Los periodistas deberían (Los Tiempos, 2015)

periodistas-rueda-prensa-getty-07032013La pasada semana, una  joven egresada de Comunicación Social que realiza su Tesis de Grado, me entrevistó para saber por qué razón en Bolivia son pocos los medios de comunicación que rigen su labor a normas de autorregulación, las mismas que se establecen en manuales de estilo, por ejemplo.  Su trabajo de campo que consistió en recoger el criterio de directores de prensa, jefes de información, periodistas y líderes de opinión arrojaba algunos datos que confirman que la mayoría de los medios de prensa bolivianos no tiene o no usa manuales de estilo.

Preocupa constatar que nuestros periodistas no se rijan a un procedimiento autorregulado lo cual hace suponer que lo que se impone en su trabajo diario es la fuerza de la costumbre, la necesidad de la improvisación, la voluntad de quien cubre la noticia o el capricho del jefe que la dispone. El estudio de la tesista y la realidad que todos conocemos, indica que estas formas son las que ordenan la labor de la prensa en Bolivia. Seguir leyendo “Los periodistas deberían (Los Tiempos, 2015)”

El goce de uno mismo

1-a31b75Necesitamos un Lacan o al menos un Freud que nos reconfiguren sexualmente a partir de lo que se constituyen hoy los nuevos medios para identificar nuestros objetos deseo.

Con tanta tecnología digital -nano y móvil- es frecuente llevarse el placer en la maleta y des-cubrirlo en medio de las sábanas de un hotel.

No hablo precisamente de amor, aunque no queda exento como una consecuencia trabajada por y desde el placer construido sobre las bases de la imposibilidad de poseer, de idealizar y visualizar lo deseado. Sí, no es utópico creer que el amor pueda gestarse desde la virtualidad de una relación.  Casos sobran…para bien o para mal. Seguir leyendo “El goce de uno mismo”

Territorio de Colonias (Los Tiempos, 2015)

Asiento 23F indica el pase a bordo, papelucho de consistencia mínima pero de poder absoluto con el que se moviliza a quien por equivocación o convicción “usurpa” otro lugar.

El señor de cuerpo robusto y piel canela estaba posicionado precisamente en el 23F, “mi lugar”. Como tantas cosas que están fuera del marco del respeto hacia el otro me molestan sin disimulo, encontrar a alguien sentado donde le cogió la arbitrariedad, simplemente me irrita.

El señor hablaba por celular y entre que me atendía y no, opté por pedirle que “desenfundáramos” nuestros pases a bordo. Después de evidenciar que su “norma” indicaba pasillo, le insinué moverse. Seguir leyendo “Territorio de Colonias (Los Tiempos, 2015)”

Comunión de sentires

Me provoca escribir desde el corazón. Es que hoy (también) late fuerte, siente en extremo, sobredosis que me hace y deshace todo el tiempo con una intensidad casi insoportable.

Una vez más agradecida con la vida y con ese ser supremo que es bondadoso conmigo. Estoy en las nubes, literal y metafóricamente hablando. Vuelo a Cobija, en modo felicidad. Tengo trabajo lo cual significa un reconocimiento a aquello que entregué, pero además de una nueva oportunidad, tengo otro motivo para humectarme con el bálsamo de la felicidad y es haber conocido a una persona maravillosa.

Dicen que la amistad entre un hombre y mujer no existe, que siempre habrá un interés oscuro por aclarar. Y puede ser cierto, pero no lo creo o no quiero creerlo en esta oportunidad.

Anoche, él y yo nos comunicamos, acción que había sido más que hablar, sí ya lo sabía. Más que escuchar, sí, mucho más que eso.

Comunicarse había sido algo que supera el hablar y el escuchar. Se trata de sentir; es ahí donde se produce la auténtica comunicación.

Sentir es la capacidad de despojarse de máscaras, de posturas, de clichés, de envoltorios y accesorios, de miedos y prejuicios. Es desnudar el alma, es colocar el corazón en las manos del otro para que lo cobije y acaricie.

