Docentes que inspiren (Revista OH, LT, 2016)

motivacion¿Tienen preguntas? Decenas de bracitos se levantaron hacia el cielo; los niños sí tenían preguntas y muchas, tantas como para devolverme la esperanza en la educación, en el aula, en la niñez, en la juventud, en la capacidad de cuestionar, de interpelar, de saber.

Fui invitada por la profesora Eliana Crespo del colegio Tiquipaya para dar una charla a niños de sexto de Primaria sobre la libertad de prensa. Habituada a aulas universitarias, admito que me conflictuó la idea del encuentro con niños. Planifiqué mi mensaje tratando de imprimir mucha empatía para llegar clara y sencilla. Estaba nerviosa, no sabía si lo lograría…y quería hacerlo.

Me llevé una lección. Me encontré con 60 niños preguntones…!Aleluya! el sueño de todo profesor. Me explotaron y me sentí reconfortada por cada pregunta, por cada brazo levantado, por cada intervención. Había que ver su entusiasmo, sus ojitos expectantes, sus dudas, sus ingenuidades y sus coherencias. Seguir leyendo “Docentes que inspiren (Revista OH, LT, 2016)”

Anuncios

Los hijos y sus señales de crecimiento

Anoche hablábamos con Álvaro sobre el proceso de crecimiento espiritual, psicológico y físico de nuestros hijos. Esto a propósito de sus actitudes y sus palabras…nuestros hijos están creciendo, dijimos con orgullo pero con cierta nostalgia.

¿Cuáles son esas señales?

  • Ya no necesitas recordarles que deben estudiar; lo hacen convencidos.
  • Te abrazan minutos largos….nunca eternos, son demasiado efímeros siempre para un padre.
  • Te dan un beso en la frente (que hermoso había sido, recién lo experimenté ayer).
  • Te dicen que te aman y sin vergüenza (más hermoso aun).
  • Reconocen el bien del mal, lo correcto de lo incorrecto.
  • Se vuelven nostálgicos, comienzan a mirar atrás.
  • Comienzan a darse cuenta que el tiempo pasa rápido y que sus papás ya no son (tan) jóvenes.
  • Se vuelven reflexivos.
  • Se vuelven cuestionadores.

Los hijos….verdaderamente son lo más maravilloso del mundo…tienen vida propia pero también te reflejan un poquito, tus aspectos buenos y los malos: adquieren tus mañas, heredan tus intolerancias, tus exigencias, tu ética y a veces tu estética, también heredan tus detalles. Siiiiii, los aprenden, no fue una pérdida de tiempo. Pero también son “piezas” únicas y te sorprenden…lo otro también sorprende. Seguir leyendo “Los hijos y sus señales de crecimiento”

Sin Registro Sanitario, pero “cómaselo y ahorita”

20160527_073457.jpgHago el tramo Lima – Cusco, ciudad donde nos hacen bajar del avión para hacer migración (a la ida), y para ventilarte un poco (al retorno).

En pleno vuelo nos entregan la cajita con el refrigerio. Una caja el doble de tamaño de la que reparten en BOA pero con similar contenido…y también con parecidas mañas (ya lo explico).

Decidí no abrirla para no tentarme y pecar; la guardé en una bolsa llena de chocolates y demás cositas ricas que llevo para hijos, esposo y compañeros de trabajo.

Llegamos al Cusco y tenemos que descender del avión para…eso, ventilarnos y despertar, 7:00 y 9 grados centígrados, a cualquiera lo movilizan.

En fila india seguimos a un funcionario que nos saca de la terminal y nos vuelve a meter por otra entrada, mientras tanto nos piden pasaporte, pase a bordo, y demás papeles por llenar que no te entregan en el avión, sino mientras haces la fila india en plena manga de la terminal…un despelote, no alcanzan brazos ni manos tampoco cabeza para organizarse. Seguir leyendo “Sin Registro Sanitario, pero “cómaselo y ahorita””

Me dejó cuatro monedas (Revista OH, LT, 2016)

Monica Olmos - Copyright © 2016 Andres Herbas PhotographyNos abrazamos, le di un beso y las bendiciones. “Cuídate, diviértete y trae fotos”, le dije a mi marido que emprendió viaje al Madidi cargado de su cámara, trípode y lentes, y claro, de

ilusiones y emociones: se va a hacer lo que más le gusta.

