“Te toca a ti”

12316612_10153383170053892_6968486060781333950_n

Quiero compartir con ustedes una reflexión que tuve con mis hijos hoy después del almuerzo.

Nadie nos enseña a ser padres, pero sí, alguien nos enseña a ser hijos, y en esa tarea hoy reflexioné a los míos.

Uno de ellos le dijo al otro que hoy le tocaba atender al perla del Beto, nuestro perro albino y sordo.  El niño aludido le respondió que anoche lo había hecho, que le tocaba a él y se retiró. Al instante le pedí que volviera a sentarse y que me escucharan…los tres.

En síntesis. Les pedí que jamás se repetiría en mi casa el “te toca a ti”. Les expliqué que cuando se trata de un ser vivo, el “te toca a ti”, no existe. Una planta, un animalito, una persona, no pueden esperar a que a alguien le toque.

No me gustaría que cuando yo me muera, ustedes digan “te toca a ti atender al papá”….y mientras tanto su padre esperando a que alguien le lleve amor, agua, comida o abrigo. Las necesidades vitales no esperan el “te toca a ti”.

También les dije que no podía creer que en mi casa valga más un auto o un celular que el perla del Beto….al auto lo lavan, le ponen una cosa, la otra, al celular lo idolatran, lo hacen brillar con líquidos especiales, franelas y hasta con el aliento, y le compran huevada y media para protegerlo…¿y a mi Beto? No puedo permitir aquello, el Beto no es un juguete, no es una cosa…el Beto siente hambre, frío, sed, alegría y tristeza…el Beto también se aburre, les expliqué.

Amigos, debemos ponernos serios y firmes al momento de educar a nuestros hijos.

No nos cansemos de estar pendientes de lo que hacen y no hacen, de lo que preguntan y de lo que responden…a ellos les tocará producir el cambio pero es cosa nuestra que puedan hacerlo.

Nunca más el “te toca a ti”.

¿Qué tiene que demostrar una Miss?

photoAmigos y no amigos, parto diciendo que me molesta hasta el tuétano la doble moral. Dicho esto, continuo…

¿Por qué nos ponemos en frente del televisor a ver el concurso de Miss X? ¿Esperamos ver un ramillete de inteligentes mujeres? ¿Votamos por la más inteligente, suelta de palabra y de mejor personalidad? !Por favor! No seamos raritos.  Nos detenemos a ver un Miss X porque nos produce placer ver belleza, cuerpos esculturales y caras bonitas y hacemos fuerza porque gane la que nos parece la candidata más bella…¿o la más inteligente?

Estoy harta de la doble moral. Nos gustan los concursos de belleza y queremos que gane la más bella, ¿cierto? Así de simple, así de fácil, así de banal, así de opa y cojudo, pero así de real…y así de cruel para algunos que no entienden que todo tiene su momento, espacio y contexto.

“Es que una mujer bella tiene ser inteligente”. ¿Y de dónde salió eso? Es como que yo quiera que todos los hombres simpáticos sean inteligentes. Miechi, conozco cada hermoso de cojudo…y? ¿Acaso no está en su derecho? Si en este mundo hay para todos y todas.

“Es que las Misses son embajadoras de un país”…¿embajadoras de qué? ¿De la inteligencia? ¿Embajadoras de la moral? ¿Embajadoras del agro? ¿De la COB? ¿De qué? Son embajadoras de la belleza en un evento de belleza y esito sería.

“Es que es la oportunidad para demostrar que la mujer bella puede ser también inteligente”. Esto sí es el absurdo más grosero y atrevido. La mujer bella no tiene que andar demostrando nada. La mujer inteligente tampoco. La mujer, sea como sea, tiene que ser y no andar demostrando nada. Ahora, si de demostrar se trata, ¿ustedes creen realmente que un escenario de Miss X es propicio para que una mujer demuestre que además de ser bella es inteligente? Jijijiji….no pues.

