Bolivia no presentó la tarea (SÍSTOLE & DIÁSTOLE. OH. LT. 2017.8)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyLa Declaración del Foro Mundial sobre Educación de la UNESCO de Incheon (2015), estableció un marco de acción para que los 160 países participantes adapten sus políticas educativas hacia el logro de la Agenda 2030.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 4 (ODS 4-Educación 2030) establece “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. Se espera que el cumplimiento de este objetivo “transforme vidas en el mundo”, pero la UNESCO advierte que el éxito será proclamado siempre y cuando “concierna a todos”, razón por la que este Organismo ha diseñado y establecido una metodología específica de seguimiento para que los países puedan alcanzar y demostrar las metas que componen el ODS-4.

En agosto de 2016, el Instituto de Estadística de la UNESCO, difundió los resultados del diagnóstico auto administrado sobre la capacidad que tendrían los países de América Latina (AL) y el Caribe para disponer y calcular los indicadores educativos ODS 4 que permitan dar cuenta del avance hacia una educación más inclusiva, equitativa y con mayores oportunidades para todos.

La tasa de respuesta a esta información clave ha sido del 69%; Bolivia, lamentablemente, es uno de los cuatro países de AL que no presentó el informe (fuente UNESCO). Este hecho es preocupante por la importancia del diagnóstico cuyo valor está dado por el alcance de sus ejes principales: Disponibilidad (¿Cuáles son los indicadores que tienen mayor y menor probabilidad de ser calculados?); desagregaciones (¿Cuáles son las desagregaciones más comunes?); frecuencia de actualización (¿Con qué frecuencia promedio se actualizan los indicadores?); y dificultades (¿Cuáles son los indicadores sobre los que ha habido mayor cantidad de respuestas vacías, o mayor desconocimiento?)

La UNESCO no sabe cuan preparada está Bolivia para alcanzar esta agenda educativa internacional. Lo más preocupante es que, aparentemente, Bolivia tampoco lo sabe y esto implicaría que la cartera de Educación tendrá serias dificultades para alinearse a la Agenda 2030.

¿Qué pretende esta Agenda en lo educativo? Destaco lo más significativo: que todos los niños terminen primaria y secundaria que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces; asegurar el acceso en condiciones de igualdad para todas las personas adultas a una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria; aumentar sustancialmente el número de jóvenes y adultos con competencias técnicas y profesionales necesarias para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento; eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables;  garantizar que todos los jóvenes y una proporción sustancial de adultos tengan competencias de lectura, escritura y aritmética; y garantizar que todos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible mediante la  educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, derechos humanos, igualdad entre los géneros, promoción de una cultura de paz y no violencia.

Dos datos más: 1. Los países han comprometido aumentar el gasto público en educación cumpliendo las referencias internacionales y regionales asignándole entre el 4% y 6% del PIB, o entre el 15% y 20% del total del gasto público; Bolivia no llega a la cifra mínima requerida. 2. Estos países han aceptado desplegar esfuerzos encaminados a conseguir un mayor consenso en cuanto a normas internacionales de calidad; Bolivia no participa de los sistemas internacionales de evaluación de la calidad educativa mejor valorados.

El país no da ninguna señal clara de haber mejorado en términos educativos, empero, lo que llama más la atención, es que después de 11 años de un gobierno que enarbola el proceso de cambio y el vivir bien, los bolivianos no conozcamos a ciencia cierta la realidad de la educación, amén de la voluntad política para transparentarla.

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s