Me dejó cuatro monedas (Revista OH, LT, 2016)


Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyNos abrazamos, le di un beso y las bendiciones. “Cuídate, diviértete y trae fotos”, le dije a mi marido que emprendió viaje al Madidi cargado de su cámara, trípode y lentes, y claro, de

ilusiones y emociones: se va a hacer lo que más le gusta.

Me subí al auto y me di cuenta que me había dejado cuatro monedas para la garita del aeropuerto; me fui riendo y recordando todo este tiempo que llevamos juntos, sumando hijos, sueños, metas y pesos. 26 años trabajando juntos en un proyecto de vida que comienza a dar muestras de madurez.

¿Pero sólo cuatro monedas? ¡Qué hombre inteligente y qué mujer persistente!

Hace tres años, quien suele despedirme en el aeropuerto es él. Apostamos por ser independientes y lo logramos, tanto que ahora se hace al chistoso exhibiendo cuatro monedas. Cuatro monedas que significan ¡vamos mujer, tú puedes hacerlo!…y quizá también signifiquen un te amo.

Terminé mi tesis de licenciatura con un primer hijo de meses. Luego me postergué 10 años, una década en la que sólo me dediqué a mis dos hijos hasta que llegó el tercero, fue cuando me di cuenta de que mi tiempo había llegado.

“Me pagas la Maestría y a cambio voy a ser la mejor alumna”, le dije desafiante pero seductora. Nuestra tercera wawa tenía 4 meses; el marido lo atendía hasta que el bebé se ponía furioso reclamando la teta de su mamá que tenía que salir corriendo de sus clases para calmarlo, a él y al papá que desesperado me esperaba detrás de la puerta con el chiquito en brazos.

El propósito de ese sacrificio conjunto era que años más tarde, el hombre me dejara cuatro monedas sobre el tablero del auto y que yo pagara lo demás, que tomara las decisiones de cómo, dónde, cuándo y cuánto, y nunca con un porqué que medie tales actos…!Maravilla! Lo aprendí de mi madre que nos enseñó el valor de la independencia económica, física y moral…y lo logré con la ayuda del esposo, pieza clave en toda esta historia.

El otro día leía en esta misma revista el testimonio de vida de una señora joven que había quedado viuda con hijos pequeños; me impactó hasta las lágrimas su fuerza de voluntad y amor propio. Hay que ser un poquito egoísta porque si una es feliz, es capaz de hacer felices a los demás, decía. De eso se trata, de que tus hijos reconozcan en ti esfuerzo, pasión y convicción para alcanzar metas; y que vean que todo eso se traduce en orgullo personal y armonía familiar.

La naturaleza nos ha puesto a las mujeres un camino empedrado, mientras que al varón se lo ha puesto asfaltado y con señalización. No es una desventaja ni una injusticia, al contrario, después de todo, nos hemos convertido en féminas todoterreno, listas para la vida, preparadas para regalar sonrisas, dispuestas a repartir amor…aunque con cuatro monedas en el bolsillo.

Hace un par de meses, tuvimos que advertirle a una mamá luchadora que llevaba a sus dos hijas en moto que una de sus hijas dormitaba y corría el riesgo de caerse en cualquier momento. Para esa mujer, el camino no solo es empedrado, es en subida y con hoyos enormes que sortear…pero ella y sus dos pequeñas se han convertido en tres grandes conductoras, su andar por la vida está seguro.

Mi marido llegó ayer, está leyendo en este momento esta columna y quiero aprovechar para decirle gracias, sin ti es probable que no lo haya logrado; gracias por ser el equilibrio perfecto…y por las cuatro monedas. Esta columna y todo mi amor son para ti. ¡Feliz cumpleaños!

– See more at: http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/20160522/me-dejo-cuatro-monedas#sthash.FDynV0KM.dpuf

Anuncios

3 comentarios en “Me dejó cuatro monedas (Revista OH, LT, 2016)

  1. Gorky Morgana Zeballos

    Las estadisticas mundiales nos revelan, que la institucion del matrimonio esta en peligro, estamos frente a un cambio mundial, sobre la perspectiva de unirse a otro ser y formar lo que nosotros llamamos el nucleo familiar, precisamente hoy las nuevas generaciones son mucho mas egoistas, no pretenden seguir siertas costumbres que son milenarias, estamos cambiando de tal forma, que hoy en muchos lugares del mundo prefieren tener una mascota, es definitivo el futuro es insierto, lo tipico es educar a las nuevas generaciones , mantenerse positivo en todo lo que hacemos y concebir que la institucion mas Antigua todavia tiene vigencia ” el matrimonio” se perpetua una institucion cuando la sociedad todavia cree en ella, siempre digo que educar hijos es tarea de titanes. Para mi , mantener un matrimonio saludable por muchos anos, es tener humildad, paciencia, y por sobre todas las cosas gran calidad humana, educacion, con estos pilares que son fundamentales, se logra mantener un equilibrio en todas las epocas y bajo las peores circunstancias. Dicho eso dejo claro que launion de dos personas, mujer y hombre, es la nomenclatura perfecta para la perpetuidad de la raza humana…….Gorky de Sud America.

    Me gusta

  2. Apenas lei muy de pasadita en el facebook el titulo que hablaba de el camino empedrado y el asfaltado, automáticamente me acorde de Hércules teniendo que elegir entre la virtud y el vicio, el camino mas “dificil” muchas veces trae mas satisfacción no? saludos grandes Mónica!

    Me gusta

  3. Claudia Montecinos Borda

    Es muy dificil para las mujeres encontrar un equilibrio entre hogar y las obligaciones que esto conlleva y la vida profesional, muchas mujeres han abandonado sus profesiones, sus sueños, sus metas y se han dedicado exclusivamente a los hijos, otras son profesionales pero no les interesa su profesión sino mas bien su hogar solamente, mi experiencia como el de muchas mujeres es buscar un equilibrio entre ambas cosas, no se trata de dejar de un lado una para satisfacer la otra, soy una mujer que termine mi licenciatura cuando mi hijo tenia tres años, me tomó muchos años, 10 para ser exactos y hacer una maestría y que todavía tengo ganas de seguir estudiando y lograr un doctorado que es mi meta más lejana, por otro lado veo con mucha sorpresa que en mi área son muy pocas mujeres que desempeñan su trabajo, la mayoria hombres, pero las mujeres podemos, no es fácil, pero no es imposible.

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s