“Que estoy siendo plástica, ruda y poco inteligente”. Neeee. Estoy siendo franca y pragmática, honesta conmigo misma y con todas las de mi género. Y les digo a los del otro que las mujeres bellas pueden ser burras, inteligentes, malas, buenas, y un sinfín de variables. Aceptemos que una mujer, si lo desea y si lo ve conveniente, se suba a un escenario y muestre lo que quiere mostrar; si quiere mostrar belleza que la muestre….y si es burra, clarito será pero por favor, dejémonos de posturas que están demás.

Hace algunos años hubo una Miss muy criticada por decir que en Santa Cruz se habla inglés o algo parecido…todos aún recuerdan la anécdota; y no saben que hoy esa belleza de mujer le ha hecho la entrevista más jodida e incómoda al Presidente Morales, es una excelente presentadora y muy buena entrevistadora. ¿Cómo entendemos esto señores? Fácil. Cada cosa en su lugar, en su tiempo, en su espacio y en su contexto.

Cuando una mujer esté en un concurso de belleza que nos muestre lo bella que es…en serio, este mundo no va a ser ni más ni menos por un pinche concurso de belleza. Es decir, “que acaben esos eventos que cosifican a la mujer”….de acuerdo, pero que acabe también toda esa doble moral porque quienes más critican esos eventos son los que más los disfrutan también.

Lo que debe acabar en este mundo es la guerra, la violencia, el odio, la envidia, la mentira, la ignorancia y mala educación (excepto las malas palabras), el fanatismo religioso, el hambre y la falta de espejo. Carajo, eso debe acabarse. Los concursos de belleza me tienen sin cuidado.

Cuando una mujer esté en las Olimpiadas Plurinacionales de Química demostrará que sabe química. Cuando una mujer se desenvuelva como Ministra, de Comunicación por ejemplo, mostrará que sabe comunicar…y punto….repito, cada cosita en su lugar, su tiempo, su espacio y su contexto….y dejémonos de huevadas.

Me alegro que hayan sacado las preguntas del Miss X.

Ahora, es tiempo de hablar de competencias lingüísticas y de comunicación que -entre nos- son escasas en misses, presidentes, senadores, ministros, empresarios, empleados, periodistas y escribanas histéricas como yo.

¡Gracias!

“Murió…tenía diabetes” (Revista OH, Los Tiempos, 2016)

diabetes-venezuela11.jpgHace tres años y medio me diagnosticaron diabetes. Pese a estar padeciendo los síntomas -que son muy evidentes- no pensé que lo que tenía podía ser una crisis diabética. Así es la ignorancia, atrevida e inmisericorde. Si a esto le sumamos el “a mí no me puede pasar”, te enfrentas a una situación que puede ser fatal y que de hecho lo es.

Evidentemente viví un cuadro de salud que desconocía. Había escuchado hablar de la diabetes pero jamás me había detenido a entenderla. Es mas, ni las dificultades para ver, ni la sed insaciable, ni los terribles calambres nocturnos, ni la pérdida alarmante de peso me hicieron dar cuenta de que lo que tenía era una diabetes galopante.

Me asusté, los médicos también y la lucha por bajar mis niveles de glucosa, aclarar ni visión y recuperar ni salud comenzó de inmediato; no fue tarea sencilla ni rápida. Seguir leyendo ““Murió…tenía diabetes” (Revista OH, Los Tiempos, 2016)”

Ayúdame, enséñame…no me sentencies (OH, Los Tiempos, 2016)

diálogo-300x219Quisiera exponer argumentos del más alto nivel; impresos en enciclopedia especializada, pero no puedo. Lo siento, lo mío se limita a lo observado y escuchado; por demás para plantear mi desasosiego.

La semana que termina me involucré en debates públicos que tienen que ver con dos posturas aparentemente contrarias: el régimen de la ley y el principio de la educación.

