Conclusiones indisciplinadas del Referéndum (Los Tiempos, 2016)

56c7c4ac9c261

No me extraña que el resultado del Referéndum para el Movimiento al Socialismo haya tenido como conclusión fundamental un proyecto de ley que intente regular las redes sociales a propósito de la “guerra sucia” desplegada en ellas que, de acuerdo a la lectura del gobierno, promovió el triunfo del NO. A ello, se suman -en palabras del propio Presidente Evo- los periodistas indisciplinados, los medios de comunicación de “derecha” y las empresas encuestadoras que se adelantaron a los hechos.

Y digo que no me parece extraordinaria la síntesis porque –ya lo manifesté en una columna anterior- el nivel de argumentos y debate de las campañas tanto de la oposición (como si fuera una sola) como del oficialismo (que sí es uno solo) ha dejado mucho que desear.

Evo culpa al Facebook, sin embargo, si el Referéndum lo habría ganado el SI ¿las redes sociales serían el “basurero” que son? ¿Si el resultado habría favorecido a Evo ¿las redes sociales estarían hoy en el ojo de la tormenta siendo defenestradas por nada menos que los dirigentes cocaleros quienes impulsan una ley para regularlas? Si las redes sociales son el demonio ¿por qué fueron utilizadas por el propio gobierno y sus jefes de campaña que posteaban y tuiteaban todo el tiempo? ¿Es que lo que ellos subieron a las redes fue digno y lo que subió la oposición no? El gobierno quiere controlar lo que se constituye una amenaza a sus intereses. Seguir leyendo “Conclusiones indisciplinadas del Referéndum (Los Tiempos, 2016)”

Anuncios

La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)

que-es-democracia

Trataré de ser lo menos subjetiva posible, y haré mi mejor esfuerzo para no caerme de la cuerda de la imparcialidad. Difícil de creer en estos tiempos en los que los llamados a actuar como perfectos equilibristas se han convertido en clarividentes, magos, detectives, acusadores, jueces, inventores, creativos…payasos.

Va a ser realmente necesario, importante y útil que desde el lunes, los docentes de las carreras de Comunicación Social y Periodismo se tomen su tiempo para introducir en sus planes de clase, ejemplos de lo ocurrido con el fenómeno comunicacional del Referéndum.

La fiesta democrática (como los periodistas suelen llamar a cualquier proceso  electoral) del Referéndum, se ha convertido en términos comunicacionales, en una joda de proporciones mayúsculas donde ha habido exceso de bebida, música ensordecedora, algunos coletes, varios ebrios descontrolados y muchos sobrios peligrosos y malintencionados. Seguir leyendo “La gran joda democrática (Los Tiempos, 2016)”

Dime (Los Tiempos, 2016)

images¡Qué impertinente que he decidido ser hoy! No voy a hablar de política. Sí, lo sé, sé que hasta acá llegamos tú y yo.

Si te quedas sabrás que la anterior semana no escribí para esta columna porque estaba decepcionada, agobiada, deprimida. Sabrás que hoy no estoy mejor, pero necesito expresar lo que me sucede cuando comienzo a leer la realidad.

Realidad hecha de intereses, de poder, de individualismos y egoísmos; realidad que golpea fuerte cuando trae mentiras, acusaciones, deslealtades, abusos, malas intenciones y olvidos.

No espero cuentos fantásticos, fábulas aleccionadoras, moralidades campeando, historias bonitas; ya no creo en hadas, pues. Seguir leyendo “Dime (Los Tiempos, 2016)”

Mujer histérica

histericaLlovía. Miraba por el espejo retrovisor y ahí estaba. Entre las gotas que caían por el vidrio, me encontré con ella. Traía la misma energía que la primera vez.

Delgada, muy delgada, morena, con gafas grandes y su manera de hablar. Su manera de hablar, cómo olvidarla.

La mujer es histérica, habla como histérica, gesticula como histérica, mueve sus manos como histérica….y se come las uñas como histérica. No cabe duda, la mujer histérica es increíble y me impacta.

Vive para gesticular y comerse las uñas. Apenas suelta los dedos para tomar rápidamente la caja de cambios y seguir avanzando en su camino, uno demasiado rápido, parece. Va al colegio, lleva a sus hijos que la escuchan como yo escucho la lluvia caer sobre la carrocería. Normal, normal con una mamá histérica que gesticula y se come las uñas como una mujer histérica. Seguir leyendo “Mujer histérica”