El tamaño sí importa (Sístole & Diástole, OH, Los Tiempos, 2016)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyPara Presidente, Gobernadores, Alcaldes y Concejales el tamaño sí importa.

De un tiempo a esta parte, las autoridades bolivianas apuestan por el tamaño de las obras. Están convencidas de que al pueblo se lo conquista con cosas grandes, largas, altas, robustas y costosas. Así, no es extraño que –al más puro estilo de El Principito y su crítica al “complejo numérico” del adulto- estos tíos de la patria ofrezcan a los bolivianos el teleférico más largo del mundo, el estadio más inteligente de Sudamérica, la virgen más alta de la región, el proyecto hidroeléctrico más dañino del continente, el tren más útil de América, el satélite más caro del planeta.

No es un complejo exclusivo de los hombres del MAS, lo es del político boliviano en general: oficialistas y opositores comparten la carpa y participan del espectáculo de quién ofrece la cosa más grosera aunque ésta sea eso, insulto y exceso; es mas, el requisito -al parecer- es ese. Debe tratarse de un exceso porque mientras más polémica, dinero y tiempo demande, el ofrecimiento lucirá mejor. Acá no importa si es de utilidad, si se hizo un estudio de factibilidad, si se licitó, o si es una prioridad; se le mete nomás sin importar el precio, el cómo, el por qué y tampoco el para qué.

Al hermano Evo se le ha antojado un estadio para Cochabamba. El requisito es que sea exuberante, costoso, inteligente como para que todos los cochalas quedemos anonadados y nos sintamos orgullosos de tener el estadio más grande y “corcho” de Bolivia aunque nuestras humanidades vivan comprando agua de cisterna para beber, sus valerosas heroínas de la Coronilla den a luz en los pasillos de un hospital siempre colapsado y aunque todos juntos respiremos uno de los aires más contaminados de Sudamérica. Tendremos un estadio de 200 millones de dólares, inteligente pero sobre todo bien grande, tanto como su ego y exquisito como su capricho. Evo, el gran Evo, tendrá su estadio a la medida de su personalidad para que los cochabambinos acalorados y sedientos vitoreen su nombre cuando él lo desee.

A los Quillacolleños, que no son del partido del Presidente pero sí son machos como él, se les ha antojado la virgen más alta del mundo. La obra que parte de una inversión de 5 millones de dólares, se iniciará el próximo año; anuncian que será más grande que el Cristo de la Concordia, contará con ascensores en su interior, miradores y demás detalles.

Quillacollo es uno de los municipios más inseguros del país y con evidentes necesidades, pero dispondrá de al menos 35 millones de bolivianos en una figura de cemento. Será financiada por los fieles, detalle que no los exime de responsabilidad pues bien podrían ser más pragmáticos invirtiendo ese dinero en una o varias de sus más sentidas urgencias.

Las inversiones a largo plazo suelen ser silenciosas y acá se prefiere la inmediatez y el ruido. Trabajar en la mejora del currículo escolar para que las próximas generaciones sean mejor educadas, conscientes y amables es una obra intangible, es decir, complejo de ver, medir y admirar, por eso nuestras autoridades optan por canchas de fútbol y estadios, represas asesinas, teleféricos, plantas nucleares, condominios fantasmas pero bien maquillados…por eso prefieren el concreto.

El llanto de un bebé parido en sábanas limpias solo es escuchado por la madre y el médico; el gol del pelotero es celebrado por multitud enardecida. Los políticos lo saben y actúan en consecuencia; finalmente, saben que de esa multitud saldrá más de un mortal a defender su verdad ya sea por convencimiento, ignorancia o por simple oportunidad.

Lo mejor para ti, amada Bolivia.

 

Anuncios

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s