Este no es un debate típico del vulgo ni de las clases emergentes, medias ni acomodadas, es, lamentablemente, caso de discusión hasta de los administradores de justicia y de quienes, con el poder absoluto, meten sus narices en este Órgano que ha dejado de ser independiente. ¿Hay duda de ello? El Vicepresidente -como si nada- ha propuesto la cadena perpetua como pena para la violación a niños seguida de muerte.

En estos días, muchas mujeres sobre todo, han abogado por un Proyecto de Ley contra el acoso callejero, más y mal conocido como “Ley del Piropo”.

Y esta semana también varios ciudadanos, hombres y mujeres, se manifestaron en el caso de la joven que, conduciendo en estado de ebriedad, atropelló a siete personas con discapacidad matando a dos de ellas. “Se merece la pena máxima”, opinaron. Seguir leyendo “Ayúdame, enséñame…no me sentencies (OH, Los Tiempos, 2016)”

La televisión, del error al terror (Revista OH, LT, 2016)

television2¡Del error al terror! Mientras unos bailan, otros modelan y el resto cocina, se me ocurre cambiar al canal 7 (BTV), medio de comunicación estatal (que parece del gobierno), diferencia poco sutil, por cierto.

Qué manera de despertar a un nuevo día: con un “periodista” que merece nuestra compasión haciendo un programa cuyo nombre completo no recuerdo pero que en su segunda parte lleva “…Ideología en movimiento”.

En esta competencia de disparates mediáticos no es difícil comprender cómo es que las redes sociales se han apropiado de la preferencia ciudadana tanto para informarse y construir opinión pública como para entretenerse.

Dicen que el discurso de la izquierda siempre ha sido más seductor que el de la derecha… seguro, pero sin duda prefiero ver a entusiastas y bien recargados (por las pilas que dicen que tienen y porque saludan a gritos) animadores de TV a un pseudoperiodista en franca campaña política partidaria.

Mientras los periodistas “derechosos” (como denomina el periodista de la compasión a los que no piensan como él y el gobierno) bailan, modelan y cocinan en los programas mañaneros, los del canal estatal (que parecen del gobierno), procesan y difunden ideología…y en movimiento, como señalan.

¿En qué consiste esta ideología en movimiento? Es un programa con apariencia de informativo con notas de prensa con apariencia de informativas en el que el “periodista” aparenta preguntar pero que en realidad orienta la respuesta del interlocutor que encuentra el terreno fértil para exponer y desarrollar el único discurso. Es un programa hecho para divulgar un único discurso, ese que se establece entre gallos y medianoche; discurso que se distribuye en forma de pasquín secreto y vulgar que llega a Ministerios, Gobernaciones, Alcaldías, oficinas públicas y medios de comunicación estatales (que parecen del gobierno) con olor a tinta fresca, trasnochada cuyo sobre cerrado dice: Encargo urgente, última consigna.

¿Qué dice, qué dicta ese acuerdo? Mentira…”todo es mentira”. ¿Cómo se aplica? acusando a los derechosos de querer “desestabilizar la gestión del hermano Evo usando la mentira”. ¿Cómo se remata? Demostrando que ante la mentira, incluso, han salido vencedores. ¿Cómo se ejecuta el remate? “La mentira tiene patas cortas”. El entrecomillado explica que se trata de frases textuales; frases hechas y consensuadas a ser repetidas por distintos voceros estratégicamente distribuidos por todo el “territorio plurinacional”.

Y entra en escena el Vicepresidente y dice que todo fue una mentira; entra a continuación el Gobernador de Cochabamba y dice que todo es una mentira; entra el cocalero Loza y también dice que todo es una mentira. Remata el “periodista” asegurando que los derechosos mienten y que como la mentira tiene patas cortas, el cuento se acabó. Es decir, además de tratar de convencer que todo fue una mentira, deciden poner punto final al tema, victimizándose.

