¿Por qué normar la comercialización de animales domésticos? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2016)

venta-mascotasBajo el eslogan de liberen a Timo, un medio televisivo intenta ejercer presión mediática para que las autoridades correspondientes devuelvan a su hábitat al monito. Su liberación se ha complicado, el animal sigue entre rejas y quizá sea lo mejor dadas las condiciones y el tiempo de cautiverio.

Cuando escucho los pedidos de liberación de parte de niños, protagonistas de esta campaña, me pregunto ¿y quién defiende a los demás animales? Hace pocos días se encontró una iguana cautiva y casi a diario se reportan aves (loros, tucanes, otras) maltratadas en manos de personas que en algún momento creyeron que era “lindo y tierno” tener en casa uno de estos ejemplares. Cuando la emoción del “juguete nuevo” pasa o cuando la familia se ha dado cuenta que la mascota no había servido para dormir con la nena, el pobre animal -que no es doméstico- se convierte en una incomodidad y/o peligro y es momento de abandonarlo.

Esta tragedia ocurre porque nunca faltan los humanos que se “encariñan” con uno de esos animalitos exóticos y silvestres, generan oferta al comprarlos y alimentan un negocio cruel además de ilegal. Seguir leyendo “¿Por qué normar la comercialización de animales domésticos? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH. LT. 2016)”

Anuncios

Julieta Paredes: “Me dan pena las burguesas”

julieta-paredes-carvajal1
La señorita Julieta Paredes, activista feminista

El programa televisivo Esta casa no es hotel que se difunde por la Red ATB, anoche contó con la participación de tres mujeres que, reunidas para hablar sobre la violencia de género, avances y fracasos, dieron a conocer sus puntos de vista desde sus experiencias tanto personales como profesionales. Se analizó también el impacto del movimiento #NiUnaMenosBolivia.

La Diputada Gabriela Montaño, una de las entrevistadas, limitó su participación a las acciones del gobierno de Evo Morales en la temática de género e hizo énfasis -todo el tiempo- en la Ley 348. La justificó, la ensalzó, la alabó y santificó, caracterizando a esta ley como la panacea que cuida,  protege y vela por la seguridad de la mujer boliviana. No hubo ni un atisbo tímido y disimulador de autocrítica, quizá porque la mayoría de los funcionarios de este Estado Plurinacional no tiene la capacidad ni el interés en mirarse al espejo para evaluar sus logros y sus fracasos.

La participación de Montaño era previsible, se sabía con antelación que sería un discurso halagador a su gestión; lo que no se sabía, sin embargo, era que Gabriela cree que su audiencia es toda una masa ignorante y descriteriada, y entonces, usó y abusó de las obviedades como explicar de manera muy didáctica (como si lo ameritara, además) que la violencia contra la mujer no es solo física. En fin, previsible y decepcionante la participación de la política. Seguir leyendo “Julieta Paredes: “Me dan pena las burguesas””

Y ellos ¿dónde están, qué hacen? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT.2016

genero1752040215

21 hombres han cometido feminicidio en Cochabamba hasta esta noche en que escribo Sístole & Diástole (martes 18 de octubre). Reparo en la fecha porque es probable que hasta el domingo, día de su publicación, la cifra haya aumentado.

21 varones violentos, asesinos, enfermos han acabado con la vida de 21 mujeres inocentes. Y, sin embargo, se sigue creyendo y aceptando que el llamado a luchar por la vida de las mujeres, que la igualdad de género, que el acabar con el abuso de la mujer y que no haya ni una más en situación de víctima y ni una menos sin vida, es cuestión solo de mujeres.

Las convocatorias que realizan los grupos de activistas, las feministas, las víctimas e incluso el señor Alcalde Leyes, están dirigidas al sexo femenino. Las mujeres -empoderadas en “su” lucha- están convencidas de que son ellas las que deben levantar la voz en contra de este flagelo; unas se visten de pink, otras proponen hacerlo de black y el resto usa el white para pedir respeto, para implorar que las dejen de pegar… de matarlas. Y ellos ¿dónde están, qué hacen? Seguir leyendo “Y ellos ¿dónde están, qué hacen? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT.2016”

¿Para qué sirve el colegio? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas Photography¿Para qué sirve el colegio? Pregunta recurrente que se hace Daniel Soliz Cronembold, autor del libro Tengo 30 años y he vuelto al colegio, obra presentada hace pocos días en la Feria Internacional del Libro de Cochabamba.

Daniel, hoy con 31 años, se vio obligado a volver  a cursar el 3ro. de Secundaria.  Con una licenciatura a cuestas y barba rasurada hace década y media, lidió con chicos de 15 años, profesores que no sabían si tutearlo o ustearlo y con un sistema educativo que según él, no es sistema. Daniel se armó de agallas y decidió apelar a su capacidad de resiliencia para sobrellevar un año de clases, tareas, exámenes, miradas de reojo y algunas burlas, pero sobre todo, de aprendizajes y reflexiones que -en un estilo “natural”-  compila hoy en un libro de 360 páginas.

