¿Qué parte no entienden? (SÍSTOLE & DIÁSTOLE, Revista OH, LT. 2016)


vicepresidente-Alvaro-Garcia-Linera_LRZIMA20150903_0052_3Silbatina y media recibió el Vicepresidente García Linera hace pocos días en uno de los festejos a la virgen de Urkupiña. No fue montaje de audio ni de imagen, no se sacó nada de contexto, no hubo mano negra de por medio y a los del imperio ni se les ocurriría pasar por ahí.

¿Qué sucedió? Sin duda lo que pasó fue algo muy lógico y es que el pueblo presente no quiere al señor Vicepresidente…o al menos no lo quiere ahí porque -entre otras razones- sabe que la autoridad es atea. Bueno, seguro hay muchos ateos y/o no creyentes de vírgenes que de todos modos van a lucir su figura a esos lugares tan propicios para dejarse amar o…silbar. El hecho, más que revelador, da cuenta de algo que ya se sabe pero que estos señores que administran el poder no quieren entender, habrá que preguntarles ¿qué parte no entienden?

Es que el gobierno está haciendo muy poco para reconquistar al pueblo que el 21 de febrero decidió tomar conciencia porque guste o no, con Zapata o sin Zapata, con redes sociales o sin ellas, el pueblo boliviano así lo decidió; la silbatina propinada a García Linera es consecuencia de…y no es gratuita.

La silbatina que no es más que el rechazo, el descontento, el hastío, el desencantamiento del pueblo boliviano, es parte de la factura que este ha decidido pasarle al gobierno por las medidas desatinadas, caprichosas y abusivas.

El pasado miércoles 17, y muy a pesar de las críticas y razones en contra, el gobierno decidió inaugurar la Escuela de Comando Antiimperialista para las Fuerzas Armadas porque considera que “la escuela de la gran liberación” ayudará a reflexionar nuestra historia y combatir al imperio (español, chileno, norteamericano, en palabras del propio Ministro de Defensa). Y claro, la población que hace fila desde las cuatro de la mañana en las puertas de Cajas de Salud y hospitales, no llega a comprender el beneficio que traerá a sus vidas esta “gran escuela de la liberación”.

Un porcentaje considerable de cochabambinos tampoco entiende por qué el gobierno al mando de su líder, el hermano Evo, insiste con construir un estadio de 200 millones de dólares en vez de solucionar el tema del agua. Para quienes no conocen nuestra realidad, miles de familias de este valle, otrora el jardín y granero de Bolivia, recibe agua solo una vez a la semana; otras familias, sin embargo, no ven salir de sus pilas una gota del líquido elemento hace meses.

El Bala, uno de los proyectos más costosos en términos económicos y ambientales de la historia de Bolivia, es otro motivo para preguntarse -una vez más- dónde quedó el discurso pachamamista y del vivir bien con el que Evo ganó la Presidencia.

Así, los ejemplos siguen y suman, y entonces las silbatinas se harán cada vez más frecuentes y ruidosas porque mientras las autoridades decidan priorizar sus egos antes que las necesidades vitales del pueblo, este tendrá reacciones de este tipo. Reacción natural, con seguridad.

La farándula está bien para algunos medios televisivos que con impresionante ahínco impulsan banalidades de enorme envergadura creyendo que el pueblo es un gran consumidor de porquería, moda y sinsentidos; sin embargo, ese mismo pueblo sabe lo que quiere y necesita, y está aprendiendo a expresarlo. El momento es propicio y la necesidad urgente porque entre obras-ego y medios de comunicación confundidos, la sociedad civil organizada ha comenzado a generar opiniones públicas favorables a la defensa de sus propias necesidades e intereses.

¿Opiniones públicas generadas por la propia sociedad civil? Así mismo, el mensaje ya no es exclusividad de los medios ni de la agenda de gobierno. Hoy, el pueblo es el gran emisor, la silbatina el medio y el descontento el mensaje. ¿Qué parte de esta lógica no entienden estos caballeros?

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s