Mis “cábalas”

En pocas horas el 2014 quedará en la historia. Recibiremos un nuevo año, uno que al menos suena  simpático. Al no ser un año par no me gusta tanto como el que se nos va, pero no me disgusta porque al fin y al cabo el 5 es interesante y fácil (pienso en la tabla del 5 que fue amable conmigo y mis competencias matemáticas).

Esta mañana escuchaba en una radio ese cuento de las cábalas para la transición de año, no sabía si reírme de ellas o de la risa de los conductores (lo digo en buena  leche). El punto es que eso de las cábalas me tiene hasta el cuello. Los medios se han puesto a enseñarnos un montón (cada año aparecen de diez en diez) ¡y hacen notas periodísticas incluso!  Todo un desperdicio de tiempo (y luego dicen que el tiempo en televisión es oro). Seguir leyendo “Mis “cábalas””

Anuncios

De una periodista a una política

Dicen que las cosas malas hay que olvidarlas. No estoy de acuerdo porque son precisamente aquellas las que te hacen crecer.

Hace unos siete años aproximadamente, viví una de las experiencias profesionales más tristes de mi vida que no quiero olvidar, aunque siga doliendo.

Nunca hablé de esto pero siento que hoy es tiempo de escribir sobre ese hecho que hizo que llorara demasiado. Sí, lloré de rabia, de impotencia, lloré de pena, de amargura, de decepción, lloré y lloré y soy capaz de seguir llorando por eso. Seguir leyendo “De una periodista a una política”

Los números de 2014 – !gracias a ustedes, mis amigos lectores!

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 51.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 19 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

No te cambio

Vuelvo de hacer algunas compras y vuelvo a pensar en por qué te pertenezco y me perteneces, según yo.

¿Serán esos sauces llorones al borde de la ciclovía que al final de las tardes de verano se ven tan bellos? Con seguridad, pero está claro que eres más que esos árboles que me encantan y encantan a mi Fabio también.

Estuve en lugares de “avanzada”, tocando la base de esos rascacielos casi interminables, edificios imponentes que hablan de modernidad, de ingeniería, de hombre, de sociedad, de ambición, de proyección, de poder, que hablan de todo en realidad. Seguir leyendo “No te cambio”

The line del respeto (Los Tiempos, 2014)

FILA.jpg 1Las comparaciones son odiosas, no cabe duda, pero pueden resultar pedagógicas por su potencial didáctico. Voy a apelar a este recurso para detenerme en uno de los aspectos que más me ha llamado la atención de Estado Unidos, país al que le vengo tomando el pulso hace algunas semanas.

No voy a cometer la insensatez de comparar Queens con Cala Cala, por ejemplo. Queens es uno de los cinco barrios de Nueva York en el que habitan más de 100 nacionalidades y donde se pueden escuchar 147 lenguas diferentes. Seguir leyendo “The line del respeto (Los Tiempos, 2014)”

Cuba, te pienso (Los Tiempos, 2014)

ciencia-cubana_ciencia-de-cuba_afectaciones-del-bloqueo-a-la-ciencia-cubana_4Cuba, te pienso ahora más que hace todos mis años, más que hace una semana cuando por varios días te observé a distancia cercana. De día blanca; de noche encendida de colores. Ahí cerquita tú, isla alargada que desde su centro y sus bordes con roca y arena nos ve pasar, y nosotros, los curiosos de ti, te vemos estar.

Uno de los temas sobre el que hablamos con extraordinaria frecuencia durante estos días con nuestros hijos fuiste tú, Cuba.

Qué casualidad que justo hoy (miércoles) que escribo esta columna desde el cuarto de un hotel en Florida donde viven al menos 3 millones de cubanos exiliados, se diera a conocer una de las noticias más destacadas de este 2014 y la más importante desde hace 53 años en lo que hace a la relación Estados Unidos de América – Cuba. Seguir leyendo “Cuba, te pienso (Los Tiempos, 2014)”

De inventos y suicidios (Los Tiempos, 2014)

Escribo esta columna desde El Caribe, uno de los destinos turísticos más preciados del y por el mundo. Ayer nomás -en Cozumel, México- compartíamos muelle con otros cuatro barcos, cada uno con capacidad mínima de tres mil pasajeros; aunque un par de embarcaciones duplicaba esa cifra. ¿18 mil turistas diarios? Mañana, pasado y todos los días llegará otro tanto.

“Se están llevando la basura”, grita uno de mis hijos. Todos acudimos al balcón en respuesta a su asombro: Evidentemente, un barco oxidado relativamente pequeño está recibiendo los desperdicios. ¿No deberían guardar la basura hasta que lleguemos a donde partimos?, pregunta el niño; sí, pero hay países a los que les pagan para ser basurero de otros, respondo. Seguir leyendo “De inventos y suicidios (Los Tiempos, 2014)”

Telemaratón, hacia el cuarto de siglo (Los Tiempos, 2014)

El próximo año la Telemaratón cumplirá un cuarto de siglo; tiempo suficiente para entender por qué esta iniciativa de los cochabambinos está tan metida en sus corazones; para agradecer a cada una de las personas que han hecho posible que la Fundación sume los logros que guarda; para animarnos a reflexionar algunos aspectos que considero podrían fortalecer su labor en procura de celebrar 25 años más de agradecida solidaridad.

Adelanto disculpas si lo que voy a decir no llega a comprenderse  tal como lo que intenta constituir: Ideas para una Telemaratón portadora de aires frescos que reanimen a la colectividad solidaria; esto pasa principalmente por reorientar -democratizar, modernizar y transparentar- los procesos comunicacionales. Seguir leyendo “Telemaratón, hacia el cuarto de siglo (Los Tiempos, 2014)”

Si el mundo supiera…

musica-1Este año amé la música. La canté, la grite, la exclamé, la susurré, la viví, la lloré, la sentí más adentro que afuera…música por qué eres tan así le pregunté a diario; por qué me haces lo que me haces: me tocas, me acaricias y me manoseas; me amas y haces que yo a ti; me invades, me deshaces y me vuelves a armar; me das vida, me matas y me revives. Música, música qué haces conmigo.

Gracias por estar ahí y aquí, siempre junto a mí…

Eres mi mejor vehículo, me llevas y me traes a tiempos y espacios que nadie imagina. Seguir leyendo “Si el mundo supiera…”

!Llegaste!

Ayyayay…llegaste, llegaste rapidito, sin pensarte demasiado, estas aquí.

Diciembre significa nacimiento. Sí….naces tú, nace él, y de paso yo, qué gran coincidencia. Y quiero correr y esconderme y desaparecer.

Diciembre te amo y te odio…eres vida y eres muerte…y eres resurrección y solo por eso te perdono aunque me dueles.

Diciembre eres tanto y tantas cosas para mí que no puedo contigo.

Diciembre, diciembre, qué haremos con tu existencia y con la mía. No lo sé pero por ahora se me ocurre darte la bienvenida.