual ciertamente es muy lamentable. Asimismo observo que la educación sexual que se intenta dar desde el Estado es un verdadero fracaso y se quiere hacer frente aplicando un regalito a los irresponsables. El aborto frenará los embarazos no deseados? Yo creo que no sino todo lo contrario.

    Me gusta

  2. Skarlet

    Te doy toda la razón por el lado de la educación y como bien tu dices… Que difícil nos resulta “educar”, ¿Por que los padres estamos jugando tan mal ese rol de ser buenos ejemplos? ¿En qué estamos fallando con la tarea de inculcar valores? Desde la mala costumbre de botar la basura en la calle, hasta los adolescentes que cometen crímenes tan atroces. ¿Qué estamos haciendo mal?

    Me gusta

  3. yo estoy contra el aborto, por eso milito por la despenalización del aborto.
    Por que penalizar nunca evita el acto. Si se lo penaliza, solo se facilita los sistemas clandestinos que se vuelven muy buen negocio.
    El problema no esta con el aborto esta con el sistema de penalización.

    Me gusta

    1. interesante pero relativo, mira Estados Unidos: alrededor del aborto legal igual se nutre un tremendo negocio. la diferencia es que físicamente no muere la mujer, pero y? no se evita el aborto, no se evita el negocio, no se evita el sufrimiento. Yo creo que el problema no es la penalización, es la hipocresía que nos niega una adecuada educación sexual.

      Me gusta

  4. GORKY MORGANA ZEBALLOS

    La premisa es: el hombre o mujer estan verdaderamente preparados para asumir una responzabilidad monumental; que es criar o educar a otro ser humano, en los mejores paises del mundo este tema es controversial……

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s