“Poema para leerse con una sola mano”


Ella publica un poema erótico; él lo lee una y otra vez y decide comentar: “Un poema para leerse con una sola mano”.

No falta quien se eriza pero no de deseo; se escandaliza por las palabras de él…pero no por las de ella, la poetisa.

¿La magia radica en lo que se escribe o en lo que se interpreta? ¿Es la fuerza del mensaje o el poder de la imaginación?

Nadie se escandalizó por lo que ella escribió…era erotismo puro, fino pero puro y hermoso, sublime, sensual y sexual…como para releerse con una sola mano.

Hubo quien se ruborizó ante la sinceridad del hombre que solo se antojó de sexo. ¡Inmoral el sujeto!

El impúdico vuelve a leer el poema cien veces y con una sola mano; la escandalizada mujer inmóvil frente al poema, se sube la falda, desplaza su calzón, posa los dedos relajados en su intimidad y hace lo que cree necesario en una sinfonía de sensaciones que solo ella escucha.

Mientras esto ocurre alrededor del poema, la escritora se ríe mirándose en el espejo de una peluquería de barrio donde todos los viernes suelen cepillarle su rubia melena.

Anuncios

2 comentarios en ““Poema para leerse con una sola mano”

¿Quieres comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s