Me subí al auto y me di cuenta que me había dejado cuatro monedas para la garita del aeropuerto; me fui riendo y recordando todo este tiempo que llevamos juntos, sumando hijos, sueños, metas y pesos. 26 años trabajando juntos en un proyecto de vida que comienza a dar muestras de madurez.

¿Pero sólo cuatro monedas? ¡Qué hombre inteligente y qué mujer persistente! Seguir leyendo “Me dejó cuatro monedas (Revista OH, LT, 2016)”

Lo que yo exijo de la Ministra de Comunicación

 

nm¡Qué hastío y qué pena! Más pena que hastío.

Ministra Paco, ¿será posible escuchar de su persona alguna propuesta que esté a la altura de una funcionaria de Estado como usted, una Ministra de Comunicación?

La escucho desde hace varios años –me impactó siempre percibir su carácter en Panamericana y medios televisivos a los que su persona era invitada para analizar temas de Estado y coyuntura-; jamás he reparado en usted una actitud amable, conciliadora, ecuánime, equilibrada, objetiva; al contrario, su discurso está teñido de beligerancia, confrontación, parcialización y resentimiento social. Me extraña, aunque en realidad no, que una persona con su perfil haya logrado el puesto que usted pretende ejercer. Y me extraña porque en mi humilde criterio personal y profesional, el Ministerio de Comunicación se dibuja en mi imaginario como una instancia que facilita, provoca, ayuda, permita, relaciona, crea, efectiviza las relaciones humanas.

¿Usted sabe que la comunicación también quiere decir comunión? Es decir ¿compartir, entrar en común; comunión de ideas, de valores, de mensajes, de conocimientos, de deseos? Bella palabra ¿no? Seguir leyendo “Lo que yo exijo de la Ministra de Comunicación”

Lo fundamental versus Gabriela Zapata (revista OH, LT, 2016)

gabriela-zapata-en-una-imagen-de-archivo¿Por qué perdió el continuismo de la dupla Evo-Álvaro el 21 de febrero pasado? Unos dicen que fue consecuencia de un gobierno desgastado por la corrupción, el abuso de poder, el discurso vacío, el derroche de dinero en populismo, el entorno oportunista del Presidente y un largo etcétera de hechos reñidos con la lógica y la moral. Otros aseguran que Evo perdió porque 12 tuiteros, feisbukeros y posiblemente algún youtuber importados del imperio norteamericano (valga la aclaración dada la interacción de imperios) contratados para hacer guerra sucia en las redes sociales pusieron en el escenario no tan virtual a Gabriela Zapata, protagonista de una picante y exitosísima serie nacional.

Los hechos anteriores y posteriores al 21 de febrero, me llevan a confirmar que la dupla perdió el Referéndum porque al portador del voto decisivo, le emputó enterarse que el -hasta ese momento intachable Presidente- nos hubiera escondido un supuesto hijo con una señorita considerada “bien” para “el indio”. Tal fue el impacto del biotipo Zapata que las peluquerías han adquirido solvencia en el preparado del tinte de la apenas “cara conocida” que, según la mitad de la comisión investigadora, no es culpable de ningún tráfico de influencias ni incluso conociendo –todos- que la mujer se paseó durante años como Pedro en su casa por ambientes de Palacio de Gobierno, de la Vicepresidencia y de otros Ministerios de Estado. Seguir leyendo “Lo fundamental versus Gabriela Zapata (revista OH, LT, 2016)”

Para entender la tecnología educativa (Revista OH, LT, 2016)

samp86829c1d62576867Para introducirnos en el tema voy a contarles lo que viví hace unos días cuando fui miembro evaluador del examen de competencia de cuatro médicos candidatos a la asignatura de Anatomía. Dos de ellos emplearon presentaciones en power point, el tercero usó un marcador, y la cuarta profesional trabajó con cuatro marcadores de color.

