José María Leyes, virtual Alcalde


La última semana, a partir de la difusión de las encuestas que daban como ganador a José María Leyes, se desató una guerra sucia que por lo menos a mí me dejó indispuesta. Tal cual, con el estómago revuelto producto de una indigestión, entre que quieres vomitar o tomarte un Digestán Compuesto, correr al wáter y llamar al tío hugo o maldecir a todos los dioses por no existir.

Es que la política tal como se practica en Bolivia cae mal y te jode la psiquis, el estómago y el alma….por eso me concentro en el amor, en el trinar de los pajaritos y en el soplido del viento, incluso en el “rugir” de los truenos y relámpagos que resultan ser hasta tranquilizadores.

Cuando rogábamos una sola candidatura, los perversos insistieron en ofrecernos un abanico de posibilidades: a cual más pobre. Yo no sé qué pasa con los que se convierten en candidatos, todos, todos se creen con posibilidades de ganar; todos dicen que van a ganar, y nadie cree en las encuestas…claro, cuando les conviene. Y ahí tenemos la amplia gama de colores con sus respectivos demandantes distribuidos en pedacitos.

Cualquier persona normal se retiraría con un 1, 2 o 10 por ciento. Es lo mismo, el rango habla de fracaso, pero no, ahí están firmes y convencidos de ser los ganadores. No lo entiendo, pero entiendo menos su valentía para no sentir vergüenza. Repito, cualquiera que se quiera un poquito, se va a su casa y no sale al menos en los próximos dos años.

Cuando tontamente pensábamos que el contrincante era uno solo, un señor vestido de azul y negro, bastante arrogante, manipulador y muy fuerte, aparecen los otros y muy a la cochabambina comienzan a jalar las patas del que va primero…entonces el señor de azul y negro mira y se solaza, y se ríe y se nutre y no pasa nada. Mientras los pequeños pero valientes y desvergonzados, los mandados a joderse, no se cansan de jalar y jalarle las patas al de arriba…todo un espectáculo magnífico digno de inspirar al menos sensible e inútil de los dramaturgos clásicos.

Leyes se ha encontrado en medio de un escenario político minado. ¿Así siempre es la política? ¡Qué cosa barata, qué cosa horrible y asquerosa! Hay que nacer, ¿no?

Lo cierto es que muy a pesar de haber luchado contra Goliat y de haberle ganado, y de haber enfrentado batallas con algunos pequeños felinos con rabia, Leyes se ha impuesto en la preferencia del ciudadano. Lo dijeron las encuestas que no gustaron y la presente jornada electoral no ha hecho más que ratificar esas “tendenciosas” y virulentas cifras.

¿Qué significa que Leyes sea el virtual Alcalde del Cercado? Que los cochabambinos queremos vivir mejor porque nos merecemos algo mejor, bastante mejor, diría yo. Nada más que eso.

La gestión del Cholango ha sido triste aunque hay que reconocer que el hombre había sido todo un experto en las artes del disimulo y escapismo; no solo había sido bueno para componer música, sino para recomponerse en otros escenarios, los que nunca debió abandonar porque en la palestra política el hombre se aplazó, luego lo aplazaron y finalmente lo aplazamos todos. Leyes es el virtual Alcalde, entre otras cosas, por el aplazo del Cholango.

No poca cosa ha hecho, sin embargo, la figura de Lucio Gonzales. Mal candidato desde el principio hasta el final. Casi nada de garra o ñeque (para ser menos guerrera), casi nada de carisma, vital para un político, casi nada de todo. Tan mal candidato que ahí tuvo que estar el papá Evo, pasando oxígeno de rato en rato, figurando lo que Gonzales no podía, prometiendo lo que su candidato no podía…con todo, con Evo, con trenes y grandilocuencias por el estilo y una campaña sostenida incluso hasta hoy, Leyes es el virtual ganador.

No podemos olvidar tampoco el efecto contrario que ha tenido la amenaza que hiciera don Evo “no vamos a trabajar con opositores”….ese fue un grueso error, muy grueso y más que el vice no lo haya sopesado. Es que siendo un experto bombero, debió nomás haber distraído la opinión pública pero es tanta la soberbia y la desesperación que creyeron que ratificando las palabras del Presidente, lo hacían mejor. Repito un craso error, y muy caro para el MAS que ha perdido La Paz, El Alto, Tarija, Santa Cruz y su gran plaza, Cochabamba.

Ni qué decir del efecto Suárez/Beni. Su inhabilitación le ha sumado algunos puntos a la oposición más débil, sin duda.

Es que la gente está cansada de soberbia, de amenazas, se ha dado cuenta de que el poder absoluto daña y entonces la población entiende que los equilibrios son saludables y que empacho de poder no sirve cuando de certidumbre se trata, cuando de llevar servicios básicos y de vivir en democracia consta el asunto.

Pero sin duda que el éxito de Leyes no solo se debe a la mala gestión del Cholango jardinero, ni a la candidatura k´aima del exrector de la UMSS ni a la amenaza de papá Evo ni al efecto Suárez/Beni. Leyes ha hecho una campaña limpia y esforzada. Se lo ha visto como un candidato con ganas de trabajar, con una energía propia de un joven de 37, con un carisma notable, fresco, vigoroso y convocador de juventudes.

Perdón, perdón, debo decir algo más. Los ataques de la oposición al MAS también le han ayudado a sumar votos a Leyes porque la población está cansada de las miserias de los políticos vengan de donde vengan.

Leyes no ha ganado por su propuesta, en realidad hace tiempo que nadie gana por lo que propone pues es evidente que los bolivianos no votamos por los programas, cosa que es lamentable por cierto.  La propuesta de Leyes no termina por convencerme, es mas, me ha parecido hasta jocosa en su concepción y terminología. Deberá evaluar su oferta y rediseñar un plan coherente con las demandas y expectativas de los cochabambinos. Está a tiempo.