El autor es duro con la educación regular; sus críticas no conocen de miedo ni medida. Las expresa de frente, como debe ser y como se espera que sea, pues coincidimos en la necesidad de poner en blanco y negro aquello que se dice demasiado suave pero se padece demasiado fuerte en la vida real. Seguir leyendo “¿Para qué sirve el colegio? SÍSTOLE & DIÁSTOLE, OH, LT. 2016”

Ni un puto clavel, por favor

mujer-respetoHoy, día de la mujer boliviana, quiero decirle a todos los hombres de este país que por favor se abstengan de felicitarme, mimarme y mandarme rosas, ni un puto clavel.

Quiero pedirles que se pongan bien machos para darse cuenta que las mujeres estamos padeciendo en manos de un mundo machista y abusivo, bastante desgraciado con nosotras.

Que hay casi dos decenas de mujeres muertas solo en Cochabamba en estos 10 meses del año; ayer se cometió el más reciente feminicidio dizque por presuntos temas pasionales: el hombre afectadito golpeó a la víctima y la lanzó a un pozo séptico donde finalmente la mujer de 24 años murió…y hoy, todos y todas felices y contentos, amanecemos como si nada hubiera pasado hablando de “mimos, flores y chocolates”…!Váyanse a la mismísima mierda! Seguir leyendo “Ni un puto clavel, por favor”

La Ministra de Comunicación hace lo que debe hacer (SÍSTOLE & DIÁSTOLES, OH, LT, 2016)

nmMás allá de su polémico sombrero y de su intento de rehuir a los bolivianos a quienes sin duda, Marianela Paco, debe explicaciones sobre la “inversión” económica en medios de comunicación masivos (incluidas las redes sociales), llama la atención lo que hace y deja de hacer como Ministra de Comunicación.

Revisando las atribuciones de la Ministra (Art. 4 del Decreto Supremo N0. 793 de creación del Ministerio de Comunicación) no queda más que justificarla. Sí, la autoridad no tiene la culpa, hace lo que manda hacer: Propaganda para el gobierno.

¿Gobierno? ¿Es que acaso no nos convirtieron en Estado? Sí, ¿y? A pesar de ello -insisto- el laburo de la Ministra consiste en promocionar y favorecer al gobierno. Seguir leyendo “La Ministra de Comunicación hace lo que debe hacer (SÍSTOLE & DIÁSTOLES, OH, LT, 2016)”

Posarme en ti

deardiaryQuisiera posarme  y despertar, revivir, retornar. Me iluminaría de inmediato, una sonrisa por ahí se haría sin disimulo y poca vergüenza…quisiera pero aún no puedo…aún estoy con el empacho producido por un exceso de  pragmatismo; sí, hojas y hojas de pragmatismo, ni la vida misma es tan así caray!

Me atraganté con la lógica, con la coherencia, el razonamiento, con el frío deber ser; me emputaron la coma mal puesta, el sinsentido del punto seguido, la justificación siempre necesaria y un misterio, la conclusión errada, el esquema cuadrado, el protocolo inventado, ese esqueleto repetido…cuando prefiero los cuerpos nutridos de novedad.

Necesito redescubrirme, necesito buscar en mi pequeña y apretada biblioteca y claro, en mi jardín, en ese que ahora mismo se despide para recibir la noche. ¿Mi biblioteca exchurrasquero? estuvo 15 meses en el cruel olvido….el otro día el Ramón, el rudo y amoroso Ramón, sí, el masista que nos dice janiwas como si fuera el piropo más hermoso del mundo…(de hecho creo que lo es), me mandó un inbox preguntándome cuáles son los últimos 10 libros que había leído este año…me cagué de miedo y de risa y de miedo..y de risa. ¿Que qué había leído? Y pues creo que uno y medio apenas, apenitas….lo que no me preguntó es lo que escribí….y ahí sí no quedaría tan mal parada. Escribí 30 documentos de 200 páginas aproximadamente cada uno y otros tantos proyectos académicos incluido un modelo. ¿Mucho? ¿Poco? Mmmmm….casi me mata la tareíta, fue mucho, sin duda alguna. Sobredosis de pragmatismo, de realidad….y yo, medio cojuda que soy, quiero otra cosa.

¿Quién me entiende? Ni mi mamá que consuelo no encuentra…la psicología se le acabó. Ganaba bien, viajaba y tenía un cargo importante que no ejercía…y acá estoy, bajo la lámpara de la luz cálida escuchando a Elefante “aquí estoy..durmiéndome con la luna, despertando con el sol, aquí estoy con la sonrisa fingida que me dejó tu partida, como un verano sin sol, aquí estoy sin la mitad de mi vida…”….y sin paga. Es que esto no tiene precio, no lo tiene…es gratis, hermosamente gratis, es mas, soy capaz de pagarle yo para que no se acabe nunca.