Después de observar el desenvolvimiento en aula, escuchar sus disertaciones y pertinencia de las respuestas, se optó por uno de ellos. Su tecnología educativa -la pizarra y un marcador- se impuso a los recursos empleados por los demás y nos dio una magnifica explicación sobre la anatomía del corazón, supo mantener el interés en su alocución, conectó con la mirada y demostró gran dominio del tema. La candidata de los cuatro marcadores destacó por su planificación, claridad y expertise. ¿Qué pasó con los médicos de las diapositivas? Lo que suele pasar cuando no se sabe emplear el recurso tecnológico y cuando este, en vez de apoyar al maestro, lo perjudica.

¿Los recursos tecnológicos facilitan el proceso docente educativo? No necesariamente. ¿Los estudiantes aprenden mejor cuando el docente usa tecnología moderna y llamativa? No necesariamente. ¿La clase se hace más llevadera cuando el maestro emplea TIC? No necesariamente.

¿Cuándo la clase se hace provechosa para el estudiante? Cuando el profesor entiende los intereses y motivaciones del estudiante, cuando comparte un tema significativo a partir de una comunicación empática y asertiva, y cuando imprime tanta voluntad como energía para enseñar: “…voluntad implacable de hacer bien y de enseñar bien…es el calor con el que se enseña; es la fe con que se trabaja; es el amor con que se cultiva al niño; es la fiebre fecunda que anima toda la vida escolar que brota del profesor” (Franz Tamayo hace 106 años).

Carla Martínez en TIC no son varita mágica para digitalización educativa, recuerda que en “Argentina, Colombia, Uruguay, Chile y México se han entregado millones de dispositivos entre tabletas y computadoras portátiles derivados de inversiones millonarias cuyo impacto es nulo sin una política educativa adecuada, sin electricidad y sin conectividad a Internet”.

“Creo que hasta hace tres o cuatro años vivían nuestros países con la esperanza y fantasía de que invirtiendo en dispositivos tecnológicos y conectividad se iban a empujar cambios en la pedagogía, en la forma de trabajar en la escuela y creo que lo que ha ocurrido es que terminamos de convencernos de que eso no ocurría mágicamente, que la sola presencia de dispositivos no aseguraba cambios reales en las prácticas docentes y tampoco tenía impacto en la calidad”, señala E. Severich, consultor UNESCO. La tecnología no hace a la calidad educativa, esto lo saben pedagogos y tecnólogos, pero no lo quieren entender los políticos que gastan millonadas en el afán: “cualquier país que siga en esa línea va a gastar mucho dinero con ningún impacto”, asegura el consultor.

Está claro que para que la digitalización educativa funcione, la escuela deberá contar con las condiciones óptimas de conectividad (infraestructura, energía eléctrica, internet de calidad, mantenimiento), pero además, serán fundamentales los procesos educativos diseñados para tal efecto: docentes expertos en educación digital, plataformas virtuales para trabajo en equipo y programas (contenidos, estrategias y evaluación) adecuados. Mientras esto no ocurra me quedo con el docente que nos sedujo con un marcador negro, o con la que en 8 minutos dibujó un prolijo esquema de síntesis temática empleando marcadores de color como recurso tecnológico.

http://www.lostiempos.com/oh/tendencias/20160508/entender-tecnologia-educativa

Anoche por El Alto

Anoche estaba con mis colegas de trabajo, en un desgastado taxi a 17 Km por hora.

Atravesábamos parte mínima de ese pedazo inmenso de altiplano, lo hacíamos rezando, cada uno desde su dios, para llegar a tiempo al aeropuerto y tomar el avión de retorno al paraíso. Un paraíso que te recibe con una fetidez que se mete al último rincón del avión y que te anuncia que estas en Cochabamba. Una vergüenza pero en fin, aunque no lo crean, con todos sus olores y demás agregados, Cochabamba es mi amor, pero antes de que se me vaya el empute, los olores que circundan la zona del aeropuerto son cada vez más espantosos y me parece increíble que nuestras autoridades que se dicen tan ecológicas y apaga incendios y respetuosas con el ser humano y con la pachamama, no hagan un carajo con ese problema; hace 25 años respiramos partículas de mierda y parece que a nadie le interesa.

Vuelvo.

El Alto…!qué cosa caótica! A más de uno le sonará racista. La verdad, no me interesa que suene como les suene; pero nadie me quita de la retina lo que veo cada vez que estoy en esa ciudad. Y lo que vi anoche fue un panorama triste, desolador, asfixiante…real.