Hablar y escuchar son solo medios en ese proceso de comunicación verdadera, canales que se  emplean  para llegar más hondo, allí donde se debe llegar, ahí donde no todos y no siempre se es capaz de arribar.

La comunicación auténtica, decir las cosas y el escucharlas con honestidad, es el único camino posible para llegar a ese lugar maravilloso que al final es más que el corazón, un lugar difícil de precisar, será por la fuerza con la que te posee.

¿Hay que ser comunicadora o psicólogo para que la magia de la comunicación auténtica se produzca? No. Sólo hay que ser humano, demasiado humano en palabras de Nietzsche.

¿Una fantasía utópica en estos tiempos corridos y correteados? La verdad que sí, pero una utopía al estilo de Moro: Difícil no imposible y absolutamente necesaria.

Sentir al otro hasta volverse ese otro. Si la comunicación no es esa comunión de sentires ¿qué es?

“Está bien enojado; te va a pegar”

2385_t1Esta tarde estábamos con mi hijo en puertas del “cuarto azul” del Segip donde entregan las cédulas de identidad. La cosa parecía que sería rápida pues solo se trataba de aguardar la impresión y plastificado del documento.

Así sucedió. Dos minutos bastaron para escuchar una triste y detestable realidad: una señora de unos 60 años que cuidaba de sus dos nietos, le dijo a la madre de los críos que se incorporaba a la escena: “Está bien enojado; te va a pegar”. La mujer joven la miró asustada y le dijo “¿sí?”, y se fue rápido en busca del esposo enojadito y pegador. Seguir leyendo ““Está bien enojado; te va a pegar””

El placer de expulsar la basura (Los Tiempos, 2015)

Corazon_A_La_Basura“Una vez que las cosas han sido descartadas, nadie quiere volver a pensar en ellas”…son desecho, sobra inservible de algo que en su momento fue bueno, rico y/o sirvió. Es que “El placer de expulsar, descartar, limpiarse de una impureza recurrente” es algo que la sociedad actual, esa sociedad líquida caracterizada por Zygmunt Bauman necesita para mantenerse activa, en esa búsqueda de cosas nuevas, de experiencias siempre excitantes, de circunstancias que aparenten permanente renovación y novedad, en ese examen que evalúa tu capacidad de asombro y enamoramiento y tu destreza para el aburrimiento y desencanto…la basura está de este lado, del que ya no sirve.

“Los barrenderos son bienvenidos como ángeles aun cuando su misión está rodeada de un respetuoso silencio”, dice Bauman y qué placer produce tirar lo que ya no nos sirve, aunque sea que creamos que ya no nos sirve y sea útil a otros. Seguir leyendo “El placer de expulsar la basura (Los Tiempos, 2015)”

Los políticos hacen apología del machismo (Los Tiempos, 2015)

1331125293_1Carlos Brú que terminó perdiendo la Alcaldía de Yacuiba por el MAS después de que fuera 15 años su autoridad edil, ha dicho públicamente que la ministra de salud  Ariana Campero debía quedarse “cama adentro y con patrón encima” para promover obras sanitarias en la zona. Brú instó a que las chicas no se pongan celosas: “Si nos ordenamos alcanza para todos”. Campero ha calificado esta declaración de “patriarcal, feudal, machista y colonial” y ha demandado una disculpa pública de Brú.

Por su parte, el presidente Evo Morales ha expresado que la gobernación de La Paz se perdió por “machismo y discriminación” en referencia a que la candidata es una mujer originaria; mientras que la propia excandidata a la gobernación de ese departamento y dirigente de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Felipa Huanca, acusó a los periodistas de ser machistas: “Empezando de ustedes son machistas, todos. Han manipulado la información”. Seguir leyendo “Los políticos hacen apología del machismo (Los Tiempos, 2015)”