Referéndum Autonómico, entre la anomia y los silencios sospechosos (Los Tiempos, 2015)


centralEl Art. 60 de la Ley Marco de Autonomías y Descentralización señala que un Estatuto Autonómico “expresa la voluntad de sus habitantes”. Pregunto ¿Usted conoce el contenido del Estatuto Autonómico por el que va a ir a votar este 20 de septiembre? ¿Conoce la propuesta general, los rasgos esenciales de la norma, sus lineamientos genéricos, lo fundamental del contenido, los aspectos más importantes, los artículos críticos? Es más, ¿Usted participó del documento, alguien le preguntó su opinión? ¿Usted sabe que esta “norma institucional básica es de cumplimiento estricto, contenido pactado, reconocida y amparada por la CPE como parte del ordenamiento jurídico que definirá nuestros derechos y deberes”; es decir, que es como una “Constitución Política Departamental” de la cual se derivarán las demás normativas? Le pregunto otra vez ¿conoce el Estatuto?

Si el Estatuto Autonómico regirá nuestra existencia como departamento ¿por qué no se lo conoce? ¿Por qué es más importante la novela mediática Kushner-Aramayo, los cordones de Evo, el paraguas de Doria Medina, las respuestas de Miss Bolivia, el debate semántico de dos términos que nos llevarán al mismo destino político, el encarcelamiento de Carlos Chávez o la falta de inodoros en el mercado X?

¿Usted escuchó eso de que sobre las espaldas de los cochabambinos se puede sembrar nabos? Discúlpeme, pero el dicho ha quedado corto, obsoleto: Hoy, sobre nuestras espaldas se puede cultivar un abundante sembradío de vegetales, hortalizas y leguminosas.

Vivimos en tal estado de quemeimportismo que preferimos darnos vuelta y mirar lo fácil y mediato, efímero y superficial, bobo y ridículo, morboso y decadente. Facciones contradictorias de ese populismo que criticamos mientras bebemos un capuchino en la comodidad de nuestra patética y exquisita individualidad comienzan a confundirse con una anomia autodestructiva sin precedente en nuestra historia.

Sí, no queremos darnos cuenta de que hoy la historia está por reinventarse con el referéndum próximo y pocos lo valoran, pocos lo saben, pocos lo visualizan.

El silencio de los inocentes, mañana culpables, no es, sin embargo, menos cómplice que el silencio de los elegidos: José María Leyes convertido en alcalde con el 56,7% de los votos, ha dicho nada sobre el Estatuto Autonómico Departamental por el que tenemos que ir a votar, una norma que nos definirá como cochabambinos, como ciudadanos, como institución. Leyes, acaso, no debería ser el abanderado para decir algo sobre ese documento al que a todas luces le falta seriedad y le sobra incertidumbre. ¿Dónde está nuestro Alcalde opositor, joven y carismático que ha decidido optar por el silencio acaso cómplice?

¿El Estatuto Autonómico es un documento debatido, consensuado, en qué espacios? ¿Es producto de una construcción democrática, participativa, reflexionada, cívica, representativa? ¿Es un documento políticamente honesto y justo? Si lo fuera, ¿por qué presenta errores infantiles como “el departamento está ubicado en el centro del Estado Plurinacional” o “abstracciones” como “Apoyo a la política nacional sobre el cambio climático”, “apoyar la producción manufacturera e industrial” o “apoyar el desarrollo del bachillerato técnico humanístico”?

Señor Leyes, en vez de seguir en campaña mostrándose como el amante fiel de Cochabamba, amigo de todos, conciliador y héroe ¿por qué no sale a la palestra para hacernos conocer su opinión sobre el Estatuto? Sería saludable para la democracia escuchar la voz de un opositor con poder.

Y los demás alcaldes ¿dónde se han metido? Su silencio, idéntico a la anomia que afecta a la mayoría de la población, es más que sospechoso.

¡Ah, ojo! El Estatuto permite la expropiación de bienes a simple utilidad y necesidad pública: ¡Piedra libre a los Batanes!

Para acceder a la publicación de Los Tiempos:

http://www.lostiempos.com/diario/opiniones/columnistas/20150828/refer%C3%A9ndum-auton%C3%B3mico-entre-la-anomia-y-los-silencios_313501_694471.html

Anuncios

6 comentarios en “Referéndum Autonómico, entre la anomia y los silencios sospechosos (Los Tiempos, 2015)

  1. Eduardo Chumacero

    Mónica, realmente que has dado en el clavo y lo que apuntas en válido también para el departamento de Chuquisaca. Nadie, es decir las instituciones como las universidades, los municipios, los colegios de profesionales, etc. dicen nada sobre los estatutos autonómicos y son ellos los que debería orientar a la ciudadanía, perp duermen en sus laureles y se hacen los ciegos y sordos.
    . Yo me permito añadir dos comentarios más a lo que dices: ¿merecen llamarse realmente autonómicos? ¿ porque definen esa calidad? O simplememnte debía ser estatutos? Y el segundo comentario: ¿el voto tiene que ser por todo o nada? Puede que haya aspectos que son muy interesantes y positivos, pero habrá otros que son negativos y deplorables y sin embargo no hay lugar a establecer distinciones. Vamos como borricos al corral…
    Un afectuoso saludo
    Eduardo

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Ay! ¡Cochabamba! El departamento que debió ser el primero en gritar ¡Autonomía!. El departamento que debió ser el primero en decir “sí” hace tantos años y se quedó mudo ante el derrumbe de uno de sus más grandes tesoros, el Lloyd Aéreo Boliviano… ¿Cómo le hubiera servido la autonomía entonces? Quizás hubiera podido salvar ese patrimonio tan maravilloso que era la línea aérea más antigua y confiable de América.
    Y entonces yo me preguntaba como ahora lo haces tu ¿dónde están los cochabambinos? … y lo único que se podía ver a cualquier distancia a la redonda eran esos interminables campos de nabos que a ratos, por espejismo u otra ilusión óptica, parecían moverse en ligeros temblorcitos.
    ¡Bah! Es verdad, Monica. No sé qué es lo que tiene que pasar para que al cochabambino se le mueva un pelo.

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s