Mientras esto ocurre en los medios estatales (que parecen del gobierno), muchos medios “derechosos” farandulean, banalizan y satanizan la realidad: el discurso se reparte entre joda y tradición (hasta construyen fe dando amplia cobertura al finado Gunnar Mamani que resultó ser una especie de santo); y la tragedia y miseria humana en el que el viejo Metropolicial es un chiste contado por niños bobos: Equilibrio perfecto para mantener entretenida a la masa mientras el pseudoperiodismo de los medios estatales (que parecen del gobierno), divulgan consignas que van en serio.

Así, del error al terror, es un despertar que sacude hasta la estética y como a mí no me gusta oficiar de masoquista, me veo obligada a cambiar de canal. TVN de Chile muestra a Bachelet demandando al gobierno boliviano por las aguas del Silala. ¡Qué mala suerte!

http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/20160612/television-del-error-al-terror

 

¿Con qué moral sentenciamos?

“…soy alcohólico y después de varios años volví a caer. Hoy parto del día cero”, confiesa un amigo en su muro del Facebook. Valiente, honesto…increíble.

Yo también quiero confesarme.

No soy alcohólica pero el anterior sábado, hace solo una semana, llegué a mi casa casi junto con el periódico y con la vergüenza del tamaño de los pecados cometidos y de los que están por venir y espero poder evitar. Mis hijos, que son los únicos a los que debo dar explicaciones de mis actos, no me vieron, aún dormían. Mi marido me acostó, me dio un Digestán Compuesto y acompañó mi sueño. Hasta hoy y seguramente hasta siempre mantendré la vergüenza de no haber hecho bien las cosas, como hubiese querido, como tenían que ser … y como no fueron.

A pesar de ser una corcha para algunas cosas y bastante jodida y exigente conmigo misma, admito que suelo tener pensamientos cochinos y deseos igual de obscenos. Que de vez en cuando me gusta divertirme y portarme mal. Que digo muchas malas palabras todo el tiempo. Que reniego demás todos los días. Que alguna vez he mentido. Que soy re contra intolerante. Que otras he ocultado errores. Que a veces no me he disculpado. Que en varias oportunidades podía haber sido mejor persona, y que alguna vez tuve que subirme a mi auto en estado no muy conveniente, y que -para rematar la fichita que soy- no le creo a los curas y que por eso no voy a la misa los domingos pero cuando decido ir un día cualquiera suelo llorar apasionadamente porque siento que soy una pecadora, que soy vulnerable, que soy humana y que me equivoco con frecuencia. Seguir leyendo “¿Con qué moral sentenciamos?”

Prostitución Política del Estado (Revista OH, LT, 2016)

base_imageNuevamente, el poder central pretende modificar -abrir, le llama- la Constitución Política del Estado. La apertura daría lugar a que -otra vez- se ponga en (millonaria) consulta popular la modificación de algún artículo (¿o del mismo Art. 168?) que habilite la reelección del binomio Evo-Álvaro.

Hace tres meses, solo tres meses, la mayoría de los bolivianos le dijo no a la modificación de la Constitución y con ello no a la posibilidad de una reelección de Evo-Álvaro. En aquel entonces, el presidente Morales dijo que si el pueblo boliviano se manifestaba con un no, él, calladito se iría a su casa. ¡Mentira! El pueblo dijo no y Evo insiste en ser reelegido para lo cual, al parecer, apelará a sus abogados metedores y al bolsillo del ciudadano para dibujar una nueva salida prostitucional que lo habilite porque dice, y dicen sus correligionarios, que la oposición jugó sucio y manipuló la aspiración del pueblo boliviano.

La Constitución Política del Estado ya no es la pretendida señora que decía ser aunque fuera parida de forma clandestina y con fórceps. Su propio padre la ha prostituido para su beneficio. Hoy es una damita de compañía a quien le abren las piernas para satisfacer la necesidad de poder del mandatario que nos dijo e insistió que gobernaba escuchando al pueblo. ¿Otra mentira? Seguir leyendo “Prostitución Política del Estado (Revista OH, LT, 2016)”