¿Novela? !Ay no! Las novelas me atormentan. No sé cómo hay gente que se hace millonaria escribiendo novelas, ¡novelas! ¿Qué es eso? Historias, inventos, cuentos…No,  no gracias…pero claro, ese es mi problema, es obvio que algo bueno tienen. ¿Ve? Ni tan real ni tan mentira….ni mi madre pues, ni ella me entiende.

Yo solo quiero que aquel picaflor vuelva y me maraville como solía hacerlo. Quiero que el jardín de la derecha me inspire y que el sonido del agua golpeando el suelo me seduzca, y que el olor a tierra mojada me enamore…y entonces podré posarme y ser lo que quiero ser, lo que siento que soy.

Te aguardo inspiración…mientras tanto comienzo a quitarte el polvo…y los dedos pican, pican de deseo y necesidad. Acá estoy, preparándome para posarme.

Con mi carita de culo

arrugasQuisiera impulsar un movimiento…¿o una ley?…(quizá mejor una ley dada nuestra pasión por lo obligatorio y por el complejín colonial de sometimiento a la norma) para instituir el día de la cara de culo como medio para reivindicar los derechos de las mujeres a salir tal cual nos vemos.

Este no es un tema banal aunque no se trata de filosofía ni de política ni de economía ni de ciencia…se trata de algo más profundo: del valor a ser. Ok, voy a tratar el tema porque ya no me aguanto. Trataré de no emputarme ni calentarme…y lo diré con calmita y cariño: Querida y querido ¿qué pasa si hoy sales a la calle con la cara que la vida te dio? ¿Con esa carita de culo?

A ver. Para que no acabes confundido o confundida con lo que intento decirte. ¿Tengo casi 44 años y sabes qué me pasó? Te lo voy a contar. He aprendido a verme en el espejo y a aceptarme tal cual soy. Sí, y he descubierto muchos detalles que quisiera que tú también los descubras.

No creas que estoy chocha de la vida por lo que veo…no, pues, en realidad estoy chochísima.  También soy vanidosa y me gusta verme “linda”, pero resulta que cuando me miro al espejo me río…un desastre, un desastre perfecto que me provoca felicidad.

“Mierda que estoy vieja y fea” le he comentado alguna vez a mi marido mientras nos cepillábamos los dientes…seee, presiono los labios y se me hacen unas arrugas alrededor de la boca como si fuera un ano. ¿Mi boca como un ano? Jajaja….qué cosas digo…y cuando me río, ahora mismo, mis ojos se rodean de patas de gallo y se pierden entre mil arruguitas  (¿mejor no reírse?)…pero resulta que cuando me enojo se me hacen dos rayas en la cejas y me veo más fea además de ruda….y cuando me desenojo, observo  cuatro líneas en los cachetes. Vaya, haga lo que haga, me salen arrugas. Y entonces, prefiero reírme pues. Reírme de las arrugas y de mi fealdad y de mi vejez….me río, sí, ¿qué queda? Finalmente, se trata de mi cara, solo de mi cara (aunque de mi cuerpo podría hacer un tratado poderoso y denso). Seguir leyendo “Con mi carita de culo”

¿Mujer cosificada o penes indomables? SÍSTOLE & DIÁSTOLE (OH, LT, 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographySalomónica por no decir convenientemente machista es la conclusión de la polémica: el spot de Corimexo aporta a la cosificación de la mujer; es decir, no es del todo culpable pero tampoco inocente. En esta lógica patriarcal, podríamos hacer una lista de mensajes, hechos y situaciones que aportan a la cosificación de la mujer tanto, igual o un poco menos que el de Corimexo al afirmar que los tacones y las zapatillas, los pantalones ajustados y anchos, las faldas cortas y largas, los escotes pronunciados y las chompas cuello tortuga, una melena frondosa y una cabeza pelada, una piel blanca como la leche y una bronceada como la cocoa, todo, todo ello y algo más aportan a la cosificación de la mujer.

¿Seguimos? Las muchachitas que presentan las noticias en vestidos ceñidos, las cholas paceñas con sus grandes aretes de oro, las señoras pitucas con olor a Chanel No. 5, las banqueras de traje sastre y las damas cruceñas con cartera de brillos también cosifican a la mujer si no son su “más fiel producto”.

Es que, entonces, no solo el spot de la mueblería aquella cosifica a la mujer, también la publicidad que vende detergente líquido y leche en polvo y el que vende cocinas y licuadoras que muestran a la mujer como la empleadita feliz y eficiente; el que vende alcohol y el que comercializa repuestos de automóvil  que emplean a la mujer como producto igual de atractivo que un ron y un lubricante para rodamientos, todos ellos en alguna medida cosifican a la mujer convirtiéndola en alguien o algo útil para la sociedad, una figura que representa algo adquirible. Seguir leyendo “¿Mujer cosificada o penes indomables? SÍSTOLE & DIÁSTOLE (OH, LT, 2016)”