Pasamos por la Alcaldía quemada…esas cosas que llaman la atención de (alguna) prensa (para que no se enojen todos, sino algunos nomás), mientras la realidad es más dura que cualquier hijo de patrón político.

La realidad es penosa: Cuadras, como diez, de miseria hecha mercado. A poca luz, en medio de la calle, sobre unas rieles en desuso, comerciantes informales revendiendo ropa americana hecha en china.

Y la Alcaldía aún buscando a los culpables.

Me han dicho que El Alto es una potencia económica. Y les creo. Pero mientras les creo, paso en ese taxi viejo y con un conductor casi sordo que apenas entiende nuestra premura, y lo único potente que veo es pobreza, carencia, ilegalidad, informalidad, suciedad, caos, desorden, trancadera, bocinas, irrespeto, sombras y bullas.

¿Racista? ¿Discriminadora? Seeeeeeee……seeeeeee……El Alto es caótico por culpa de un Estado no solo caótico, folklórico el pobre porque mierda que es folklórico…igualito que nosotros que también lo somos.

¿Racista? Como quieras, pero es mi verdad, es la que ven mis ojos con tristeza, claro está.

Dicen que en El Alto se hacen las grandes fortunas, de ahí los cholets y otros anuncios de nueva burguesía…caray, pero lo que vi anoche fue un grupo social enorme comprando de la tierra, una tierra que importa verduras y frutas del Perú, que importa ropa usada para favorecer a un comerciante que no paga impuestos y que es rico a costa de la pobreza…cuándo no….la pobreza, alimento de bárbaros.

Ojalá, en esa mi visión “racista y discriminadora” que algún día este país cambie. Ojalá seamos un poquito más apegados a la ética y a la estética que nos haga una sociedad más exigente con quienes hacen las políticas de Estado.

Esos mercados, en esa planicie alteña, es el más patético signo de una colonización despiadada que ni 10 ni 1000 años serán capaces de borrar porque cohabita con los tenis de caña alta del joven alteño, con el peinado estilo Ronaldo de los mismos jóvenes, con en el vaivén de los enormes aretes de oro de la chola paceña que adora el lujo y el baile (perdón, la danza), está en la fiesta del Gran Poder que moviliza al pueblo al ritmo de una embriagante morenada.

Por eso, cuando me hablan de un proceso de cambio basado en la descolonización, no hago otra cosa que sonrojarme.

¿Qué mirarán Evo y García Linera cuando atraviesan El Alto para llegar al aeropuerto para tomar el avión de treinta y tantos millones de dólares americanos? ¿Será que los llevan por el mismo camino que anoche recorrimos? ¿Cuál será su verdad, no?

“Pedagogicemos” la conciencia ecológica (Revista OH, LT, 2016)

la-granjaDemasiada razón y escepticismo separaron por un tiempo la tríada medieval ética-estética-ciencia. Luego Morin nos recordó que no es posible hacer “ciencia sin conciencia”, y ahí nos encontramos, organizándonos para defender la ecología y el ecologismo, asuntos que han dejado de ser de exclusividad de ONG`s. Hoy, son cada vez más las personas de barrio que expresan su molestia por los agravios que se cometen en contra de la naturaleza.

La tierra se queja, respira fuerte, decide protestar y se quiebra. La tierra se seca y se niega a seguir produciendo. La tierra se humedece y se ahoga en su llanto. ¿Cuánto más debemos presenciar? ¿Cuánto más podremos resistir? ¿Qué corresponde hacer? Quiero responder a esta última pregunta porque de ésta dependen las demás. Y aunque parece que ya es tarde, quiero pensar que aún hay tiempo.

El ecologismo tiene principios científicos y está impregnado de valores “pues la ciencia consiste en la racionalización de un conjunto de procedimientos basados en determinados tipos de valores”, por tanto, es hora de adoptar posturas que además de sonar románticas y parecer subjetivas, sean sobre todo, científicas. Propongo, en consecuencia, la “pedagogización” de la conciencia ecológica. Sí, llevémosla al aula del preescolar, de primaria, de secundaria, saquémosla bachiller, inscribámosla en la Universidad, metámosla al laboratorio, al simulador y démosle un grado de doctorado.

Seguir leyendo ““Pedagogicemos” la conciencia ecológica (Revista OH, LT, 2016)”