La Alcaldía no será fácil para José María porque tiene enemigos por todos los frentes, aunque me temo que muchos de ellos ya habrán diseñado su estrategia para hacer sana-sana luego de haberle propinado unos duros golpes de frente y por la espalda. Los otros, los grandes y poderosos, no dejarán de complicarle el camino. Eso está cantado.

Tengo la esperanza de que esos opositores se hayan dado cuenta de sus errores  y que si todavía quedara uno con esos porcentajes ridículos, tenga la decencia de retirarse de la carrera y dirigirse a su casa. Abrigo la esperanza también de que el MAS haya aprendido la lección: Los electores no somos tan pelotudazos como nos contemplan.

La población que hoy ha elegido a Leyes como su Alcalde solo quiere que éste responda la confianza y esperanza, y esperemos que así sea: Esperemos que Leyes sea un Alcalde de calle, de mercados, de escuelas, de barrios, de escucha, de acciones, de trabajo, de ñeque, ese Alcalde que sepa elegir a sus colaboradores y rodearse de la mejor gente, sin cálculos ni miedos, la mejor gente, Leyes.

Un Alcalde que no nos diga mentiras como esa de “Obras sin corrupción”; tampoco queremos alcaldes jardineros ni ciegos, sordos o mudos.

Le vamos a tomar la palabra a Leyes, queremos una Cochabamba que recupere su sitial, que los vecinos sientan sana envidia de nosotros los cochabambinos por vivir en una ciudad hermosa, tranquila y digna de cada uno de nosotros.

Finalmente, esperemos tener un Concejo a la altura de los votos. Será saludable para nuestra ciudad que los Concejales del MAS sean sensatos con ellos mismos y no como los que acabamos de tener, unos señores buenos para nada, otros pasa-pasa, y unas señoras que han hecho el ridículo defendiendo lo indefendible todo por cumplir con el papá Evo. ¡Eso no queremos los cochabambinos nunca más!

Estas elecciones han dejado lecciones que esperemos sinceramente internalice la clase política y sobre las cuales actúe en beneficio de todos, como debe ser.

!Vamos Leyes, ni se te ocurra hacerlo mal!

Anuncios

4 comentarios en “José María Leyes, virtual Alcalde

  1. Javier

    Excelente la brutal descripción de la realidad, que como siempre depende del cristal con que se mire. Básicamente, según puedo interpretar de lo escrito, Mónica está de acuerdo con un esquema bipartidista , tal cual ocurre formalmente en Chile, España y algún otro país más. Se corre el peligro, creo yo, de partir la sociedad en ´pros´ y ´contras´, radicalización que lamentablemente viene ocurriendo en la sociedad boliviana, argentina, venezolana. No menciono la sociedad chilena porque el origen de esa radicalización tiene raíces en hechos de los 70´s. Más que en otros campos, en política nadie sabe para quien trabaja, sin embargo la participación de quien legitimamente aspire a un cargo de elección pública debe estar garantizada sin importar que, con ´mucha´ o ´poca´ vergüenza, sume 1, 2 o 10% de los votos.

    Solo para ser precisos, el MAS no ha perdido Santa Cruz pues nunca lo tuvo.

    Brutalmente verdadero es que se vota por simpatía hacia el candidato y no por el programa. Leyes, como todos los otros candidatos tiene un mensaje demagógico, de enamoramiento del incauto elector y que como usted misma reconoce, raya la comicidad en cierto puntos ofrecidos. Es triste que tengamos que concederle un tiempo para que rehaga y reacomode su ´programa´. Es triste que sigamos siendo unos pelotudazos, que sigamos siendo ´conquistados´ con espejitos y múltiples colores.

    Al correr los ojos por este texto, inicialmente leí que Leyes tendrá difícil labor en la alcaldía por tener muchos ´amigos´, tuve que releer y ver que el texto señala ´enemigos´. Ambos pueden dificultar la labor del ´elegido´ y aún más en una situación como esta en la que los ´buenos oficios´ de muchos ´amigos´ aparecerán. Espero que Leyes no sucumba ante los enemigos ni ante los amigos. Sucede que los mejores no siempre están en el bando de ´amigos´.

    Ojalá que la ´cara´ de Cochabamba cambie en este ejercicio y que el alcalde no sume columnas de ´molmitos´, a no ser que sean para reconocer el buen trabajo que todos esperamos que plasme en este lapso.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

  2. Alfredo

    Muy buen analisis pero creo que falto el…. “efecto Rebeca”…… al inicio de la campaña por la HAM de Cochabamba, Rebeca se presento con una espectativa interesante, a lo que los masistas cochabambinos hicieron que el TSE la inhabilite como candidata, seguramente siguiendo las instrucciones de los pensadores y estrategas politicos del MAS, …..se equivocaron de cucho a cucho….. al inhabilitar a Rebeca hicieron que aparezca Leyes como unico candidato “potable” para la opocision y ahora se ven los resultados…… te imaginas si Rebeca seguia en campaña? sin duda habria compartido el 57% que ahora tiene Leyes, dejando que sea Gonzales el claro ganador….. porque ese 34% que saco el MAS en Cochabamba es el voto duro masista que no cambia por nada ni nadie….

    Me gusta

  3. Marcelo Esprella

    Mejor análisis nos puede haber, me gustaría agregar que así como el pueblo no es pelotudo y se da cuenta, tanbién debe ejercer su derecho a pedir cuentas y hacer control social no solo de las obras, si no de la calidad de la gestión muncipal.

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s