¿Mujer cosificada o penes indomables? SÍSTOLE & DIÁSTOLE (OH, LT, 2016)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographySalomónica por no decir convenientemente machista es la conclusión de la polémica: el spot de Corimexo aporta a la cosificación de la mujer; es decir, no es del todo culpable pero tampoco inocente. En esta lógica patriarcal, podríamos hacer una lista de mensajes, hechos y situaciones que aportan a la cosificación de la mujer tanto, igual o un poco menos que el de Corimexo al afirmar que los tacones y las zapatillas, los pantalones ajustados y anchos, las faldas cortas y largas, los escotes pronunciados y las chompas cuello tortuga, una melena frondosa y una cabeza pelada, una piel blanca como la leche y una bronceada como la cocoa, todo, todo ello y algo más aportan a la cosificación de la mujer.

¿Seguimos? Las muchachitas que presentan las noticias en vestidos ceñidos, las cholas paceñas con sus grandes aretes de oro, las señoras pitucas con olor a Chanel No. 5, las banqueras de traje sastre y las damas cruceñas con cartera de brillos también cosifican a la mujer si no son su “más fiel producto”.

Es que, entonces, no solo el spot de la mueblería aquella cosifica a la mujer, también la publicidad que vende detergente líquido y leche en polvo y el que vende cocinas y licuadoras que muestran a la mujer como la empleadita feliz y eficiente; el que vende alcohol y el que comercializa repuestos de automóvil  que emplean a la mujer como producto igual de atractivo que un ron y un lubricante para rodamientos, todos ellos en alguna medida cosifican a la mujer convirtiéndola en alguien o algo útil para la sociedad, una figura que representa algo adquirible.

Es evidente que estas apreciaciones dependen del contexto sociocultural, pero en todos los entornos, la mujer intentará ser cosificada. ¿Por qué? porque lamentablemente este mundo tiene pene y en muchas sociedades, el miembro viril -pero no exclusivo del varón- anda suelto…sí, el pene se mece mostrando su poder a su más antojado libre albedrío; casi siempre dispuesto a ejercer su dominio, dominio sobre la mujer, pero no sobre sí mismo.

“Vivimos en una sociedad demasiado erotizada”, dice un sacerdote de renombre quien con dicha aseveración culpa a la mujer de los 18 feminicidios ocurridos en nuestra ciudad en lo que va de este año, de las decenas de pateaduras, carajazos y violaciones que los penes indomables les propinan a las mujeres provocadoras y cosificadas.

Pegar el grito al cielo por la modelo desnuda sobre un sillón, no solo es aceptar el poder del pene, sino otorgarle más poder. Por esto mismo, porque el pobre e indefenso varón no puede controlar sus impulsos animales, es que en el mundo musulmán, las mujeres se cubren hasta los ojos y miran la vida a pequeños cuadros porque sus varoncitos son incapaces de controlar su miembros que andan sueltos, batiéndose como amos y señores, pero miserables, presas de su instinto y su más básica condición animal.

Mientras más “observemos” a la mujer, más libraremos al verdadero culpable. Lo que debemos hacer pues es enseñarles a nuestros hijos varones que su penecito se usa con respeto, cariño, voluntad consentida, responsabilidad y amor de por medio; que la mujer es un ser humano al que hay que respetar y amar; recordarles que si bien la mujer es “tierna y buena”, no debe ser vista como ser inferior, como cosa o medio para algo.

En la medida en que nuestros niños y jóvenes entiendan esto, se convertirán en hombres completos y dejarán de encontrar pretextos para cosificarla, abusarla y asesinarla. Entenderán, finalmente, que la mujer tiene el derecho de ser tan libre como a ella le parezca.

Mientras nos damos a la tarea de enseñar estito en casa, recordarles que la cárcel está llena de penes indomables.

 

 

Anuncios

4 comentarios en “¿Mujer cosificada o penes indomables? SÍSTOLE & DIÁSTOLE (OH, LT, 2016)

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s