La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)


que-es-democracia

Trataré de ser lo menos subjetiva posible, y haré mi mejor esfuerzo para no caerme de la cuerda de la imparcialidad. Difícil de creer en estos tiempos en los que los llamados a actuar como perfectos equilibristas se han convertido en clarividentes, magos, detectives, acusadores, jueces, inventores, creativos…payasos.

Va a ser realmente necesario, importante y útil que desde el lunes, los docentes de las carreras de Comunicación Social y Periodismo se tomen su tiempo para introducir en sus planes de clase, ejemplos de lo ocurrido con el fenómeno comunicacional del Referéndum.

La fiesta democrática (como los periodistas suelen llamar a cualquier proceso  electoral) del Referéndum, se ha convertido en términos comunicacionales, en una joda de proporciones mayúsculas donde ha habido exceso de bebida, música ensordecedora, algunos coletes, varios ebrios descontrolados y muchos sobrios peligrosos y malintencionados.

Esta gran joda democrática, como joda democrática que es, ha convocado la participación de todos quienes, en medio de la algarabía y borrachera, nos hemos permitido decir lo que sea, todo en nombre de la libertad de expresión, de prensa, de palabra y de derechos. Y la fiesta democrática se ha visto empañada por una joda que a cualquier invitado, incluidos los organizadores del evento, debería avergonzar.

En esta gran joda democrática ha destacado el escándalo, el chisme, el invento, la manipulación, la mentira, la acusación, el especulación, es decir, todos los componentes de lo que se podría calificar como típico de una sociedad en pobreza espiritual…la intelectual, vaya y pase, a cualquiera se le perdona un poco de ignorancia, pero la falta o escases espiritual, mierda que es dañina: sí, daña a familias, daña a niños, daña a mujeres, daña a hombres, nos daña a todos…y lo que hemos vivido en estos días de joda democrática, no puede volver a repetirse por tóxica, por maldita, por insolente, por destructiva.

¿Acaso no se actuó en consecuencia? ¿Acaso el gobierno y el proceder de algunos altos representantes, no nos dieron motivo para bebernos y servirnos todo lo que en la mesa había? Sí, no, quizás…pero no era la forma, definitivamente, así no, señores.

Quienes sí hemos ido a la universidad y hemos obtenido un título profesional en Comunicación Social, hemos aprendido que la comunicación y el periodismo, implican ante todo, responsabilidad social: “No hagas pelear, no confrontes, sé justo, honesto, sensato, básate en documentos, respalda tu información, busca la contraparte, responde a una necesidad vital de la sociedad”….a la mierda esos principios básicos de la comunicación y el periodismo. Nos hemos bebido y servido del buffet del escándalo y la especulación porque sabemos, sabemos y sabemos que eso es lo que gusta, lo que vende, lo que excita, lo que fascina, lo que seduce. Nos hemos comportado como unos proxenetas de la más puta de las “verdades”.

Mientras la mayoría de los medios tradicionales servían de replicadores de verdades vendiendo espacios de entrevista y armando talk shows políticos, un par de periodistas jugaban a ser héroes y villanos al mismo tiempo, y los demás invitados a la gran joda, desde el escenario de las redes sociales, se convertían en voceros… vociferando verdades a colores.

Yo no puedo creer que en estas condiciones vaya a ganar el sí, pero tampoco puedo creer que lo haga el no. Lo más honesto es que, como dice mi colega Basura Jordán, nos parta un rayo por putos. Por no haber tenido la capacidad de fundamentar nuestro voto en hechos y razones que no estén relacionadas con la orgía de verdades celebrada en la gran joda democrática.

Mucho que hacer en términos de ciencia comunicacional.

Anuncios

Un comentario en “La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)

  1. Haha re buena la comparación.
    No obstante, a mi si me gusto la joda democrática.
    Fue una de esas borracheras en donde te despiertas a día siguiente sin tu celular, sin tu honor, con un chaqui del mal un cara que da miedo y, a pesar de todo y en contra de toda lógica, dices: ¡Pero que buena joda la de ayer!

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s