Películas porno y canciones ofensivas (Los Tiempos, 2015)


video-50-sombras-de-greyLas redes sociales han informado sobre la muerte de un par de mujeres cuyas parejas las habrían sometido a experiencias sexuales similares a las que se observan en la película 50 sombras de Grey.  Se ha conocido, por su parte, que más de una ferretería en Europa estaría creando una sección de objetos sadomasoquistas, los mismos que utiliza Christian Grey en el cuarto rojo, amén de las cartas publicadas por madres, intelectuales y psicólogas que advierten sobre los efectos nocivos de la producción cinematográfica que, según los entendidos, no supera en “descripciones” a la trilogía impresa.

Mientras esto sucede en torno a las 50 sombras de Grey, en el país, se ha desatado cierta polémica por una canción interpretada por un reconocido grupo boliviano cuya letra denigraría a la mujer.

Hace 20 años, universitaria aún, asistí a un acalorado debate entre el padre Gregorio Iriarte y el comunicador Marcelo Guardia quienes discutían posturas opuestas en torno a la influencia de los medios de comunicación. En aquel entonces estaba embelesada con la Teoría de las Mediaciones de Jesús M. Barbero y lo he estado hasta ayer.

Durante 20 años he creído que la audiencia negocia el mensaje a partir de su contexto sociocultural; que es lo suficientemente capaz para hacer prevalecer su sentido de pertenencia a su cotidianidad. En esa ilusión, si me daban a escoger entre Iriarte y Guardia, era obvio que elegiría al segundo que defendía a ultranza dicha teoría comunicacional.

Pero sucede que la teoría de Barbero funciona siempre y cuando esas mediaciones también funcionen, es decir que familia, escuela, iglesia, trabajo y otras instituciones actúen como filtros entre la oferta mediática y la realidad. Está visto, empero, que estas entidades son prácticamente inoperantes en comparación con la poderosa presencia de los medios masivos; hoy mucho más que hace dos décadas, claro está.

Más apegada a la realidad que a su construcción teórica, ahora le daría mayor crédito al padre Iriarte quien en Análisis Crítico de la Realidad (1996) dice: “Es necesario que en el hogar y en la escuela se desarrolle un proceso de individualización que permita al joven ser él mimo; tener conciencia de su propia identidad  personal, social  y cultural de tal modo que pueda, libre y decididamente, rechazar todo aquello que le alíen, que lo domine, que le absorba. Que pueda enfrentar, desde el interior de su propio ser, esos “modelos” que proyectan obsesivamente valores de poder, prestigio, riqueza, violencia, consumismo y hedonismo….uno de los aspectos más importantes con relación a los efectos nocivos de la televisión sobre la niñez y la juventud es el de la identificación con los personajes”.

Con instituciones débiles y medios fuertes, los riesgos de encontrar figuras compensatorias están al alcance de un canal, una película, una canción, una 90-60-90; en fin, de lo que sea “digno” de ser imitado.

En 1890 el sociólogo y criminólogo francés Gabriel Tarde aseguró que una parte del comportamiento humano descansa en la imitación y que los valores de una sociedad se establecen, consolidan y extienden a través del proceso de la imitación.

Tarde afirma que el delito -violencia machista, por ejemplo- es un fenómeno de imitación propio de las clases bajas y medias de la sociedad por el deseo universal de superación y por la demanda de comodidad y lujo; ¿individuos sin identidad ni similitud (pertenencia) social, tal cual advierte Iriarte?

Por lo expuesto y conociendo las debilidades que aquejan a nuestra sociedad, no estaría tan segura de la “inocuidad” de las películas porno y de las canciones ofensivas que actúan como líderes sociales.

Para acceder a la publicación de Los Tiempos:

http://www.lostiempos.com/diario/opiniones/columnistas/20150226/peliculas-porno-y-canciones-ofensivas_292630_645614.html

Anuncios

Un comentario en “Películas porno y canciones ofensivas (Los Tiempos, 2015)

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s