“No me abandones”


20151204_072750.jpg
Hace 15 años cuando aprendíamos a reírnos juntos de la vida

El único momento en el que te quebraste fue cantando Reina y Señora (Plegaria a la Virgen).

Entre tú y yo, hijo amado, había una distancia que no nos permitía reconocer nuestras lágrimas, entre tú y yo había una multitud, y en realidad, entre tú y yo no había nada que impidiera que ese momento estuviéramos conectados; tu mirada y la mía, tu corazón y el mío un solo cuerpo, un solo sentimiento.

En tu canto me decías que no te abandone mientras algunas lágrimas brotaban por tu joven rostro…me lo contaron después. Algo de eso debía haber porque lo sentía, simplemente lo sentía.

Estás hecho un hombre, un ser que sueña, que ama, que cree, que teme. Eso es perfecto, estás vivo, eres humano y eres error y eres acierto.

“Tengo miedo a decidir”, me decías el otro día. Qué bueno escucharlo porque así sé que lo internalizas.

¿Quién no tiene miedo? Ni te cuento los miedos que tú me provocaste. Miedo a que el médico me dijera una vez más que no había nada; miedo a que te perdiera en medio de esos sangrados aterradores; miedo a conocerte; miedo a educarte; miedo a no controlar mis emociones, miedo a hacer el ridículo por los excesos de amor cometidos; miedo a no saber las respuestas de tus preguntas; miedo a que crecieras; miedo a que no me necesites….y ahora me pides que no te abandone…

La vida está llena de miedos, comienza a darles la bienvenida hijo, hazlos tus aliados, conviértelos en tus movilizadores, descúbrete en ellos y pídeles que sean tu fuerza y energía….los miedos -si eres inteligente y honesto- suelen ser los provocadores de logros y éxito.

No me pidas que no te abandone porque es algo que no está en mis proyectos; es algo pactado con el de arriba, Él sabe que incluso desde la otra vida, quiero estar contigo; y mientras viva, créeme, podría cometer cualquier delito, cualquier error, cualquier fechoría, pero nunca te abandonaría.

Dedicado a Álvaro Joaquín, mi primogénito.

Anuncios

3 comentarios en ““No me abandones”

  1. Tanto la Madre como el padre son fundamentales, son dos maquinas geneticas perfectas, son dos y de dos en dos se realiza la magica perpetuidad de la raza humana, peor aun no hay marcha Atras, naces y Los Padres no hacen ni un pelo de ese hijo, por eso no te pertenesen, los hijos crecen y se van, solo si eres buen padre los entrenas y se marchan eso es todo, si es cierto te dan muchos sobresaltos, es la ley de la vida, o tienes hijos o te quedas solo viviendo la vida loca, pero eso finalmente dise muy mal de un ser humano………GORKY DE BOLIVIA………

    Me gusta

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s