¿Para qué sirve el colegio? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography¿Para qué sirve el colegio? Pregunta recurrente que se hace Daniel Soliz Cronembold, autor del libro Tengo 30 años y he vuelto al colegio, obra presentada hace pocos días en la Feria Internacional del Libro de Cochabamba.

Daniel, hoy con 31 años, se vio obligado a volver  a cursar el 3ro. de Secundaria.  Con una licenciatura a cuestas y barba rasurada hace década y media, lidió con chicos de 15 años, profesores que no sabían si tutearlo o ustearlo y con un sistema educativo que según él, no es sistema. Daniel se armó de agallas y decidió apelar a su capacidad de resiliencia para sobrellevar un año de clases, tareas, exámenes, miradas de reojo y algunas burlas, pero sobre todo, de aprendizajes y reflexiones que -en un estilo “natural”-  compila hoy en un libro de 360 páginas.

El autor es duro con la educación regular; sus críticas no conocen de miedo ni medida. Las expresa de frente, como debe ser y como se espera que sea, pues coincidimos en la necesidad de poner en blanco y negro aquello que se dice demasiado suave pero se padece demasiado fuerte en la vida real.

Es que Daniel cuestiona la utilidad de lo que se “aprende” en aula y de cómo se enseña y valida. Pero también cómo y cuánto se lo aborrece cuando el estudiante descubre que lo que le pretenden enseñar no es de su interés porque sabe que no le será de utilidad. Lo comprende bien su compañero “Maicol” quien desea convertirse en mecánico y que a sus 15 ya sabe a ojo cerrado desarmar y armar una moto, pero que no entiende para qué debe “aprender” Biología. La explicación de “por cultura general” se cae por su propio peso cuando luego de 5, 20 o 40 años de ejercicio profesional constatamos que cultura general había sido otra cosa.

La Ley de Educación vigente nos habla de la pertinencia social y científica de la educación, El libro evidencia que ésta está lejos de serlo, y difícilmente lo será si “enseña” lo que no es de utilidad para la vida. Con seguridad que ahí está el problema más álgido de la educación Primaria pero sobre todo Secundaria que -por el contrario- debería ser un subnivel que prepare al joven para su vida adulta.

Daniel ejecuta con incuestionable habilidad la batería y el piano, sin embargo, en la materia de Música se sometió a pruebas objetivas que lo único que hicieron fue dosificar sus cuestionamientos sobre la pertinencia de la educación. Él es músico, pero no sabe nada de música, ¿es ésta la educación que queremos y necesitamos?

“Maestros, dejen de enseñar con miedo y culpa”, reclama. Terrible llamamiento que hace Daniel quien luego de década y media de “no” bachiller constata que nada ha cambiado, que la educación es más obsoleta que antes, que el proceso enseñanza aprendizaje se sigue desenvolviendo en los parámetros del Conductismo pedagógico donde la memoria es el mejor alimento para producir “anoréxicos intelectuales”.

En la segunda parte del libro, el autor relata nuestra vergonzosa cultura del papel; ese nunca acabar del memorial, el sello, la firma, la fotocopia legalizada y el vuélvase mañana que exige dinero, tiempo y paciencia. Otro mal endémico al que hay que sumarle la poca prolijidad para archivar papeles y para atender al usuario. ¿Tanto poder tiene el papel?, se pregunta Daniel; sí, el poder suficiente para meter en un aula de colegio a un hombre de 30 años, e incluso, para engendrar la tentación de convertirnos en míseros informales por temor a caer en la formalidad del papel, tan propia -entre otras cosas- de la academia donde el valor del papel (título, cartón, certificado, diploma), es demasiado.

Anuncios

3 comentarios en “¿Para qué sirve el colegio? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016

  1. GORKY MORGANA ZEBALLOS

    Cuando llegue a la universidad; lamento decir esto pero, muy arcaica, anticuada, irreverente, que no investiga….esto puede ser un pequeno eslabon…LA EDUCACION ES PILAR FUNDAMENTAL DE LA MUJER Y HOMBRE, UN DERECHO, UNA CONQUISTA, no se puede negar educacion a nadie, LA EDUCACION DEBE SER GRATUITA PARA TODOS; OJALA EN TODO EL MUNDO; una gran mayoria justifica, su Lic. O maestria, luego el Doctorado, pero si tenemos que estudiar toda la vida, esos son los indispensables, no los que aprenden un codigo y luego se convierten en verdugos de su propia gente, frente a las frivolidades que tiene el ser humano; lo unico que nos eleva por ensima de todo es la EDUCACION, frente al dinero, poder, o 3 mil titulos optenidos, al final tu educacion se refleja en tus actos, finalmente son: esa mujer y hombre, que luchan dia a dia, para hacer de este mundo un mundo mejor.

    Le gusta a 1 persona

  2. Dennis Winther Osinaga Aguilar

    Excelente articulo, la educación no debe ser basada en políticas del momento, tiene que ser vista como la mejor política en el mundo, para establecer y lograr profesionales de todas las ramas, que tengan objetividad y criterio propio.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s